Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Bhopal: por fin se hizo justicia…

with 2 comments

¿Quién se acuerda en Argentina de Bhopal? Con seguridad, pocos; y la gente joven, posiblemente, ni siquiera sepa de qué se trata. Sin embargo, el nombre Bhopal quedó asociado, para siempre, con una de las peores catástrofes producidas por alguna empresa capitalista.

Sucedió en la noche del 2 al 3 de diciembre de 1984, en la planta productora de pesticidas de Union Carbide India, en Bhopal, en Madhya Pradesh, India. Esa noche hubo  una fuga de 40 toneladas de un gas altamente tóxico, que produjo miles de muertos. Algunos fallecieron en minutos, pero otros fueron muriendo a lo largo de años. Si bien oficialmente se reconoce que hubo 3787 muertos, otras estimaciones elevan la cifra a 16.000, o incluso a 25.000. Muchos murieron luego de largas y penosas enfermedades. Se estima que hoy unas 100.000 personas padecen enfermedades crónicas, como cáncer y desórdenes neurológicos, como secuela de lo sucedido aquella noche de diciembre de 1984. Un estudio del gobierno indio estableció, en 2006, que en total había habido más de 550.000 heridos, de diferente gravedad.

A lo anterior se suma el daño ambiental de largo plazo. Un centro científico, no gubernamental, mostró que, en 2008, las aguas subterráneas estaban contaminadas con materiales químicos tóxicos en un radio de unos 3 kilómetros alrededor de la planta.

Durante todos estos años organizaciones ambientalistas y activistas han luchado por el correspondiente castigo. Muchas investigaciones llegaron a la conclusión de que en la planta había escaso mantenimiento; que se debilitaron sistemas de seguridad para ahorrar costos; que se almacenaban sustancias peligrosas en condiciones inadecuadas; que se utilizaba un método para la producción de pesticida que era más peligroso que el estándar, también para bajar costos; que se había establecido la planta muy cerca de centros densamente poblados; que se abusaba de operaciones manuales; que se ahorraba en entrenamiento de personal y se contrataba mano de obra de baja calificación, para pagar menos salarios. Varias investigaciones establecieron que las reglas de seguridad y los procedimientos de mantenimiento se habían descuidado durante meses.

Como acostumbra hacer el capital, Union Carbide trató de descargar sus responsabilidades echando la culpa a los trabajadores, y en particular a un obrero que se habría “enojado” (aunque nunca pudo dar prueba concreta de esto).

El 7 de junio pasado, esto es, 26 años después del desastre, por fin se hizo justicia. Una corte de Bhopal condenó a siete ejecutivos de la empresa (debían ser ocho, pero uno murió) a dos años de cárcel. Además, deberán pagar la astronómica cifra de US$ 2000, como multa. Warren Anderson, el CEO de Union Carbide al momento del desastre, hoy tiene 88 años y vive tranquilamente en Estados Unidos. Agreguemos que Union Carbide ya pagó al gobierno apenas 470 millones de dólares por compensaciones; los activistas pedían varios miles de millones.

La revista The Economist (26/6/10), comentando la lenidad del fallo, dice que se explica por la política india de no “asustar” al capital extranjero. Hace poco, el gobierno dispuso que las empresas extranjeras deberán pagar un máximo de poco más de US$ 100 millones de dólares, en caso de que se produzca un desastre.

Todo esto es expresión de una orientación bastante general de los gobiernos de países atrasados. Ávidos por atraer capitales, ofrecen las mejores condiciones, no sólo en lo que respecta a la explotación de los trabajadores, sino en lo que afecta a las empresas en inversión para conservar el medio ambiente y aumentar la seguridad. Para colmo, en caso de accidentes (provocados muchas veces por esas mismas condiciones permisivas), las empresas pueden estar seguras de que no soportarán consecuencias demasiado gravosas.

Lo sucedido con Union Carbide de Bhopal se explica por esta lógica. La entrada de esta empresa en India, en 1969, fue parte de una estrategia de alcanzar autosuficiencia en la producción de pesticidas (asociada a la revolución verde en el agro), a cualquier costo. Investigaciones también demostraron que Carbide operaba su planta en Bhopal con estándares de seguridad inferiores a los que aplicaba en plantas similares que tenía en Estados Unidos.

En cualquier caso, en India se ha hecho justicia… capitalista. Para que todo siga más o menos igual.

NOTA: cualquier parecido con cosas que suceden en Argentina (ejemplo, glaciares y explotación minera), no es casualidad. Insisto, es lógica pura; lógica de ganancia, lógica del capital.


Descargar en formato Word
Bhopal, se hizo justicia

Written by rolandoastarita

21/08/2010 a 16:08

Publicado en General

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. El Estado proxeneta, fase superior y ultima de la prostitucio’n del trabajo asalariado. Este es el verdadero fin de la historia a lo Fukuyama.

    Me gusta

    Andres

    22/08/2010 at 12:23

  2. Al individuo, warren anderson..si se le puede llamar algo ahora tiene 90 años y está viviendo felizmente en su mansión en Lonailan, mató a más de 30.000 personas y todavía en 2012, cada semana mueren 2 personas… Este asesino ha matado a más de 200.000 personas y no ha pasado ningún día en prisión. Como siempre la Justicia hace inocentes a los ricos.
    Me imagino que ningún habitante de Bhopal y sus alrededores, cree en la Justicia..
    Ni ellos ni nadie!!

    Me gusta

    Soft

    07/03/2012 at 12:29


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: