Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

El Papa, el “centro” y el marxismo

with 24 comments

Rolando Astarita [Blog]  Marxismo & Economía El paro general del jueves“La fe realiza en nuestras vidas una revolución que podríamos llamar copernicana, porque nos quita del centro y se lo devuelve a Dios”, dijo el Papa a los jóvenes en Río de Janeiro.

Poner el centro en Dios, no en el ser humano, es la clave del mensaje. Es la idea central de la humildad cristiana, considerada virtud; es el mensaje de que el ser humano es pequeño, incluso insignificante, frente a la inmensidad de Dios. “El que se humilla será ensalzado, el que se ensalza será abatido”, dice la Iglesia. El ser humano debe reconocer su pequeñez frente a Dios, ya que la gloria de todo lo bueno que tiene pertenece El; el mensaje es de sumisión de la voluntad humana frente al poder superior (“cualquiera que se humille… ése es el mayor en el reino de los cielos”). Por eso, la sumisión está asociada a la mansedumbre, exaltada también como virtud: “los mansos heredarán la tierra y se recrearán con abundancia de paz”. En consecuencia, no se deben desafiar los límites del conocimiento establecido, de las verdades “impenetrables” para las personas de carne y hueso. Es abogar por la modestia, que significa ocupar un puesto irrelevante. Es rechazar la soberbia, que lleva a los seres humanos a rebelarse contra la autoridad. Es reprimir al que se atreve a pensar por sí mismo, porque el que piensa por sí mismo quebranta. “Antes del quebrantamiento es la soberbia, y antes de la caída es la altivez de los espíritus”. También: “los que como Cristo, manifiestan un espíritu manso, sumiso y humilde, pertenecen a Dios y serán exaltados a su debido tiempo”. “Los que se exaltan a sí mismos caen y sufren”. Los mansos, cuando son perseguidos, lo sufren con mansedumbre, y oran por sus enemigos. En cambio, la senda del orgullo lleva al desastre. La soberbia es el peor de los pecados, es el principio de todos los restantes, porque el soberbio cree tener más poder que Dios. Los ángeles rebeldes, o Adán, fueron soberbios porque osaron desafiar la autoridad de Dios. Santo Tomás dice que la soberbia es “amor desordenado de sí mismo”. La soberbia es “perfecta” cuando se rehúsa obedecer a Dios, a los superiores y a las leyes. Hay que seguir en la humildad, confiar en Dios, obedecer su palabra (condensada en las palabras del Papa) y recordar que las promesas de Dios serán seguras.

Alguna gente piensa que lo anterior es progresista, incluso “revolucionario”. Mi idea es que se trata de un mensaje profundamente conservador, que lleva a aceptar el orden establecido en sus aspectos profundos y esenciales. En cualquier caso, es interesante destacar el abismo que existe entre este mensaje papal, y el enfoque crítico, subversivo, del marxismo. Marx llama a los seres humanos a rebelarse contra la docilidad sumisa que la Iglesia inculca como virtud, para colocar al ser humano, a su capacidad transformadora, en el centro. En la “Crítica de la filosofía del derecho de Hegel”, escribe: “La crítica de la religión desengaña al hombre para moverlo a pensar, a obrar y a organizar su sociedad como hombre desengañado que ha entrado en razón, para que sepa girar en torno a sí mismo y a su yo real”. Aquí se busca que el hombre decida “girar en torno a si mismo”. Por eso hay que descubrir la verdad “más acá, una vez que se ha hecho desaparecer al más allá de la verdad”. Un poco más adelante: “Ser radical es atacar el problema de raíz. Y la raíz para el hombre es el hombre mismo. (…) La crítica de la religión desemboca en el postulado de que el hombre es la suprema esencia para el hombre, y por consiguiente, en el imperativo categórico de echar por tierra todas aquellas relaciones en que el hombre es un ser humillado, sojuzgado, abandonado y despreciable…”.

La necesaria “intrepidez revolucionaria” (Marx) reclama que los seres humanos -en particular, los hoy humillados, oprimidos, explotados- tengan la soberbia de indagar, cuestionar, criticar, cambiar de raíz lo establecido, para acabar con las cadenas radicales sobre las que se levanta la civilización burguesa. Se vincula con el llamado al “atrévete a pensar” (aquí). Para decirlo más claro: cuestiona todo, piensa todo libremente, y actúa en consecuencia, por encima de las verdades “sagradas”. No seas humilde en esta tarea, porque nadie va a hacerlo por ti. En cambio, el mensaje papal es el de llevar a los jóvenes que se sublevan al redil ovejuno de la mansedumbre. Es la canalización de la protesta (global, que sacudió las conciencias) hacia la obra evangelizadora de predicar la sumisión que descentra al ser humano, y ubica sus objetivos últimos en el más allá. Les dice que en el más acá, cuestionen la corrupción, y algún otro mal epidérmico, porque hay que ser sumiso en lo esencial. No por casualidad los grandes medios, los jefes de Estado, los políticos “respetables”, el establishment económico y tantos otros, aplauden entusiasmados las enseñanzas de Francisco Bergoglio. El marxismo está en la vereda de enfrente, y no hay conciliación entre estos enfoques.

Descargar el documento: [varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como]
El Papa, el “centro” y el marxismo

Written by rolandoastarita

29/07/2013 a 10:09

24 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Amén.

    Me gusta

    JorEl

    29/07/2013 at 12:32

  2. Me encanta, solo un comentario. Es una cuestión de gusto personal creo, así que no es nada de importancia pero en:

    “La necesaria “intrepidez revolucionaria” (Marx) reclama que los seres humanos -en particular, los hoy humillados, oprimidos, explotados- tengan la soberbia de indagar, cuestionar, criticar, cambiar de raíz lo establecido, para acabar con las cadenas radicales sobre las que se levanta la civilización burguesa.”

    Yo sacaria el “radicales” con respecto a las cadenas. Es un comentario de estilo no más, aunque tal ves se me este escapando algo. En cualquier caso por supuesto que es solo mi opinion.

    Saludos.

    Me gusta

    Gerardo Daniel

    29/07/2013 at 12:49

  3. La “clave del mensaje”, me parece, está en una concepción liberal del ser humano que está presupuesta en todo el sermón: en el individualismo del homo egoísta, de las preferencias del consumidor y del vendedor; en el atomismo de las determinaciones causales (los genes, las neuronas, los estímulos). Contra los excesos neoliberales y posmodernos en este sentido, el Papa reclama un espacio para la fe que ayude a preservar lo esencial, es decir, el orden capitalista. No tiene mucho caso discutir si “el ser humano” es pequeño (¿o grande?), si debe ser humilde (¿¡o soberbio y arrogante!?), mientras no establezcamos otra concepción (lo que no implica afirmar otra tesis sobre “la naturaleza humana”). El Papa, al suponer la concepción liberal, está remando con la corriente que domina ampliamente en todos lados. Los marxistas tenemos que remar contra ella, lo que no puede hacerse sin hacerla explícita. Desde otros canales, eso mismo nos están reclamando los movimientos populares de los últimos años y nos lo exige el mismo desarrollo reciente de la ciencia (especialmente la cognitiva). Otros textos de Rolando caminan en esta dirección, pero éste, al parecer, sólo busca deslindar posiciones. Sin embargo, dicho sea con toda franqueza, no creo que oponerle la arrogancia a la modestia, aunque pueda parecer intrépido, resulte ser una estrategia adecuada.

    Me gusta

    villanuevafj

    30/07/2013 at 01:06

    • La nota critica una idea específica, que recorre todo el mensaje de la Iglesia, y está sintetizada en la frase de Francisco del inicio. La “revolución copernicana” de la que habla no hace referencia al “homo economicus” (y la idea es anterior al surgimiento del capitalismo).

      Me gusta

      rolandoastarita

      30/07/2013 at 09:27

  4. Mensaje conservador y contrarevolucionario acorde con los intereses de la clase dominante, de la cual, la Iglesia Católica ha sido siempre una ramera bien pagada. Cuanto más sufras con resignación en este mundo, mejor, mayor será la recompensa en el otro. Pequeño problema: no hay ningún otro. Un ejercicio de cinismo sin parangón para descomprimir la caldera social. De pasada, lavarle la cara a una de las instituciones burguesas más repodridas sobre la faz de la tierra.

    Me gusta

    AP

    30/07/2013 at 02:11

  5. Los marxistas no son más auténticos porque supuestamente hayan descubierto la raíz de los males de la sociedad y ofrezcan la respectiva “drástica” solución. Es sólo una posición. Porqué habría de ser mejor, más sensata o más honesta que otras. Cómo argumentar en su favor sin caer en los dogmas de fé de su cientificidad, verdad, auténtica conciencia, etc. Se puede aceptar la explicación marxista de la explotación capitalista desestimando al mismo tiempo la solución revolucionaria por falsa, o acaso no hay suficientes pruebas de eso. La fé en Dios es otra cosa, tiene un sustento más complejo que el que Marx le atribuía. Más humano que social.

    Me gusta

    mario

    30/07/2013 at 22:07

    • Bla bla bla bla…

      Porque nos molesta con toda esta basura carente de sentido. Por lo menos sería capaz de escribir sobre lo que dice el texto. Dudo sinceramente que sea capaz. Me encanta como les gusta a los religiosos hablar de los “dogmas” ajenos, sobre todo haciendolo desde la más absoluta ignorancia, tipico de medievalistas y oscurantistas, olvidandose por completo que cualquier religion es solo eso, dogma y nada más.
      Estan insoportables ahora que el cerdo Bergoglio accedio al chiquero mayor.

      Me gusta

      Gerardo Daniel

      31/07/2013 at 01:01

    • Mario: en toda la historia las religiones persisten en la idea de la resignación ante las injusticias que provoca la explotación de un sector de la sociedad sobre otra. En el caso del cristianismo esto es más que claro. El artículo cuestiona eso, Ud. dice “es más complejo”.
      Sí es más complejo, pero a esa complejidad accedemos partiendo de la función conservadora ante lo existente. Si obviamos esto, dejamos de lado lo sustancial del pensamiento religioso, y ya no entendemos nada.
      La idea de rebelarse, dejando de lado la resignación, no es sólo del marxismo sino de un espector mucho más amplio. Y ya sólo eso, la idea de no resignarse, la de luchar por una sociedad más equitativa le da al ser humano una perspectiva mucho más plena a su vida, que la pose ovejuna que le propone la corte disfrazada con túnicas que tan caros servicios le presta a las clases dominantes.
      Por lo demás, ud. dice que la revolución no ofrece suficientes pruebas de ser un remedio a los males del capitailsmo… hay más pruebas de esto que de la existencia de dios.
      Por último dice que la fé (creer aunque no haya pruebas) es un una cosa más humana que social, y realmente no entiendo que quiso decir, ni que consecuencias trae eso
      saludos

      Me gusta

      Roberto

      31/07/2013 at 10:20

    • Mario, si el marxismo fuese un dogma no se entiende porque en todo el siglo XX dio tanto que hablar en las cátedras de las universidades del mundo entero, y aún hoy a pesar de la caída del muro. Por otra parte, las revoluciones del siglo XX, aún cuando la mayoría no fuesen socialistas, demostraron que cuando las mayorías populares se rebelan pueden lograr más cosas y tener mayor dignidad que viviendo arrodillados ante los representantes del orden capitalista. Aunque no se entiende que queres decir con “mas humano que social”, digamos que en la teoría social de Marx es central la teoría de alienación. Ahí mismo se explica que la alienación religiosa es producto de una relación social y se fundamenta que la crítica es esencial para que el hombre decida girar en sí mismo.

      Me gusta

      Omar

      31/07/2013 at 15:10

  6. Siendo breve me gustaría agregar algo más. Se abrió un debate porque el Papa dijo “¿quién soy yo para juzgar a los gays?”. El punto es que la Iglesia católica históricamente persiguió y reprimió la homosexualidad. Incluso en la Biblia -tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento- la homosexualidad se caracteriza como una “abominación” y se la condena al extremo de la muerte. Ahí se lee que el libertinaje sexual de Sodoma y Gomorra provocaron la ira de Dios y su destrucción. Ahora el Papa “de todos” plantea un discurso de apertura a los homosexuales para que entren en la Iglesia, pero esto no puede impedir el choque con inevitables contradicciones, que no son “cuestión de fe” y que no se pueden silenciar.

    Me gusta

    Omar

    31/07/2013 at 19:25

  7. Cuando digo que la fé religiosa es algo más humano que social quiero decir que la creencia religiosa, es mi parecer, responde primero que todo a un resorte psicológico tan cierto para el individuo aislado, o para los grupos humanos aislados, como para la persona inmersa en la sociedad. Entiendo lo de la alienación religiosa, y en muchos casos uno tiende a creer que la religión no sirve para nada más que para defender el orden establecido. Sólo recordar al genocida hace poco fallecido diciendo que tenía su conciencia tranquila porque cumplió con la misión que Dios le encomendó y que sus tribulaciones le confirmaban esa convicción me causa una gran náusea, pero la alienación como explicación de la religión, siendo válida, es parcial. No sé si Dios existe. Como no se manifiesta, nadie lo sabe. Pero algunos hacen como si existiera, juegan el juego y en muchos casos hasta lo patético como Videla. Pero no todos, y no por profesar una fé religiosa estos últimos dejan de ser críticos. Lo que pasa es que el ser humano es limitado, como creer que a estas alturas sea capaz de romper las cadenas que con tanta dedicación él mismo se ha encargado de forjar y colocar a sus semejantes.

    Me gusta

    mario

    31/07/2013 at 23:06

    • “Y no por profesar una fé religiosa estos últimos dejan de ser críticos”. Justamente, el artículo se refiere a cómo los administradores de la fe (vg, el Papa) hacen lo posible por transformar la fe en algún dios en ausencia de crítica y resignación, en resignada aceptación del “orden natural” explotador. Frente a esto, el marxismo no es “sólo una posición”, no te parece, Mario?

      Me gusta

      Ernesto

      01/08/2013 at 12:11

    • La idea de algo supranatural dominando la suerte de la gente es social, como cualquier otra manifestación simbólica de cualquier espectro de la vida de las personas.
      Es una forma de pensar y resolver, en el pensamiento, algunas situaciones.
      Y ningún “resorte psicológico” existe sin tener entidad social.
      La idea de que contra el mito no se puede (parece ser la idea de tu última frase) no me convence mucho… si nozotros descreemos de esas cosas y nos ocupamos de ver como se desarma el pensamiento mítico, porqué hay que descreer de que otros puedan hacerlo. Incluso la humanidad ha avanzado mucho sen ese sentido si no fijamos en décadas y siglos anteriores.
      Hay personas bien intencionadas que piensan que el mito, si moviliza, es útil y hasta revolucionario. Yo pienso que es contrario a la verdad, la combate… y por lo general no le trae ningún progreso a la sociedad y la humanidad sería más libre si se liberara por completo de esa carga. Aunque para esto tendría que dominar sus condiciones de existencia, pero eso es salmo de otra misa.

      Me gusta

      Roberto

      01/08/2013 at 14:12

  8. Podríamos resumir la cuestión así:aunque el vaticano pegue un giro de 180 grados,revolucionándose así mismo,siempre conservará su carácter místico y religioso,de lo contrario no se trataría de una revolución puertas adentro sino de una de revolución general,y por ende esta institución desaparecería pues no tendría ya razón de ser.Pues bien,siguiendo este razonamiento,si producto de tal revolución la iglesia se torna más radical y crítica con respecto al estado de cosas en el mundo: ,explotación,pobreza,falta de libertad,etc,etc,y aunque ya no predique tanto la resignación frente a tales situaciones,siempre quedará ese carácter conservador y reaccionario propio de todas las religiones,puesto que no puede ir más allá de sus propios límites.Estos límites son precisamente la visión mística y dogmática del mundo que hace que el resignarse siga siendo su parte integral.Precisamente este es el núcleo duro de toda crítica a la religión,por más ropaje progresista que pueda tener.
    Todo esto implica además,que no cualquier crítica del mundo o cualquier actitud rebelde vale simplemente por ser crítica o rebelde,hay que ver el carácter de esta crítica,cuál es su basamento y si puede soportar el paso del tiempo.Si solo importara la crítica en sí misma,no tendrían sentido las diferencias entre el marxismo,el anarquismo,el socialismo utópico o la doctrina social de la iglesia.Marx no habría estudiado y expuesto el funcionamiento de la sociedad capitalista con el rigor y el realismo con que lo hizo,y la teoría y el estudio de los fenómenos sociales tampoco tendrían sentido.Daria lo mismo Marx que Proudhon por ejemplo.

    Me gusta

    Andres Alejandro

    01/08/2013 at 13:42

  9. Lo que quise decir es que el mito es consustancial al ser humano y a su experiencia de la vida. No se trata de que sea contrario a la verdad, o que sea progresivo o regresivo. Si se hiciera un balance histórico, seguramente su impronta regresiva se haría notar, pero este no es el problema. Creo que el problema radica en la idea de que para liberarse del mito el hombre debe liberarse primero de las condiciones materiales que lo ponen en situacion de ser explotado por sus semejantes en el marco de la sociedad. El mito se convierte así en un instrumento, en una herramienta que permite la reproducción de las relaciones de dominación y explotación y creo que es más que eso. Algo de sabiduría vital, digna de ser considerada, debe resultar de la experiencia de esas personas que juegan “con seriedad” el juego de la religión, y no me refiero al Papa. Puede que esto sea visto como “poca cosa” frente a la crítica marxista de la sociedad y la religión pero, para mí, es importante.

    Me gusta

    mario

    01/08/2013 at 23:51

    • No , no creo que signifique poca cosa para el marxismo. Muchos marxistas han estudiado las religiones de las mas diversas culturas en diferentes momentos históricos.
      El post hablaba del Papa y de su mensaje, vos decías que el marxismo no tenía una visión más auténtica de lo real, y yo creo que sí (de ahi que adhiera al marxismo). Ajustandonos al post, no me cabe duda que la perspectiva que ofrece el marxismo (opuesta a la resignación) es mucho más auténtica,

      Me gusta

      Roberto

      02/08/2013 at 10:40

  10. Esta bien la nota, si bien los planteos son de adolescente, esta claramente expuesta. Lo único en lo que podría ser corregida es en cambiar el concepto “ser humano” por “individuo” -por el tema de la mansedumbre a la que propende una u otra forma de definición-. Otro yerro, si mal no he interpretado, se da en presuponer que el Marxismo ha sido la piedra de toque fundamental para dar el giro copernicano en la historia del pensamiento desde la deidad a la humanidad. Nuevamente aquí, hay que indicar que fue el liberalismo quien centró el pensamiento en el individuo. “Yo soy todo y lo único que tengo”. Y a partir de ahí, derechos individuales. Marx es la segunda parte montada en esta primera -aunque travestido con otro ropaje-. A no olvidarlo.

    Me gusta

    Willi Münzenberg

    03/08/2013 at 09:51

    • El marxismo no ha sido la primera ni la única voz que se alza contra la resignación religiosa, hubo muchos socialismos, anarquismos, etc.. que también lo hicieron. Lo patético del liberalismo es que si bien en cierta etapa de su prehistoria pone el centro en el hombre y critica el pensamiento religioso, cuando se hace ideología dominante en la sociedad, y más aún cuando es gobierno corre a aliarse con las sotanas para que aquiete al “individuo” que le toca la peor parte en la civilización maravillosa que crearon, y los conforme con la promesa de una mejor vida en el más allá.
      En Argentina, cuando se discute la organización de la educación masiva a finales del siglo XIX, se da la paradoja de que los liberales que establecieron la educación laica, el matrimonio civil y el registro civil de las personas, le dieran un gran apoyo a la iglesia católica y sus ideólogos (con ministerios y secretarias incluidas) porque opinaban que a las masas era propicio que les llegue el mensaje clerical para que tengan ciertas pautas morales.que ellos crían convenientes. En castellano, para que se resignen.

      Me gusta

      Roberto

      03/08/2013 at 12:43

    • La ruptura de Marx con el liberalismo, y su superación de éste, queda mejor definida en torno a las cuestiones de la libertad, especialmente en torno a la liberación. Desde 1844, Marx se da cuenta que tiene un problema para argumentar por qué considera “alienado” el trabajo (el producto, la actividad y el trabajador). Pocos años después, la primera tesis sobre Feuerbach remite (mediante un retrato hablado) a su crítica al concepto de praxis en Kant. Luego, en los Grundrisse, reafirma su discusión de 1844 ya articulada sobre esta base y desarrollada concretamente mediante la crítica de la economía política. El resultado es un concepción donde los conceptos de ser humano y de libertad (sometimiento-liberación) son inseparables de las condiciones sociales e históricas que los producen y que son producidas por ellos. Pocos marxistas han continuado elaborando esta concepción (el más notable fue Sartre). Hoy está volviendo a ser puesta a discusión, aunque casi desde cero, tanto por los acontecimientos (Túnez, Egipto, etc.) como por el desarrollo científico (debate en ciencias cognitivas). Es lo que hay que oponer a las premisas implícitas en los sermones de Francisco –que son más políticos que doctrinarios: busca atraerse a la juventud que protesta en las calles, la única que puede revitalizar y reproducir la influencia de la Iglesia–. Pero está claro, y este post parece confirmarlo, que nos tomará tiempo y trabajo poner a punto una concepción alternativa a ese liberalismo abstracto del individuo atomizado que prevalece “espontánea” y mediáticamente por todos lados.

      Me gusta

      villanuevafj

      03/08/2013 at 23:03

    • También quisiera llamar la atención sobre la obra de la marxista Raya Dunayevskaya; por ejemplo, “Filosofía y revolución. De Hegel a Sartre y de Marx a Mao” (editado por Siglo XXI).

      Me gusta

      rolandoastarita

      04/08/2013 at 09:42

  11. Se entiende el punto Roberto, y en efecto, has descripto muy bien uno de los problemas en el que algunas corrientes liberales han caído. En especial en esas corrientes derivadas del papismo, no así es tan claro en las corrientes derivadas del protestantismo. De hecho, y aún también conservando ciertas categorías como las que has planteado, hoy en Holanda, por caso, más de la mitad de la población se considera atea, es un poco más libre en ese sentido. Y esa libertad la explica más el liberalismo que el marxismo. Lo mismo sucede en otros países con bases liberales, como Reino Unido, Australia, Canadá y Estados Unidos*. Reitero, en cuyos senos también se encuentran las relaciones de dominación como las que has planteado, pero que, sin embargo, parece cobrar mucha más fuerza el individuo. No observo lo mismo en tanto mansedumbre con los casos de Cuba o Corea del Norte, ahí si que tenemos gentíos total y completamente mansos a las relaciones de poder que han construido -mansedumbre no eclesiástica por cierto, pero mansedumbre al fin- y el liberalismo prácticamente extinto. Saludos!

    *Liberalismo en tanto constituciones en las que están basados los derechos individuales.

    Me gusta

    Willi Münzenberg

    04/08/2013 at 00:24

  12. Es más difícil vivir “humillado” y de rodillas que dársela de rebelde y terminar con un tiro por la espalda.

    Me gusta

    elpollito

    18/08/2013 at 01:49

    • Es más difícil pensar que escribir huevadas carentes de sentido.

      Comentario aparte, es asombroso lo reaccionarias, serviles y limitadas que son todas sus intervenciones sr. elpollito. ¿porque no se va a chupar cirios a alguna capilla y nos deja de fastidiar?

      Saludos

      Me gusta

      Gerardo Daniel

      18/08/2013 at 23:26

    • Le aviso que no aceptamos en este blog comentarios con insultos personales. Por esa razón, su último mensaje ha sido enviado a Papelera. Entiendo su odio al marxismo, pero no es éste el lugar para descargarlo. Después de todo, hay muchos espacios fascistas en los que podrá explayarse a gusto.

      Me gusta

      rolandoastarita

      19/08/2013 at 15:47


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: