Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Funciones de producción y capital

with 3 comments

A raíz de discusiones que he tenido por estos días, me parece útil refrescar uno de los aspectos más relevantes de la crítica que hicieron los economistas de Cambridge, Inglaterra, a la teoría neoclásica del capital. Hace más de 60 años, Joan Robinson escribía este, justamente famoso, pasaje:

“Al estudiante de teoría económica se le enseña a escribir O = f(L, C) donde L es una cantidad de trabajo, C es una cantidad de capital y O es una tasa de producción de bienes. Se le pide suponer que todos los trabajadores son iguales, y que mida L en horas-hombre de trabajo; se le dice algo acerca del problema de números índices  involucrado en la elección de una unidad  de producto, y luego debe pasar de prisa a la cuestión siguiente, con la esperanza de que no se le ocurra preguntar en qué unidades se mide C. Antes de que llegue a preguntar, se habrá convertido en profesor, y así se transmiten de una generación a la siguiente hábitos de pensamiento torpe” (“La función de producción y la teoría del capital”, en Capital y crecimiento, comp. G. C. Harcourt y N. F. Lang, México, FCE, 1977, pp. 51-67).

Sin embargo, pasaron los años y las décadas y en los cursos usuales de Economics se siguen transmitiendo “los hábitos de pensamiento torpe”. Es que dado que la función de producción trata de explicar el rendimiento en términos físicos de unidades físicas de “capital” (medios de producción) y trabajo, la cuestión de la agregación sigue planteada. Invariablemente, la cuestión de en qué se mide el capital se oculta debajo de la alfombra. ¿Por qué? Porque la única manera de agregar bienes heterogéneos de capital es mediante los precios. Pero estos dependen de la ganancia (o el interés) del capital; esto es, de las variables distributivas. Y la función de producción neoclásica, supuestamente, debía explicar la tasa de interés. Por lo cual el razonamiento termina siendo circular, y lógicamente incoherente. O, planteado de otro modo el problema: si la cantidad de capital se expresa en precios, se rompe la relación unívoca entre una cierta cantidad de capital y un determinado nivel de producto, ya que la primera varía con los cambios en la distribución. Por lo tanto, la función de producción neoclásica no se sostiene.

¿Es un  problema técnico, o matemático? En absoluto, es conceptual: tiene que ver con la noción de capital, y los problemas que tienen los neoclásicos para explicar la ganancia. Como decía hace años el marxista A. Bhaduri: “… bajo la superficie aparente de un problema de números índices hay problemas más profundos en conexión con la valuación del ‘capital’. Es preferible afrontar estas cuestiones y revisar las enseñanzas de la teoría convencional que eludirlas como meros problemas de números índices” (“Comentario sobre la importancia de controversias recientes sobre la teoría del capital: una visión marxista”, en idem, pp. 249-257). Por eso, la dificultad neoclásica no se puede solucionar con las matemáticas. ¿Qué hacen los neoclásicos entonces? Pues se esconden detrás del análisis matemático.

Creo que es conveniente recordarlo, porque “los hábitos torpes de pensamiento” inficionan incluso a personas que se piensan a sí mismas, por lo menos, como “heterodoxas” y buscan agregar “matemáticamente” bienes heterogéneos para construir su propia “función de producción heterodoxa”. Pero la pretensión de sumar tornos, fresas, electricidad, planta fabril, en términos físicos, es un despropósito. Alguno podrá decir que nuestro “heterodoxo” lo hace para profundizar en la teoría crítica (por ejemplo, para estudiar la noción de trabajo concreto de Marx); pero parece no percatarse de que por esta vía está cayendo en el disparate. Peor aún si a los bienes físicos le quiere sumar “trabajo”. No hay escalar que pueda expresar esto, ni ecuación o función que tenga sentido sobre esta base. Y el absurdo más sublime de “agregación física de medios de producción” lo leí por estos días. Lo presento con un ejemplo práctico: 1 torno A + 2 tornos B + 2 fresas B + 500 kg de acero C = 505. Observemos que si el acero se midiera en número de barras, por ejemplo 20, la agregación de medios de producción daría 25; si se midiera en toneladas, sería 5,5. Y así podríamos seguir. ¿Qué sentido tienen estas mediciones? Ninguno. ¿Por qué? Muy simple, son números sin dimensión, por eso no tienen significado. ¿Para qué sirven entonces? Pues para “impresionar” al público desprevenido con ecuaciones carentes de sentido, y acusar al que las critica de “no entender álgebra”. Estamos en lo básico y elemental de la crítica a los neoclásicos. Lo penoso es que esto hay que explicárselo a algunos marxistas.

 Descargar el documento:
[varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como]:
“Funciones de producción y capital”

Written by rolandoastarita

28/05/2015 a 10:55

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Rolando, acabás de escribir exactamente lo que siempre pensé de la teoría neoclásica pero que nunca me animé a pensar por miedo, justamente, de que me tilden de desconocedor de las matemáticas. El final me hizo estallar de la risa. Ahora te pregunto en serio, cómo es posible que nadie en la academia se cuestione esa agregación tan simple y torpe que mencionás? no puedo creer que la mayoría de los académicos en el mundo sea tan idiotas. Es que acaso hay una intencionalidad política de cierto establishment económico en promulgar estas teorías idiotizantes?

    Mi otra pregunta es, pensando como un neoclásico, es posible considerar el capital y el trabajo (en un nivel muy extremo de abstracción) como fluidos? No es un chiste, es que he leído que según Samuelson los modelos neoclásicos derivan de la física de fluidos y son muy similares a los utilizados en meteorología. Es posible abstraer el capital al punto de considerarlo una magnitud fluida en donde peras y manzanas se convierten en un “jugo homogéno”. Me causa risa sólo plantearlo.

    Muy bueno el artículo.
    Saludos!

    Me gusta

    Nicolas Dominguez

    07/06/2015 at 00:27

    • Lo más grave es que ese ejemplo final lo ha tomado del “Comentario” de un crítico a mi planteo sobre trabajo potenciado. En realidad, los neoclásicos nunca llegaron a expresar el asunto de la agregación de manera tan burda.

      Me gusta

      rolandoastarita

      07/06/2015 at 10:34

  2. Rolando podrías pasar bibliografia u otro sitio de unternet donde se explique esto con mas detenimiento pues yo no entiendo la lógica, gracias

    Me gusta

    yagofernandez

    19/09/2015 at 20:01


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: