Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

CK, un discurso reaccionario

with 87 comments

Rolando Astarita [Blog]  Marxismo & Economía El paro general del juevesEn el día de ayer la presidenta Cristina Kirchner atacó duramente el reclamo de eliminar el impuesto a las ganancias a los asalariados. Su argumento central fue que el impuesto a las ganancias afecta a una minoría, el 19% de un total de 9 millones de trabajadores. Agregó que aquellos que reclaman contra este impuesto adoptan posturas egoístas, típicas de los liberales (Abal Medina acotó que pelear contra este impuesto “es oligarquía, no es peronismo”). CK también dijo que el impuesto debía mantenerse para defender las cuentas públicas. No mencionó siquiera las asignaciones familiares, que es otro de los reclamos centrales.  En síntesis, la idea central que se transmite es que los trabajadores que más ganan deben ser solidarios con los que menos ganan. CK también sostuvo que en Europa están asombrados porque en Argentina los aumentos salariales son superiores al 20%; y atribuyó la muerte de varios gendarmes en un accidente de tránsito a la lucha de los trabajadores.

Como no podía ser de otra manera, el discurso de CK ya ha sido objeto de varias y fundadas críticas. En primer lugar, porque está reconociendo que el 81% de los asalariados recibe menos de 5500 pesos por mes, que es el mínimo (para solteros) que no es afectado por ganancias. Para aquellos que viven en el exterior, digamos que se trata de poco más de 1220 dólares mensuales (si tomamos en cuenta el tipo de cambio oficial), y el nivel de precios en Argentina es similar al que existe en EEUU.  Este salario es considerado entonces “de privilegio” por los K partidarios y el gobierno. En segundo lugar, se ha señalado que CK pasa por alto que se está produciendo un “ajuste” de salarios, por vía de la inflación. Como indica Ismael Bermúdez, en Clarín, desde 2007 la inflación fue del 147% y el gobierno aumentó el mínimo no imponible en apenas el 72%. Así, se rebanó una parte de los aumentos salariales conseguidos (según el cálculo de Bermúdez, el aumento salarial real desde 2007 habría sido de solo el 4,8%). Lo peor es que cada vez son más los trabajadores afectados por esta medida. Hoy, con un ingreso de 10.000 pesos mensuales, “ganancias” se lleva un aguinaldo completo. Pero además, es de mala fe hablar solo del aumento nominal de los salarios, y no mencionar la inflación. Si un gremio cierra un aumento salarial por el 21%, y la inflación es del 25%, habrá experimentado una caída del salario real del 4%. Esto es elemental, y cualquiera lo sabe. En cuanto a vincular las muertes provocadas por un accidente de tránsito con las luchas salariales, es simple incoherencia mental de la presidenta. Pero es funcional a su intento de meter miedo en la gente, para que no vaya a la movilización, y degradar las acciones sindicales.

Todo esto se ha dicho ya, aunque no está de más repetirlo. Sin embargo, hay otro aspecto que quisiera señalar, que tiene que ver con el contenido ideológico del mensaje de CK. Se refiere a su pedido de que los trabajadores que reciben mayores ingresos sean “solidarios” y renuncien a pelear contra la caída de sus salarios (vía ganancias). Pues bien, se trata de un discurso reaccionario, y por donde se lo mire.

Empecemos diciendo que es un hecho que históricamente en el capitalismo hubo diferencias salariales, y por eso el movimiento obrero ha luchado para que los que más ganan no bajen sus salarios, y de ser posible, los aumenten. Y para que los que menos ganan, aumenten los suyos. Toda la historia de las luchas de clases, en el mundo y en este país, estuvo recorrida por este propósito. Muchos e importantes combates de la clase obrera fueron protagonizados por trabajadores relativamente bien pagados, pero recibieron el apoyo del conjunto del movimiento. Es que todo avance de un sector de la clase obrera frente al capital debe ser leído como un paso que mejora las condiciones para pelear del resto. Para no irnos más lejos, recordemos que las grandes luchas del SMATA de Córdoba en los fines de los 1960 y los 1970 fueron protagonizadas por trabajadores que recibían uno de los salarios más altos del país. Y esas luchas abrieron senderos por los que pudo luego mejorar la posición del conjunto de la clase obrera frente al capital. Decir que los mecánicos no debían luchar para ser solidarios con los trabajadores de menos salarios, es un argumento que solo se puede explicar por el empeño en defender los intereses de la clase dominante. De la misma manera, entre los gremios que más se movilizaron en 1975, con el Rodrigazo, estaban los mecánicos, y también los metalúrgicos, que ganaban relativamente bien. De nuevo, alguien podría haber dicho que estaban defendiendo “privilegios”. Pero lo cierto es que la movilización por el Rodrigazo fue el intento más importante de frenar la ofensiva que ya estaba lanzando el capital y el estado contra el trabajo, como respuesta a la crisis que se había iniciado a mediados de los 70.

En fin, con el argumento que está esgrimiendo el gobierno K y sus defensores, habría que plantear que ningún trabajador con un salario superior al mínimo debería movilizarse “para ser solidario con sus compañeros de menores salarios”. Por supuesto, no hay manera de defender este discurso desde posturas “progresistas” o de “izquierda”. ¿A quién se le ocurre plantear que un sector de los trabajadores debe renunciar a una parte de su salario para elevar el de otro sector de la clase trabajadora? La lucha del trabajo debe centrarse en arrancar una mayor parte del valor producido, que hoy el capital se apropia bajo la forma de plusvalía. Por otra parte, sostener que debido a la crisis los trabajadores deben resignar posiciones, es llamarlos a someterse a los dictados del capital. La “receta” típica del capital, y del estado, frente a las crisis, es desvalorizar la fuerza de trabajo para sostener la valorización del capital. Por eso, la clase obrera históricamente opuso resistencia, y defendió sus posiciones. La pelea por aumento de salarios (es lo que está implicado en la disputa por ganancias y por las asignaciones familiares), haya o no haya crisis, es una pelea por la redistribución del valor agregado. Un valor que ha sido generado por el trabajo asalariado, y del cual la clase capitalista, y los funcionarios del capital, se apropian gratuitamente.

Con esto en vista, los socialistas planteamos que los trabajadores no deben redistribuir ingresos al interior de la misma clase (de los que tienen mayores salarios a los que menos tienen), sino obligar a una redistribución del ingreso entre el capital y el trabajo. El planteo de los K-defensores, y del Gobierno, apunta a dividir a la clase obrera, y provocar enfrentamientos en su seno. Los “marxistas” que ocupan altos cargos, o los “izquierdistas” (PC, ex PC y similares) que se alinean con este discurso, cumplen así un rol bien definido. Desde este enfoque, no se cuestiona la división del ingreso entre el capital y el trabajo, sino la división en el seno del trabajo (al pasar, ¿no se asombran en Europa cuando se muestran los índices de distribución del ingreso en Argentina, y en América Latina?).

La posición de los marxistas entonces es la opuesta. Apoyamos toda lucha que arranque algo del botín apropiado por los explotadores. Es en este respecto que he planteado la necesidad de incorporar a los reclamos el combate contra el trabajo en negro y precarizado. Aclaremos que debería abarcar el reclamo de acabar con los contratos basura que se hacen desde el mismo Estado, o grandes empresas, y que formalmente pasan por “blanqueados”. Un trabajador que firma, año tras año, un contrato “de locación de servicios”, sin recibir aguinaldo ni paga por vacaciones, y que está obligado a aportar como “autónomo” (aunque esté bajo relación de dependencia asalariada) está, en los hechos, precarizado. Pero claro, de esto no dijo palabra CK, tan preocupada por “egoísmos” y “desigualdades”.

Por todo esto, es necesario unificar, levantando los intereses más generales del trabajo contra el capital.  Y agregamos que en tanto exista el trabajo asalariado habrá explotación. Por eso, no solo cuestionamos el reparto de la torta, sino también ponemos el acento en quién hizo la torta. La torta (esto es, el valor agregado que se divide en salarios y beneficios) fue generada por el trabajo, pero una parte es apropiada graciosamente por los dueños de los medios de producción. Decir que es “neoliberal” luchar por el salario es propio del discurso que busca disimular este fundamento último sobre el que se levanta la civilización burguesa: la explotación del hombre por el hombre.


Descargar el documento:
[varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como]
CK, un discurso reaccionario

Written by rolandoastarita

27/06/2012 a 10:43

87 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. En este país nadie regala nada, si uno gana un buen salario es por antigüedad en el puesto, por haber tenido capacitaciones, por experiencia, por capacidades y sobre todo por esfuerzo, es injusto nivelar hacia abajo, apoyo a la CGT en el paro; por otra parte las asignaciones familiares deben ser para todos los trabajadores.

    Me gusta

    gabriel

    27/06/2012 at 12:17

  2. Gracias Rolando, por seguir cultivándonos (muchos de tus lectores seguro pasamos por tu clase, en mi caso en la UBA) y elevando la altura del debate, en el cual muchas veces uno lo unico que se encuentra del lado K es obsecuencia y una postura “a lo Bush” de “Estas con nosotros o contra nosotros” y, por tanto, es un enemigo, encontrandose marginado por este progresismo, que pretendio luchar contra un pensamiento unico, pero para tratar de establecer su propio pensamiento como unico.

    Me gusta

    Pablo

    27/06/2012 at 12:28

    • Impecable y consecuente con las ideas fundacionales del socialismo. He aprendido muchísimo con tu blog. Siga adelante compañero.

      Me gusta

      hernan

      27/06/2012 at 12:47

  3. excelente!!

    Me gusta

    ger

    27/06/2012 at 12:56

  4. Pelear por la suba del minimo no imponible es representar a los que estan mejor de la clase trabajadora. La recaudación de impuestos a los ingresos personales apenas aumentó de 1,33 por ciento del PBI en 2003 a 1,92 por ciento del PBI en 2011. El impuesto a las ganancias personales representa hoy alrededor del 6,6 por ciento de la recaudación tributaria total. Este porcentaje en los países de la OCDE (países desarrollados) es en promedio de 25,3 por ciento. Lo correcto, en vez de pedir la suba del mínimo no imponible de vuelta, para luego de 1 año tener problemas otra vez, sería actualizar y precisar con criterio de progresividad alícuotas, deducciones y escalas de la base imponible.
    A nadie se debería excluir del pago de impuestos; ningún salario debiera ser menor a $6.000, y a partir de ahí, a mayor salario, mayor porcentaje de gravamen.

    El problema es por ej. que cuando una gobernación aumenta 80$ de impuestos al año a una hectárea de tierra te decretan un paro de una semana, y esa hectárea cotiza por encima de los 50000 u$s.
    Otro problema es pensar que a la mañana Cristina se levanta y pone los precios por lo cual hay que repudiarla a ella antes que a los que ejercen el control de los precios y mercados. Asi, cuando se consiguen paritarias del orden del 20% en ese mismo año, los empresarios especulan con la economía y crean una inflación del orden del 25%, para poder comerse esas paritarias y maximizar su ganancia.

    De ultima un kirchnerista, habla de una economía con un estado presente que posee cierta cantidad de sistemas productivos y una burguesía nacional, que debe tener un poco de conciencia social, y redistribuir con su entorno. Del fortalecimiento de la economía, mediante un mercado interno prospero… Paradójico, ver personas con programa “clasista”, que habla sobre generar conciencia de clase

    Creo que hay que plantear mejor el enemigo principal… Le están haciendo el juego a la reelección de Moyano en su burocracia sindical, porque esta jugada política es con esa intención. En Cuba este mismo tipo de paro sería reaccionario, ya que los camioneros no aspiran al bien de las mayorías sino a su propio bien, mediante el fortalecimiento de la figura de Hugo.

    En la matriz distributiva actual el empleado sindicalizado, en blanco y con salario sujeto a ganancias es un privilegiado. Y las quejas de los privilegiados nunca me cayeron muy bien.

    Me gusta

    Guido

    27/06/2012 at 14:41

    • Respecto a lo que dice Guido¿privilegiado alguien que dejó de cobrar asignaciones familiares desde el 2008?, no estoy para nada de acuerdo con eso, se habla solamente de ganancias pero no del tema de asignaciones; tener un hijo te aumenta el presupuesto terriblemente, cuando tenés un hijo internado, o te nace prematuro hay que afrontar gastos siderales, no todos tenemos la suerte de tener un avión presidencial destinado para un caso de sobredosis…

      Me gusta

      gabriel

      27/06/2012 at 17:55

    • Estimado Gabriel, sucede que cuando no se tiene un análisis de clase, se dicen estas cosas. Un trabajador asalariado es un explotado por el capital, así realice trabajos complejos; de manera que no puede ser un “privilegiado” porque tenga un ingreso algo superior al que reciben otros trabajadores. El problema que tiene esta gente es que quieren tapar la realidad de la explotación por todos los medios. El foco está puesto en la conciliación de clases. Mejor dicho, no hay clases. Acabo de escuchar a CK hablando de la sociedad de “chanchitos” que pelean por el poder, y haciendo un símil con la sociedad actual. Esta “sociología para chanchitos” es aplaudida como una genialidad por los intelectuales progres y de izquierda. ¿Cómo pueden entender la teoría de la plusvalía, o las clases sociales? Imposible. Por eso producen ideología y discursos reaccionarios con tanta naturalidad.

      Me gusta

      rolandoastarita

      27/06/2012 at 18:37

  5. Ayer la presidente esbozó una teoría de la que yo no tenía noticias, al dividir el ingreso entre asalariados y empresarios (con la idea ya tradicional de una cuota “natural” del 50 por ciento a la que debería llegar cada parte) y postular que las desigualdades se deben a una suerte de explotación de los trabajadores pobres por los “ricos”, por un lado, y de los empresarios pequeños por los grandes, por el otro. De esta manera la redistribución del ingreso entre capital y trabajo quedaría ya anulada, como aquel viejo chiste de la Revista Barcelona en la que se dice que “La redistribución del ingreso ya se hizo. Lamentablemente no alcanzó para los pobres”.
    Ahora hay trabajadores oligarcas y empresarios precarizados… todo esto debería hacer huir en masa a la manga de progres que tienen algún recuerdo vago de aquella cuestión de la plusvalía, pero mucho me temo que eso no va a suceder. En cambio van a elogiar las dotes oratorias de “la presi” y a deformar aún más sus discursos habitulaes para acomodar este nuevo corpus teórico.
    Está muy bien, que se note mucho mejor de qué lado están y cómo piensan.
    Saludos.

    Me gusta

    Ezequiel

    27/06/2012 at 15:13

    • sos de la plata¿? no sabes en donde se haga un taller de lectura del capital y de marxismo economico para asistir?¿ ya que estaria muy interesado en asistir

      Me gusta

      javier

      27/06/2012 at 18:22

    • el comentario que puse me salio con un email y nombre que no es mio y no se porque… lo digo por las dudas que respondas, saludos

      Me gusta

      ignacio

      27/06/2012 at 18:25

    • Javier o Ignacio, si la pregunta está dirigida a mí, sí vivo en LP pero no tengo noticias sobre algún taller, pero puedo averiguar. Si encuentro algo, lo comento aquí. Por ahí en la siguiente página te puedan ayudar mejor:
      http://talleresdelecturadeelcapital.blogspot.com.ar/
      Algo parecido son las lecturas de David Harvey que están en Youtube: http://www.youtube.com/watch?v=gBazR59SZXk&feature=relmfu que están en inglés pero se pueden activar los subtítulos en español con el botón “CC”.
      Saludos.

      Me gusta

      Ezequiel

      27/06/2012 at 19:35

    • bueno gracias por la respuesta… pensaba y si hacemos un taller de lectura¿? a mi me parecería muy interesante para organizar uno ya que en la plata de esto no hay nada y creo que podría ser de mucha utilidad. Espero tu respuesta. Rolando disculpa que te usemos el lugar de foro pero bueno, con respecto a lo que planteas en la nota estoy plenamente de acuerdo.

      Me gusta

      ignacio

      27/06/2012 at 19:56

  6. pienso que en esta lucha de ideologias (oficialistas y oposcitores) el que pierde siempre es la gente.Les hacen un ida y vuelta en al cabeza con pensamientos y la gente se termina pudriendo,es decir,todos nos podrimos y esto puede terminar con una hegemonia de esta idea de gobierno por varios años mas o saqueos , piquetes , paros (mucho mas movilizador que el de hoy) ,muertes ,et etc etc.Mejor dejemosno de joder y que triunfe la izquierda de una vez por todasssssssssss

    Me gusta

    emiliano

    27/06/2012 at 15:19

  7. Otra cosa, los reaccionarios son los personajes con los que se atreven a marchar los troscos, dicen que no hay gravamen a la renta (lo cual estamos de acuerdo pero) y marchan con Buzzi de la federación agraria que viene de hacer un paro por aplicarle una revalorización a sus hectareas. El PRO; Macri está en la marcha, Moyano, Barrionuevo, DE NARVAEZ! y atrás de todo está Scioli. Si habás de reaccionarios, esos son los reaccionarios.

    Me gusta

    Guido

    27/06/2012 at 15:24

  8. Comparto todos los argumentos sostenidos en la nota (no asi las fuentes, Clarin no tiene autoridad moral para fundar nada, menos mediciones sobre inflación).Difiero en pensar que pueda ser Moyano, el que pueda llevar legitimamente al frente estas consignas.Por su condición muy poco clara que combina la representación sindical y la propiedad de empresas, que el mismo reconció estan vinculadas comercialmente al sindicato.

    Me gusta

    ricardo

    27/06/2012 at 16:22

  9. Muy buen análisis Rolando. Lástima que la izquierda esté tan perdida. Especialmente los del PTS no les vendría mal leerte un poco, lástima que no los dejan…será que no quieren que los hagas entrar en “contradicciones”?

    Me gusta

    Roxana

    27/06/2012 at 19:59

  10. Rolando, excelente texto. Me parece que en este párrafo hay un error: “…Pero lo cierto es que el Rodrigazo fue el intento más importante de frenar la ofensiva que ya estaba lanzando el capital y el estado contra el trabajo, como respuesta a la crisis que se había iniciado a mediados de los 70…”. ¿No debería decir: LA LUCHA CONTRA el Rodrigazo fue el intento de frenar la ofensiva…”? Saludos.

    Me gusta

    Armando

    27/06/2012 at 21:00

  11. Muy bueno que los compañeros se interesen por estudiar el capital, que busquemos argumentos marxistas para responder a la ideología burguesa. Me gustaría que lean un discurso reciente de CK, que me parece que no debería pasar desapercibido: http://www.casarosada.gov.ar/discursos/25918-almuerzo-en-el-council-de-las-americas-palabras-de-la-presidenta-de-la-nacion.
    Fijense como les habló a las “corpos”, alguién cree qué les dijo oligarcas?, egoístas?. Fijense, cómo les ofrece negocios, su “defensa del modelo”, su concepto de capitalismo…me perdí la de los “chanchitos”, la voy a buscar.

    Me gusta

    Omar

    27/06/2012 at 21:09

    • Compañero Omar. Lo mismo hacía Perón. Una cosa eran sus discursos ante las asociaciones empresariales de la época, en los que hablaba de su movimiento como la mejor forma de contener el avance del comunismo y preservar el estilo de vida occidental y cristiano y otra frente a los trabajadores en los que hablaba, como dice la marchita, de ‘Combatir al capital’, con la diferencia de que en ese momento se podían hacer algunas concesiones más substanciales a los trabajadores como forma de domesticar sus veleidades revolucionarias y hoy no superan los paliativos para contener la pobreza por el peligro potencial que representan los estallidos sociales. Hace mucho, un compañero proveniente del estalinismo y que hoy milita en La Campora, me decía que el doble discurso de Perón era un enigma. Había que ver a quien le mentía. Por mi parte no quedaban dudas. Pese a las pujas por el reparto, la burguesía tenía bien en claro que el que fuera un joven subteniente fusilador de obreros a las puertas de la Krieguer Vasena, no podría ser luego, seriamente, ‘El primer trabajador’. La política de la era K en materia de ingreso, no es la socialización de la riqueza, sino, de la miseria, no por que falte riqueza, sino, por que, una vez garantizada la ‘levantada en pala’ (Mecánica) de la burguesía, es menester que todos los trabajadores agarren con la misma cucharita. Tal vez un dedal.

      Me gusta

      AP

      28/06/2012 at 00:06

  12. Esuna verguenza que le roben asi al trabajador,no tienen la menor idea de lo que cuesta mantener una flia con un sueldo de 5.000$,no teniendo vivienda propia o teniendo hijos estudiando.

    Me gusta

    susana

    27/06/2012 at 23:20

  13. Muchas gracias por aclararnos tanto el panorama Rolando. Quisiera consultarle, ¿sería correcto considerar al impuesto a las ganancias como una plusvalía tributaria? Porque si bien el plusvalor ya ha sido generado durante el proceso de trabajo mismo, simultáneamente con éste, al apropiarse el Estado de este porcentaje que se deriva directamente del salario, ¿no estaría actuando como un capitalista general, colectivo?

    Me gusta

    Juan José

    28/06/2012 at 03:26

    • A medida que va aumentando el tributo que pagan los trabajadores, bajan los salarios y aumenta la plusvalía; sólo que ésta es apropiada bajo la forma de impuestos. En este sentido es muy importante el concepto de Marx (también de Ricardo) de que los impuestos son plusvalía.

      Me gusta

      rolandoastarita

      28/06/2012 at 14:41

  14. Veo a Astarita defendiendo las huelgas financiadas por EEUU en el Chile de Allende. Su maximalismo, que no deja de ser nihilismo, lleva a arrojar al vertedero todo el tablero geopolítico, y a posicionarse en un eterno inconformismo en una trinchera bien definida, aunque camuflada con una coartada marxista. Sólo tienen que ver sus artículos y ver hacía donde van los dardos mayoritariamente.

    ¿ Apoya usted la guerrilla de Las Farc igual que apoyó la rebelión libia?

    Me gusta

    Gramsci

    28/06/2012 at 04:05

    • Digamos, el mismo argumento de los stalinistas cuando decían que Trotsky era agente del imperialismo norteamericano, Zinoviev del imperialismo alemán, o los críticos del régimen financiados por la CIA. Que era a su vez una repetición de la acusación menchevique a Lenin, “agente de Alemania”. Hay que resignarse, hasta aquí les dieron las neuronas, y están condenados a repetir la infamia, eternamente.

      Me gusta

      rolandoastarita

      28/06/2012 at 08:58

  15. Nunca en mi vida escuche un discurso tan reaccionario y gorila como el de Cristina en condena nacional. Ni en epocas del menemato, donde se rifaban las empresas y el champagne amenizaba las veladas de ese confrate liberal-peronista, a Carlos Primero se le escaparon semejante conceptos de talante tan derechoso. Cristina ha cavado trinchera desde la derecha, situado sus piezas de artilleria y el unico blanco al que le concentro su fuego verbal fue a la clase trabajadora.
    Si ha servido para definir posiciones tanto entre simpatizantes del modelo K como en los que no simpatizamos con un gobierno burgues, que paga deuda, ajusta salarios y nada habla de impuestos a los ricos.

    Me gusta

    maloperobueno

    28/06/2012 at 13:42

    • La derechizacion es de verdad alarmante pero previsible .Lo que no puedo dilucidar es porque una organizacion dirigida por empresarios(dueños de medios de produccion) que utilizan la organizacion sindical como medio para negociar y gestionar intereses como propietarios, pueden ser referentes para una alianza tactica, la presencia de la izquierda en una actitud pasiva sin ningun relieve no puede sostener el argumento de que estuvo para pelear por conquistas apropiadas por el sistema.Si, estuvo en terminos politicos en medio de una confrontacion interna del partido peronista.Las conquistas apropiadas por el sistema y la lucha contra la explotacion se daran cuando los trabajadores y los sectores populares planten un nuevo escenario para iibrar esa pelea.Hace un tiempo un amigo me pregunto hace cuanto que la clase obrera no da una pelea ofensiva? es decir politicas (programaticas organizacionales etc) desde hace mas de cuarenta años !! Lo que me llevo a plantear que si no hay una profunda revision de los analisis con los que se nortea la izquierda,no hay niguna “posibilidad” de ser una herramienta efectiva para la lucha .No se puede encarar un camino con un mapa mal hecho el resultado siempre sera infructuoso.

      Me gusta

      nestor

      28/06/2012 at 17:00

  16. Los argumentos de los K para responder a los acontecimientos suscitados alrededor del impuesto a la ganancia y la plaza de Moyano, a demás de reaccionarios muestran una diferencia esencial entre los ‘progresistas’ y los socialistas. Me refiero a eso de que hay trabajadores privilegiados por vender su pellejo a mejor precio, mientras que la inmensa mayoría no posee la misma suerte. La pobreza no es en sí un problema, es en todo caso una consecuencia. Para nosotros la cuestión es la explotación del capital sobre el trabajo, sin importar la remuneración que percibamos por nuestro trabajo. Los ‘trabajadores oligarcas’ – A. Medina – siguen siendo trabajadores a los cuales el capital le expropia tiempo de trabajo. La relación es en si misma conflictiva para toda la clase en su conjunto.

    Me gusta

    aristides

    28/06/2012 at 19:53

  17. Dice Rolando:
    “Con esto en vista, los socialistas planteamos que los trabajadores no deben redistribuir ingresos al interior de la misma clase (de los que tienen mayores salarios a los que menos tienen),”

    La lucha de los “socialistas” es contra el pago de impuestos al Estado? Es contra los descuentos para OS y jubilaciones? Son instrumentos redistributivos dentro de la misma clase. La plusvalia se la lleva el Estado? y el plus que camioneros exigia a la patronal para compensar ganancias?

    La lucha de los “socialistas” se sintetiza en los impuestos que recauda el Estado y no que la patronal compense el sueldo. Por ahi eso explica las adhesiones de las patronales del megaagricultura transgenica, el PRO neoliberal de Macri y De Narvaez (por no citar el contexto del golpe en Paraguay )

    Que lectura extraviada Rolando!

    Me gusta

    Predicad0r

    29/06/2012 at 06:23

    • Primera cuestión: los impuestos son una parte de la plusvalía. Por impuestos se entiende, lógicamente, la parte de la plusvalía que es destinada a pagar los gastos generales del mantenimiento del estado. El descuento de jubilaciones es un salario diferido (una cuestión que he tratado ya hace años, en la vieja Debate Marxista). Por eso se trata de cuestiones de diferente orden.
      Por lo tanto, dado que el impuesto es plusvalía, las formas que tiene el estado de recaudar impuestos configuran un problema ajeno a las preocupaciones de los marxistas. Es claro que esta perspectiva se ha perdido entre tanto “socialista” que quiere colaborar con el estado, y adopta posturas “de estadista”. Pero en las viejas tradiciones de la socialdemocracia, los diputados socialistas jamás votaban los presupuestos del estado, para marcar esta diferencia y postura crítica. Por eso también Marx aconsejaba que no debía ponerse el acento en las formas de recaudación a la hora de formular demandas.
      Segunda cuestión, y la fundamental en esta coyuntura: la no actualización de las alícuotas y de los mínimos no imponibles está actuando como un ajuste sobre los salarios. Esta es la clave de lo que está ocurriendo: están bajando los salarios. Es el contenido fundamental de lo que está haciendo el gobierno, y de lo que están defendiendo los kirchneristas, de todos los colores. Por supuesto, para debilitar la resistencia de la clase trabajadora, tratan de dividir, de enfrentar a un sector contra otro, de meter la idea de que un trabajador que gana 10.000 mensuales, y tiene que mantener una familia con esto, es un “privilegiado”. Es una propaganda reaccionaria, por donde se la mire. Por supuesto, para esto tienen que ocultar o falsear, en todo lo posible, la teoría de la explotación y de la plusvalía (algún kirchnerista llegó a decir en estos “comentarios” que hablar de estas cosas es “maximalismo”).
      Y tienen que agitar el tema del golpe. Voy a tratar esta cuestión en una nota próxima. Por ahora, solo señalo que es el típico argumento que esgrimió el stalinismo y los conciliacionistas de todo tipo, en las más diversas coyunturas, para que la clase obrera no pelee por sus reivindicaciones. Es el argumento perfecto para que los trabajadores acepten sin chistar ajustes y políticas regresivas. “Si protestan, favorecen a la derecha”, es la cantinela de siempre. Con ese argumento no había que hacerle paros a Alfonsín, por ejemplo (¿acaso la SRA no estaba en contra del gobierno radical? ¿acaso Neustadt y La Nación no estaban también en contra de Alfonsín?). Con ese argumento no había que luchar contra las políticas de Isabel Perón y sus ministros López Rega y Rodrigo. De algo estoy seguro: no se trata de lecturas “extraviadas”. No hay “extravío” en estos discursos. Hay defensa de intereses de clase, que están bien definidos.

      Me gusta

      rolandoastarita

      29/06/2012 at 09:15

    • Gracias por la respuesta Rolando, por la explicacion entiendo entonces que tu postura y la de la izquierda que adhirio es por la conceptualizacion de Estado de Marx del siglo 19. La oposicion a la recaudacion de impuestos del “marxismo” parece coincidente con la del liberalismo decimononico de los neoliberales siglo xxi.

      Suponemos que de la lucha historica por el no pago de impuestos al Estado burgues no se han vistos beneficiados simultaneamente los objetivos de “marxistas” y “liberales”. Entiendo que evaluan que en la coyuntura postneoliberal de la latinoamerica actual hay que ir por la plusvalia de los impuestos para desarticular al Estado burgues y no que las camaras patronales compensen los salarios.

      Entiendo que un casado con un sueldo de $8000 paga -le ajustan el sueldo- algo asi como $20 por mes de ganancias. Politicamente me imagino que se habra evaluado que era mas benficioso para los proletarios ir por esos $20 , no por un aumento mayor que el 25% de aca al 2013 y aliarse con Moyano, Benegas y Macri.

      Ahora como es que estan “bajando los salarios”? En la nota que citas a Ismael Bermudez (un jerarca de Clarin que creo que es el hermano de Jorge Altamira?) afirma que los salarios en promedio subieron 4,8%?

      Coincido que el discurso de la presidenta tuvo topicos reaccionarios. Ahora me quedo pensando si oponerse a la recaudacion de impuestos no puede ser reaccionario. Otro interrogante es preguntarnos (no me atrevo a afirmarlo) si no es reaccionario ser el furgon de cola del Momo. Tambien me queda picando que lectura se hara desde las viejas tradiciones para la plusvalias destinadas a OS y jubilaciones

      Saludos.

      Me gusta

      Predicad0r

      29/06/2012 at 10:24

    • Alguna precisión: Primero, yo respondo por mis posiciones, no por las de la izquierda en general, que adhirió al acto. Efectivamente, sostengo que la teoría del valor y de la plusvalía de Marx tiene vigencia. Esta teoría sostiene que todo el valor agregado es producto del trabajo humano. Por lo tanto los impuestos no pueden ser sino plusvalía. Esta concepción “decimónica” es la única que sirve para explicar el asunto (a no ser que usted adhiera a las teorías neoclásicas del capital).
      Segundo, la lucha que reivindica el marxismo es por la defensa del valor de la fuerza de trabajo. La lucha por el salario puede implicar (aunque no necesariamente, como creía Ricardo) que baje la plusvalía apropiada por la clase dominante. La forma en que se reparta esa “perdida” al seno de la clase dominante, no es de incumbencia de los marxistas, ni tiene por qué serlo de los explotados. De acuerdo a la teoría de la plusvalía, esta última se divide en ganancia, interés, impuestos y renta de la tierra. Lo que intenta el gobierno es bajar los salarios para aumentar la masa de plusvalía. Esta es la esencia (“decimónica”) de la cuestión.
      Tercero, es una estupidez sostener que los marxistas se oponen a la recaudación de impuestos. ¿De dónde saca usted semejante cosa?
      Cuarto, traer a colación que Ismael Bermúdez sea de Clarín o hermano de Altamira constituye un ataque “ad hominem” que me produce asco. Hay que analizar si los datos que presenta son ciertos o no, y no atacar de esta manera. En lo personal, he tratado de mantenerme al margen de estas infamias que hacen circular, pero estos métodos son nauseabundos. Ustedes descalifican a alguien por el solo hecho de ser periodista de un diario. Pero callan si un dirigente gremial participó en grupos de tareas de la dictadura, siempre que apoye a CK; o si un canciller aplaudió a la dictadura militar. Cada vez encuentro más parecidos entre estos métodos y lo que le he visto hacer a los stalinistas durante décadas.
      Quinto, ayer se presentó en TV el caso del camionero al que en las redes le atribuían salarios de 20.000 o 30.000 pesos. Lo real es que el hombre gana 10.000, tiene cuatro hijos, y le descuentan unos 1000 por “ganancias”. Lo real es que los salarios están bajando porque cada vez más gente está sufriendo ese “descuento”. Es una manera de birlar una parte de los aumentos salariales que se logran. Muchos convenios están cerrando por menos de la inflación anual; y al no aumentarse los mínimos, más y más gente entra en los descuentos. Es este ajuste el que están defendiendo ustedes.
      Sexto, ya le expliqué que las jubilaciones son salarios diferidos (una noción que plantearon los regulacionistas, hace añós). Algo similar ocurre con los descuentos por servicios de salud. Se lo explico de la manera más sencilla posible: en mi trabajo la gente que maneja la obra social me descuenta x pesos por mes. Esto no es impuesto, simplemente es una parte de mi salario que destino al cuidado de la salud. Si no existiera ese descuento, ni obra social, debería separar por mes una z cantidad de dinero para esos gastos.
      Octavo, decir que no hay que participar en una lucha porque la dirección es pro-burguesa es una tontería. Ya lo he explicado en notas anteriores. Cantidad de luchas obreras son convocadas por direcciones que tienen pactos y acuerdos con la una u otra fracción de la clase dominante. Si mañana Gerardo Martínez convoca a una huelga por alguna reivindicación concreta de los trabajadores de la construcción, apoyaré esa medida, con independencia de lo que opino de Martínez. Lo critico ahora, y lo criticaré entonces. Por supuesto, es una posición bastante distinta de la que tienen ustedes frente a Martínez. Lo protegen y callan sobre su pasado. Pero estarán dispuestos a acusarlo de “fascista” no bien saque los pies del plato. De nuevo, es lo que les he visto hacer toda la vida a los stalinistas.

      Me gusta

      rolandoastarita

      29/06/2012 at 11:51

  18. Sí, Rolando, pero no hay que perder de vista que, muchas veces, las cosas después de esas luchas, resultan, para los trabajadores, mucho peor que durante o antes de esas luchas. Por ej., lo que pasó a partir del ’76 o después de las inmensas movilizaciones de los ’80 que expresó Ubaldini, no es claro que, después de eso, vino un empeoramiento de las condiciones de los trabajadores?

    Es obvio que no es culpa de las luchas obreras, pero éstas deben atender a algo más que la “contradicción capital/trabajo” en un sentido genérico.

    No pocas veces, el capital lleva esa contradicción a un terreno que se desintegra en sí mismo, lo que hace que el resultado de la misma sea indiferente.

    Uso una metáfora para que se entienda la idea.

    Supongamos que la lucha entre el capital y el trabajo se da arriba de un puente que el capital está por dinamitar en sus columnas de sostén. Si alguien perspicaz de la clase obrera se da cuenta ¿en qué terreno se tiene que poner la clase obrera? ¿De qué sirve seguir peleando ahí arriba si están a punto de ganarte de otro modo?

    De lo que hay que ser concientes es que todo movimiento o posición en el tablero de una sociedad además de hacer el juego propio, le hace el juego a alguien, independientemente de la voluntad propia, y hay que ser concientes y evaluar si ese alguien al que le hacés el juego tiene la capacidad de destruir, luego, tu propio juego. Porque, si tiene esa capacidad, entonces hay que abstenerse y buscar la forma de plantear la lucha evitando tu destrucción.

    La lucha contra el capital, como la plantea el marxismo, no debe basarse en la simple percepción. Debe basarse, a mi juicio, en la interpretación y comprensión de las intenciones estratégicas de los sectores dominantes del capital. El capital, al ser una dimensión global, está lleno de sombras contra las que no debemos pelear, sino que debemos identificar en todo tiempo y lugar la fuente real que las proyecta.

    Me gusta

    oti

    29/06/2012 at 11:12

    • Oti, quiénes están por dinamitar qué puente? Si tu metáfora tuviera algún sentido, una dirigencia política como es el kirchnerismo que pretende mantener su base social electoral debería señalarlo con nombre y apellido. Pero se limitan a agitar fantasmas y a amenazar con que después de ustedes viene el derrumbe, mientras la presidenta ataca todas las luchas de los trabajadores, sostiene impuestos al salario y le pone tope a las paritarias. Fijate esta noticia que viene de Santa Cruz, y explicame quién le hizo y le hace el juego a los “dinamitadores de puentes”: http://www.opisantacruz.com.ar/home/2012/06/27/cierra-conarpesa-y-echa-a-89-trabajadores-de-la-planta/14489 http://www.opisantacruz.com.ar/home/2012/06/28/%e2%80%9ca-conarpesa-tienen-que-sacarle-los-permisos-y-echarla-porque-es-una-empresa-pirata%e2%80%9d/14498

      Me gusta

      Rubén&

      29/06/2012 at 13:12

    • Oti: no coincido con tu planteo abstencionista. Primero, que los paros en los 80 había que hacerlas porque la inflación se comía al salario, y todo iba al desastre como ocurrió: puebladas, revueltas de hambre, saqueos, hiperinflación, etc. ¿cómo te ibas a abstener?
      En todas esa movilizaciones la burocracia apostaba su “carta”, la apuesta a un gobierno peronista, al recambio de funcionario burgués. La estrategia de Moyano ahora es la misma (con otros nombres), por eso no ocultamos nuestra desconfianza y estamos por una política independiente de la clase obrera. Pero hay que reconocer que él salió a luchar, con reivindicaciones con las que estamos de acuerdo. ¿Por qué nos vamos a abstener? De acuerdo a lo que decis porque existe el peligro de que la movida, luego se nos vuelva en contra. Pero, a ver por supuesto que el peso de estos elefantes pueden aplastarnos, pero el punto es si tenemos la astucia para evitarlo. El gobierno comenzó a aplicar un ajuste, estigmatiza las luchas obreras, por el otro lado un sector de la burocracia se pone a la cabeza de la lucha en sus gremios.
      Si caracterizamos que el gobierno y la burocracia forman una especie de “frente contrarrevolucionario”, la erramos porque entre ellos mismo están “jugando pesado” (¿o te parece que es todo una farsa?), por eso tenemos que aprovechar estas contradicciones. Y si cajoneamos las reivindicaciones mínimas significaría renunciar a la lucha y dejar las cosas como están, favorables a la burguesía.

      Me gusta

      Omar

      29/06/2012 at 15:24

  19. Saludos desde España, aprendo mucho leyendo su blog y me llama la atención lo parecidos que son los problemas en dos países tan lejanos, entiendo que estando bajo el mismo sistema las contradicciones son las mismas pero no deja de ser curioso. Siga así compañero.

    Me gusta

    inZurrecto

    29/06/2012 at 16:42

    • Gracias, me da mucha alegría poder compartir con compañeros de otros países, efectivamente, los problemas son bastante comunes.

      Me gusta

      rolandoastarita

      29/06/2012 at 20:11

  20. Rubén, el enemigo no son personas, son sistemas y clases sociales que le hacen soporte. El sistema que quiere que no sólo Argentina sino A.L. no pueda progresar con mayor independencia yo le doy el nombre de sistema oligárquico, y no tiene nacionalidad. Su funcionamiento es imperial. En la Argentina operan en función de resortes que controlan: comercio exterior, BCRA y su política monetaria y Bancos privados relacionados con una red global de instituciones de todo tipo (financieras, comerciales, materias primas).

    Acá no hay personificaciones de capital nacional por ningún lado. Son oligarquías que, operando “localmente”, responden a un diseño y función global.

    Es evidente el absurdo de la “pelea” del Gobierno con un sector del mov. obrero organizado que disputan migajas abajo de la mesa donde come la oligarquía. El mínimo no imponible de ganancias de los asalariados deben ser menos que 250 millones de $ por mes, mientras que arriba de la mesa de la oligarquía se escurren $ 4.500 millones x mes (U$S 1.000 millones).

    Dada esta lógica del sistema y de poder, resulta obvia la línea de demarcación de las clases.

    Omar, la movilización que expresó el ubaldinismo en los ’80 fue, fundamentalmente entre 1984 y 1987, antes de la inflación descontrolada.

    Evidentemente, el caos en que terminó aquéllo en 1989 y la hiperinflación, allanó el camino a la estrategia privatista y entreguista de los ’90. Las luchas obreras tenían que triunfar contra el enemigo que tenía esos planes, así se hubiera evitado el caos y el éxito de su estrategia.

    Pero, dado que el enemigo de la clase obrera no es la clase burguesa “de” un país, sino la oligarquía de un sistema global, era muy difícil evitar aquello.

    El marxismo debe empezar a dilucidar que el enemigo no es una clase social dueña genérica de medios de producción desparramados en todas partes del mundo, sino que es un sistema imperial cuyo soporte oligárquico controla medios de producción y resortes globales muy precisos y concretos, que la mayoría de la población mundial (incluyendo burgueses) no controla.

    Me gusta

    oti

    29/06/2012 at 19:49

    • Donde dice 250 es 2500millones, me comí un 0. Se trata de lo que aportan como 2 millones de trabajadores. Y los 1000 millones de U$S que se fugan x mes, se debe tratar de muchísima menos gente.

      Me gusta

      oti

      29/06/2012 at 21:47

    • “el enemigo no son personas, son sistemas y clases sociales que le hacen soporte”
      “el enemigo no es una clase social dueña genérica de medios de producción desparramados en todas partes del mundo sino que es un sistema imperial”

      Suena un poco contradictorio. Está bien abstraer conceptos, pero después hay que trasladarlos a la calle, ver si tu pieza encaja en el rompecabezas, si la teoría funciona. En el caso, Conarpesa, por ejemplo, los que la subsidiaron durante una década, se beneficiaron de sus cotizaciones para hacer política y permiten que cierre fuentes de trabajo mientras favorecen la depredación pesquera extranjera, se llaman Kirchner. El mismo nombre tienen los que permiten la extensión de la megaminería, los que favorecieron la triplicación de la superficie sojera, los que mantuvieron casi intocado -y subsidiado- el esquema de privatizaciones neoliberal, los que reiniciaron y continúan el pago de la impagable deuda externa, etc, etc, etc. Todas políticas de fondo, de Estado, coincidentes con el programa de la “oligarquía global”. Y también coincidentes con la debilitada oposición burguesa argentina, sólo que ellos no pueden hacer más que oponerse estrafalariamente (por ejemplo, ¡apoyando las movidas burocráticas de Moyano!) al modo kirchnerista de aplicar ese programa.

      Me gusta

      Rubén&

      30/06/2012 at 11:12

    • Oti: seguis con tu planteo abstencionista ahora con una justificación teórica donde se profundizan nuestras diferencias. Primero, decis que el enemigo principal es el sistema oligárquico imperial que domina la población mundial, incluyendo a los burgueses, pero para mi la contradicción principal es capital-trabajo, y los burgueses argentinos no son ninguna víctima sino que forman parte de la clase explotadora. Segundo,
      la estrategia de lucha movimiento obrero en los 80 y 90 efectivamente fracasó, principalmente porque la orientación de la burocracia sindical -que dirigía al movimiento obrero- no era una salida ante la crisis capitalista; se trataba de una estrategia de lucha reformista, de defensa del capitalismo estatal, nacionalista, que apostaba a los gobiernos peronistas, etc. Dado que “el capital” no era cuestionado entonces el capitalismo pudo recomponerse, aumentando su nivel de acumulación y control de los explotados. Tercero: el concepto de oligarquía lo utilizó tradicionalmente el “campo nacional y popular” para denunciar una burguesía caracterizada como “cobarde y vendepatria”, pero es una crítica equivocada -como te dije anteriormente- “nuestra” burguesía no es víctima sino que incluso está asociada al capitalismo global: los capitalistas argentinos son acreedores de parte de la deuda externa, tienen inversiones en otros países, etc. Por otra parte hoy no tiene ningún sentido llamar “traidora”, por ejemplo, a Cristina porque haya ido a EEUU a buscar inversiones de Monsanto y de otras “corpos” o porque permita la “extranjerización” de la base productiva del país, hace todo eso porque para ella el capitalismo es el único horizonte posible y es el único camino nacional en los tiempos que corren. Cuarto: tu concepto de oligarquía nos deja mal pertrechados para enfrentar la actual globalización. Para enfrentar la globalización capitalista hace falta una estrategia socialista e internacionalista.

      Me gusta

      Omar

      30/06/2012 at 19:24

  21. Hola Rolo. muy saludable tu apreciacion de este conflicto. Sólo una pregunta, no sé si ya la han echo, pero la pelea es por subir el mínimo no imponible, además de las asignaciones familiares, o por desgrabar del impuesto a la renta del salario?
    Desde ya muchas gracias.
    fabián

    Me gusta

    fabian

    29/06/2012 at 21:13

    • En el debate en torno a este impuesto hay un problema, y consiste en que los ejecutivos de empresas (privadas o estatales) reciben plusvalía bajo la forma de salario. No son asalariados, como sostienen algunos marxistas despistados, sino capitalistas. En absoluto cuestiono entonces que esos sectores paguen impuestos. Por este motivo siempre he planteado que hay que quitar este impuesto a los trabajadores asalariados (esto es, a los explotados por el capital), ya que al no aumentarse el mínimo no imponible, ni actualizarse las cuotas, está operando como una vía para la reducción de salarios.

      Me gusta

      rolandoastarita

      30/06/2012 at 15:06

  22. Oti, de esa fuga de capitales, ¿sabe usted cuánto corresponde a dólares que el mismo Estado fuga para comprar energía? Me parece que ahí está la mitad más uno de la papa…

    Me gusta

    Ilichito

    30/06/2012 at 04:43

  23. Rubén, te faltó transcribir la parte que falta y que le da coerencia al párrafo entero: “sino que es un sistema imperial cuyo soporte oligárquico controla medios de producción y resortes globales muy precisos y concretos, que la mayoría de la población mundial (incluyendo burgueses) no controla”.

    La clase dominante, para mi, no es el dueño de conarpesa, sino los que controlan esos “medios de producción y resortes globales muy precisos y concretos”.

    El Estado en argentina es “capitalista”, en rigor, oligárquico, no porque el gobierno permite una cosa u otra, sino porque todas las clases sociales locales estamos desposeídas de esos fundamentales resortes (comercio exterior, sistema financiero, materias primas, etc.), que está en manos de esa oligarquía.

    El hecho de que el gobierno deba intervenir en un Estado oligárquico no quiere decir que ese gobierno sea oligárquico. Un gobierno oligárquico no captura renta internacional del comercio exterior por medio de retenciones (que de otro modo irían a manos de dicha oligarquía) y la redistribuye entre los sectores más marginados de nuestra sociedad. Yo coincido con mucho de lo que se critica aquí, pero no es toda la realidad. La realidad es más contradictoria. Esto implica que tampoco quiero decir que sea un gobierno de los trabajadores. Es un gobierno cuyas posibilidades están potenciadas o acotadas según la dinámica de la crisis de desintegración global.

    El hecho es que habrá muchos burgueses de nuestro país, pero estamos casi todos desposeídos de los fundamentales resortes económicos, comerciales y financieros que habilitan o no la posibilidad de que la clase trabajadora progrese (me refiero a toda la fuerza laboral potencial no a la efectivamente empleada). Y la clase que nos desposeyó es esa oligarquía globalista. Y si no se la derrota no hay futuro.

    Me gusta

    oti

    30/06/2012 at 15:12

  24. Ilichito, esa fuga no incluye dólares que se usan para importar, es fuga que se produce por los siguientes 3 hechos: 1) El comercio exterior privado. 2) La política monetaria del BCRA en consonancia con esa realidad de 1). 3) El sistema financiero privado. El funcionamiento de este sistema, además de proveer los U$S para las reservas y el pago de importaciones, genera una fuga anual de unos 12.000 millones de U$S o el doble según cómo evolucione la crisis global y su impacto en la economía local.

    Me gusta

    oti

    30/06/2012 at 15:25

    • Así que si le sumamos lo que el mismo Esstado fuga,la fuga sería más grande aún. Dato interesante, que debe ser bastante si tenemos en cuenta que en subsidios energéticos se gastan unos 5000 millones de u$s el año pasado, y justamente esos sectores evasores y oligárquicos que nombrabas tambén reciben energía subsidiada.
      En el comentario de las 15.12 de hace unos minutos, no pudo dejar de arrancarme una sonrisota su conclusión de que “El hecho de que el gobierno deba intervenir en un Estado oligárquico no quiere decir que ese gobierno sea oligárquico” Claro, como ya es imposible echarle la culpa a la gestión anterior ahora dicen que el Estado es una estructura tan aquilosada que no les permite avanzar. Son re cómicos.

      Me gusta

      Ilichito

      30/06/2012 at 16:06

  25. Rolando, ¿ tiene usted algún texto donde se desarrolle o toque lo de que los ejecutivos reciben plusvalía en forma de salario?. Dumenil & Levy y otros como Ian Wright han escrito cosas recientemente que se relacionan con este tema , muy importante para relacionar valor con explotación y que presenta muchos problemas. Le agradecería la indicación.

    Me gusta

    Karl Mill

    30/06/2012 at 19:58

    • Voy a explicar el tema en una próxima nota. Es interesante porque hay gente que piensa que todo salario remunera fuerza de trabajo. Es un error, y grueso.

      Me gusta

      rolandoastarita

      01/07/2012 at 12:46

  26. Hola Rolando! Me interesaría saber tu opinión sobre este artículo de Alfredo Zaiat a propósito del tema. Abrazos, R. http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-197624-2012-07-01.html

    Me gusta

    Rocio B

    01/07/2012 at 13:15

    • Gracias por el envío. Leí el artículo de Zaiat. Tengo varias objeciones, voy a extenderme un poco en este comentario porque creo que vale la pena.
      Primera cuestión, Zaiat afirma “… pese a la recomposición de la situación sociolaboral aún se mantienen rasgos estructurales de profunda desigualdad”. Según esto, pareciera que se asiste a una “recomposición de la situación socialaboral” de manera más o menos continua desde 2003 (o mejor dicho, desde 2002, aunque los partidarios K disimulan que la economía ya crecía a altas tasas cuando asumió Kirchner). Pero de esta manera se disimula el hecho de que, desde 2007, la situación no mejora significativamente. Según el Boletín Estadístico del Mercado Laboral, de junio, del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (dirección de Claudio Lozano), desde 2007 se ha estancado la generación de empleo. En promedio se crearon aproximadamente 240.000 empleos anuales, lo que está por debajo del crecimiento de la población en edad económica activa. Además, en los últimos 6 meses hubo destrucción de empleo y aumento de la desocupación (la tasa pasa del 6,7% al 7,1%, según datos del INDEC).
      Por otra parte, el trabajo precario, en negro, o en diversas formas de informalidad, se mantiene muy alto, y no ha disminuido de manera apreciable en los últimos años (lo cual está en consonancia con el estancamiento en la generación de empleo). Siempre según el mismo informe, al finalizar 2011 más de la mitad de la fuerza laboral (53,6% según el informe) padecía alguna modalidad de inserción laboral precaria.
      Por otra parte, Zaiat se refiere a los efectos que tendría la eliminación del impuesto a las ganancias, para la cuarta categoría, sobre la distribución del ingreso. Pero aquí no se está planteando (o al menos, no todos lo están planteando) que se elimine este impuesto, sino que no afecte a los trabajadores asalariados. En términos marxistas, que no afecte a los que son explotados por el capital. No estoy defendiendo que un ejecutivo de empresa no pague impuesto a las ganancias; ese ejecutivo recibe plusvalía, aunque sea bajo la forma de salario (algunos marxistas dicen burradas sobre esto, sostienen que un ejecutivo que tiene ingresos por un millón o más de dólares es un explotado; esto es indefendible).
      El problema central, que no trata Zaiat, es que al no elevarse los mínimos no imponibles se están rebajando salarios de los trabajadores, y se están eliminando parte de los aumentos salariales. Y cada vez son más los trabajadores afectados. En 2007 los trabajadores que pagaban ganancias eran 700.000. Hoy son 2 millones. Esto es, se ha triplicado el número, y no precisamente porque se hayan triplicado los salarios reales. En la actualidad el 19% de los trabajadores paga impuesto a las ganancias. Tributan quienes tienen ingresos mensuales superiores a los $ 5782 para el caso de solteros sin hijos, y mayores a $7988 para un casado con dos hijos cuyo cónyugue no perciba otros ingresos. Al no actualizarse el mínimo, cada vez entran más trabajadores, y por esta vía se reducen los aumentos salariales. Por ejemplo, y según el cálculo que hace Iaraf, un empleado con dos hijos que gana $8000 y recibe un aumento del 23% (promedio de los aumentos salariales), tiene una deducción de ese aumento del 12,8%. Si tiene un salario de $10.000, sufre una disminución del aumento del 26,1%. Si el salario es de $12.000 recibe una deducción del 32,4%. Esto significa una caída del salario en términos reales muy importante. En este punto quiero responder, además, el argumento de partidarios del gobierno, que escuché por estos días. Sostienen que no había que protestar porque, después de todo, el gobierno siempre eleva el mínimo una vez que se terminan de firmar los convenios. Pues bien, este argumento encierra trampa, y por partida doble. Es que desde diciembre de 2001 a abril de 2012 el índice de precios mayoristas (por el que se debería indexar el mínimo no imponible) aumentó 425%, mientras que los mínimos y las deducciones del impuesto se actualizaron en 380%. Con lo cual, ya tenemos una diferencia. Pero además, la inflación real fue bastante superior al 425%. Por caso, si el mínimo no imponible se elevara un 20% (es lo que están rumoreando los partidarios del gobierno y otras fuentes), habría un desfasaje con la inflación real de unos 5 puntos porcentuales. Todo esto hay que decirlo. Para que se vea más claro, en 2001 comenzaban a pagar ganancias los que tenían ingresos equivalentes a 6,5 mínimos vigentes en aquel momento. Hoy comienzan a pagar los que reciben 2,1 mínimos actuales. Los solteros que perciben un sueldo de $8.000 en este año pagarán de Ganancias $3.979. Si se analiza un salario de $10.000, el descuento de Ganancias aumenta a $9.910, el equivalente a un aguinaldo entero (durante todo el año).
      Habría incluso que agregar que el impuesto a las ganancias está afectando a otros sectores empobrecidos, e incluso de manera más aguda. Por ejemplo, pequeños comerciantes, pequeños productores, profesionales independientes. Algunos son de hecho asalariados, pero trabajan bajo “forma” independiente. En estos casos, los mínimos son muy inferiores a los establecidos para los asalariados formales. Así, un soltero sin hijos comienza a tributar a partir de $2160 mensuales, y un casado con hijos desde los $4560 mensuales.
      En definitiva, se trata de un “ajuste”, en la medida en que cada vez afecta a más trabajadores, y sectores empobrecidos. Nadie puede decir que aquí hay preocupación por la distribución del ingreso. En Argentina no están gravadas las ganancias de capital que obtienen las personas físicas. Recordemos que Menem eliminó el “impuesto a las ganancias eventuales” en 1991, y desde entonces no se restituyó. Y ahora nos quieren hacer creer que están cobrando impuesto a las ganancias a dos millones de asalariados con el argumento de mejorar la distribución del ingreso por vía de los impuestos. Sinceramente, esto suena a un insulto a la inteligencia de cualquiera.

      Me gusta

      rolandoastarita

      01/07/2012 at 17:40

    • Es una pregunta para Astarita. Usted dice que las ganancias de capital no están gravadas, qué quiere decir con eso? Si puede explicarme un poco más a lo que se refiere, se lo agredecería, porque me fijé en internet y aparece este texto en esta página http://www.mrtrader.com.ar/?p=274
      Allí dice lo siguiente:
      “1. Impuesto a las Ganancias
      a) Empresas
      Todas las ganancias, incluyendo las de capital son gravadas por este impuesto.
      Las empresas residentes en Argentina tributan sobre su renta mundial, pudiendo computar como pago a cuenta de este impuesto las sumas efectivamente abonadas por gravámenes análogos sobre sus actividades en el extranjero hasta el límite del incremento de la obligación fiscal originado por la incorporación de la ganancia obtenida en el exterior. La tasa aplicable al ingreso imponible es de 35%.
      Una empresa no residente sin una sucursal u otro establecimiento permanente en la Argentina es sujeto impositivo solo sobre ingresos y ganancias de capital que tengan fuente en Argentina. El impuesto se aplica como una retención practicada por el agente pagador en Argentina a distintas tasas efectivas dependiendo del tipo de ingreso. Estas tasas resultan de aplicar el 35% a la ganancia presunta establecida en la Ley de Impuesto a las Ganancias.”
      Le pregunto porque por lo que dice acá sí hay impuesto a las ganancias de capital. No sé si este dato es falso, en todo caso, me gustaría si lo puede aclarar.
      Muchas gracias.

      Me gusta

      Ceci

      03/07/2012 at 14:19

    • No sé bien a qué escrito mío se refiere, pero creo haber dicho en algún lado que en Argentina no están gravadas las ganancias de capital que obtienen las personas físicas. Varias veces puse este ejemplo sencillo: supongamos que en este país alguna gente tiene la oportunidad de comprar tierra fiscal a precio vil, y que la vende un año más tarde 10 veces más cara. Pues bien, esa ganancia (no es pago a ningún trabajo aplicado a la valorización de la tierra) no tributa impuesto.

      Me gusta

      rolandoastarita

      03/07/2012 at 14:34

    • Muchas gracias por su respuesta. Fue un error mío, usted más arriba dijo lo de las personas físicas, yo entendí mal. Le agradezco la aclaración.
      Un saludo!

      Me gusta

      Ceci

      03/07/2012 at 16:43

  27. Rolando coincido con el contenido de las dos últimas notas acerca del reclamo de la CGT. En mi opinión están expresadas las ideas fundamentales que deberíamos tener en cuenta. Pero en estos días leí una entrevista que te realizó un grupo de compañeros en la que vos remarcabas: “El principal problema que enfrenta la clase trabajadora en este período es su fragmentación. Es decir aquí se ha logrado fragmentar a la clase trabajadora en por lo menos tres sectores muy claros: el sector privado que está en blanco, el sector estatal y los trabajadores precarizados o están en negro que corresponde a el 40% de la clase trabajadora. Esto en primer lugar es una fractura fundamental. Para decirlo de la manera más cruda y quizás resulte antipático, hoy la tarea no es que un asalariado que cobra 5000 pesos pase a ganar 7000, sino que la enorme masa de trabajadores que están en niveles de 1000 a1500 pesos ganen lo mismo que sus compañeros del SMATA o de Camioneros y tenga los mismos derechos sindicales y la clase trabajadora tenga mayores niveles de homogeneidad. Porque esta fractura es lo que más debilita hasta a los compañeros que hoy están en blanco. Esto es volver a las ideas de la unidad obrera” (“A Vencer” numero: 29-Marzo 2011).
    A partir de este cometario tuyo en dicha entrevista me surgen varias dudas ¿Cómo influye ese porcentaje tan elevado de la clase trabajadora que ve el conflicto desde fuera por encontrarse hiper-precarizada? ¿Si el reclamo de la CGT se materializara implicaría aspectos positivos para toda la clase?

    Me gusta

    Daniel

    01/07/2012 at 18:35

    • Mi planteo es que las organizaciones sindicales deberían poner en primer plano acabar con el trabajo precarizado y en negro, y elevar a todos los trabajadores al nivel de los convenios laborales. Pero esto no implica que los trabajadores deban aceptar que a fin de achicar las diferencias se bajen los salarios de los que más ganan. Y esto es lo que está sucediendo, están bajando los salarios (por la vía de birlar una parte importante de los aumentos salariales). En estos momentos no se está luchando por un aumento de salarios en términos reales, sino que de hecho se está luchando para que no bajen. Si la inflación es del 25% y los convenios reconocen el 23% en promedio, y si además, a ese aumento se le sacan 10% o 15%, estamos asistiendo a una caída del salario. Subrayo, no se puede admitir que el achicamiento de las diferencias se produzca por la vía de la reducción del salario de los que más ganan. Al contrario, hay que plantear que se eleven los salarios del 80% que está hundido.

      Me gusta

      rolandoastarita

      01/07/2012 at 19:35

  28. Por la sugerencia de la compañera Rocío, me puse a leer el artículo de Zaiat. Casi no puedo terminar. Un bodrio demagógico disfrazado de análisis ‘técnico y desinteresado’. Sobre la base de homologar que en esencia es lo mismo el salario de un trabajador común y corriente que el ‘salario’ de un CEO de una multinacional, se protesta de la abolición del gravámen y se escabulle que aquello que se impugna es la aplicación de impuestos al salario de millones de trabajadores genuinos y no a unos miles de garcas. En la Argentina de hoy, es ridículo afirmar que todos aquellos trabajadores que oscilan en el rango que va desde los 5000 a los 13 o 14.000 pesos es un privilegiado que está obteniendo ‘ganancias’ , una especie de accionista informal de la empresa en que trabaja, en especial, cuando la canasta de bienes para una familia tipo, que como se sabe está compuesta por un tipo, una tipa y dos tipitos (Chiste para descomprimir la bronca) supera los 12.000 pesos, en tanto y en cuanto exprese una vida ‘digna’ y no la mera supervivencia. Hay que ser caradura para escribir esas cosas o tener una pluma bien mercenaria. El final es de ciencia ficción. Si se abole el impuesto, los sectores de ingresos bajos, ‘ganarían’ 21 ct. y los de ‘altos ingresos’ en su condición de potentados que tiene la suerte de llegar a fin de mes, unos 155 pesos. Mejor ahora, que los pobres con trabajo no ‘ganan’ un pomo y los ‘ricos -cuasiempresarios’ pierden enormes fetas del salario que se ganaron con el sudor de la frente. Está clarísimo, para el que lo quiera ver, que lo que se está reclamando es la elevación del piso de imposición para evitar que el estado se financie a costa de los aumentos salariales y no de mayores gravámenes a la ganancia empresaria o la renta. La medida es el equivalente a una rebaja nominal de los salarios que tiene la posibilidad de recomponerse (parcialmente) respecto de la inflación. Como los aumentos salariales van a la retranca de la inflación real, los trabajadores se comen, además, parte de la inflación. Para el resto de la clase está el impacto pleno del impuesto inflacionario que beneficia sobretodo a las patronales productoras de bienes transables. El objetivo del gobierno es socializar la miseria y en este caso, ni siquiera, sino, embolsar guita para tapar los baches del plan que se cae a pedazos. Los comunistas, en cambio, proponemos socializar la riqueza, empezando por la plusvalía capitalista. Como dice el compañero Astarita, queremos trabajo en blanco para todos los que trabajamos, con un salario igual a la canasta familiar real y no a costa de que lo paguen quienes en la actualidad la arañan, además, indexado por inflación. Pero somos tan ‘ambiciosos’ que queremos más. Queremos aumentar los salarios, si las fuerzas nos los permiten, por encima de una canasta ‘digna’ y poco nos importa si esto es compatible con los negocios burgueses. Por supuesto, para el gobierno y sus escribas, esto sería una completa irresponsabilidad, una locura revolucionaria, casi terrorismo.

    Me gusta

    AP

    01/07/2012 at 20:27

  29. El proletariado no tiene nada que perder, solo las cadenas, o algo así, Marx dixit. La burguesía aprendió la lección y le dió algo para defender, luego los obreros no quieren perder lo que la burguesía les dió y se transforman en liberales rabiosos que se enfrentan al que se ponga adelante para defender lo suyo. ¿Cree usted, compañero Rolando, que los que están luchando por el aumento del mínimo no imponible quieren el socialismo? ¿Son los dirigentes sindicales actuales unos luchadores contra la explotación del hombre por el hombre?. Ya Lenin en 1912 escribió sobre como el imperialismo inglés con el producto de su saqueo colonial decidió darle a los trabajadores ingleses algo que perder y se creó en ese lugar y momento un grupo de trabajadores privilegiados, mediante salarios mejores que al resto, que fueron las “trade union” que luego se transformaron en los guardianes del sistema explotador de todos los trabajadores ingleses y creo que se los llamó “la aristocracia obrera”.
    La burguesía sigue “vivita y coleando” y sin descanso opera para llevar agua a su molino. No es prudente caer en sus redes. La oligarquía opera desde todos los ángulos posibles, lo imprudente es dejarse llevar por sus engaños. Por supuesto que hay muchas medidas que pueden ser beneficiosas para los trabajadores, y para que se puedan implementar no tienen que ser los mismos trabajadores los que se opongan a ellas. No tengo dudas que el fín de la explotación del hombre por el hombre debe ser una lucha de todos los días, pero tenemos que fijarnos qué medidas apuntan al beneficio de esta reivindicación universal y cuales a benefician a un solo grupo creando además dificultades para el resto.

    Me gusta

    Oscar

    02/07/2012 at 00:26

    • VIVA PERON CARAJO!!!!!!!

      Jua Jua Jua…

      Estoy completamente de acuerdo con una punto: “No es prudente caer en sus redes.”

      Y usted esta completamente enredado en ellas.

      Saludos.

      Me gusta

      Gerardo Daniel

      02/07/2012 at 05:55

    • Pensar que una lucha por el salario implica necesariamente luchar por el socialismo (esto es, contra la propiedad privada del capital) es un desatino. Jamás Marx, o los marxistas, insinuaron semejante cosa. Pero decir que los que luchan por el salario lo hacen porque son “liberales rabiosos”, tampoco tiene sentido. Por supuesto, a la clase dominante y al gobierno le viene muy bien el discurso “si ustedes, los trabajadores, luchan por salarios están aliados a la derecha oligárquica” y “los están engañando los oligarcas”. De manera que para “no dejarse engañar” por los oligarcas, habría que someterse a los dictados del capital, en general, del estado y del gobierno. En fin, es la típica ideología reaccionaria, apenas disimulada detrás del lenguaje “anti-oligárquico”; una forma de borrar las diferencias entre explotados y explotadores (la divisoria pasaría por “oligarcas-antioligarcas”, etc.). Y a propósito, ahora hacerle una huelga a al gobernador Scioli, por la cuestión del pago de los aguinaldos, ¿será hacerle el juego “a la oligarquía”?

      Me gusta

      rolandoastarita

      02/07/2012 at 08:50

  30. Compañero Rolando. Parece que desde las usinas de Recalde se está impulsando un proyecto de ley que propone cambiar el impuesto a las ganancias aplicado a los salarios por el más genérico de ‘impuesto a los ingresos’. Según el afamado laboralista y diputado de FPV lo de ‘ganancias’ resulta muy chocante. Colateralmente, plantea que habría que subir los descuentos a los ingresos altos y bajarlo para el resto, aunque, aclara que, establecer el límite es bastante ‘subjetivo’. Lo que se perdería con ello, podría ser compensado por un gravamen a la renta financiera o sobre la actividad bursátil. Tambíen por una suba de la alícuota a los medianos y grandes ahorristas o a las empresas de juegos de azar. No se si usted tiene más precisiones, pero, parece una vía para desactivar la reactividad de toda una franja de trabajadores.

    Me gusta

    AP

    02/07/2012 at 10:14

  31. Gracias por al análisis del artículo de Zaiat, ahora concluyo que el eje de la cuestión no puede ni debe estar en cuánta plata perdería el Estado si se eliminara el impuesto. Además creo que sigue siendo pertinente en este tema, y para quienes nos consideramos marxistas, tener bien claro a cuáles trabajadores se les extrae plusvalía y a cuáles no, que entendemos por explotados del capital y quiénes efectivamente no entran en estas categorías. Saludos! R.

    Me gusta

    Rocio B

    02/07/2012 at 10:49

  32. Respondo el comentario de Omar de 19:24.

    En la conceptualización que planteo, la contradicción capital-trabajo pertenece a la estructura del MPC. Y la contradicción oligarquía-pueblo a la del Imperio. Esta última contradicción es mucho más antigua que la otra. Se puede derrotar al capitalismo pero no al imperio. Pero si se derrota al imperio, se acaba el capitalismo, puesto que el imperialismo no constituye una fase superior del capitalismo, como decía Lenin, sino que es una estructura que comprende al capitalismo como una de sus formas.

    Por su parte, tampoco la derrota de la oligarquía en el plano local, a manos de un Estado Nacional soberano, sostenido por las clases populares, implica derrota del Imperio. Solo implica que el Imperio, que es una estructura global sin nacionalidad, perdió en un escenario local, resortes fundamentales y recursos que antes controlaba y que, en tal eventualidad, pasa a controlar el pueblo.

    Estos son los lineamientos teóricos fundamentales.

    Por eso hay que definir al capitalismo como algo más que la propiedad burguesa sobre medios de producción en general, por la sencilla razón de que hay medios de producción precisos y concretos (comercio exterior, sistemas financieros, materias primas, entre otros) que son controlados por una clase social oligárquica bastante estable, y que son virtualmente inaccesibles para el resto de las clases sociales, excepto cuando se produce alguna revolución o se constituye un Estado Nacional que los nacionalizan.

    Uno puede luchar contra el 99% de los capitalistas del mundo y ganarles, pero si no luchás contra el 1% que controla los resortes fundamentales, que son el soporte del Imperio, estás listo, tarde o temprano te comen.

    No hay ningún impedimento teórico dentro del marxismo para plantear hipótesis fructíferas sobre esta cuestión. Sólo se trata de reformular y resignificar algunos conceptos previos.

    Me gusta

    oti

    02/07/2012 at 12:52

    • Oti: así que el problema es el imperio y no el capitalismo. La idea de imperio efectivamente nos lleva a la antigüedad (a los griegos y los romanos, o a los aztecas y los incas), precisamente por eso es inútil, porque no nos permite entender la especificidad del capitalismo. Además, hoy hay más capitalismo que nunca por eso es clave el concepto de modo de producción capitalista. Vos vinculas la idea de imperio con el concepto de “oligarquía sin nacionalidad que controla el mundo”, pero si te referís a la idea de una burguesía que ha perdido toda referencia nacional sería bueno que des algún sustento empírico. A propósito ¿cómo caracterizas a los López, Cirigliano, Shocklender, Eskenasi?, ¿forman parte –como dijiste-de los “burgueses” controlados por la oligarquía global? Pero además, ¿qué necesidad hay de abandonar la crítica a la burguesía propietaria de los medios de producción para reemplazarla -según tu enfoque- por la de una clase que “responde a un diseño y función global”. Me resulta curiosa tu idea de una oligarquía que domina en forma “bastante estable”, ¿son siempre las mismas familias?, ¿se habrán comido la ley del valor? Sobre tus hipótesis de lucha, decís que con una “nacionalización” los recursos pasan a ser controlados por el “pueblo”. Pero decime, con la nacionalización de YPF ¿cuántos kilos de petróleo y de gas nos van a dar?, ¿los trabajadores van a controlar los pozos?… los recursos no son “nuestros” siguen siendo de la clase dominante. Para finalizar, decís: “Uno puede luchar contra el 99% de los capitalistas del mundo y ganarles, pero si no luchás contra el 1% que controla los resortes fundamentales, que son el soporte del Imperio, estás listo, tarde o temprano te comen”. Pero seguís ocultando que el problema principal, insisto, sigue siendo el “capital”. Todos tus “lineamientos teóricos” son piruetas para justificar la política de CK. El gobierno de CK está comprometido en la defensa de la clase capitalista, ella misma dijo un millón de veces estar a favor del capitalismo (vos como intelectual al servicio del “pueblo” ¿coincidis?). Además, hay que decir que esta clase social defendida por CK tiene intereses económicos que lo ligan al “gran capital”, de ahí que se paga la deuda externa, -como en todo el mundo- se mantiene la flexibilización y la precarización laboral…y volvemos a nuestro punto local: se aplica el impuesto a las ganancias y se ponen límites a las paritarias para bajar salarios de los trabajadores (y que aumenten las ganancias capitalistas).

      Me gusta

      Omar

      02/07/2012 at 21:33

  33. Rolando, cuando expliques el tema de los ejecutivos reciben plusvalía en forma de salario, ¿podrías analizar también el caso de los futbolistas cuyos pases se cotizan en decenas de millones de euros y cobran salarios de millones anualmente? O también de megaestrellas de la industria artística, etc…

    Me gusta

    Rubén&

    02/07/2012 at 16:32

  34. No Omar, las propuestas que formulo nada tienen que ver con justificar un gobierno u otro. Tienen que ver con los requisitos propios de un planteo teórico.

    La contradicción principal es con la oligarquía que sostiene al Imperio, esto no quiere decir que justifique a la burguesía del MPC. La oligarquía es una burguesía que tiene la particularidad de controlar las llaves que le dan acceso a la acción global, cosa que el resto de las clases sociales no tiene. Esto es empírico no es teórico. Pero el marxismo se niega a dar cuenta teóricamente de esto.

    Por ej., la supervivencia de los Bancos que controla esa oligarquía se debe simplemente, no al funcionamiento del mercado ni la ley del valor, sino al dominio que ejerce esa clase social sobre los Estados y sobre las otras clases sociales. Los salvatajes financieros y los ajustes se hacen para mantener vivos a Bancos que en rigor están quebrados desde hace mucho tiempo, porque las acreencias que creen tener nadie las puede pagar sino al costo de un genocidio social. La administración de la crisis global es oligárquica, no de una supuesta amalgama de clases burguesas de diversas nacionalidades. Las nacionalidades del capital es algo descriptivo mientras domina la oligarquía y su estructura imperial.

    Me gusta

    oti

    03/07/2012 at 13:36

    • Ajá! y los masones dominan el mundo! Qué bueno, ahora sí que quedó claro…

      Me gusta

      Ilichito

      03/07/2012 at 14:00

  35. Ilichito, tu comentario es de un vuelo teórico notable. Te felicito por la capacidad que tenés de dialogar con aquello que creés que dice el otro. Te recomiendo que pruebes con dialogar con lo que efectivamente dice el otro, suspendiendo, transitoriamente, tus creencias.

    Me gusta

    oti

    03/07/2012 at 17:45

    • Oti, no me metí en este debate porque no encuentro siquiera por dónde “agarrar” su planteo. Usted habla de un “imperio” que, según entiendo, está conformado por los verdaderos y secretos dueños de todo lo que importa, empezando por los bancos. ¿Son los dueños de Lehman? Manejan todo, pero pierden cientos de miles de millones en quiebras. ¿No es extraño? No están sometidos a las leyes de la economía, sino que parecen regir a éstas. ¿Los precios de decenas de miles de productos decididos por “el imperio”? Y todo esto sin poner la menor evidencia empírica. De todas maneras, su tesis puede ser irrebatible: las caídas de Leheman, AIG o Bears fueron decididas a voluntad por “el imperio”. También la quiebra de GM, pero en este caso “el imperio” decidió su recuperación posterior. Desde hace unos años “el imperio” decidió que Grecia entrara en depresión; como en 2001=2 había decidido que le ocurriera a Argentina. Sólo que en Argentina luego decidió que pudiera haber devaluación y salida de la crisis, mientras que en Grecia decretó que no fuera por este camino, al menos por ahora. La tesis, como le digo, es irrebatible. Si mañana Grecia sale del euro, se explica por la voluntad del “imperio”. Si se queda, se explica por la misma razón. Pero así se podría explicar todo lo que existe y ocurre. No hay leyes económicas (la ley del valor no rige para el imperio) ni sociales. Es la visión conspirativa llevada a su extremo. La tesis, como le dije, es autoconsistente. Aunque, dicho con toda sinceridad, no me despierta la más mínima inquietud teórica.

      Me gusta

      rolandoastarita

      03/07/2012 at 17:59

  36. Compañero Rolando, lamento que usted llame reaccionario a lo progresista y progresista a lo reaccionario.
    No es verdad que si se compra una propiedad en un precio y al año la venda 10 veces más cara no pague impuestos. Consulte con cualquier escribano y verá que tiene que pagar, dependiendo del nivel, hasta el 35% de la utilidad.
    La solicitud de mayor nivel del mínimo no imponible es la pretensión de mayores desgravaciones para aquellos que están por encima de ella, o sea, no solo para una minoría asalariada sino para la mayoría de las empresas que se aprovechan primero de la mano de obra asalariada, y después la usan para que luchen para que ellos paguen menos impuestos, o sea quedarse con más plusvalía, por lo que la demanda es reaccionaria sin ninguna duda, excepto para los que creen que las cosas son siempre iguales en todo lugar y momento. Los representantes de la sociedad en este momento y en este país distan mucho de ser reaccionarios, es más, las medidas implementadas en diversas áreas han sido en su inmensa mayoría progresistas y han mejorado las condiciones de todos los trabajadores, jubilados, desocupados etc. Y la derecha usa al que se ofrezca para que haga el “trabajo sucio” y apoya, cualquier intento para “embarrar la cancha” y seguir con el mismo estado de cosas en las que “a río revuelto…” puedan continuar saqueando a los trabajadores, o lo que es lo mismo obtener más plusvalía.
    Puede usted y sus pocos seguidores, continuar tratando de descalificar pero la historia los va a entender como esforzados pero no en la dirección adecuada. Saludos Oscar

    Me gusta

    Oscar

    05/07/2012 at 13:58

    • Es un hecho que en Argentina no están gravadas las ganancias de capital que obtienen las personas físicas. Pero sí se grava por “ganancias” a un asalariado que gana 10.000 por mes. A esto ustedes, los K-defensores, lo consideran “progresista”; y llaman “reaccionarios” a los que decimos que están aplicando un ajuste hecho y derecho al no aumentar los mínimos no imponibles. Es claro que estamos en veredas opuestas. Por otro lado, y como no podía ser de otra manera, usted me acusa de ser usado por la derecha para hacer “trabajo sucio”. El típico argumento stalinista de toda la vida: todo aquel que los critica no es más que un fascista, golpista y agente de la derecha (o un idiota útil de la derecha). Es lo que les escuché toda la vida a los del PC, y más o menos lo que decían los montos en los 70s. Sin embargo, en algo tiene razón: los marxistas somos una minoría. Casi nadie está de acuerdo con nosotros. La inmensa mayoría de la gente vota a partidos enemigos del socialismo, y defensores del sistema capitalista. Por lo cual, no se preocupe más por lo que escribo. Prácticamente nadie está de acuerdo; soy un marginal, sin importancia. Por eso, le doy un consejo: dedíquese a 6,7,8 y no pierda más el tiempo aquí. Como decía Hegel, la magnitud de la pérdida de un espíritu, se mide por aquello en que se satisface. Y a usted, evidentemente, esto no le va.

      Me gusta

      rolandoastarita

      05/07/2012 at 23:21

  37. Rolando, a ver.

    Es tan difícil entender que:

    1) empíricamente los “medios de producción” no son todos iguales, hay medios de producción que te dan más poder o menos poder.

    2) que los que te dan más poder los controlan individuos-agentes (grupos o flias.) que constituyen una oligarquía, que es oligarquía en virtud de ese control, no que es oligarquía porque está fuera de las leyes de todo. Como tiene ese control, ergo, es una oligarquía. Es decir, es parte de una estructura, la estructura la posiciona así.

    3) ahora bien, qué es esa estructura? Es un imperio, por la razón que ese control sobre esos medios de producción precisos y concretos, se sustrae a las “nacionalidades”. Al sustraerse a las nacionalidades, deja de ser “nacional”, deja de ser algo local para ser global.

    4) El MPC no puede comprenderse sin hacer referencia a lo precedente.

    Yendo a lo puntual de tu comentario, Rolando, vos sabés bien que no pierden nada, la mayoría de tus preguntas son retóricas. Los que pierden son los trabajadores y los pueblos de todo el mundo.

    Yo no dije que “todo” lo que ocurre es decidido por esa oligarquía. Es como si yo te dijera que en tus críticas al Estado y gobierno capitalista de la argentina, todo lo que ocurre en el país estuviera determinado por eso.

    Sos lo suficientemente inteligente para darte cuenta de lo que planteo y lo que no. Si no podés “agarrar” el planteo teórico que hago no es por el planteo teórico mismo, sino porque implica reformulaciones en los otros planteamientos teóricos alternativos.

    Me gusta

    oti

    06/07/2012 at 10:34

    • Sí, es difícil de entender esto de la jerarquía de los medios de producción. El capital invertido en el acero no controla al capital invertido en la comercialización, por ejemplo; el capital invertido en automóvil no controla al capital invertido en telecomunicaciones, ni vicerversa. La tendencia a la igualación de la tasa de ganancia es la manifestación de esto. A partir de aquí, entonces, todo esto de la oligarquía que domina no tiene el menor sustento empírico. Por eso no hay manera de “agarrarlo”. Por eso tampoco es posible pedir “reformulaciones de planteos teóricos alternativos”. Pero si usted quiere seguir hablando de todo esto, pues bien, allá usted.

      Me gusta

      rolandoastarita

      06/07/2012 at 12:35

  38. No te parece obvia la jerarquía y diferencia empírica entre medios de producción? ¿Te parece que tienen los mismos poderes de clase los que controlan los medios de producción de golosinas o fósforos y los que controlan al HSBC, o JPMorgan o Shell? ¿Decís que la tendencia a la igualación de las tasas de ganancia borra esas diferencias?

    Me gusta

    oti

    06/07/2012 at 13:18

    • No, no me parece “obvia”. No hay nada “obvio”. Los capitales bancarios o del acero están sometidos a las mismas leyes de la competencia que Wall Mart o Nestlé. No existe una jerarquía que afecte de manera distinta a las leyes de la acumulación del capital. Por eso Lehman o GM terminan yendo a la quiebra como sucede con cualquier otro capital de cualquier otra rama. No entender esto es no entender lo básico de cómo funciona el modo de producción capitalista. Por este motivo le digo que no tengo por dónde agarrar toda su tesis sobre el imperio. No tiene base empírica, ni teórica.

      Me gusta

      rolandoastarita

      06/07/2012 at 13:54

  39. Veo que estamos hablando de cosas distintas.

    Hablo de poder de clase en función del control que ejercen sobre medios de producción.

    Me interesa el punto de partida estructural, no el debate sobre si las leyes de acumulación de capital llevan al posicionamiento estructural dueños/no dueños de medios de producción o viceversa.

    Hay un posicionamiento estructural dado que genera efectos.

    No veo, a priori, cómo el caso Lehman o GM pueden refutar mi planteo. Además, son casos distintos.

    Yo dije que los salvatajes y los ajustes obedecen a un dominio oligárquico en el sistema global capitalista. Si el dominio fuera de los pueblos y trabajadores esos salvatajes ni ajustes se harían. No obedecen a la ley del valor ni al mercado. La justificación de los voceros del capital es que “hay instituciones demasiado grandes como para quebrar”. Esto no implica ningún juicio de valor sobre el funcionamiento de la ley del valor en el MPC. Y tampoco implica que en esta crisis capitalista no haya destrucción de capitales y que no pueda concentrarse aún más el capital luego de la salida de la crisis, si es que la hay.

    Así como las leyes de acumulación de capital no pueden negar el posicionamiento estructural burguesía/clase obrera, tampoco pueden negar el de oligarquía/pueblo.

    Mi propuesta es teórica, no necesita “base” teórica, sino que reconoce antecedentes teóricos aunque se diferencia de ellos. En cuanto a la base empírica depende de la teoría que uno plantea y el nivel y rango de su aplicación. Por ej., si uno observa la velocidad de rotación de las estrellas periféricas de nuestra galaxia no encuentra la base empírica de las leyes de Newton. Sin embargo, uno no va a ser tan temerario como para aseverar que éstas no existen, hasta tanto alguien formule una teoría que explique esas discordancias.

    Me gusta

    oti

    06/07/2012 at 15:14

    • Ya le dije que lo suyo puede ser irrebatible. Ni el caso Lehman, ni el de GM, ni nada que le plantee, puede afectar su planteo, porquen en principio es irrefutable. Usted dice que hay un dominio oligárquico. Cuando le planteo que todas las ramas y empresas están sometidas a la ley del valor, me responde que ese dominio se manifiesta en los salvatajes. Pero entonces, si le objeto que en los 1930 quebraron 9000 bancos en EEUU, ustede siempre me puede decir los dejaron caer porque no pertenecían al grupo oligárquico. Si le presento el caso de Enron, World.com, Parlamat o Lehman, me puede responder lo mismo. Y que a GM la salvan porque pertenece al grupo oligárquico. Con lo cual, además, quedaría demostrado que existe el grupo oligárquico. El razonamiento es perfectamente circular, y autoconsistente. Postulado: existe un grupo oligárquico que realiza los salvatajes de empresas. ¿Cuál es la prueba de que existe ese grupo ologárquico? Pues que algunos empresas son salvadas de la quiebra. Por lo cual, para demostrar que existe el grupo oligárquico, basta con que haya un salvataje de una empresa. Basta observar el salvataje de alguna empresa para que su “teoría” esté probada. Bien, hasta aquí llego con estas respuestas. Si a usted le parece que esto es ciencia, pues siga nomás.

      Me gusta

      rolandoastarita

      06/07/2012 at 16:35

  40. ¿Cuá es la prueba de que existe la burguesía?

    Me gusta

    oti

    06/07/2012 at 17:24

  41. La prueba de que existe una oligarquía es la misma que la prueba de que existe una burguesía. La diferencia es que si la burguesía es dueña (control) de resortes fundamentales del comercio internacional, las finanzas, o materias primas, que le permiten acciones globales, se le llama oligarquía. Esto es una cuestión empírica.

    Ud. (dejo de tutearlo para que haya reciprocidad) me diría que si yo le pruebo que quebraron millones de burgueses, luego no existe la burguesía? Sería absurdo, no?

    En el crak de W. Street del ’29 unos vendieron millones de acciones … y otros las compraron. Entonces?

    La desaparición de los ocupantes de un lugar estructural no significa la desaparición del lugar estructural. No veo a dónde lleva la discusión.

    Los salvatajes y los ajustes no los hacen las burguesías, los hacen las oligarquías (que son una especificación de la burguesía). Hay oligarcas como hay burgueses que pueden perder, más eso no va a cambiar las definiciones porque esa distinción obedece a la clase específica de medio de producción que controla, no a si gana o pierde.

    Hay medios de producción que otorgan un “poder global” por más que a Ud. no le guste. Y otros medios de producción no lo otorgan. O Ud. piensa que el poder está uniformemente distribuido en la clase capitalista?

    Me gusta

    oti

    06/07/2012 at 17:52

    • “La prueba de que existe una oligarquía es la misma que la prueba de que existe una burguesía” ¿Cuál sería esa prueba? Que además deberían de ser varias imagino. Otra cosa, en todo caso, ¿qué cosas probaríaan que la oligarquía es algo distinto de la burguesía?

      “La diferencia…(….)…se le llama oligarquía”, usted le llama así, de hecho su caracterización no coincide con lo que normalmente se entiende por tal y que es solo una distinción al interior de la misma clase burguesa, no una clase aparte, aunque alguna historiografía nacional y popular lo haya querido plantear en esos términos para distinguir “buenos” y “malos” burgueses.
      Al respecto de ese párrafo, no se trata de una “cuestión empírica” sino que es una construcción teórica,en realidad un enunciado teórico. Pero más allá de eso, está reformulando una definición previa, no es necesario reinventar el concepto de oligarquía a cada paso, de última dele otro nombre.

      En el crack del 29, no todas las acciones encontraron compradores, como en cualquier otro caso de desvalorización, de hecho la mayoría queda sin vender, lo cual es un nuevo impulso para que la acción siga cayendo.

      En comentarios anteriores planteas la cuestión de que los capitales oligárquicos “dejan de ser nacionales” o algo así en cuanto se sustraen de una nacionalidad… Todo capital exitoso en cualquier mercado global sería oligárquico entonces, por lo cual, burgueses serían todos los capitales atrasados o que no se pueden diversificar fuera de un marco nacional según su razonamiento, si mal no entiendo.

      Respecto a que la oligarquía se define en función de la clase de medios de producción que controla, en alguna medida sí, se le ha relacionado con capitales arraigados en la renta de la tierra, que invierte poco, con prácticas políticas conservadoras, etc, pero no es sólo en función del medio de producción que controla. Por otra parte, la definición clásica de oligarquía no remite a una clase distinta, sino a una fracción dentro de la misma clase que tiene determinadas características, pero si usted va a definir una clase social solo en función de los medios de producción que controla, de repente un empleado de concesionaria de autos, el dueño de la concesionaria, la filial local y la casa matriz son oligarcas en caso de que controlar la cadena de producción-venta de autos califique para oligarca.

      En una sola cosa estoy de acuerdo, lógicamente, hay ramas que otorgan más “poder global”, que entiendo que se refiere a poder geopolítico, no es lo mismo producir petróleo que producir muñecas en términos estratégicos, pero ni el mercado petrolero está “oligárquicamente” regulado, ni “imperialmente” (eso lo podrá discutir, es todo un debate, opino que no es como se plantea mayormente), la petroleras compiten, se rigen por la ley del valor, producen una renta en parte, pero no se rigen por la “ley de ganancias oligárquicas a gusto y piacere”:

      Bueno, y ya que habló de reciprocidad, menos mal que se dió cuenta, hasta parecía que estaba patoteando cuando decía en comentarios anteriores “sos lo suficientemente inteligente para darte cuenta” y cosas por el estilo…

      Por último y esto ya se me hizo muy largo, suponiendo que usted tiene razón,y que la contradicción más importante sea “Imperio vs Pueblos” ¿es lícito que los asalariados dejen de pagar impuestos a las ganancias? ¿Es lícito que se le cobre a los funcionarios del capital burgués y al capital burgués? ¿Y a los del capital del Imperio? ¿O es preferible dejar que el capital burgués explote a cuatro manos a los trabajadores porque al menos así tienen trabajo y si interviniese el capital imperial se come a los pobres burgueses y su obreritos? ¿Podría nombrar una empresa imperialista oligárquica y una no oligárquica radicadas en Argentina? Para hacerlo más “empírico” digo…

      Vuelvo a pedir disculpas por la longitud de esta intervención.

      Me gusta

      Ilichito

      07/07/2012 at 04:49

  42. cual es la prueba de que existe una oligarquia?
    Segun usted las empresas que controla la oligarquia son JpMorgan Exxonmobil etc.
    por citar solo dos ejemplos, uno el banco mas importante de Estados Unidos de America y la petrolera de igual condicion.
    si usted ve sus principales accionistas, no encuentra ningun control
    Principales 6 accionistas de ExxonMobil
    Vanguard Group 4.4
    State Street 4
    BlackRock 3.5
    Wellington 1.4
    Fidelity 1.1
    Bank of America 1
    Principales 6 accionistas de JPMorganChase
    Vanguard Group 4.2
    State Street Global 4.1
    BlackRock 3.5
    Fidelity 3.5
    Wellington 2.6
    T. Rowe Price 2.5

    si ve sus directores (miembros del directorio) tampoco ni siquiera un solo entrelazamiento

    Me gusta

    Alicia

    07/07/2012 at 01:03

    • Ilichito, Alicia. Obviamente son libres de hacer lo que quieran, pero me siento en la obligación de hacerles notar que gastan pólvora en chimangos. Un magufo no va a entrar en razones, el es su propia razón. Mi experiencia es que mientras menos se les contesta menos molestan. ¿Ustedes se pondrían a discutir con un UFOlogo?

      Saludos.

      Me gusta

      Gerardo Daniel

      08/07/2012 at 08:50

  43. La prueba de que existe la burguesía es que controla medios de producción. Es la definición de burgués. No dice nada esta definición acerca de qué medios de producción. Es una definición general. Todo poseedor de medios de producción es burgués. Fenómeno.

    La prueba de que existe la oligarquía es que controla ciertos medios de producción precisos y concretos. Esta definición es distinta a la anterior. En principio no difiere de la anterior en la medida que sólo introduce una especificación para entender algo empírico: que hay medios de producción que otorgan un poder global y que la clase que los controla tiene ese poder global. La red de esos medios de producción y los agentes que los controlan constituyen el sistema oligárquico, el sistema del imperio. Todo lo que no es esto sería el sistema del MPC (modo de producción capitalista).

    El sistema oligárquico (imperio) desposeé a los pueblos de los resortes fundamentales precisos y concretos que controla, del mismo modo que el MPC desposée a la clase obrera de los medios de producción. Esa desposesión constituye a las clases en cuanto tales. Esta conceptualización implica que un burgués y obrero son tales en el MPC y son “pueblo” en el sistema del imperio (SI) (porque ambos son desposeídos en ese sistema).

    Siguiendo estos lineamientos, el Estado que a la sazón gobierna el K no es un Estado burgués es un Estado oligárquico, puesto que la clase dominante es la oligarquía (específicamente) no la burguesía en general. Como podés ver con lo que acabo de decir, debo ser congruente con el planteo teórico propuesto, no puedo dejarme llevar por inclinaciones o prejuicios oficialistas u opositores. Mi posición no depende de la intervención en este terreno.

    La definición de oligarquía que propongo es teórica para dar cuenta de algo empírico: los efectos del poder global y las clases que lo detentan. Considero a este poder enteramente privado. A diferencia de no pocos marxistas y “nacional populares” que sostienen que el poder se encuentra en las “potencias mundiales” (países). Los Estados dominados por esa oligarquía privada actúan en función de esos intereses privados. El concepto de poder solo se refiere a las clases sociales no a una institución o superestructura. La Reserva Federal, BCE, FMI, Banco Mundial, etc., etc., son todas instituciones dominadas por la oligarquía, no por los Macri de todos los países, o los Cirigliano, etc., etc.

    Me gusta

    oti

    07/07/2012 at 19:59

  44. El SI se identifica con el MPC hasta cierto punto y la lógica interna que lo describa está aún pendiente. Tuvimos un Marx del MPC pero no tenemos uno, lamentablemente, del SI. En principio, se podría conjeturar que las leyes de concentración y centralización pueden aplicarse al SI. Pero sería errado proceder por analogía o correspondencia entre el MPC y el SI. El SI es una dimensión distinta y comprende al MPC. Sólo se me ocurre una metáfora para indicar esto. El MPC considerado en abstracto sería como una pecera y los peces que nadan dentro de ella. Otra cosa es que esa pesera flote en las corrientes del océano (SI).

    No quiero convencer a nadie, espero que sea tomado esto como elementos para pensar.

    Hay muchas anomalías en el mundo y el conocimiento que tenemos no alcanza para explicarlas, y esto incluye al marxismo.

    Con respecto a lo de la reciprocidad y sobre lo de “patoteando”, si Ud. lee el comentario de Astarita que respondo, se da cuenta que para él era fácil ponerme en una posición “conspirativa” que jamás planteé. Por eso dije lo que dije, no estaba patoteando para nada. De paso digo que la capacidad de conspirar es función del poder que se tiene en virtud de la posición en la estructura. No es que la estructura depende de la capacidad de conspirar de agentes. La estructura posiciona a los agentes. Eso es claro en mi planteo. Pero parece que si uno no habla de la ley del valor y de las leyes económicas tiene una posición conspirativa.

    Me gusta

    oti

    07/07/2012 at 20:35

  45. Respecto a sus preguntas,

    “es lícito que los asalariados dejen de pagar impuestos a las ganancias? ¿Es lícito que se le cobre a los funcionarios del capital burgués y al capital burgués? ¿Y a los del capital del Imperio? ¿O es preferible dejar que el capital burgués explote a cuatro manos a los trabajadores porque al menos así tienen trabajo y si interviniese el capital imperial se come a los pobres burgueses y su obreritos?

    Para mi hay que volver a como era antes, el asalariado no debe pagar ganancias. El Estado, en la medida que recupera soberanía, debe bloquear las fugas (1.000 millones de U$S x mes en los años de menos fuga). Para eso hay que intervenir en el comercio exterior y en el sistema financiero terminando con la política monetaria actual al servicio de un sistema donde los U$S (reservas del BCRA) son privados. Al “nacionalizarse” el BCRA dejarían las reservas de ser privadas.

    ¿Podría nombrar una empresa imperialista oligárquica y una no oligárquica radicadas en Argentina? Para hacerlo más “empírico” digo…”

    Todas las empresas (consorcios trasnacionales del comercio exterior y Bancos: Continental (Bélgica, 1813, Amberes; París, Londres 1920; Nueva York; Suiza) Bunge y Born (Amsterdam,1752; Amberes; São Paulo; Antillas; Cargill -Tradax (Iowa, 1865; Minneapolis; Suiza) que le dan los U$S al BCRA y éste, a cambio, les tiene que dar títulos (al HSBC, Santander, City, etc.).

    Una no oligárquica sería la que está a la vuelta de mi casa: es una empresa de un burgués que tiene 2 empleados y fabrica casillas de seguridad privada. O la que trabaja mi mujer, que fabrica ascensores, 2 burgueses con 30 y pico de empleados. Éstos jamás van a poder comprar una Letra del BCRA. El 70% de los trabajadores de la industria, si mal no recuerdo la estadística, laburan en PyMEs.

    Me gusta

    oti

    07/07/2012 at 21:32

  46. hola Oti me puede decir ya que usted sabe quienes son las Familias de la oligarquia?

    Me gusta

    Alicia

    08/07/2012 at 20:49

    • Hola, por ej, varios de los accionistas que detallas en el comentario anterior (BlackRock; Vanguard Group, etc.), entidades gigantescas ligadas a las finanzas, empresas industriales, de materias primas (Repsol, por ej.), bancos de inversión, aseguradoras, etc., etc. Con innumerables sucursales por todas partes del mundo (N. York, Londres, Sídney, Hong Kong, Fráncfort, Milán, Dubái, Pekín, Bombay, Zurich, Madrid, Moscú, México, San Pablo, etc.). Son ejemplos de entidades del sistema oligárquico que es una red global muy extensa. Para ellos los países no son países, son escenarios locales.

      Vuelvo a repetir, esto no quiere decir que estén por fuera de toda ley o consecuencia y que siempre ganen. La crisis global actual proviene fundamentalmente del sistema oligárquico y lo condiciona. El poder que tienen deriva del control que ejercen sobre recursos y resortes fundamentales: sistemas financieros, comercio internacional, materias primas, entre otros no menos importantes (agencias de noticias internacionales, aparatos militares y de inteligencia, armamentos, tecnología para la guerra, etc.).

      Me gusta

      oti

      09/07/2012 at 22:51


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: