Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

La tesis sobre menemismo y transformismo por escrito

with 36 comments

A raíz de mis notas anteriores de crítica a la explicación de Eduardo Basualdo sobre transformismo y menemismo (ver aquí y aquí), se me ha atacado diciendo que inventé la posición de Basualdo, y que éste jamás sostuvo lo que digo que sostuvo. Recuerdo lo que afirmé: que Basualdo sostiene que los regímenes que  llama de valorización financiera, luego de la caída de la dictadura militar pudieron ocurrir porque los “sectores dominantes” compraron a los representantes de los sectores populares con coimas y altos salarios. En esas notas expliqué por qué pienso que esta explicación es superficial, vacía e incoherente; y pregunté por qué sus defensores no la aplicaban a lo actuado por los K y otros altos funcionarios kirchneristas en los 90. Pareciera que imposibilitados de responder, los defensores de la tesis están tratando de decir que Basualdo nunca planteó lo que le atribuyo. Pues bien, aquí van los pasajes más significativos, todos tomados de Sistema político y modelo de acumulación. Tres ensayos sobre la Argentina actual, Buenos Aires, Cara y Ceca, 2011.

“Sin embargo, resulta poco discutible que esa dictadura (se refiere a la de 1976-83) no explica todo lo acontecido durante la valorización financiera porque a ella le sucedieron tres gobiernos constitucionales durante los cuales no sólo no se revirtieron sino que se profundizaron esas modificaciones estructurales. Es indudable que el retorno de los gobiernos constitucionales le planteó a los sectores dominantes un desafío de notable trascendencia que consistió en garantizar, ahora bajo un régimen constitucional, un control político que posibilitara el desarrollo del nuevo patrón de acumulación del capital” (p. 43). (…)

“En este sentido todo parece indicar que, agotada la represión e interrumpida la industrialización sustitutiva, la opción de los sectores dominantes fue avanzar en la redefinición del sistema político y de la sociedad civil mediante una estrategia negativa que continúa la tarea dictatorial, pero a través de otros medios. Es negativa, porque no pretende construir consenso sino impedir la organización de los sectores subalternos, inhibiendo su capacidad de cuestionamiento. Sin embargo, ya no se trataba de hacerlo mediante la represión y el aniquilamiento sino a través de un proceso de integración de las conducciones políticas y sociales de los movimientos populares” (p. 43). (…)

“Esto parece entonces ser el motivo por el cual, a lo largo de las últimas décadas, son cooptados cuadros políticos, dirigentes sindicales, etc. que conservaron, e incluso en algunos casos fortalecieron sus liderazgos debido al respaldo que encontraron en los sectores de poder (p. 44). (…)

“Sin duda, el fenómeno de la cooptación está presente en todos aquellos procesos en que los sectores dominantes intentan generar consenso o hegemonía alrededor de determinado patrón de acumulación, incluso en regímenes dictatoriales. Sin embargo, lo que se intenta señalar aquí es que la cooptación se construye en el eje central que reconoció la construcción de la dominación del nuevo patrón de acumulación de capital, desde la interrupción de la dictadura militar hasta el año 2001″ (p. 44: énfasis agregado). (…)

“Ciertamente, este tipo de proceso ha sido analizado en términos de la teoría política y, no por casualidad, por la teoría política italiana. En efecto, esta situación podría encuadrarse dentro de lo que Antonio Gramsci denomina, cuando analiza la conformación de la unidad italiana, el transformismo, que caracteriza una situación en la que los sectores dominantes excluyen todo compromiso con las clases subalternas, pero mantienen la dominación (hoy llamada “gobernabilidad”) sobre la base de la integración de las conducciones políticas de las clases subalternas” (p. 44). (…)

“Desde la perspectiva gramsciana, durante el transformismo la clase dominante ejerce el consenso en la superestructura, sin modificar -o incluso agravando- la situación estructural de los sectores subalternos mediante la hegemonía que ejercen los intelectuales orgánicos de la clase dominante sobre los que expresan al resto de los sectores sociales…” (p. 45). (…)

“En este contexto, es pertinente indagar la manera en que los sectores dominantes asimilan a los intelectuales orgánicos de los sectores subalternos, en general, y de la clase trabajadora en particular” (p. 45) (…)

“Al analizar el proceso argentino de las últimas décadas, parecen caber pocas dudas acerca de la importancia que asume el análisis gramsciano para aprehender la naturaleza de las transformaciones que se registran en el sistema político” (p. 47). (…)

“En el caso argentino la situación es diametralmente distinta” (Nota: Basualdo se refiere a que es distinta con respecto a las modalidades básicas de transformismo) “porque los sectores dominantes nunca lograron consolidar un partido político propio que se nutriera con sus propios intelectuales orgánicos y estuviera en condiciones de ejercer la conducción ideológica del sistema político en su conjunto. Tan decisiva ha sido esta ausencia para los sectores dominantes que, históricamente, recurrieron sistemáticamente al golpe de estado y a la dictadura militar para imponer sus políticas” (p. 47). (…)

“… ante la ausencia de un partido orgánico, son los propios sectores dominantes, especialmente la fracción del capital concentrado interno constituida por grupos económicos la que asume la tarea de cooptar al partido político que accede al gobierno una vez agotada la dictadura militar, a distintos integrantes del partido opositor y a diversas conducciones de organizaciones que conforma la sociedad civil” (p. 48; énfasis agregado). (…)

“En tanto el agente dinámico que genera el transformismo italiano es el partido de derecha, es lógico esperar que, tal como señala Antonio Gramsci, la hegemonía ideológica sea la principal vía para cooptar a las conducciones políticas y sociales de los sectores subalternos. No ocurre lo mismo en el caso argentino, cuando el sujeto que impulsa la constitución de un nuevo sistema político es una fracción de los sectores dominantes, que opera sobre los partidos políticos y las organizaciones sociales sin mediación alguna. En esta alternativa, la ideología necesariamente converge con otros factores de índole material, porque en estos últimos radican las ventajas relativas de las fracciones sociales que detentan el poder en una sociedad capitalista, En efecto, una aproximación general al proceso argentino permite detectar esos factores materiales que, con distinta intensidad, según las diferentes etapas, asumen un papel decisivo en la conformación del transformismo argentino. Los mismos son: la corrupción y los altos ingresos relativos que perciben los integrantes del sistema político argentino, en un contexto social caracterizado por un agudo disciplinamiento de los sectores populares vinculado a una creciente concentración del ingreso” (pp. 48-9, énfasis agregado), (…)

“El avance de la concentración del ingreso durante los gobiernos constitucionales estuvo estrechamente vinculada con el mantenimiento de la influencia, bajo otras formas, que habían adquirido durante la dictadura militar los sectores dominantes en general y el capital concentrado interno en particular para definir el diseño de las políticas estatales. Sin embargo, el hecho decisivo para la conformación del transformismo argentino consistió en que esa subordinación es acompañada y alimentada por el surgimiento de negocios comunes entre los sectores dominantes y el sistema político a costa de los intereses públicos. Se trata de la irrupción de los denominados “retornos”, es decir, de la corrupción como factor orgánico en el sistema de poder, mediante la cual se articulan el capital oligopólico y el sistema político en detrimento del conjunto social y particularmente de los sectores populares. Es decir, no se trata de un fenómeno circunstancial, acotado a determinada etapa de la instalación de la valorización financiera, sino estructural e intrínseco al nuevo patrón de acumulación del capital dominante.
Sin duda, la corrupción es un factor sumamente importante para lograr la cohesión del bloque de poder, porque evita las deserciones y la disgregación del mismo. …la corrupción en el sistema político opera de una manera equivalente al “pacto de sangre” que se estableció entre los genocidas” (p. 51; énfasis agregado). (….)

“Esta primera aproximación al análisis del transformismo argentino sería incompleta si no se incorpora otro elemento, también material, cuya presencia tiene un efecto decisivo en las peculiares y regresivas características del sistema de dominación del país. Se trata de los elevados salarios relativos que perciben los cuadros orgánicos al servicio del poder establecido. En efecto, la nueva amalgama que sustenta la transformación del sistema político es la asignación de recursos económicos (financiamiento) para asegurar altas remuneraciones relativas de los que se integran a la pléyade de nuevos intelectuales orgánicos del bloque dominante. Sin duda, este elemento ha sido vital en el proceso de integración de los cuadros políticos a los sectores dominantes, y en el consiguiente descabezamiento de las conducciones de los sectores populares, pero no menos importante ha sido su influencia en la incorporación al bloque de poder de los intelectuales supuestamente “independientes”, desligados del sistema político, que percibieron ingresos relativamente elevados a partir de la proliferación de contratos y consultorías que acompañó al proceso de destrucción y transferencia del aparato estatal al sector privado” (pp. 51-2; énfasis agregado).

Dijeron que había inventado la posición de Basualdo. Pues bien, ¿qué dicen ahora? Aquí está: las políticas del menemismo (y la adhesión de los K y tantos otros pro-K) explicadas por coimas, altos salarios y negociados. Digamos, la tesis Carrió, solo que disfrazada de palabrería gramsciana. Pero de todas maneras no me interesa mucho convencer a mis críticos de algo, sino que los lectores del blog puedan comparar posturas y hacerse su criterio.


Descargar el documento:
[varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como]
La tesis sobre menemismo y transformismo por escrito

Written by rolandoastarita

29/11/2012 a 22:43

36 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Muy oportuno prof. Astarita, sin embargo creo que no va a conseguir nada (aunque se que no le interesa convencer) le seran contestada la vaciedad de que “cita un solo libro”. Esos pseudo intelectuales ya se compraron su propio verso de que ciencia y estudio es lo que ellos hacen, es decir “citologia”.

    Saludos

    Me gusta

    Gerardo Daniel

    29/11/2012 at 23:01

  2. Hola, disculpe que lo saque de tema, Astarita, por casualidad lo vio a Leandro Ziccarelli?
    … Ah, no… ? Bueno, voy a intentar en el blog del C.C.C.

    (Si lo ven le avisan que tiene una cita… ? Gracias!)

    Me gusta

    Pamela

    30/11/2012 at 09:36

  3. Jajaja gracias por la etiqueta profesor. A los seguidores de Astarita que me agravian y provocan sin conocerme en lo más mínimo ni esgrimir argumentos les digo: muchachos cuando voten un gobierno que saque al menos el 5% hablamos…

    Profesor veo con buen ánimo que haya tomado mi consejo de citar de verdad, o de traernos (como lo insté ayer en varias ocasiones) las “famosas citas ocultas”. Creo que el hecho de que se haya tomado el trabajo de hacerlo es un reconocimiento a mi crítica. Pero vamos a tener que seguir discutiendo, porque no avanzamos mucho… Para que se sienta Marx por un rato iba a escribir un texto titulado “Como cita el señor AStarita”, aunque no iba a ser anónimo como el original. Sin embargo, releyendo ambos textos entiendo mi artículo está más vigente que nunca, así que no hace falta escribir nada nuevo. Simplemente le hago algún comentario a sus “misteriosas” citas (que, al menos, ahora existen):

    1- La mayoría no dicen nada, no tienen nada que ver con el problema que discutimos… Que tiene que ver por ejemplo:

    “En este contexto, es pertinente indagar la manera en que los sectores dominantes asimilan a los intelectuales orgánicos de los sectores subalternos, en general, y de la clase trabajadora en particular” (p. 45) (…) (¿?) ¿Qué dice? ¿Indagar sobre las maneras de asimilar cuadros orgánicos prueba algo? ¿Eso hace que el transformismo sea lo único que explica los 90? ¡¡¡LEJÍSIMOS!!!!

    “Al analizar el proceso argentino de las últimas décadas, parecen caber pocas dudas acerca de la importancia que asume el análisis gramsciano para aprehender la naturaleza de las transformaciones que se registran en el sistema político” (¿?) Esta es buenísima… ¡¡¡NO DICE NADA!!! Falta que me ponga los agradecimientos del libro para mostrar sus “tergi-tesis”… Yo tengo la Antología de Gramsci y tienen unas 800 páginas, nunca imaginé que el ÚNICO APORTE DE GRAMSCI ERA EL TRANSFORMISMO, ¿otra vez dándole usted mismo más manija de lo que los propios creadores le dieron?

    Y así todas las citas…

    2- Poner la cita sin escribir nada intenta manifestar que la cita habla por sí sola. Profesor, créame, ninguna cita resulve NI APORTA nada al debate que estoy intentado tener con usted. De si los 90 sólo se explican por el transformismo (que usted sigue reduciendo, YA EN CONTRA DE SUS PROPIAS CITAS, a “salario altos y coimas”) o hay otros factores, al menos en Basualdo. Mi artículo, al respecto, es más que claro… Vuelvo a invitarlo a que lo lea…

    3- Puso 11 citas… Que están contenidas en 11 páginas… Que a su vez, están contenidas en el primer ensayo (si no me equivoco, no tengo el libro acá). Si no recuerdo mal en mi artículo (el que insisto, sigue y sigue siendo la respuesta a sus preguntas mal formuladas) llego a citar hasta la página 185 o más… Creo que no hace falta decir mucho más respecto de si en verdad leyó a Basualdo concienzudamente…

    4- Por otro lado, nos dice Basualdo explica los ´90 con el transformismo; yo le digo: No, no es solo eso… Y le cito el “libro blanco” (mire que dogmático soy) de Eduardo donde hay un análisis pormenorizado de la década de los ´90, donde convergen un sinfin de factores, entre ellos el transformismo… ¿Qué hizo usted? Alegó que yo “me refería a otros textos”… Y más vale, ¿¿¿acaso Basualdo no escribió “varios textos”??? Le repito, y acá le concedo ya el primer ensayo del último libro: usted juzga y satiriza a Basualdo sin haberlo leído sistemáticamente…

    5- La mayoría de sus citas se proponen mostrar que Basualdo habla del transformismo, que utiliza a Gramsci, cuando eso nunca estuvo en discusión… Le repito, no dicen nada… En mi artículo digo claramente que el trasnformismo es un factor (importan, incluso) pero que por sí sólo no explica nada… Tal vez usted desde las 11 páginas de Basualdo no logre verlo… YO con más de 20 artículos y 3 libros de Eduardo le digo que no es así… Usted sostiene su postura, ya van 3 artículos… Y sigo siendo yo quien pone en contexto las ideas de Eduardo.

    Podría seguir pero el tiempo hoy me estirano, yo trabajo; de hecho le he entregado mi hora de almuerzo a esto…
    Lo hago por dos razones: 1- En retribución porque usted reconoció que estaba acertado en mis críticas, pese a que no lo recozca explícitamente. Se dio cuenta que sus dos artículos eran una sátira y no contenían más de una sola cita… Por eso trajo ahora citas de 11 páginas, que si bien no dicen nada es un avance; y 2) (este es bastante triste) Lo hago ahora, rápido, para evitar que sus “seguidores” sigan motivándose entre sí para agredir sin argumentos a alguien que no conocen, deben tener tiempo ahora que no hay marchas de la SRA o la burocracia sindical no los manda a cortar autopistas… En fin, a ellos les repito que me paso por los huevos (con perdón de la expresión) todas las giladas que puedan decir de mí; ahora ideas… Ni una tiraron… Incluso el señor Gerardo dijo la BRUTALIDAD de que el peronismo le inculcaba una conciencia burguesa a los trabajadores… jaja Q animal, como si los trabajadores fuéramos tontos y no comprendiéramos al señor Gerardo… Gran parte de la “izquierda extranjera” parte de ese tipo de supuestos, por eso la única izquierda seria en el país debe salir desde adentro del propio peronismo… 3 palabras solas Gerardo: John William Cooke.

    Saludos cordiales…

    Me gusta

    Leandro

    30/11/2012 at 15:03

    • Bueno, si estas citas no le dicen nada, está bien. allá usted. Cualquiera puede juzgar. Citas en las que Basualdo dice que fue “vital” y “decisivo” el modo en que los “sectores dominantes” continuaron la dominación, y que ese modo “decisivo” consistió en “coimas”, “retornos” y “negociados”, a usted “no le dicen nada” ni demuestran nada. ya no hay manera de demostrar nada. Me confirma en lo que pensaba: estoy ante el razonamiento K por excelencia. La realidad para ustedes no existe, ni siquiera cuando se la mostramos blanco sobre negro.
      La realidad sin embargo es que Basualdo explicó las políticas del PJ de los 90 por coimas, retornos y negociados.
      La realidad es que en mi nota sinteticé correctamente lo que afirmó Basualdo.
      La realidad es que usted mintió cuando dijo que Basualdo no había escrito lo que dije que escribió.
      De todas maneras, en todo esto, lo que me interesa es que la gente pueda leer y comparar las posiciones.

      Me gusta

      rolandoastarita

      30/11/2012 at 15:30

    • Ah, me olvidaba: muy bueno ese toque de la “izquierda extranjera”. ¿Por qué no agrega la consigna “ni yanquis ni marxistas”? ¿Se le olvidó?

      Me gusta

      rolandoastarita

      30/11/2012 at 15:38

    • Si exactamente Leandro: John William Cooke.

      Y el que dice que los trabajadores somos tontos es usted, o los que pretenden que nos comamos que este gobierno o el peronismo en general pueden llegar al socialismo.

      No pienso seguir discutiendo con necios.

      Me gusta

      Gerardo Daniel

      30/11/2012 at 16:17

    • Cómo para que los lectores del blog puedan tener una idea de la catadura intelectual y/o moral del señor Leandro repongo la linea que escribi que el estimado cita:

      “Y la conciencia de clase del peronismo es la de la clase burguesa, no importa cuantos obreros haya en la plaza, esto es bastante elemental.”

      Segun este personaje esto es equivalente a escribir:

      “el señor Gerardo dijo la BRUTALIDAD de que el peronismo le inculcaba una conciencia burguesa a los trabajadores”

      Tipico de estos esbirros del capital, lo unico que pueden hacer es mentir, mentir y mentir…

      Yo puedo equivocarme, y sería el primero en reconocerlo si me lo demuestran, pero no soy un deshonesto, como cualquiera puede deducir de todo lo escrito por el señor Leandro incluso sin conocerlo personalmente.
      Esta es el tipo de persona que se dice de “izquierda nacional”

      Saludos

      Me gusta

      Gerardo Daniel

      30/11/2012 at 16:29

  4. No me extraña que la “izquierda extranjera” (que nunca se abocó a estudiar al peronismo, es decir, a la clase trabajadora argentina) no sepa distinguir entre Arregui y Miguel!!!!!!!!!

    POR DIOS!!!

    Me gusta

    Leandro

    30/11/2012 at 15:57

    • Leandro Ziccarelli, ya no tiene nivel intelectual para el aporte al debate.
      Un consejo de amigo, no intervenga más que con el tiempo nos vamos a olvidar de sus intervenciones. Como dice el anillo de grondona, Todo Pasa.
      Espero que algo le quede a usted, para el futuro, que algún día pueda reflexionar ante la evidencia y no la niegue hasta el absurdo.

      Por otra parte, quiero felicitar a Rolando por este maravilloso intercambio. Cada vez más sorprendido por su calidad para el debate, compañero.
      Realmente necesitamos sus intervenciones en el campo del marxismo. Le soy sincero, antes lo miraba con un poco de desconfianza, como se lo mira a otros dirigentes de la izquierda argentina, pero usted es distinto.

      Perdón, me presento, no soy de comentar en blogs pero me decidí ya que una compañera (creo que es Pamela) me pidió que le echara una miradita al debate sobre los textos de Basualdo en su blog y con el nivel de intervenciones de rebecca, Martín y Leandro quedé un poco asqueado.
      Soy Lucas Santillán. Un gusto.

      Me gusta

      Lucas Santillán

      30/11/2012 at 17:21

    • Gracias por el aliento, pero de todas maneras quisiera aclarar que no soy dirigente de la izquierda. Creo que apenas dirijo a mi computadora.
      Aprovecho para hacer una observación en relación al largo comentario de LZ sobre las citas que tomé del libro de Basualdo.
      Mi criterio es que hay que presentar las citas, y que cada cual juzgue; pienso que la inteligencia es el don más repartido que hay, y que todos pueden usar la suya para leer, reflexionar sobre lo que leen, y hacerse una opinión. Nuestro intelectual, en cambio, considera que nadie del común puede interpretar adecuadamente lo que está blanco sobre negro. Es la típica soberbia de estos personajes, siempre encaramados a sus prestigiosos doctorados, maestrías, publicaciones académicas y congresos internacionales (Spinoza escribió que lo característico de quienes mandan es la soberbia; agregamos, también de algunos intelectuales).
      El hecho es que donde Basualdo dice “coimas”, “retornos” o “negociados”, el experto en las “altas ciencias sociales” advierte significados de insondables profundidades, que sólo él, agudo conocedor de la obra completa basualdiana, gramsciana y aledañas, puede captar y explicar al profano. Por eso, advierte que donde leemos “A”, en realidad no estamos leyendo “A”, sino cualquier otra cosa, que sólo él puede advertir. Desde su Olimpo, versado en el difícil arte de la interpretación flacsociana, dictamina cómo debe interpretarse cada pasaje.
      Insisto, mi idea es un poco más sencilla (pero admito que soy vulgar): está clarito lo que escribió Basualdo, y cualquiera puede entenderlo sin tutores ni guías de lectura. Sólo hace falta seguir aquel consejo del “atrévete a pensar” (ver aquí).

      Me gusta

      rolandoastarita

      01/12/2012 at 00:05

    • Sr. Leandro Ziccarelli, le comento que los de la “izquierda extranjera” (¿o le gusta más foránea?) -los marxistas bah-, sabemos distinguir bien de que lado están los capitalistas y de que lado los trabajadores, y así intervenimos en la lucha de clases. Es evidente que ud. también lo sabe, por eso colabora activamente con el Gobierno del capital. Está muy claro. Saludos.

      Me gusta

      Armando

      30/11/2012 at 18:42

    • leandro: vos sos el mismo zicarelli que hace uno o dos meses en FLACSO dijo que el PRT-ERP tenía ideología peronista???? y opinaste barbaridades de “la izquierda” sin conocer absolutamente nada????

      Me gusta

      cristian

      30/11/2012 at 23:54

  5. ¡¡Demoledor, Astarita!!
    Que siga escribiendo Leandro Ziccarelli, el nivel de sus intervenciones no hacen sino resaltar aún más (si cabe) la contundencia del argumento presentado por usted.
    Quien quiera ver que vea, quien quiera oir que oiga… el resto que siga su ruta.
    Como siempre, un placer leer este blog. Un oasis en medio de tanta confusión teórica y política.

    Me gusta

    Mariana

    30/11/2012 at 16:31

  6. Rolando
    En Venezuela se ha dado el fenómeno que sectores de la izquierda chavista se han “transformado” en una burguesía emergente, llamada “boliburguesía. En otras palabras, son una fracción nueva de la clase dominante.
    Aquí va un comentario escrito en el año 2006, hace seis años, de un viejo dirigente de izquierda, Domingo Alberto Rangel, fallecido este año:
    “La Boliburguesía”
    Domingo Alberto Rangel* / Correo del Caroní (Venezuela) – 20/04/06
    http://www.soberania.org/Articulos/articulo_3145.htm
    “Ya el chavismo tiene su oligarquía propia. Ocho años de gobierno han creado en Venezuela lo que Juan Carlos Zapata llamó, con un neologismo afortunado, “boliburguesía”, que uno de los grandes diarios del mundo O’Globo de Río de Janeiro, ha acogido y difundido con júbilo desbordante.
    En la Europa clásica, la burguesía creaba al Estado, aquí, el Estado crea a la burguesía. Como Júpiter cuando creó a Minerva, aquí el Estado pare burguesías sacándolas de la cabeza como hizo el dios romano. Desde 1900 hasta el día de hoy, cada capa burguesa surgida en los horizontes sociales de nuestro país ha sido obra del Estado.
    El Estado venezolano es arbitrario, torpe y criminal, pero también opulento, corrompido y caprichoso. La renta petrolera lo dota del único excedente apetitoso que hoy, a casi un siglo del “Barroso Nº 2” de Cabimas, detenta Venezuela. Aquí el Estado puede convertir en las doce horas que necesita la luz de los cielos para alternar con las sombras, a un “peladito cantinflinesco” en un personaje aristocrático.
    Desde hace cien años los sucesivos cabecillas de nuestra oligarquía han sido producidos por una incubadora milagrosa, la Tesorería Nacional. Hay en la burguesía venezolana, como las hay en la burguesía imperial de Estados Unidos, distintas modalidades y capacidades, pero todas ellas son hijas del Estado. O creación del presupuesto nacional, si nos permiten extremar la franqueza. La oligarquía bolivariana es el más reciente brote de la vieja plantación burocrática venezolana.”
    ¿Existe la posibilidad de que sectores de la izquierda argentina y de la burocracia sindical, ligados al kirchnerismo, se han transformado en una fracción de la burguesía argentina, tal como ha sucedido en Venezuela?
    Saludos

    Me gusta

    La duda metódica

    30/11/2012 at 18:43

  7. “que Basualdo sostiene que los regímenes que llama de valorización financiera, luego de la caída de la dictadura militar pudieron ocurrir porque los “sectores dominantes” compraron a los representantes de los sectores populares con coimas y altos salarios”.

    No entiendo cómo el modo en que se efectivizan en la práctica las necesidades del capital de los sectores más concentrados puede convertirse en la razón de esas necesidades del capital concentrado.

    Tampoco, las formas en que se ejerce la dominación, en este caso de Basualdo, “financiera”, no puede fundamentarse en las formas en que ella se traduce en la política.

    Me gusta

    oti

    30/11/2012 at 19:59

  8. Lucas no me extraña que algunas ideas te produzcan “asco”, sin ir más lejos todo lo popular les da “asco”.

    Cristian soy el que te contestó a vos cuando dijiste que “el gordo Cooke era un pelotudo” sin ningún argumento… Q me negabas que el che había reivindicado a Stalin y que te tuve que explicar la diferencia entre productividad y producto por empleado!!!! Ese mismo…
    Lo del PRT es deliberadamente mentira, de hecho la “discusión” empezó porque vos asegurabas -sin conocer- que el peronismo no había tenido expresiones de izquierda… Sin embargo, recuerdo incluso que dijiste que Milcíades (persona a la que estimo la gente que visita este blog reivindica) era un “burocratón” y santucho un modelo de militante (victoria te dejó recontra de garpe cuando hiciste ese comentario)… No tengo nada en contra del robby, al contrario… pero sabé que cuando Milcíades iba a pedir fierros a las CGT el Robby estaba viajando por el mundo con un profesor, es decir: estaba en un huevo… Vos fijate quién hablar sin saber nada…
    Te invité a debatir, te cité a todos los autores que como “zurdo” tendrías que haber leído (Marx, Engels, Lenin, Trotski, el che) porque yo sí los leí… A todos, sin falta… y no quisiste debatir, lo vieron todos…
    Y ahora ponés ese comentario por acá??? ME da risa… Lo hubiésemos hablado ese u otro día… Veo q no tenés muchos argumentos igual…

    BUeno saludos para todos muchachos, de ves en cuando voy entrando para ver si entre tantos agravios se les cae una idea… Vamos complicados por el momento, salvo por el señor Lucas, ese nos mostró muy clarito que siente un burgués hacia todo lo popular: asco…

    Leandro.

    Me gusta

    Leandro

    01/12/2012 at 16:36

    • Leandro, es gracioso que para vos solamente tus argumentos tienen validez.
      Por el lado de Cooke, te digo lo mismo que te dije hace un tiempo: me parece tan gracioso, estúpido y contradictorio como Tolstoi, como Proudhon o como cualquier kirchnerista con una remera del Che Guevara. Esto, obviamente no le quita cierto mérito que tuvo en algún que otro análisis (nadie puede negar grandes pasajes de “que es la propiedad” o de “guerra y paz”), pero como digo siempre, no se puede ser anarco y creer en dios a la vez, como tampoco se puede ser clasista y declararse peronista. Para que no te pongas denso, voy a usar citas. Perón decía en el 46 que “nosotros defendemos la posición del trabajador y creemos que solo aumentando enormemente su bienestar e incrementando su participación en el Estado y la intervención de este en las relaciones del trabajo, será posible que subsista lo que el sistema capitalista de libre iniciativa tiene de de bueno y de aprovechable frente a los sistemas colectivista. Por el bien de mi patria, quisiera que mis enemigos se convenciesen de que mi actitud no solo es humana, sino que es conservadora”. Cooke (que era peronista) decía en el 64: “Si por revolución entendemos un cambio total que suprima la explotación del hombre por el hombre y realizarnos como país soberano, entonces no se puede lograr ni evolutivamente ni por pactos ni por acuerdos generales. Solo la violencia la hará posible” y “La desaparición del General Perón dejaría vacante una jefatura revolucionaria, que jamás podrá asumir un titular reformista”. Y Perón decía en el 74 esto http://www.youtube.com/watch?v=kafFS9KdlNQ . Creo que Cooke se refería a ese Perón no??? O había otro Perón, en este caso marxista?? Pregunto porque en el mundo al revés donde el PRT es peronista… tal vez el peronismo… es marxista!!!!
      En fin, esto me parece bastante gracioso y contradictorio, pero si como me decís en el mail que me mandaste recién por privado en tono conciliador que ese Cooke es “tu referente”… bue… sobre gustos no hay nada escrito. Agradecé que tu referente murió en el 68´, que si vivía para ver el bochorno que pasaron los montoneros en la plaza se tenía que hacer un harakiri en la pirámide por las pavadas que escribió.
      Por el lado del Che, soslayaste con una cartita que te estudiaste de memoria todo mi discurso, y lo peor, supusiste que yo era un guevarista acérrimo. Nada más alejado de la realidad, pero bue, en tus comentarios se nota que vivís en una realidad paralela (como buen filo-kirchnerista).
      Por el lado del PRT, por desgracia (para vos) había 2 testigos que te escucharon. Volvemos: la realidad es dura. Por lo menos mirale el lado positivo: a partir de esa pavada que dijiste te enteraste que el PRT era marxista!!! Bien ahí!!! Alto avance. Hasta hiciste dudar a wikipedia (que pone en el artículo sobre Santucho “Fue fundador del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) y Comandante de la mayor guerrilla marxista (no peronista) de Argentina, el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).”
      Del lado de Peña, sigo diciendo lo mismo. Fue un gran intelectual, valoro su actividad teórica, pero no fue un modelo de militancia (por lo menos como yo concibo que debe ser la militancia revolucionaria). Tal vez vos concebís ese tipo de militancia porque debe ser la que vos llevás adelante (si es que tenés militancia, por lo que hablás no parece). Para mi eso es solo paja intelectual, que tal vez (en el caso de Peña, no en el tuyo, obvio) puede llegar a ser interesante, pero solo es tinta y papel. Volviendo con lo de Santucho (Santucho el marxista, no el que vos pensás ehhh), sería interesante ya que repetís de memoria tantos libros que te leas alguno. Yo te recomiendo “hombres y mujeres del prt-erp”.
      Hablando de Victoria (persona a quien respeto), tal vez en tu realidad virtual me dejó de garpe, pero en la realidad que vivo yo, definitivamente no. Y en lo que vio mi entorno (que creo que es un poco más amplio que el tuyo, te recuerdo que quisiste jugar al delegado sindical y terminaste diciendo “no tengo representatividad” porque no te da bola nadie) tampoco.
      Como te dije ese día, la verdad que debatir con una persona que 1) cree que el PRT era peronista, 2) sostiene que “la izquierda son 4 boludos con libros”, 3) cree que por estudiar en una universidad privada no se puede ser de izquierda, 4) políticamente no representa nada, 5) muestra que su mayor experiencia política fue ponerse una remera de la campora y gritar “cristina corazón acá tenés los pibes para la liberación (¿¡!?)” y sobre todo 6) no me resulta divertido, y encima me aburre porque no me representa un desafío ni intelectual ni mucho menos político; no tiene ningún sentido discutir.
      Por otro lado, leyendo tus comentarios, si bien te tenía un poco macarthista, no te creía tannn en el extremo. Pero bue, hay de todo en la viña del señor. X ahí no te gusta que te cuenten la realidad. X ahí te jode que te digan que el peronismo es burgués. X ahí no te gusta aceptar que apoyás algo que reivindica la explotación. Pero bue, si bien tu mundo virtual puede estar copado, la realidad es dura.
      Te pido que no me mandes más mails privados en tono “compinche” llamándome “guachín” ni mandándome “saludos”, porque la verdad, a mi no me interesa tener ningún tipo de diálogo con vos, y si puse lo que puse en el blog era para saber si eras vos, para sacarme una duda, nada más. Tal vez tendría que haber dado otra descripción tuya, perdón, me equivoqué.

      Me gusta

      cristian

      01/12/2012 at 18:41

    • Bien, ahora resulta que cuando se dice que “con el nivel de intervenciones (…) uno queda un poco asqueado” en realidad uno está diciendo que todo lo popular nos da asco. Como dice Astarita, “nadie del común puede interpretar adecuadamente lo que está blanco sobre negro” salvo usted, claro.
      No hace falta resaltar la incoherencia manifiesta. No hace falta reflejarlo en la tontera que sería, a esta altura, un alago y no se lo merece. Lo suyo es adrede y además mala voluntad.
      Se expone mucho Leandro Ziccarelli, quizás eso no lo ayuda a remontar el debate con coherencia.

      Ya no voy a intervenir. Solo espero que el lector me disculpe si no replico en futuro. Para mi el intercambio está, por ahora, terminado.
      Saludos. Lucas Santillán.

      Me gusta

      Lucas Santillán

      01/12/2012 at 20:06

  9. Escribiste demasiado cris, no pienso leerlo; te mandé un mail parsonal para hablar como hace la gente que tiene códigos por ahí podés decirme lo que se te antoje, porque andar tirando cualquiera en público prefiero dejárselo a intrusos en el espectáculo… Al menos así lo aprendí en el barrio… Yo leo y dsp hablo…
    Bueno caballeros, ahí está la línea… UStedes de allá. nosotros de acá… Corta la bocha… vamos a ver como salen las elecciones, si tanto saben de la clase trabajadora, supongo que los votarán fervientemente!!! Como siempre (esto es una ironía, a ustedes es bien sabido que no los votan ni sus familiares…)

    Lucas, corriste la suerte de Cristian, ni leí tu comentario…

    Mi artículo sigue ahí, refutando todas y cada una de las cosas que el profesor (al que nadie defendió cuando insté a traer las citas que no existían en sus dos artículos) dice que Basualdo dice…

    Les dejo un saludo, y a ver cuando leen a marx y al resto en serio eh??? Les tiré más de un gancho y no entró ninguno… Quiero pensar que fueron muy sutiles, no vaya a ser cosa que un peroncho sepa más de izquierda q ustedes…

    último comentario: profesor Astarita gracias por la molestia de contestar, simplemente le recuerdo que yo pude haber comenzado la discusión diciendo que usted no tiene título alguno con lo que no puede hablar a mi altura… No lo hice, simplemente porque lo creo un argumento muy pelotudo; ergo me decepciona mucho que usted lo haya utilizada (invertido, claro está)… Yo en ningún momento me vanaglorié de ningún título (y eso que los tengo); ni lo desautoricé a usted por no tenerlos… INcluso le digo, ya que estamos, que el hecho de que usted se reivindique “autodidacta” me resulta muy pobre… No hay nada en la tierra más fácil que ser autodidacta, total… Lees cuando querés, lo que querés y entendés lo que querés… No hay tiempo… Lees el domingo, dsp del asado, un ratito… Si pinta el sueño largás… BUeno, los que fuimos a la universidad leemos cuando nos dicen, tenemos fechas, laburamos y llegamos muertos, pero si hay parcial LEEMOS… Y nos sometemos mes a mes al juicio de un tipo que se viste de verdugo y nos dice “si”, “no”… Sin ningún argumento en muchos casos… Ese sacrificio, de años y años que yo tengo y usted no, es lo que nos diferencia… Usted lo trajo a la discusión, como si yo alegara ser más que el resto por eso, es muy triste… Ahí hay algo no resuelto, preséntese a un doctorado, no sé… Pero si le doy el pie para discutir independientemente de los títulos, no haga papelones, no trate de ponerse en “víctima de la academia”…

    Gente, saludos…Siguen igual que siempre… Lejos del pueblo, lejos de Marx… “En una nube de pedos” diría mi difunta abuela..

    Me gusta

    Leandro

    02/12/2012 at 06:04

    • Y sin embargo, Leandro, los argumentos del profesor Astarita y hasta su manera de escribir superan fácilmente los suyos. Esta última defensa de la academia se cae en cuanto analizamos su derrota en este mismo debate y su pobre nivel literario. Además, los mismos argumentos que usa para defender la superioridad de la universidad frente al método autodidacta se pueden usar para señalar lo contrario: es muy fácil leer lo que te dicen, cuando y como te lo dicen, y entender lo que quiere el verdugo.

      Me gusta

      Pedro

      02/12/2012 at 11:03

    • Acerca de mi opinión sobre doctorados y aledaños, remito a esta nota. Agrego que, efectivamente, he recogido muchísimos testimonios de gente que está obligada a seguir determinadas líneas de investigación en doctorados y maestrías por el solo hecho de que esas orientaciones están consagradas académicamente. En economía esto es harto frecuente. Existen orientaciones que son sistemáticamente excluidas. Por ejemplo, alguien que quiera desarrollar una investigación basada en la teoría del valor trabajo, encontrará muchísimas dificultades (la acusación de que es una teoría no científica, pasada de moda, etc. está a la orden del día). Esto sucede no solo en Argentina, por supuesto. Además, se generan ámbitos en los cuales las tesis se autovalidan y se protegen cuidadosamente por los mismos integrantes de la academia. Se trata de una actitud conservadora, incluso cuando se reviste de progresismo izquierdista (solo que en este caso se repiten los lugares comunes del sentido común de la izquierda). Las investigaciones rutinariamente se desarrollan dentro de ciertos paradigmas consagrados (y se excluyen los “otros”) que definen qué tipos de problemas se estudian, qué criterios se utilizan para evaluar las soluciones y qué procedimientos probatorios se juzgan aceptables. Incluso el lenguaje de presentación de papers y tesis doctorales está estandarizado. Por supuesto, en estos climas intelectuales, pasan por científicas tesis que están reclamando que alguien diga “el rey está desnudo”.
      De todas maneras, y volviendo a la polémica que hemos tenido, reafirmo que las citas que he puesto en la nota son claras, que cualquiera puede leerlas y sacar sus conclusiones, sin necesidad de cursar doctorados ni maestrías. No hay que dejarse intimidar.

      Me gusta

      rolandoastarita

      02/12/2012 at 12:40

    • leandro:
      resulta que no pensás leerlo pero sabés que yo dije por acá que me mandaste un mail. lero lero.

      los códigos se tienen a) con los compañeros, b) con los amigos, c) con los adversarios. vos no entrás en ninguna de esas porque a) sos peroncho (y pro-capitalista como decía el general), b) no hace falta explicarlo y c) no te tengo el respeto suficiente, como puse antes ni intelectual ni político. por lo tanto, no esperes que si escucho pavadas de tu parte tenga los “códigos” de callármelas.

      vuelvo a repetir, perdón por contar a todo el mundo que creías que el PRT era peronista. perdón por demostrarte que tu “referente” era un tipo con una lectura política propia de un niño que cree en papa noel (y fue con citas, como te gusta a vos). perdón por demostrarte que sos (aunque a vos no te guste aceptarlo) en el fondo un defensor del “capitalismo de verdad” (obviamente, siempre podés atacar a la “puta oligarquía” y al “anarcocapitalismo financiero”, pero bue… te cabe la explotación).

      vuelvo a decirlo, perdón.

      por mi parte doy cerrada la conversación, y me voy contento a disfrutar de mi domingo, luego de haber derribado un par de mitos.

      saludos!

      Me gusta

      cristian

      02/12/2012 at 11:04

  10. En su último párrafo Ziccarelli indica textual:

    “Q animal, como si los trabajadores fuéramos tontos y no comprendiéramos al señor Gerardo… Gran parte de la “izquierda extranjera” parte de ese tipo de supuestos, por eso la única izquierda seria en el país debe salir desde adentro del propio peronismo… 3 palabras solas Gerardo: John William Cooke.”

    Es muy cierto que los trabajadores no somos tontos; los seres humanos no somos tontos. Aunque hay algunos que se empecinen en serlo, como es el caso de éste proyecto de hierofante ungido por la alcalinidad de Flacso llamado Ziccarelli.

    Es particularmente llamativo observar en las huestes peronistas de corte nacionalista y popular -nacionalpopulismo-, acusaciones de extranjerización a conceptos utilizados por otras corrientes de pensamiento. Huestes que, al tiempo que escupen al viento la denuncia de una supuesta contradicción inconsciente, injusta y cipaya manifestada en forma de pensamiento gringo, tengan en el panteón de los próceres alguien que justamente posee en su definición humana -esa que se estampa en algo que la superestructura burguesa creó y al cual denominó “identificación”- tres palabras que nada tienen que ver con la argeninidad nacionalpopulista y si mucho con las formas de identificación super estructuradas de las burguesías extranjeras; JOHN. Y si por caso faltaba algo, también WILLIAM. Y para cerrar empalagados de anlgosajonidad; COOKE.

    Creo que al señor Ziccarelli le han dado una penetración cultural tan fuerte, la ha adoptado de una manera tan inconsciente y la disfruta con tanta intensidad que habría también muchas palabras inglesas que pueden definir su dignidad intelectual: Cuckolding intelectual y Fisting conceptual andarían bastante bien para hacer “feet” como categoría analítica que explique lo que en este muchacho subyace. Eso es, en definitiva, lo que tiene en su cerebro este flácido genuflexo de la flacso.

    Por cierto, en esta sí que estoy con Astarita. He dicho.

    PS. ¿Sabían que Basualdo tiene un cargo de “consultor” en la mesa directiva de YPF y se embolsa mensualmente más de 50 mil pesos? Digamos que lo coimearon de forma elegantemente intelectual. El argumento justificativo sería algo así como: “el reconocimiento del estado a una gran trayectoria de compromiso nacional y popular…”

    Me gusta

    Rober y Rupert

    02/12/2012 at 09:37

  11. Me sorprende el desarrollo que adquirió la discusión a partir de la observación de Pamela. Es palpable que hizo saltar la podredumbre que fermentaba en algunos egos heridos por que le refregaron por la cara su propia naturaleza y los desafiaron a reconocerla. Es la ira de Calibán al ver su rostro reflejado en el espejo. Por curiosidad y pese a que me chocan las formas groseras y chabacanas, puesto que, hasta para hacerse el ‘populista’ , hay que tener gracia y sutileza y eso no se puede fingir, me asomé al artículo de Leandro. Brutal ensalada semilegible que mezcla criterios dudosos con abiertas imposturas y francos despropósitos. Todo para ‘relativizar’ el concepto de transformismo Basualdiano y dejar indemnes a la manada de garcas K. a la cual rinden pleitesía en pos de maquivélicas estrategias de superación por izquierda para consumo de incautos, que no son ellos, precisamente. En las intervenciones de Leandro se palpa la bronca, mechada con frecuentes pedidos de que le tiren una soga, de aquel que ha sido expuesto en su indigencia intelectual y se expresa en ataques arteros referentes a su ‘no pertenencia al pueblo, a los trabajadores’, como si el que los propala fuese un obrero de la construcción. El colmo de asunto es el decreto que le pone fin al transformismo a partir del 2008. ¿Será una autoamnistía para los que agarraron viaje a posteriori? Pese a estar en las antípodas de mi pensar político, aguda observación la de Rober y Rupert. Puso una bala en la pupila.

    Me gusta

    AP

    02/12/2012 at 12:29

    • AP, tené en cuenta que mi segundo comentario NUNCA LO PUBLICARON. Osea, uno lo publicaron porque pegué el grito acá, y el segundo seguimos esperando desde hace 3 días y nada.
      No me extrañaría que dentro de un tiempo incluso desaparezca el primero.
      No sé si está bien decir lo de “podredumbre que fermentaba en algunos egos”. Pero evidentemente todo les pende de un hilo. es la fragilidad del globo cuando se topa con la astilla o el “Astarilla”, je!

      Me gusta

      Pamela

      03/12/2012 at 13:32

  12. Compañero Rolando. Leí la nota que recomienda en su última intervención. Muy buena. Retrata muy bien el escolasticismo instalado que castiga el comportamiento crítico y premia con honores académicos el carrerismo rentable. Parece ser preferible un simplicius reverenciado y opulento a un Salvatius vilipendiado y de bolsillo magro. Por el momento, Sagredus, o Leandrus no se anima a pegar el salto.

    Me gusta

    AP

    02/12/2012 at 20:10

    • Quisiera agregar una cuestión que debe ser insoslayable: en los medios académicos se generan relaciones de poder internas, con condimentos materiales de todo tipo (manejo de presupuestos, becas, etc.), pero también externas, con el Estado y el gobierno, y/o con el capital privado. De manera que se establecen relaciones de dependencia y subordinación, hacia los poderes establecidos (institucionales estatales y privados), así como al interior de la academia. Por ejemplo, una universidad nacional hoy no puede andar mal con el gobierno CK, porque lo va a sentir en su presupuesto. Esto se sabe, pero no se dice.

      Estas relaciones constituyen también permanentes plataformas para el acceso a puestos estatales, o centros de poder del capitalismo, de los académicos. Pero esto implica que la producción del conocimiento no vaya en contra de las “razones de Estado” establecidas, contra las posiciones del gobierno, o contra la lógica profunda del capital. Se trata de restricciones establecidas por múltiples canales.

      Todo esto se pasa por alto generalmente, pero hay que decirlo con todas las letras: en aras de mantener sus puestos bien remunerados muchos personajes se guardan en el bolsillo convicciones o planteos que podrían tener aristas críticas para los poderes establecidos. Y los amigos que permanecen en la academia mantienen silencio, o disimulan. ¿Acaso no sabemos de ilustres economistas que hasta hace poco criticaban al Indec, y ahora, encaramados al Estado, ya no dicen palabra? ¿Y qué decir de otros académicos que en los 90 escribían elogiosos informes económicos sobre el menemismo, y hoy aplauden a rabiar las caracterizaciones K (de tribuna) del menemismo?

      Por eso también es que sigo preguntando qué tal encaja la tesis “transformista” en lo actuado en los 90 por los K y otros altos funcionarios del actual gobierno. ¿También ellos fueron una coimeros? Los altos académicos que defienden la tesis “transformista” no dicen palabra sobre algo que debería ser sencillo de responder. Y tratan de intimidar a la gente escribiendo abstracciones sobre la “profundidad” del transformismo-gramsciano y la necesidad de leer bibliotecas enteras para interpretar “correctamente” el asunto. Comprendo que mi posición los ponga un poco nerviosos, pero no voy a callar. No es un problema menor. Desnuda mucho del verdadero contenido de algunas de estas usinas de ideología burguesa.

      No olvidemos lo esencial, que está en el fondo de todo este comportamiento: las políticas institucionales (burguesas, por supuesto) apoyan las investigaciones que producen conocimiento domesticado, acrítico (en un sentido profundo) con relación a lo existente, al tiempo que esas instituciones estatales se nutren de esos conocimientos y de los científicos e investigadores que se forman en esos ámbitos académicos. De esta manera se establecen circuitos que se auto-alimentan. En el campo de las ciencias sociales gran parte del conocimiento que se produce es para mejorar el ejercicio del poder, legitimarlo ante los ojos de la sociedad, o favorecer tal o cual alternativa burguesa. Y también, para mejorar los canales de acceso al poder estatal de mucha gente. En todo esto, el interés puramente científico tiene límites.

      Me gusta

      rolandoastarita

      02/12/2012 at 23:41

  13. Hola Rolando, quería saber si miro la película It Time y que le pareció y también si piensa hacer algún análisis de ella( aunque lo veo muy difícil ya que en su blog no he visto análisis de películas). Creo que se puede hacer de ella un análisis desde el marxismo muy interesante(mezclando cine con economía politica). Disculpe las molestia ya que la nota que esto no tiene nada que ver con las nota.Saludos

    Me gusta

    Ignacio

    02/12/2012 at 20:16

  14. Cristian, donde dije que VOS HAbÍAS MENCIONADO EL MAIL:

    “Escribiste demasiado cris, no pienso leerlo; te mandé un mail parsonal para hablar como hace la gente que tiene códigos por ahí podés decirme lo que se te antoje, porque andar tirando cualquiera en público prefiero dejárselo a intrusos en el espectáculo… Al menos así lo aprendí en el barrio… Yo leo y dsp hablo…”

    Releelo… Así “leíste” a marx???? Con razón te complicó el temita de la plusvalía relativa y absoluta, te toquetearon un poquito el concepto de productividad y te ahogaste en un vaso de agua… Igual como dijiste en el asado del otro día, lo “intelectual” no es lo tuyo.. .A vos te gusta andar gritando a los 4 vientos q “militás”, yo también milito pa´ hace años… Simplemente que prefiero q los hecho hablen por sí solos… NO tengo nada que aclarar ni decirle a nadie, como hacemos los verdaderos militantes…

    Lo del PRT no entiendo de donde salió… ja me da risa igual; pero bueno vos podés pensar lo que quieras loco, si para vos el PRT es peronista, que sé yo… Allá vos…

    Lo cierto es que con tu parrafito sobre los códigos quedó toda bastante claro… Lo de Cooke no sé a que te referís, supongo que deviene del comentario anterior, q no leí y no voy a leer… Te imaginarás que con Fanon esperando en la biblioteca no voy a gastar el tiempo en leer los disparates que podés haber puesto…

    Lo del capitalismo, te lo aclaro porque veo que no lográs superar un mera análisis de formas, para mí el partido se juega desde adentro… De la tribuna no… Si a ustedes los votaran los trabajadores, entonces estaría en sus filas, lo cierto es (y por mal que les pese) que el obrero en argentina no tiene nada que ver con la llamada “izquierda”, por eso me resulta inútil construir desde ahí una alternativa obrera… Y por eso estoy acá, porque el kirchnerismo es el único espacio real de construcción para los trabajadores… Te puede caer mejor o peor, pero no te creas que sos el único que milita, el único que tiene razones y el único que “sabe” de lo que habla… Sin ir más lejos las elecciones son una muestra clara de lo que digo, pero ustedes de críticos al respecto no tienen nada… En fin, como sea; los puritanos de la izquierda terminaron marchando con la burocracia sindical, pequeteando con buzzi, no sé… Vos fijate…

    Voy a intentar, dsp me tiento y no puedo cumplirlo, no contestar más… Te quería dedicar estas líneas porque veo que te intereso mucho, no sé en que sentido… (?)

    Me gusta

    Leandro

    02/12/2012 at 21:47

    • Estimados, si no van a comentar más sobre lo que trata el articulo, les pido amablemente que diriman los derivados por otro medio.
      El espacio abierto para los comentarios sirve para profundizar el debate. Al respecto los invito a leer la siguiente entrada que da los lineamientos generales para comentar.
      Gracias.

      Me gusta

      astadiego

      02/12/2012 at 22:42

  15. Compañera Pamela. Le agradezco la confianza de ponerme en conocimiento de sus tribulaciones para algo tan simple como que le publiquen un mail. Doblemente extraño viniendo de gente que posa de democrática y popular. Es posible que mi expresión haya sido exagerada. Usted conoce mejor el paño, pero tal como dice: ‘Todo pende de un hilo’ y me parece que el hilo es muy delgado, si es que ya no fue.
    Cualquiera puede estar convencido de sus errores y en ese sentido la sinceridad sería inescindible de ‘su verdad’. Pero la sinceridad y la convicción deberían limpiar el alma humana de bajezas y no al revés, llenarla de inmundas bazofias. Que es eso de ‘si alguna vez trabajó’ ‘no toma el colectivo’ ‘estudia si quiere después del asadito’, que el compañero Astarita tuvo la delicadeza de no contestar ¿Son solo síntomas de impotencia argumentativa? Es que el ‘doctorcito’ presume de códigos ‘de barrio’, pero me parece más bien que tiene ‘códigos de barras’ en el reverso de la solapa. No se en su barrio, pero en el mío, por la mitad de lo que le dijo a varios interlocutores, le habrían roto la trompa dos veces. A propósito, en su última dedicatoria a Cristian al final de la carta perfumada, deja picando un fatal interrogante. Tal vez yo sea muy mal pensado y aunque me incomoda utilizar un vocabulario impropio cuando trato con una dama, a usted que lo conoce más, le pregunto: ¿Será que lo trató de trolo?
    Discúlpeme que la tome como musa inspiradora, pero es que este tipo de ‘debates’ me causan una irresistible tentación satírica¡

    Me gusta

    AP

    03/12/2012 at 16:15

  16. Sr.Leandro, estoy absolutamente de acuerdo con Astarita. Ud. es un INSTRUMENTO DEL PODER Y DEL ESTADO. Son indignantes sus provocacioes y su “psicologismo” barato, muy barato. Le recuerdo que a Hitler también lo votaron los trabajadores, ya que este parece ser su criterio de “verdad” y pertenencia…

    Me gusta

    Armando

    03/12/2012 at 18:38

    • Pero compañero ¿Como no lo entiende? Si los trabajadores simpatizan con el Ku Klux Klan, vayamos preparando la soga y la capucha. Grrrr…….

      Me gusta

      AP

      03/12/2012 at 20:36

  17. Aclaracion de que en el blog hay 2 Leandros.
    Yo no soy Leandro Zicareli.
    Mi pensamiento suele estar muy cercano al de Astarita (lo contrario de la posicion de Zicareli), de hecho fui alumno de Rolando en la UNQ

    Me gusta

    Leandro

    03/12/2012 at 20:11

  18. Este Leandro Ziccarelli parece que tiene en perspectiva al Perón idealizado que tanto venera Bombita Rodríguez; no, pero enserio, ¿por qué será que siempre tratan de correr por el mismo lado? que si uno reivindica un análisis marxista automáticamente se pone en contra de lo “popular” (lo “popular” obvio que nunca definido como tal, simplemente expresado como una vacua y universal abstracción, tan abstracta como referirse simplemente al “pueblo” a secas; o, en el mismo tenor, realizando rimbombantes alusiones en torno al poder de convocatoria que antaño tenían los aparatos del PJ, y aclaro que antaño pues en la actualidad eso ya no ocurre, puesto que un decreto reciente del ejecutivo anuló tal medida y ahora las movilizaciones son de un tono completamente espontáneo). Y precisamente por este lado se deja entrever la otra chicana clásica que caracteriza a los peronistas/kirchneristas, la cual consiste en correr por el lado de las elecciones y de la representatividad popular —de hecho, con este científico método comienza su exordio, en sus propias palabras: “muchachos cuando voten un gobierno que saque al menos el 5% hablamos…”—, como si no poca gente que votó al “modelo nacional y popular” no fue la misma gente que también lo hizo por Menem allá lejos en el ’95, cuando reinaba el caos y la desesperación, nada que ver con la bonanza y la alegría que se palpita aquí y allá en la actualidad tal como reza el relato oficial (dejemos de lado la primera, porque capaz hubo gente que se tomó demasiado enserio aquello de la “revolución productiva” y el “salariazo”). En efecto, tiene razón LZ, pues el menemismo —que según nos reseña el eslogan oficial, es su antítesis directa— obtuvo cerca del % 50 en 1995, tan pero tan lejos en el tiempo que LZ olvida que funcionarios del gobierno nacional y popular ya pululaban por las huestes peronistas en aquel entonces; pero de todos modos, la técnica resulta efectiva tras una superficial y ramplona mirada, similar a la que experimenta quien contempla el iceberg y exclama ingenuamente “¡Que pequeño trozo de hielo!”, con la disolución de las cantidades trocadas en calidades, al grito de “¡tengo el 54 % de los votos! ¡eso automáticamente me transforma en popular!” —¿acaso eso contará como “evidencia empírica” para la mentada tesis del transformismo?—. Este muchacho Leandro —que admito desde mi más completa ignorancia no tener ni la más remota idea de quién será, ya que apenas soy un burro que todavía no se ha recibido y un laburante que ha sido perversamente cooptado por los maquiavélicos y extranjerizantes cuadros del marxismo, con un espíritu goriloburgués, ya que no profeso la fe nacional y popular— en otra parte dice “Lejos del pueblo, lejos de Marx…” y añade esos típicos tres puntitos chicaneadores que tanto parecen agradarle; no, pero enserio ahora, la única que les quedaría decir es que si Marx viviera sería kirchnerista; quizá él, en sus pormenorizadas y concienzudas lecturas tanto de El Capital, los Grundrisse o las Teorías sobre la Plusvalía, haya descubierto un cierto tinte filoperonista en Marx, incluso con la notable dificultad que entrañaría remitirse a un movimiento político todavía inexistente en su propio tiempo; aunque el buen basualdista razonará que si lo “popular” —esa amorfa categoría, desprovista de historicidad— no conoce a Marx pero sí a Perón, por arte de prestidigitación, se sigue de ello que Perón es popular pero no así Marx. Como evidencia final de la técnica de la chicana —de la que Ziccarelli se muestra como un muy hábil conocedor, incluso tal vez a la misma altura de sus excelentísimos méritos académicos— se alude al acompañamiento que tuvo la izquierda con la burocracia sindical; ¿a qué burocracia se estará refiriendo Ziccarelli? ¿A la actual? de la que el corporativo, traidor y clarinista señor Moyano es señalado asiduamente como uno de sus más fieles exponentes ¿O a la que tan solo hace algunos meses atrás se presentaba ante nosotros? Aquella otra en la que el mismo señor Moyano era alabado como un ferviente compañero del modelo nacional y popular. Y por otro lado, en la alusión a la “izquierda”, se alude —una vez más— a la chicana concerniente a la universalización abstracta —¿será también por oficial decreto del ejecutivo ésta?—, se trata simplemente de la “izquierda”, o sea de los “zurdos”, pues según parece ser en la óptica de LZ, no existen medias tintas ni grises, ya que la izquierda es única e indivisible —aunque en realidad sea sumamente divisible—; éste sorprendente aglutinamiento forzoso, se contrapone no obstante puertas adentro a su propio movimiento, pues según tengo entendido —desde mi más ostensible ignorancia— existe algo llamado “peronismo federal”; por lo tanto, algo así como “dos peronismos”, uno de derecha y el otro de izquierda; todo absolutamente todo dentro del virtuosos círculo, nada absolutamente nada por fuera de él.

    Me gusta

    Carlos

    04/12/2012 at 01:33


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: