Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Deuda y buitres: ¿unidad nacional o lucha de clases?

with 10 comments

En notas anteriores planteé que la contradicción principal y determinante en la actual coyuntura no pasa por la disyuntiva “Patria y buitres”, como pretende la izquierda nacional y popular (PC, Nuevo Encuentro, peronismo de izquierda, Frente Grande, partido Humanista, socialismos nacionales varios y similares), sino por la oposición entre el capital y el trabajo, esto es, entre explotadores y explotados. Contra lo que dice el discurso dominante, aquí no está en juego una lucha por “la segunda independencia”, sino una negociación en curso -con sus tensiones y conflictos- por cómo se reparten los costos del pago de la deuda (ver aquí y aquí). En otros términos, afirmamos que no hay diferencias sustanciales entre los buitres financieros que compran títulos depreciados para exigir su libra de carne (amparándose en los tribunales que pusieron a su disposición los “defensores de la Patria”), y los buitres especulativos que operan los Old Fund, o saquean los fondos públicos con negociados de todo tipo.

Pues bien, en un escenario de crecientes conflictos sindicales, estas cuestiones se ponen en el primer plano. Miles de docentes, portuarios y marítimos, mecánicos y metalúrgicos, bancarios, trabajadores de la alimentación y de medios de comunicación, para citar solo algunos casos, están luchando contra la caída de salarios (vía impuesto a las ganancias o inflación), o contra las suspensiones, despidos y cierres o vaciamientos de empresas. Es que con la recesión y crisis, las mejoras conseguidas durante los años de ascenso económico retroceden por todos lados, y los trabajadores tratan de defender sus posiciones. Es el conflicto en torno a cómo se distribuye  entre el trabajo y los propietarios del capital, el valor que ha generado el trabajo. Siempre y en todo lugar, el capital y los gobiernos de turno responden a la crisis desvalorizando el salario, cerrando empresas, y aumentando la represión. Los palos de las fuerzas de represión contra los trabajadores de Lear, para citar solo un caso reciente, se inscriben en esta lógica. No hay discurso que pueda ocultar esta realidad de fondo.

Se abren así dos estrategias opuestas por el vértice. Por un lado, los que anteponen la unidad nacional. Por el otro, los que ponen el énfasis en la lucha de clases, esto es, en el accionar independiente de los trabajadores en pos de sus reivindicaciones. El gobernador Scioli acaba de expresar la propuesta de unidad nacional: pidió a los trabajadores que “miren la Patria” y hagan un paréntesis en las protestas, ya que “el país atraviesa un momento muy especial que necesita la unidad y el respaldo de todos los argentinos”. Las fuerzas “nacionales y populares”, aunque no lo expresen de manera tan frontal, tienen la misma postura: a lo sumo critican “excesos” de la represión, pero descalifican las luchas, o miran para otro lado, y cargan contra la izquierda que las apoya o conduce. “Es la hora de la unidad nacional frente a los buitres”, vienen a decir.

Desde el enfoque que defiendo, se trata de una postura reaccionaria, favorable a los intereses de la clase dominante de conjunto. Sea cual sea el resultado final de las negociaciones con los acreedores internacionales, la situación del trabajo tenderá a empeorar. En última instancia, las salidas “K progresistas” son como el “arreglo” de la deuda con el Club de París. Por eso decimos que no hay salida progresista -esto es, sin costos para el pueblo explotado- de la actual recesión y de la crisis de la deuda. La estrategia y el discurso nac & pop llevan a reforzar el dominio ideológico y político del capital de conjunto. En contraposición, el socialismo científico -esto es, basado en la teoría de la plusvalía y la lucha de clases- sostiene que los trabajadores deberían mantener a toda costa su independencia, y que el camino de la “causa nacional” solo debilitará sus luchas.

Descargar el documento:
[varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como]
Deuda y buitres: ¿unidad nacional o lucha de clases?

Written by rolandoastarita

31/07/2014 a 11:51

10 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Interesante articulo. Aunque voy a hacer una pregunta que no tiene que ver con él: ¿Tiene algun escrito en el que trate el tema del valor del vino o las piezas de arte desde la teoria objetiva del valor? Muchas gracias de antemano profesor.

    Me gusta

    Alfonso

    31/07/2014 at 12:11

  2. ¿Existe en la biografía marxista algún trabajo donde se trate la diferencia entre un cierre de empresas como algo diferente al “vaciamiento”? Porque en varios casos particulares, al analizarlos, uno no puede decir, “se fundieron porque no les daban los márgenes de ganacia” y uno piensa que puede tratarse de una suerte de lock outo, que también es “rastreable”, pero personalmente me resulta confusa la idea de vaciamiento, tal vez alguien lo haya tratado al concepto.
    Me pareció importante preguntar al respecto de ello porque desde el troskismo se están denunciando vaciamientos constantemente, aunque en la mayoría de los casos cuando se los analiza uno detecta que más bien son problemas de competitividad y de ese orden.

    Me gusta

    Ilichito

    31/07/2014 at 14:43

    • No conozco textos marxistas que traten específicamente el tema. Es cierto que muchas veces se acusa a empresas se “vaciamiento”, cuando en realidad lo que existe son pérdidas debido a que no sobreviven la competencia, o la situación del mercado, etc.

      Me gusta

      rolandoastarita

      31/07/2014 at 15:00

  3. Excelente Rolando, por lo pedagógico y esclarecedor frente al matete ideológico actual. Abrazo

    Me gusta

    ElTabano

    31/07/2014 at 22:28

  4. Estimado Rolando:

    La dicotomía planteada en términos de Lucha de Clases o Unidad Nacional, me parece que discurre por diferentes dimensiones de difícil -no digo imposible- conciliación en un mismo plano. Las premisas que conducen las voluntades de los accionistas de estos fondos de inversión, son propias de una dinámica del capital que busca una expansión financiera (D-D’) sin pasar por un proceso productivo. En ese sentido, el capital no respeta fronteras ni habla otro idioma que el de la ganancia, y deviene siempre en miseria y pérdida de vidas humanas (en el más amplio sentido de la expresión); costo que por otra parte, al no ser cuantificado en el dinero de los capitalistas, no pareciera ser relevante para el modelo. Oponerse a esta dinámica, es encarnar una lucha de clases que, análogamente, no debiera reconocer tampoco fronteras o intereses nacionales.

    Por otra parte, el recurrente discurso que nos insta a enrolarnos en “causas nacionales”, tiene improntas schmittianas que en rigor, siempre alimentan la construcción de una otredad (la lógica amigo-enemigo) que pugna por unificar voluntades detrás de un conveniente patriotismo, soslayando diferencias mucho más acuciantes y profundas.

    Así las cosas, el mensaje político de que debemos resignar nuestras necesidades e intereses de clase en favor de estos tan oportunos valores patrióticos, resulta ineludiblemente perverso; es como decirle a un tipo que hace dos días que no come, que tiene que vigilar cómo se alimenta porque ojo con el colesterol.

    Saludos

    Me gusta

    Diego Flaherty

    01/08/2014 at 17:18

    • Peor. Es como decirle que tiene comer menos, por que si no, todos vamos a pasar hambre.

      Me gusta

      AP

      01/08/2014 at 19:14

  5. Profesor Rolo

    Piensa que las consecuencias de no pagar los 1600 millones para la economía argentina y en otro pregunta para los trabajadores, es mejor o peor que haber pagado? y es verdad que no se podía porque si o si se dispara la RUFO?

    Me gusta

    Tomas

    01/08/2014 at 19:34

  6. Me parece interesante cómo se ha tratado el tema en los medios de comunicación. Hasta la fecha límite se ha intentado dar una imagen apocalíptica de las consecuencias del rechazo del pago a los fondos buitre. Una vez constatado el impago, resulta curioso ver cómo grandes bancos como Citi, Deutsche Bank, HSBC y JP Morgan van a empezar a negociar una moratoria con los fondos buitre, algo que en teoría ni les va ni les viene.

    Desde los medios se ha intentado dar la imagen de que el default es una catástrofe para los ciudadanos, pero la realidad es que los grandes bancos antes mencionados saben que su patrimonio en Argentina se resentirá por las nuevas calificaciones de las agencias de rating. La solución más fácil para los capitalistas con patrimonio en Argentina hubiera sido que el gobierno hubiera accedido al pago. Ahora, deberán presionar a los fondos buitre para que acepten la moratoria o bien deberán comprarles directamente la deuda, intentando sacar la máxima plusvalía en 2015 cuando venza la RUFO.

    Me gusta

    diego

    02/08/2014 at 12:42

  7. Estimado Rolando, ante todo gracias por este espacio de reflexión esclarecedor. Quisiera saber su opinión respecto a las decisiones y medidas de gobierno como el depósito realizado en fecha julio creo y la ley de pago soberano. Saludos y gracias de antemano

    Me gusta

    Dolores

    02/10/2014 at 18:29


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: