Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

“No jodan con la memoria”

with 23 comments

La intervención de José Pablo Feinmann, del 19 de marzo pasado, en el programa Palabras +/- constituye la admisión más franca y directa, de parte de un intelectual y militante K, del criterio oportunista (diría que repugnantemente oportunista) con que el kirchnerismo denuncia a determinadas personas por su actuación frente a la dictadura militar y protege a otras. Empiezo sintetizando las principales ideas de Feinmann (puede consultarse en http://www.cadena-nacional.com/2013/03/20/jose-pablo-feinmann-sobre-bergoglio-palabras/), para luego ir a las consideraciones centrales.

Feinmann comenzó su intervención (compartía la entrevista con Horacio González) diciendo que en el programa había habido una hermenéutica del papa Francisco, ya que “no hay hechos, sino interpretaciones”. Explicó entonces que en Argentina se está asistiendo a una lucha por posesionarse de Bergoglio; que esa lucha se da a través del peronismo, y que el afiche que saluda al papa por “argentino y peronista” se inscribe en la tradición de la derecha peronista. Siguió diciendo que todos los que enfrentan a la presidenta forman parte de esa derecha peronista (aunque reconoció que el cartel de marras debió haber tenido el aval de CK). En cualquier caso, “Cristina baja la línea”, explicó Feinmann, y la línea es, en palabras llanas y simples, “no jodan más con el pasado de Bergoglio porque la derecha no nos lo puede apropiar”. En otros términos, aquí hay una lucha por captar a Francisco, Cristina está actuando como funcionaria y no como militante, y lo que importa es que el papa esté “de nuestro lado”.

Repugnancia

La intervención de José Pablo Feinmann tuvo bastante repercusión porque se inscribió en el giro que operó el kirchnerismo “progre-izquierdista” hacia la aceptación, más o menos elogiosa, del nuevo papa. Sin embargo, lo más importante no es esto, sino el cinismo con que Feinmann explica que la verdad histórica sobre lo actuado ante la dictadura no tiene ninguna importancia. Todo se reduce a “interpretación”, porque “no hay hechos”. Lo único que cuenta es si alguien está “con nosotros”, o en la vereda de enfrente, para decidir si se lo ataca, o se lo defiende. Por eso, no tiene importancia saber si el cura de la foto dando la bendición a Videla es o no es Bergoglio; tampoco si entregó a los padres jesuitas; o si avalaba la actitud de la jerarquía católica ante la dictadura. Los hechos son irrelevantes. La única regla es: todo será utilizado de una manera determinada si el papa está con la oposición, y se silenciará si está con el “proyecto nacional y popular”. Todo es “hermenéutica” al servicio de “la funcionaria principal” (porque las banderas de la militancia son “para la gilada”).

Se trata entonces de la misma visión por la cual el gobierno protege al sindicalista Gerardo Martínez, acusado de haber participado en los grupos de tareas del Ejército, pero aliado de la presidenta. “No jodan más con el pasado de Martínez”. Es la lógica por la cual el progresismo K jamás cuestiona lo actuado por el canciller Timerman desde el diario La Tarde, allá por marzo de 1976. “No jodan con el pasado de Timerman”. Y también es la lógica por la cual se guarda silencio sobre tantos personajes que colaboraron con la dictadura, y hoy están encaramados al poder. Así, en ese K-progresismo tan puntilloso con el pasado, nadie quiere recordar que Alicia Kirchner fue subsecretaria de asuntos sociales de Santa Cruz durante toda la dictadura. “No jodan con el pasado de Alicia K”. En general, “no jodan con la verdad y la memoria si nos jode la política de hoy”. Es la “sofisticada estrategia” que se enseña a los “cuadros” desde las cumbres de la “alta política”. Sólo “jodan con el pasado a los que queremos destruir”, y por la vía que sea. A esta inmundicia le llaman “lucha contra la derecha”. Y desde estas profundidades hediondas, trepan los trepadores, aplaudiendo todo lo que hay que aplaudir, y calumniando todo lo que hay que calumniar.

Termino de escribir esta nota en la tarde-noche del 24 de marzo. Por la TV, escucho un mensaje K que me habla de la verdad histórica. Me invade una irreprimible sensación de repugnancia.

Descargar el documento:
[varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como]
No jodan con la memoria

23 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. La misma sensación de repugnancia tengo yo, Rolo. Podrías ampliar más sobre Timerman y Gerardo Martinez? Especialmente porque desde la visita al papa el gobierno ha cambiado de posición olímpicamente. No se trata de que antes fuera un “buen” gobierno y ahora no. No es eso lo que argumento. Pero antes sostenían, aunque fuera de modo retórico, la necesidad de investigar a todo el mundo. Ahora la presidenta salió a hablar de la unidad y contra el odio… salió claramente con un discurso de reconciliación nacional típico de la derecha. Ya ni la retórica de derechos humanos conservan.

    Me gusta

    Pablo de Quilmes

    24/03/2013 at 20:00

    • Pablo, aquí van algunos datos:
      Ricardo Martínez fue denunciado por la Asociación de ex Detenidos y Desaparecidos (con el patrocinio de la abogada de la Correpi, María del Carmen Verdú), por haber colaborado con los grupos de tareas del Batallón 601. El 601 fue clave de la represión ilegal, de las detenciones, torturas y desapariciones de personas; su centro estaba en Callao y Viamonte, en la ciudad de Buenos Aires (comentario: lugar al que me llevaron por un rato la última vez que estuve detenido por la dictadura, en 1982, cuando todo se les venía abajo; daba la impresión de que manejaban mucha información).
      Para su accionar, se apoyó en el personal civil de inteligencia, PCI, conformado por los que recolectaban información, delatando militantes en sindicatos, barrios, centros de enseñanza, etc. Según denuncias, en total participaron unos 1500 civiles, entre informantes y los que realizaban tareas en el 601. Es que además de detectar gente, los PCI centralizaban y procesaban la información y la evaluaban, y desde allí partían las órdenes para nuevas detenciones. Toda esta estructura se fue desmantelando muy lentamente después de 1983. Pues bien, Gerardo Martínez integró el PCI, según la denuncia que se ha presentado a la Justicia.
      Aclaremos que Gerardo Martínez es el máximo dirigente del sindicato de la construcción, UOCRA, y tiene un cargo también en la OIT. Es uno de los interlocutores preferidos de CK entre los dirigentes sindicales.
      En cuanto a Timerman, dirigía el diario La Tarde, que se publicó entre marzo y agosto de 1976, y estuvo abiertamente a favor del golpe. Más precisamente, salió con el fin casi exclusivo de apoyar al golpe. El 23 de marzo titula en tapa: “AFIRMASE QUE ASUMIRÍA EL PODER UN GOBIERNO MILITAR”; junto a noticias sobre un intento guerrillero con 11 muertos.
      El 24 de marzo titula en tapa: “PRESTÓ JURAMENTO JUNTA MILITAR PARA REORGANIZAR LA NACIÓN”, con noticias como “Carne con gran rebaja de precios” y el asesinato de un jefe policial por terroristas. Al día siguiente titula: “NUEVO GOBIERNO” con una bajada que dice “Comienza una etapa decisiva”. El 26 de marzo titula: “MENSAJE DE VIDELA AL PAÍS”, y también “Golpe al extremismo”. Hay fotos del actual canciller con Videla, etc.
      Luego de la muerte de Graiver, que era el financista del diario, y fue relacionado por los militares con los Montoneros, la relación de los Timerman con la dictadura cambió radicalmente.

      Me gusta

      rolandoastarita

      25/03/2013 at 11:21

  2. Compartimos la repugnancia…
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    Tavo

    24/03/2013 at 20:00

  3. Compañero. Comparto la repugnancia, pero hay que hacerse a la idea de que no podía ser de otra manera. Son apologistas del régimen y particularmente del aparato que les da de comer. La verdad. A quien le importa importa la verdad¡

    Me gusta

    AP

    24/03/2013 at 21:17

  4. “Hay interpretación, no hay hechos”, es una frase tomada de Nietzsche. Feinmann la repite en sus cursos de filosofía, ahora le ha dado un uso político. Ahí se ve adonde lleva todo ese charlatanerismo. Si, a mi también me da asco.

    Me gusta

    Omar

    24/03/2013 at 23:46

  5. Lo de Feinmann me pareció pobrísimo, como casi todas sus intervenciones. Ahora, me parece pobre también tomar las intervenciones más pobres de la intelectualidad afín al kirchnerismo y tomar la parte por el todo. Ya que lo nombraste, por qué no analizás las intervenciones de Horacio González a propósito del tema? Justamente, Horacio viene criticando las simplificaciones de posicionarse “a favor o en contra” e intenta leer los significados complejos que supone el nombramiento de Bergoglio (en particular, dentro de la historia del peronismo). Quiero decir, alguien mide su estatura intelectual por los antagonistas que elige.
    Lo mismo para el compañero/a AP. Hablar de “régimen” invalida cualquier cosa que venga atrás. Muchachos, las palabras son importantes, y sobre todo cuando uno quiere confrontar. Para los epítetos y adjetivaciones simplistas y berretas están los diarios.
    Un abrazo.
    Diego

    Me gusta

    Diego

    25/03/2013 at 00:23

    • Compañero Diego, acuerdo en que no se puede tomar la parte por el todo, pero, en este caso, el todo (Kirchnerismo) hace al carácter de las partes, con independencia de la calidad intelectual o la estimación que cada cual pueda hacer de las posiciones que adoptan las partes. Lo de Feinmann es un oprobio por donde se lo mire y no veo una diferencia cualitativa, por fuera de la táctica política, con las declaraciones de H. González quien ataca, y con razón, la histórica demagogia de Bergoglio, pero se olvida de medir con la misma vara al gobierno que defiende y del que vive y cuya mejor demostración es que está dispuesto a tranzar con quien sea, en tanto no obstruya el proyecto de perpetuación de la camarilla K con su asquerosa corrupción, sus millones, sus puestos bien rentados y naturalmente, su defensa cerrada del capitalismo con ‘inclusión social’ que es una variante tan trucha como la ‘opción por los pobres’ de la Iglesia Católica. No es un problema de elegir con quien medirse intelectualmente. Es lo que hay. No veo que hablar de la defensa del régimen, esta democracia capitalista, hipócrita, para ricos, estafadora y represiva, invalide nada que haya ‘atrás’. Atrás, hay intereses sociales, y no precisamente los de la clase obrera o el pueblo trabajador, esto, con independencia de los paliativos que atenúan la miseria extrema sin erradicarla y potencian la explotación, la precarización laboral, el clientelismo servil, por fuera de las máscaras demagógicas que adopte cada gobierno capitalista. No son epítetos o adjetivaciones, son caracterizaciones de clase. Como proletario y militante, comunista y ateo, efectivamente, siento asco por toda esta camada de arribistas que no muerden la mano que les da de comer, por lo menos, hasta que el barco no de signos de naufragar. Con razón Lenin decía que la clase trabajadora necesita de cerebros lúcidos, pero, por sobre todas las cosas, de manos limpias.

      Me gusta

      AP

      25/03/2013 at 02:58

    • Estimado Diego: las supuestas estaturas intelectuales de H. Gonzalez son las de un enano funcionario con jeringoza post-moderna al mejor estilo K utilizando la verba Laclau y pretendiendo darle ‘espesura’ dialéctica al oportunismo político, a los más miserables sitios del prestigio intelectual que adosa la falta de cojones existenciales (sentimientos, historia personal y lucha política y subsistencia) para poder tomar una posición clara y no un oportunista ‘ni’. El ‘ni’ no es duda filosófica, es ‘ni’ …en tanto ‘por las dudas que pierda las redes que me sustentan –el morfi, mi autorrepresentación intelectual, y demás yerbas del burgués mundillo intelectual-político. Te invito a leer su nota “El dolor de un funcionario” publicada por Pag. 12 en el marco del aniversario de la masacre de Once. En la misma ‘simplifica’ (eso sí, con espesa jeringoza distraccionista) que estar en contra de los funcionarios responsables de la masacre es versus el dolor de las víctimas. Ergo, luchar por el esclarecimiento –y del lado de las víctimas- es un pobre ‘maniqueísmo’. Laclau y González son harto hábiles en ‘neutralizar’ lenguas y luchas. Son voceros de la ‘teoría’ que necesitaba la pobrísima ‘doctrina’ peronista: un mero corpus de obediencia y de soldados. Y en definitiva, HGonzález dice lo mismo que farfulla el simplón Feinmann: una cosa es actuar como militante y otra como funcionario. Sólo que HG le otorga al funcionario un plus –para nada menor-: el dolor. Le otorga cuerpo, subjetividad, compasión, reconciliación. Y a mí, me dan asco, tanto el simplón JPF como el ‘complejo’ HG.
      Mis saludos

      Me gusta

      Alejandra

      25/03/2013 at 05:19

    • Es que el punto es que no pasa por las “simplificaciones de posicionarse “a favor o en contra””. Quedarse con eso es ocultar el punto, en esto Gonzáles no esta muy lejos de Feinmann.
      El kirchnerismo es parte del regimen burgues, ¿cómo deberiamos denominarlo?

      Saludos.

      Me gusta

      Gerardo Daniel

      25/03/2013 at 05:56

    • Además de las respuestas que ya le dieron, agrego:
      a) La falta de reacción de la intelectualidad K frente a las declaraciones de Feinmann son indicativas de que está expresando una forma de hacer política en torno al tema de la memoria que es compartida.
      b) La misma calificación que usted utiliza es reveladora; “lo de Feinmann fue pobrísimo“. ¿No le parece que es algo más que “pobrísimo”?
      c) La nota hace referencia a una actitud sistemática. El kirchnerismo denuncia lo actuado en el pasado según la actitud presente que se tenga hacia el gobierno. Éste es el eje de la nota. Esto es lo que no critica la intelectualidad K. Esto es lo que justificó, blanco sobre negro, Feinmann en relación al Bergoglio. Ésta es la cuestión sustancial, que explica (a) y (b).
      d) Por último, no me extraña que usted descalifique esta discusión por estar basada en “epítetos y adjetivaciones simplistas y berretas”. La descalificación le es necesaria para seguir defendiendo lo indefendible.

      Me gusta

      rolandoastarita

      25/03/2013 at 09:02

  6. Los K son marxistas (línea Groucho): estos son mis principios, pero si no les gustan tengo otros.

    Me gusta

    Alejandro Teitelbaum

    25/03/2013 at 05:18

    • Mas que repugnancia apreciación que comparto , constituye si un claro ejemplo del miserable oportunismo de estos personajes que supuestamente se dicen llamar los intelectuales orgánicos de esta mamarrachesca expresión política que es el Kirchnerismo.

      Me gusta

      Alejandro J.Roman

      25/03/2013 at 08:58

  7. Son miserables. Recuerdo cuando fue el asesinato de Mariano Ferreyra y los incidentes de Constitución del 23/12/2010, toda una caterva de intelectuales, y no tanto, como Galasso, Feinmann, Iramain, Yantzon, Schnabel, entre otros, salieron a demonizar al PO. Son, parafraseando a Cioran, gusanos reptantes sobre la carroña cósmica. Ese es su alimento. Mierda comen, mierda vomitan.

    Me gusta

    LGJP

    25/03/2013 at 16:45

  8. Gracias por este comentario.El sentir es compartido. Saludos!

    Me gusta

    Rocio

    25/03/2013 at 16:56

  9. Entiendo todo a la perfección…aunque no esté muy claro lo que estas diciendo. Sobre todo porque las formas en que usas las comillas y las cursivas de manera muy contradictoria no puedo distinguir una cita de una reflexión personal que extraes. Pero Feinmann es mucho mas contradictorio, teniendo en cuenta que anteriormente escribió un artículo sobre los policías cordobeces que se negaron a reprimir.

    Me gusta

    cristian

    25/03/2013 at 19:47

  10. Coincido en casi todo. Habria que cambiarle el nombre por Jose Pablo O’Brien.

    Me gusta

    Diego

    26/03/2013 at 18:31

  11. querido rolando, que tal? te quería plantear una duda que tengo hace tiempo; espero que me puedas ayudar, aunque se que no tiene que ver con este post, pero fue el unico lugar que encontre
    En una hipotética situación superior al capitalismo sin division de clases (llamémosle socialismo, o comunismo, no lo sé), ¿con qué criterio se establecería la división del trabajo al interior de la sociedad? Está claro que seguirían existiendo trabajos más o menos deseados que otros (no es lo mismo ser docente, que personal de limpieza, que laburante metalurgico, que psicologo, recolector de basura. etc) y hasta algunos muy poco deseados. En este sentido, el hecho de encontrarnos en una sociedad de iguales, en la cada individuo tiene la misma posibilidad de elegir un trabajo u otro, esto podría ser una fuente de conflicto, a la que no encuentro forma de resolver. En otros términos, mi impresión es que el solo hecho de la existencia de trabajos distintos ponderados de forma desigual, implicarían relaciones de desigualdad necesaria al interior de la sociedad.
    Muchas gracias por tu tiempo, y espero tu respuesta.
    Saludos

    Me gusta

    Julián

    27/03/2013 at 21:04

    • Esta pregunta entraría mejor en algún post como el referido a la URSS. Por otra parte, yo no tengo la respuesta de todos los problemas que se plantean. De todas maneras, el proyecto de una sociedad comunista sería que cada cual aporte según sus capacidades y tome los bienes según sus necesidades. Esto es, no debería existir una cuestión de evaluación del trabajo (o de los tiempos de trabajo) a los efectos de fijar las remuneraciones. En segundo lugar, algunos marxistas (Mandel hace años, por ejemplo) planteó que una redistribución del trabajo social (eliminando los trabajos improductivos) podría reducir sustancialmente las jornadas de trabajo. Y además, los trabajos desagradables podrían distribuirse socialmente, a fin de reducir esa carga. Sin embargo, estas cuestiones son especulativas. El socialismo es un proyecto de construcción colectiva, no es un plan que pueda surgir desde un escritorio, y menos cuando se está lejos de una sociedad socialista.

      Me gusta

      rolandoastarita

      27/03/2013 at 21:46

  12. Estaba leyendo sobre dialéctica, y me ha venido a la mente un símil ( no sé si ya utilizado) que me parece bastante clarificador. Recuerdo en este mismo blog como un comentarista negaba toda definición de contradicción que no implicara negación o incompatibilidad ( no habría contradicción en el huevo frito y cosas por el estilo). Bien pues el símil sería el siguiente dos vehículos situados en la misma recta pero con vectores de dirección opuestos, donde la colisión sería la síntesis de esas dos fuerzas en conflicto. Marx científicamente habría hecho sus predicciones en unas condiciones constantes, lo cual no quiere decir que esto sea determinista, ya que al igual que los dos vehículos anteriormente citados pueden variar su trayectoria para evitar la colisión, las clases en conflicto pueden variar sus estrategias ( por ejemplo creación del Estado del Bienestar, capitalismo popular, técnicas de persuasión y propaganda, etc) y haber cambios en el entorno.

    He leído estos días una noticia de Le monde diplomatique sobre las manifestaciones anti matrimonio homosexual en Francia. La investigación ha llegado a la conclusión que de la multitudes de plataformas que convocan dicha manifestación todas están relacionadas con la iglesia católica y algunas ni siquiera existen, pese a que se ha intentado deliberadamente dar una sensación de multiplicidad de organizaciones y puntos de vistas ( algunos, falsamente, incluso homosexuales) para evitar una construcción monolítica, sólida del oponente ( homosexuales versus iglesia católica).

    Fenómeno que me ha retrotraído a la misma operación premeditada de ilusionismo con las clases sociales, ese intento epistemológico de destruir el concepto de clase social, disgregándolo, o incluso trasladándolo a otros ejes ( insider- outsider) ( generacional) ( trabajador fijo- temporal) etc.

    Disculpas por el off topic.

    Un saludo.

    Me gusta

    Max Aub

    28/03/2013 at 11:45

  13. HOLA ROLO, DESDE YA MI ADMIRACIÓN POR USTED. QUERÍA PREGUNTARLE RESPECTO DEL SILENCIO DE FIDEL CASTRO DURANTE LA DICTADURA ARGENTINA. MUCHAS GRACIAS

    Me gusta

    LUIS

    28/03/2013 at 19:32

    • Por favor, es mejor escribir en letra minúscula. La actitud de Castro y el PC cubano estuvo en la misma línea que la URSS. En los foros internacionales Cuba y la URSS se oponían sistemáticamente a condenar a la dictadura y sus crímenes.

      Me gusta

      rolandoastarita

      28/03/2013 at 22:24

    • Si se estudian los tratados bilaterales de libre comercio, celebrados por la dictadura durante 1977, veremos una gran cantidad de tratados con países del bloque soviético. He ahí una posible explicación. De hecho, hay un discurso de Benegas Lynch (ultraliberal) en la bolsa de comercio de Buenos Aires, en 1980, criticando a la dictadura por comerciar con paises “comunistas”.

      Me gusta

      LGJP

      01/04/2013 at 13:41

  14. Creo recordar que la dictadura argentina asesinó a un diplomático cubano cuando salía de la embajada, y desde EEUU se aseguró que había desertado. Por otra parte Francia colaboró activamente en la represión de la dictadura enviando efectivos y asesores ¿ no?

    Me gusta

    Max Aub

    28/03/2013 at 23:48


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: