Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Grecia al borde del default

with 46 comments

En los últimos días me han preguntado mi opinión por la situación de Grecia. Para el análisis de la cuestión de fondo, remito a la nota que escribí en 2011 (aquí). En esa nota decíamos: “La salida que intentó el gobierno griego, con el apoyo del FMI y los grandes poderes mundiales, es por vía deflacionaria y ajuste fiscal. La condición para otorgar el salvataje fue que el gobierno aplicara un fuerte programa de ‘austeridad’. Esto significa también bajar las prestaciones sociales, aumentar la edad de jubilación y disminuir los gastos sociales, además de los salarios. Los ingresos de los empleados públicos y los jubilados disminuyeron más del 20% en 2010, la desocupación está en el 13,5%, y se prevé que aumente hasta el 15% en 2011. En esencia, lo que está en cuestión es cómo aumentar la explotación de la fuerza de trabajo para hacer competitivo al capital griego”.

Desde entonces, la economía griega cayó en picada, hasta tocar fondo en 2013, tener una leve recuperación en 2014 y volver a estancarse en lo que va de 2015, con la perspectiva ahora de una nueva caída. Las cifras son por demás ilustrativas: en los cuatro años que van del 2010 al 2013 el PBI cayó un 25,6% acumulado; creció 2,7% en 2014 y en el primer trimestre de 2015 lo hizo solo el 0,2%. La inversión cayó en el período 2010-2013 a una tasa anual promedio del 19%; en 2014 creció solo el 2,7%. La tasa de desempleo pasó del 12,7% en 2010 a un pico del 27,5% en 2013, para ubicarse en 2014 en el 26,6%. El 19% de los desempleados lo son de largo plazo; el desempleo juvenil es del 49,7%. El ingreso por habitante se derrumbó desde US$25.474 en 2008 a US$20.809 en 2013, y apenas se ha recuperado desde entonces.

Además, a pesar de la caída del PBI y la inversión, el balance comercial de Grecia sigue en rojo: en los cinco años 2010-2014 el déficit comercial acumulado fue de 107.000 millones de euros. La cuenta corriente, en % del PBI fue: – 10% en 2010, – 9,9% en 2011, – 2,4% 2012; 0,6% en 2013; 0,9% en 2014. La deuda pública pasó del 146% del PBI en 2010 al 177% en 2014; esto a pesar de que el déficit fiscal primario tuvo una mejora acumulada de 10 puntos del PBI entre 2010 y 2013. Mejora obtenida a partir de reducción de pensiones y gasto en servicios públicos.

Las dos salidas capitalistas

Frente a este panorama, de padecimientos sin fin del pueblo, la receta del FMI, el Banco Central Europeo y la Unión Europea (la llamada troika) es profundizar el ajuste, vía aumento del IVA y más reducciones de impuestos. Como es conocido, la troika ha puesto como condición para renovar los créditos que el Gobierno de Syriza ponga en práctica sus nuevas exigencias. Pero la resistencia del pueblo griego a aceptar más ajustes ha llevado al gobierno de Syriza a rechazar las condiciones de la troika, aunque intentando llegar a un acuerdo. Al momento de escribir esta nota toda apunta a que se va al default de la deuda, ya que en dos días Grecia tiene que abonar 1600 millones de euros. El Gobierno dispuso el cierre de la bolsa, un feriado bancario de seis días, hasta el referéndum del domingo y límites al retiro de depósitos. Esto último se hizo inevitable desde el momento en que el Banco Central Europeo congeló el respaldo a los bancos griegos.

Pero con el referéndum que se ha convocado el Gobierno pone al pueblo en la alternativa de elegir entre la permanencia en el euro, con el costo de la aceptación de las condiciones de la troika, o la vuelta al dracma. Todo hace pensar que se trata de un chantaje para que la gente vote la permanencia en el euro, y acepte más ajuste. En cualquier caso, las dos alternativas se mantienen en los marcos del capitalismo, y ninguna pondrá fin a los padecimientos. Cualquiera de ellas significa más explotación.

Los sectores de izquierda de Syriza, y en general la izquierda reformista de todo tipo, pretenden que la vuelta al dracma no representaría mayores problemas si se acompaña del control de capitales y la nacionalización de la banca. Son “revolucionarios de la moneda”, como si todo se redujera a esto. Lo cierto es que la salida del euro provocará inevitablemente una devaluación de la moneda griega. Todos saben que es imposible que la eventual vuelta al dracma se realice a la paridad de uno a uno con el euro (y tampoco tendría sentido desde el punto de vista de los intereses del capital). Por eso, la consecuencia será una nueva caída de los salarios; aunque en lugar de que la caída sea por vía deflacionaria, se hará por medio de la devaluación. Además, la devaluación tampoco ahorrará el ajuste fiscal; ni revertirá el que ya se hizo. El caso de Argentina es ilustrativo: la salida de la crisis de 2001-2002 se operó por vía de una profunda caída de los salarios y “ajuste” fiscal. Fue la base para el posterior superávit en cuenta corriente y fiscal de los primeros años del Gobierno kirchnerista. Con el agregado de que la recuperación fue empujada, de manera decisiva, por el boom de los precios de la soja y el maíz. Por otra parte, la nacionalización de la banca griega no va a impedir la corrida sobre los depósitos en euros. Sí puede decirse que una economía atrasada tiende a un tipo de cambio real alto; pero esto no es argumento para hacer de la necesidad virtud (sobre el euro y el tipo de cambio, véase también aquí y aquí).

Socialismo burgués siglo XXI

La política de Syriza es un remedo siglo XXI del “socialismo burgués” que criticaban Marx y Engels en El Manifiesto Comunista. Los socialistas burgueses trataban de encontrar soluciones a los males del capitalismo haciendo reformas, y dejando intactos los fundamentos de esos males: “Los socialistas burgueses quieren las condiciones de vida de la sociedad moderna sin las luchas y los daños que de ella resultan fatalmente”. Marx y Engels incluían en esta categoría a “los economistas, los filántropos, los humanitarios, los mejoradores de la suerte de la clase obrera, los organizadores de la beneficencia, los protectores de los animales, los fundadores de sociedades de templanza, los reformadores de todo pelaje”.

Con las adaptaciones del caso, ¿es tan distinto lo que congregan los Syriza, o los Podemos de hoy? Esta gente hace los mayores esfuerzos por no hablar de programas que sean alternativos al modo de producción capitalista. Por eso engañan con promesas, con reformas superficiales o, de hecho, ponen a la gente ante “alternativas chantaje”, como sucede con el referéndum que ha convocado Syriza. Hay que decir las cosas como son, por más que no gusten: en el sistema capitalista las crisis se “resuelven” por vía de gigantescas devaluaciones de los valores, caída de los salarios y aumento de la explotación. Las condiciones que exigen los acreedores de la deuda griega son, de hecho, las que exige todo capitalista. Por este motivo la fuga de capitales, o la huelga de inversiones, no responde a una orden de la “troika”, sino a la lógica de la ganancia, que es la lógica de todo burgués. Por eso también, si el Gobierno griego quisiera endeudarse hoy en los mercados, encontraría las mismas condiciones en todos lados. En este mundo prima la regla de “la libra de carne”, no importa el color ni la nacionalidad del capital.

Por otra parte, es absurdo que los “socialistas verdaderos” versión siglo XXI pretendan mantenerse en el euro y que el FMI y el Banco Central Europeo los ayude a hacer políticas progresistas. Algunos militantes (por ejemplo, de las alas izquierda de Syriza o Pdemos) incluso nos hablan de dar pasos hacia una alternativa socialista por este camino. Pero el FMI o el BCE jamás van a instrumentar políticas monetarias en beneficio de los trabajadores. Como tampoco va a hacerlo el capitalismo griego, ni su Estado. Hay que ser consciente de esto.

Por último, cuando los marxistas planteamos estas cuestiones, con frecuencia se nos objeta que no presentamos soluciones “concretas”, dentro del sistema capitalista. El argumento viene a ser: “la salida del programa socialista sería ideal, pero dado que el pueblo griego hoy no quiere el socialismo, ¿qué solución, dentro del sistema capitalista, propone usted a la crisis?”. Sin embargo, lo que tenemos que hacer los marxistas no es buscar remiendos al sistema, sino presentar nuestra alternativa global a la crisis del capitalismo. Hay que luchar por arrancar toda mejora, por más parcial que sea, pero al mismo tiempo explicar por qué solo una economía organizada por los productores, y en su beneficio, puede dar una salida de fondo. Explicar por qué esto no será posible en tanto el Estado sea capitalista, y subsistan las relaciones de explotación. Es sorprendente e irónico que los socialistas no hablen del socialismo precisamente cuando estallan de forma abierta las crisis del capitalismo. ¿Tan presionados se encuentran por “la opinión pública bienpensante progre-izquierdista” que siempre tienen que razonar como “razonables estadistas”?

En definitiva, no entiendo por qué los socialistas tenemos que aconsejar políticas capitalistas para solucionar la crisis capitalista cuando nuestra crítica al capitalismo es precisamente que condena a los pueblos a padecer, de forma recurrente, estas crisis.

Descargar el documento:
[varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como]:
“Grecia al borde del default”

Written by rolandoastarita

29/06/2015 a 14:46

46 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. El gran problema es que nadie sabe con exactitud qué cosa es el socialismo, hay miles de conceptos y definiciones de socialismo. “El control de la economía por parte de los productores”, formula realmente mágica, simple y fantástica. ¿Cómo, cuándo, dónde?…nadie lo sabe.

    Me gusta

    Felipe Antonio Silva

    29/06/2015 at 15:51

  2. Verdaderamente, lamentable espectáculo el que está dando la izquierda “radical”. Como era de esperar, salieron todos a embanderarse atrás del gobierno de Tsipras al grito de democracia!, soberanía!, etc. Otros, más sensatos, plantean que una victoria del “no” en el referendo aliviaría de modo temporal las condiciones de vida de la clase obrera, bajo el fantástico supuesto de que las negociaciones se reanudarían y podría llegarse a un acuerdo menos oneroso, que de todos modos habrán de pagar los trabajadores. Aún aunque esto último fuera posible, no acabo de ver como esa victoria pírrica justificaría ceder ante las ilusiones de la democracia burguesa y participar en una decisión que en último término compete a los capitalistas y sus representantes políticos.

    Me gusta

    max

    29/06/2015 at 16:07

  3. Totalmente de acuerdo, Sr. Astarita. Pero me queda una pregunta. Ya que según dicen el pueblo griego no está hoy por hoy por el socialismo ¿qué podríamos hacer los marxistas, especialmente los marxistas griegos, para aprovechar esta coyuntura en beneficio del incremento de la conciencia y las posiciones socialistas entre ese pueblo? ¿No apoyar en absoluto a Tsipras? ¿Apoyarlo críticamente, con toda dureza crítica y con clara y perfecta exposición de nuestras posiciones? Si optamos radicalmente por lo primero y planteamos nuestras propias soluciones socialistas como enfrentadas, divordiadas, radicalmente a ese socialismo burgués, sin la posibilidad de ningün juego dialéctico entre su socialismo y el nuestro, me temo que la coyuntura actual no nos va a servir de nada desde el punto de vista táctico. Pero esto no es nada dialéctico. Nuestra táctica no será nada dialéctica. Simplemente no habrá táctica alguna. Gracias por su clarificador artículo.

    Saludos.

    Me gusta

    ANTONIO MANZANARES

    29/06/2015 at 16:56

    • La táctica “dialéctica” del apoyo crítico ha sido, y sigue siendo, una constante hasta el día de hoy. Un ejemplo emblemático fue la posición de Stalin y otros bolcheviques en 1917, frente el Gobierno provisional (antes de que el partido bolchevique cambiara de posición y adoptara las famosas Tesis de Abril). Los PC tuvieron esta táctica de manera casi permanente. También muchos grupos de izquierda de diverso tipo; por ejemplo, en Argentina, frente al peronismo.
      ¿En dónde llevó a algún resultado positivo para el socialismo? Apoyar “críticamente” políticas que llevan a la frustración y la desmoralización no tiene sentido.

      Me gusta

      rolandoastarita

      29/06/2015 at 19:43

    • Ya se que las cuestiones siguientes son “tediosas”,, pero no hay más remedio que volver sobre ellas una y otra vez, porque nunca acaban de comprenderse del todo (al menos ese es mi caso, lo digo con toda humildad) especialmente cuando se da una situación como la presente.

      ¿Quiere decirse que los revolucionarios en esta situación tenemos que mantenernos políticamente al margen limitándonos a la lucha y el desarrollo ideológicos? ¿No es verdad que los revolucionarios tienen que luchar, sin nunca perder la perspectiva de los objetivos finales, por cualquier mejora en la situación económica y política de la clase obrera, aun a sabiendas de que lo arrancado al capital será siempre provisional y reversible? ¿No representa la lucha política de Syriza un intento de mejora de esa naturaleza (limitada) aunque tal mejora resulte ilusoria incluso a corto plazo? ¿No aprende la clase obrera en este tipo de lucha, así como en la lucha sindical? El que esta sea insuficiente no deja de hacerla a la vez necesaria. La independencia de las posiciones socialistas se puede ver desde luego comprometida por su participación en movimientos más generales como el que se da ahora en Grecia y que capitanea Syriza. Pero también incrementada, desarrollada. No se puede no arriesgar, eso sería izquierdismo (intelectualista, burgués). La dialéctica, la táctica, en este caso es el juego entre nuestra posición independiente y nuestra participación en un movimiento más difuso. Nuestra participación ahí revela nuestra debilidad momentánea. Pero esa debilidad no puede trasformarse en fortaleza sin tal participación. No podemos mostrarnos al margen de la “movida” actual, retirarnos a los cuarteles ideológicos a consecuencia de nuestra debilidad. Marx y Engels no dejaron de promover y de participar (polémicamente, claro) en la primera internacional aun a pesar de que fueran minoría en ella. No sé qué piensa usted, Rolando, de todo esto. Gracias por su respuesta anterior y anticipadas por la que espero.

      Me gusta

      ANTONIO MANZANARES

      30/06/2015 at 08:19

    • “¿No es verdad que los revolucionarios tienen que luchar, sin nunca perder la perspectiva de los objetivos finales, por cualquier mejora en la situación económica y política de la clase obrera, aun a sabiendas de que lo arrancado al capital será siempre provisional y reversible?”
      Respuesta: Sí.

      “¿No representa la lucha política de Syriza un intento de mejora de esa naturaleza (limitada) aunque tal mejora resulte ilusoria incluso a corto plazo?”
      Respuesta: No (por los argumentos presentados en la nota).

      “¿No aprende la clase obrera en este tipo de lucha, así como en la lucha sindical?”
      Respuesta: No (el apoyo a gobiernos y programas burgueses solo lleva a la frustración y la desmoralización).

      “Marx y Engels no dejaron de promover y de participar (polémicamente, claro) en la primera internacional aun a pesar de que fueran minoría en ella”. Respuesta: ¿qué tiene que ver participar en una Internacional obrera con apoyar (“críticamente”, faltaba más) a un gobierno burgués “socialista”?

      Como he planteado en otra respuesta: la táctica que usted recomienda es la que empleó mayoritariamente la izquierda. Los partidos Comunistas en particular. ¿Dónde dio resultado? Hace décadas que insisten con estos “apoyos críticos” en todo el mundo. Lo único que han logrado es dividir, confundir y desmoralizar. En definitiva, han sido funcionales al dominio del capital. Para ponerle un solo ejemplo (pero hay por decenas). ¿De qué sirvió al socialismo el apoyo crítico de grupos de izquierda al gobierno de Lula y del PT? ¿Qué avance hubo en la conciencia socialista a partir de esa experiencia? ¿Qué resultados obtuvieron los “genios tácticos” del “apoyo crítico”? Respuesta: ninguno.

      Me gusta

      rolandoastarita

      30/06/2015 at 08:45

    • Agregado: uno de los errores más comunes en la izquierda es pensar que es progresista todo lo que, de alguna manera, se oponga a lo establecido, en el caso concreto que nos ocupa, el euro. Para dar un ejemplo: el Frente Nacional de Le Pen reclama la salida del euro y la vuelta al franco, y la ruptura de los tratados europeos “para recuperar la soberanía nacional”. ¿Tenemos que decir que este programa es “progresista”? ¿Habría que apoyar “críticamente”, desde el marxismo, esta reivindicación de “soberanía nacional”?

      De la misma forma, en Grecia la agrupación ultraderechista Griegos Independientes también plantea la salida del euro. ¿Los marxistas tenemos también que considerar que GI es “progresista”? Mi respuesta es, por supuesto, que no tiene nada de progresista. Es una oposición al euro burguesa nacionalista, que no va a mejorar la situación de los trabajadores. Claro que no es lo que piensa Tsipras, que declaraba en enero de este año que “tras revisar sus programas y las declaraciones de principios de ambas formaciones [Syriza y Griegos Independientes], comprobamos que la distancia ideológica no es tan lejana”.

      Me gusta

      rolandoastarita

      30/06/2015 at 10:47

    • ¿Podría nombrar un caso en el que la táctica de “ir por adentro”, de “no quedar al margen de la lucha”, de “no retirarse a los cuarteles ideológicos” haya funcionado? ¿Funcionó acaso con Moreno en las 62 organizaciones? ¿Con el entrismo Trotskista en los Frentes Populares? ¿Con los trotskistas venezolanos en el chavismo? El PC argentino en el kirchnerismo o toda su línea desde los años ’30 ¿viene trayendo buenos resultados para generar conciencia socialista en los trabajadores?
      ¿Por qué funcionaría en Grecia con Syriza? ¿Es Syriza algo nuevo? ¿Algo que no hayamos visto antes? ¿O son los simples reformadores del capitalismo que terminan ajustando para salir de una crisis en nombre del pueblo y los trabajadores?

      Me gusta

      Santiago

      30/06/2015 at 12:05

  4. Reblogueó esto en Humano Buenos Aires.

    Me gusta

    Leonardo Sai

    29/06/2015 at 17:15

  5. Que piensas de la idea que la troika aprieta y no da concesiones, porque quieren doblegar a un gobierno de izquierda burguesa? para que otros países y la clase obrera europea no piense ni en mínimas mejores?

    Y sobre que Syriza es mejor que otros partidos de la burguesía porque defiende esas concesiones mínimas ?

    Me gusta

    benjamin

    29/06/2015 at 18:23

    • Pero este tipo de tires y aflojes entre gobiernos burgueses y el FMI, o los organismos financieros, son más o menos constantes. Lo hemos visto en Argentina con el gobierno de De la Rúa, la caída de la Convertibilidad y la posterior quita de la deuda. También en Grecia. El FMI, por caso, se queja de que los gobiernos griegos no cumplieron los compromisos que habían asumido cuando el préstamo de 2010, de 110.000 millones de euros (por ejemplo, que no se combatió la evasión fiscal, y que el ajuste fiscal se hizo exclusivamente sobre salarios y gastos generales). ¿Tenemos ahora que encontrar “posturas progresivas” también en este tipo de negociaciones? ¿No puede tomar el marxismo posiciones independientes de clase?

      Me gusta

      rolandoastarita

      29/06/2015 at 19:52

  6. No soy muy en temas de economía marxista, me llamó mucho la atención éste artículo, pero me quedé esperando por la solución marxista al problema de Grecia, me refiero a la solución factible (aplicable en el mundo real según las condiciones reales) no a la solución ideal posible. Es decir, si fuera un economista marxista como Rolando Astarita el que estuviera al frente de la responsabilidad del gobierno griego ¿qué haría en ésta realidad que es Capitalista y todavía no Socialista? De antemano gracias por sus aportes. Saludos desde México.

    Me gusta

    • No tiene sentido criticar a los marxistas por no colaborar con el Estado capitalista a ayudar al sistema capitalista. Es como si alguien pidiera a “El Capital” recetas para acabar con las crisis capitalistas, o con la desocupación que genera el propio sistema. La crítica de Marx al socialismo burgués tiene este contenido de fondo. Por este motivo también es que Rosa Luxemburgo decía que un ministro socialista en un gobierno burgués no era un ministro socialista, sino un ministro burgués (ver aquí). Entiendo que todo esto choque con el sentido común del reformismo izquierdista, que está tan instalado.

      Me gusta

      rolandoastarita

      30/06/2015 at 08:34

  7. Una aclaración: el referendum no contempla la salida del euro. Se trata de dos opciones, a) sí acepta y b) no acepta los ajustes fiscales(la opció d syriza) k impone la troika. Por lo tanto todavia no se ha salido del marco de las negociaciones. Sobra decir que syriza està jugando la última carta que le queda.

    Me gusta

    Fran

    30/06/2015 at 08:20

  8. “En definitiva, no entiendo por qué los socialistas tenemos que aconsejar políticas capitalistas para solucionar la crisis capitalista cuando nuestra crítica al capitalismo es precisamente que condena a los pueblos a padecer, de forma recurrente, estas crisis.”

    Siento discrepar en esto con el profesor Astarita, como ya he dejado patente en estos foros en más de una ocasión pretender jugar con la idea de los ajustes violentos (y los procedentes períodos de agónico estancamiento) deben ser dejados al margen bien porque la “solución” llegará sola o porque así la población se radicalizará en favor de un cambio de sistema no tiene buenos precedentes, es más, la última vez que jugamos con esta estrategia acabamos muy mal (al menos en Europa).

    No se trata de salvar al sistema de sus contradicciones definitorias (pues le son inherentes) pero me parece una locura dejar que las consecuencias se amplifiquen con todo lo que ello implica (pauperización, mayor pobreza, paro, hambre…) ¿Qué se puede lograr con eso?

    Me gusta

    JHaydn

    30/06/2015 at 10:45

    • Los “ajustes violentos” los generan las crisis capitalistas. Es absurdo pedir a los marxistas que sean gobierno, o asuman ministerios de Economía, o ayuden a gobiernos capitalistas, para impedir las crisis capitalistas.
      Por otra parte, nadie habla de quedarse con los brazos cruzados. La movilización puede arrancar mejoras. Se lo explico con un ejemplo fácil: en Argentina los marxistas no podían impedir la crisis de la Convertibilidad, ni la devaluación posterior y la caída terrible de los salarios y la desocupación. Es ridículo pedir a los marxistas que colaboraran con el menemismo o con el gobierno de la Alianza para solucionar o paliar los problemas que tenía en ese momento la economía. Asumir funciones de gobierno es asumir la lógica del capital, como lo demuestra la experiencia de tantos ministros “socialistas” en gobiernos capitalistas. Pero esa situación no impidió que los marxistas apoyaran las luchas populares de 2001-2002 que lograron, por ejemplo, arrancar planes sociales para los desocupados.

      Por otra parte, jamás el marxismo planteó que cuanto peores sean las condiciones sociales, mejor para la propaganda y el avance de las ideas socialistas. Esa postura la tuvieron algunas organizaciones de izquierda en los 1970. Pero no se encuentra semejante tontería en la obra de Marx, por caso; ni en la de autores “clásicos” del marxismo.

      Me gusta

      rolandoastarita

      30/06/2015 at 10:55

    • Sí, pero la movilización requiere de toma (o reconquista en este caso) de instituciones sociales y económicas si quieren consolidarse y no quedarse la flor de un día ( aquí recuerdo a Marx alabando a los inspectores de trabajo). En una situación como la actual como ya dije no se trata de solucionar las contradicciones sino de paliar sus resultados máxime como estamos viendo es eso o la alternativa es el ascenso de partidos filofascistas (y la vista de que el plantear de por sí la alternativa al modelo imperante te lleva al más absoluto ostracismo porque la mayor parte de la población ni quiere oír hablar de eso, sería un interesante debate plantearse el por qué de esta situación).

      Esa postura no fue afortunadamente la de Marx ni la de los marxistas clásicos ya que estos por suerte tenían mayor amplitud de miras. Pero fue (y en determinados espacios es) una postura con cierto peso. Un ejemplo clásico de este tipo de cosas se dió por la opoción del SPD y el KPD al WTB-Plan precisamente en un contexto de recesión y altísimo paro.

      Saludos y un placer debatir con usted.

      Me gusta

      JHaydn

      30/06/2015 at 12:03

    • ¿Qué rayos tiene que ver la utilización por parte de Marx de los informes de los inspectores de trabajo, con apoyar (“críticamente”) a gobiernos burgueses? ¿Qué tiene que ver aprovechar espacios que pueda haber en el sistema capitalista (por ejemplo, participar en un Parlamento), con pasar a ser ministros, mentirle a la gente acerca del “socialismo burgués”, y cosas por el estilo?
      “SPD y el KPD al WTB-Plan”. No sé a qué se refiere.

      Me gusta

      rolandoastarita

      30/06/2015 at 12:30

    • “¿Qué rayos tiene que ver la utilización por parte de Marx de los informes de los inspectores de trabajo, con apoyar (“críticamente”) a gobiernos burgueses? ¿Qué tiene que ver aprovechar espacios que pueda haber en el sistema capitalista (por ejemplo, participar en un Parlamento), con pasar a ser ministros, mentirle a la gente acerca del “socialismo burgués”, y cosas por el estilo?”

      Creo que ha confundido (o que me haya equivocado al expresarlo y dar la impresión de que pretendo mezclar cosas, en tal caso pido disculpas porque mi intención es separar ambas cuestiones) cuestiones distintas:

      1-A que el pretender concretar las conquistas sociales se necesita institucionalizarlas (o volver a institucionlizarlas si se pretender recuperar) y que por eso participar de las mismas no es colaborar ni ser funcional con el sistema económico vigente (los derechos laborales o la parlamenterización entre otros no son elementos funcionales al modo de producción capitalista, de ahí la referencia a los inspectores).

      2-Sobre lo que apunta acerca del “socialismo verdadero” (el “socialismo burgués”) creo que hay que señalar un punto muy importante. Estos movimientos en cuanto tales no son marxistas ni pretenden serlo (aunque puedan haber en ellos algunos integrantes que si lo sean). El punto central es si entendemos que sus programas puedan ayudar o paliar la situación de pauperización que las clases trabajadoras están padeciendo en el sur de Europa, algunos entendemos que sí y que el no actuar por esta parte implica dejar como única alternativa “una salida” por la vía de la extrema derecha y el filofascismo (como está sucediendo ya en varios países de Europa).Mucho me temo que la vía que plantea de una “militancia independiente” de poco valdría para atender la situación de emergencia social ni siquiera en el sentido que señala de lograr convencer (al menos no en el corto/medio plazo) de la necesidad de plantear un cambio de sistema.

      3-Sobre esta última cuestión (el planteamiento de cambio de sistema y como convencer) creo que hoy tenemos un problema muy serio y es que no tenemos un programa ni una estrategia en ese sentido (más allá de proclamas genéricas).

      “SPD y el KPD al WTB-Plan”
      Con eso hago referencia al llamado WTB-Plan, un plan económico propuesto a comienzos de los años 30 en la República de Weimar destinado a combatir el desempleo masivo, la pauperización y la recesión. Y a que dicho plan encontró la oposición del KPD (Partido comunista alemán) y el SPD (Socialdemócrata) con argumentos similares a los que entiendo utiliza en esta nota, situación que dejó vía libre a la burguesía para recurrir al fascismo (para que no haya malentendidos no digo que su crítica tenga que ir necesariamente en tal sentido) y al permitir la disgregación de cualquier capacidad de resistencia social y económica.

      Saludos.

      Me gusta

      JHaydn

      30/06/2015 at 15:12

  9. Hola nuevamente Rolando, es posible que en el comentario que deje en la otra nota se diera a entender otra cosa, pero yo estoy de acuerdo contigo en que el capitalismo nunca existen soluciones favorables a la clase obrera, ni dentro de la UE y el euro ni fuera de ambos. Existen numerosas pruebas al respecto a lo largo de la historia de ello, y efectivamente desde el marxismo hay que combatir las ilusiones del reformismo en este sentido. Mis inquietudes van en otro dirección muy distinta, y es que no basta con demostrar que el capitalismo no ofrece alternativas favorables a la clase obrera, también hay que demostrar que el socialismo sí las ofrece. Esto para nosotros puede ser evidente, pero en la mente de muchos trabajadores se plantea la cuestión de porque exactamente iba el socialismo a conseguir lo que no pudo conseguir un programa de reformas burguesas “de izquierda”, sobretodo cuando lo que muchos entienden por socialismo es la URSS y Corea del Norte.
    Lo que intento decir, ni más ni menos, es que en la necesaria batalla ideológica que hay que entablar no basta con decir “las soluciones en el capitalismo no valen por tal y tal cosa, es necesario el socialismo”, hay que ir más allá. Para empezar, hay que aclarar en que se diferencia nuestra propuesta socialista de las amargas experiencias del siglo XX, pero ademas es necesario explicar de forma más o menos precisa las potencialidades que tiene ese sistema socialista para solucionar el paro, los bajos salarios, los problemas de vivienda, etc.

    Me gusta

    David

    30/06/2015 at 12:16

  10. Buenas tardes compañero profesor. En alguna oportunidad le reclamé que expusiera cual debería ser, desde su perspectiva, la conducta de un partido marxista en la actual coyuntura. Usted me dio como respuesta que formularía en una nota específica sus ideas. En tanto ello no se ha producido, le ruego me excuse y admita que vuelva sobre el asunto. Asunto de una desesperante actualidad en algunas partes del planeta.

    A mi modo de ver, creo que la insistencia al respecto de muchas personas, es por que no termina de quedar del todo clara su posición. Personalmente, entiendo que, en general, la nota que usted enlaza sobre Kicillof contiene, por extensión, buena parte de su manera de posicionarse. Pero admitirá usted que, a partir de ciertas posibilidades presentes en el ejercicio de la lucha política, se requiera de algo más que estimular el razonamiento por oposición para ser cabalmente entendido.

    Intentaré explicarme mediante un rodeo y le pondré un ejemplo sencillo que espero que no le resulte una extravagancia: imagine que por una serie de condiciones excepcionales, un partido o una alianza de partidos de izquierda, caracterizados por una definición claramente socialista , obtuviera, en un proceso eleccionario, el respaldo mayoritario de la población. Aunque el escenario, evidentemente, seguiría siendo el de una clarísima supremacía del capital en casi todos los órdenes, el partido (o alianza de partidos; movimiento o como quiera o se prefiera ), se vería enfrentado a armonizar, de alguna manera, la tarea de colosales dimensiones de construcción del socialismo en un sólo país, cuyos antecedentes históricos inmediatos resultan, por cierto, del todo decepcionantes, con la aceptación de la permanencia de la vieja pero no menos vigente distinción entre gobierno y poder.

    Entonces, ¿qué hacer?.

    Un abrazo.

    Me gusta

    SWPM

    30/06/2015 at 12:17

    • El ejemplo sencillo que pone usted se dio muchas veces: partidos de izquierda que asumen el gobierno y aplican un programa capitalista. A veces intentan alguna reforma en los primeros meses de gobierno, luego se alinean con el capital. Está lleno de ejemplos: el laborismo inglés y australiano, el gobierno PC-PS en Francia (por ejemplo, el gobierno de Mitterrand); la socialdemocracia en España o Portugal. ¿Qué tiene que ver esto con la construcción socialista?

      La primera tarea de los marxistas frente a estos gobiernos es explicar su carácter de clase, su naturaleza. Esto es lo difícil porque implica ir en contra del entusiasmo de la gente. Esta agitación y propaganda deberían combinarse con la lucha por reivindicaciones políticas (por ejemplo, las que apunten a ampliar libertades y derechos) y económicas (salarios, condiciones de trabajo), junto a la defensa de toda forma de organización que surja del movimiento de masas. Todo esto implica volver a la división entre programa máximo y mínimo, que fueron características de la tradición del socialismo.

      Me gusta

      rolandoastarita

      30/06/2015 at 12:39

  11. sobre la salida del Euro y la izquierda (tomando Portugal como el caso en análisis — artículos en portugués)
    A minhoca e a maçã. A esquerda nacionalista e o euro, 1ª parte [http://passapalavra.info/2012/12/68594]
    A saída do euro e o fascismo [http://passapalavra.info/2012/10/65637]

    Me gusta

    fernando

    30/06/2015 at 14:13

  12. “Todo esto implica volver a la división entre programa máximo y mínimo, que fueron características de la tradición del socialismo”.Es que precisamente, compañero Astarita, ese es el aspecto que necesita ser desarrollado. El mantenernos en el plano meramente hipotético del sencillo ejemplo que le he propuesto, persigue eludir los lugares comunes, como la referencia a los laborismos o al PSOE, ejemplos que, por otra parte, nadie puede presentar como intentos frustrados. En el caso del socialismo español, sin ir más lejos, el marxismo fue expresamente descartado a fines de los 70. Y lo mismo puede anticiparse sobre Podemos, que se niega a definirse en el `plano más elemental de izquierda-derecha; o Syriza, cuyo sector más a la izquierda, como el que representaría Costas Lapavitsas, no supera el plano de la mera referencia literaria al socialismo marxista.

    Me gusta

    SWPM

    30/06/2015 at 15:37

  13. Me interesaría un montón saber de una salida socialista, pero no logro visualizarla y este artículo no ayuda en eso. La conclusión no está clara: o bien la intención fue problematizar la coyuntura griega v. troika y dejarlo así, o bien (asumiendo la matriz marxista de manual fuertemente connotada) se implica una solución mas o menos revolucionaria. Este segundo caso no me seduce mucho. Por lo demás, por ser demasiado tosca y contextualmente insensible.

    Creo que este tipo de planteos que dejan las cosas picando así alientan que sean acusados los marxistas de incapaces de ofrecer alternativas concretas, como bien lo recalcás. En la medida que se rehusen a ofrecer soluciones de índole socialista más sensibilizadas con la coyuntura, pierden el derecho de quejarse de que se acuda a la vía “progre bienpensante”. Peor es nada.

    Me gusta

    federico

    30/06/2015 at 22:12

    • Su forma de razonar es la típica del “socialismo-burgués”. Una “solución socialista sensibilizada con la coyuntura”, es buscar remedios “socialistas” en el marco del modo de producción capitalista. Es la cuadratura del círculo. Comprendo que su forma de razonar es la que predomina ampliamente en la izquierda -después de todo, es lo que hicieron siempre los partidos comunistas y los socialdemócratas- y por eso insisten una y otra vez con el asunto.

      Se lo explico con un ejemplo sencillo, a ver si puede captar lo que trato de explicar (no pretendo que esté de acuerdo, simplemente que trate de entender que hay otra forma de razonar las cosas). Tomemos el caso de las crisis. En El Capital Marx explica que la caída de la tasa de ganancia lleva a crisis de sobreproducción, y que estas son inherentes al capitalismo. Ahora aparece un socialista burgués y le dice al marxista que El Capital no ofrece soluciones concretas de índole socialista, sensibilizadas a la coyuntura (la crisis), y que si la lectura de El Capital no le da soluciones concretas, recurrirá a la “vía progre bienpensante”. Dejando de lado que el socialismo burgués jamás encontró manera de solucionar las crisis (ahí está la experiencia de la socialdemocracia para atestiguar lo que digo), ha pasado por alto el punto fundamental del razonamiento que dice criticar, a saber, la demostración de que las crisis son inherentes e inevitables (dada la lógica de la acumulación) en el sistema capitalista, y que siempre se superan con aumento de la explotación de la clase obrera. A lo cual el socialismo burgués vuelve a repetir: deme una solución socialista para que no haya crisis, o para que las crisis se superen sin penalidades para los trabajadores. ¿Cómo quiere que se la dé, si eso es imposible?

      Por eso, en última instancia, si los males que genera el capitalismo se pudieran solucionar injertando “socialismo” en su seno, no habría necesidad de acabar con el capitalismo.

      Me gusta

      rolandoastarita

      30/06/2015 at 23:36

  14. Astarita comete un error al referirse al “ingreso por habitante en Grecia”. Desde un punto de vista de clase hay que referise al ingreso por capa de población (de los más ricos a los más pobres) ,
    Según un estudio de la Fundación Hans Böckler de Alemania, publicado en marzo de 2015 en Berlín, en la crisis griega los pobres han pagado el precio más alto, especialmente a través de aumento de los impuestos. “La carga de impuestos para la mitad más pobre de la población ha aumentado en un 337%, mientras que aumentó en un 9% en el medio más rico”, escriben los autores del estudio. Desde el comienzo de la crisis, los impuestos directos aumentaron un 53% en Grecia y el 22% los impuestos indirectos.
    El ingreso promedio, antes de impuestos, ascendió a 23.100 euros en 2008 y a 17.900 euros en 2012, lo que representa una pérdida de alrededor del 23%. En detalle la desigualdad es alta: en promedio el 10% más pobre de la población han perdido el 86% de sus ingresos de 8.462 a 1150 euros. Por el contrario, el 30% con los ingresos más altos ha perdido entre el 17% y el 20% de sus ingresos.
    La izquierda “doctrinaria” siempre hace lo mismo: mientras unos luchan con los medios a su alcance ellos critican y/o les explican lo que tienen que hacer.

    El Che Guevara contaba que poco después del triunfo de la Revolución aparecieron por Cuba muchos argentinos para “ayudar” y “aconsejar”. Uno de ellos, un trotskista conocido, le estaba explicando al Che qué tenían que hacer y este lo interrumpió preguntándole: ¿usted sabe manejar una pala?

    Hoy el pueblo y el Gobierno griegos tienen la posibilidad de mostrar al mundo que se puede quebrar la extorsión del capital financiero internacional radicalizando las políticas socioeconómicas, dando así el ejemplo a otros pueblos del mundo.
    No hay un esquema preestablecido de un proceso revolucionario.

    Hoy hay que ser solidarios con los griegos en todas las formas posibles. Dentro de un tiempo veremos que pasa.

    Por una campaña mundial de firmas por Internet dirigida al Secretario General de la ONU y al Alto Comisionado de los derechos humanos para que tomen posición desde la perspectiva de las violaciones los derechos humanos y de la Carta de la ONU

    UN human rights experts welcome Greek referendum and call for international solidarity

    GENEVA (30 June 2015) – Two United Nations human rights experts today welcomed the holding of a referendum in Greece to decide by democratic process the path to follow to solve the Greek economic crisis without deterioration in the human rights situation.

    The UN Independent Experts on the promotion of a democratic and equitable international order, Alfred de Zayas, and on human rights and international solidarity, Virginia Dandan, stressed that there is much more at stake than debt repayment obligations, echoing a warning* issued earlier this month by the UN Independent Expert on foreign debt and human rights, Juan Pablo Bohoslavsky.

    Me gusta

    Alejandro Teitelbaum

    01/07/2015 at 06:21

    • Siempre leo lo suyo, Teitelbaum, porque condensa de manera perfecta el sentido común de la izquierda bienpensante reformista. Es interesante su rechazo de la teoría (“agarre una pala y déjese de criticar a Syriza”). Palabras más, palabras menos, lo que le decía Bernstein a Rosa Luxemburgo, los “economicistas” a la vieja socialdemocracia rusa, y de ahí en más, fue lo de toda la vida. Más en los orígenes, el cargo con que acusaban los “prácticos” de todo tipo (en especial tradeunionistas y lasalleanos) a Marx y Engels.

      En definitiva, ¿para qué El Capital? ¿Para qué la crítica de la plusvalía, o del Estado? “Hay que ser ‘prácticos’. De paso, sin teoría, ustedes pueden vender su teoría: el problema no es el capital en general, sino alguna forma específica de capital: el financiero, el grande, el parasitario, el corrupto, y así de seguido. Los “teóricos dogmáticos” no pueden opinar en el asunto (hay que mandarlos a agarrar la pala; y con poder, ¿los enviamos a un campo de concentración?), pero sí puede hacerlo el socialismo burgués, o pequeño burgués. Ustedes sí están habilitados a opinar las sandeces reformistas que dicen sin peligros de que los manden a agarrar palas. Le comento, además: lo suyo me trae a la memoria el argumento de las direcciones de partidos trotskistas en que milité frente a cualquier crítica interna: “déjese de hacer teoricismo, vaya a militar”. En sus palabras, “agarren la pala”, porque los únicos que pueden opinar son los autorizados por el sentido común dominante, sea en el partido, sea en el mundillo de la izquierda “práctica”. No es casual que su encono con la teoría crítica tenga tan ilustres antecedentes.

      Por último, muy ilustrativo que “lo práctico” en su caso pase, además de aplaudir a Syriza, por juntar firmas para dirigirlas al Secretariado General de la ONU y al Alto Comisionado por los derechos humanos. Esta gente se conmueve con la llegada de firmas y seguramente van a suprimir por decreto las crisis capitalistas. ¿Qué tal si también juntamos firmas para estos “altos comisionados” hagan respetar los derechos humanos de más de 1000 millones de personas que pasan hambre en el mundo? Y ya que estamos, ¿por qué no juntamos firmas para que ellos decidan, con su poder infinito, acabar de una vez por todas con los males del capitalismo? De paso le demostraríamos a los “teóricos” que El Capital y otras pavadas semejantes fueron una pérdida de tiempo de Marx.

      Realmente, estoy asombrado con la ocurrencia. ¿Quién fue el genio? Volviendo a Grecia, me doy cuenta de que es un remedio infalible para volver al dracma sin devaluar, y sin caídas del salario y sin más ajustes fiscales. ¿Cómo no se nos ocurrió en Argentina en 2001? Ahora tenemos un arma temible para luchar contra el capital financiero internacional. Ya mismo empiezo a averiguar para ver cómo hacemos “práctico” el asunto.

      PD: Duda de último momento: la última vez que Venezuela prestó a Argentina, lo hizo a una tasa del 15% anual en dólares. ¿Tendríamos que haber juntado firmas en protesta contra el compañero Chávez, o se trata solo de juntar firmas contra los elegidos por el “sentido común progre bienpensante”? Pregunto nomás para orientarme un poco en su peculiar “mundo práctico”.

      Me gusta

      rolandoastarita

      01/07/2015 at 08:57

  15. Su profundo conocimiento de la teoría marxista, que no pongo en duda, no le impidió cometer el error -que le señalé- de hablar de ingreso medio en Grecia, en lugar de referirse al ingreso por capas de la población. Usted eludió una respuesta a mi crítica
    En cuanto al resto de su respuesta, no sé qué lee de mis trabajos, donde trato de explicar de manera sencilla la explotación capitalista, etc , el beneficio capitalista, etc. citando textualmente a Marx y a reconocidos
    autores marxistas y soy totalmente crítico de los gobiernos populistas, incluido el de Venezuela y su “socialismo del siglo XXI”. Por ejemplo en El capitalismo por dentro (http://www.jussemper.org/Inicio/Recursos/Info.%20econ/Resources/ATeitelbaum_Capitalismo_por_dentro.pdf) y en mi libro La armadura del capitalismo, publicado por Icaria en 2010.
    Eso no me impide ver una posibilidad en lo que está ocurriendo ahora en Grecia cuyo desemboque ni usted ni yo ni nadie puede predecir en este momento. Entonces de lo que se trata es hacer lo mínimo expresando la solidaridad con el pueblo griego por cualquier medio disponible, que no son muchos. Es de mala fe atribuirme que yo pienso que los dirigentes de la ONU harán algo por el pueblo griego. Incitar a la gente a escribir mails es una manera de mostrar que el pueblo griego no está solo.

    Cuando desembarcaron del Gramma y después de los bombardeos de la aviación de Batista quedaron 13 nadie podía saber cuál sería el resultado de esa iniciativa del grupo de “aventureros fascistas” como los calificó entonces el Partido Comunista argentino.
    Lo que cuento del Che es textual. Está claro que el Che, que además de un revolucionario práctico fue un gran teórico y un profundo crítico del “socialismo real” no quiso, según su “actualización” (de mala fe) decir “agarre la pala y déjese de criticar a Syriza” sino que quiso decir que la construcción de un proceso revolucionario requiere las dos cosas: la teoría, la que hay que verificar constantemente en la práctica (con la pala).
    De modo que los “profesores doctrinarios”,como decía Marx, se suelen equivocar y mucho.

    Me gusta

    Alejandro Teitelbaum

    01/07/2015 at 10:29

    • ¿De dónde saca usted que es un error hablar de la caída del producto por habitante? Es absurdo decir que la aceptación de la teoría marxista nos impide hablar de producto por habitante, de la misma manera que también hablamos de caída del PBI, de la inversión, etc.
      De todas maneras, muy bueno el “argumento de autoridad” para mandar a tomar la pala a todo aquel que esté en desacuerdo. Lástima que conmigo esos argumentos no corren. Y usted utilizó el asunto de la pala para desacreditar el planteo central que hice en la nota, a saber, que la salida del euro no va a ahorrar al pueblo griego las penalidades de la crisis. No es casual que haya metido esto. Lo suyo es lo que vi toda la vida de parte de los que quieren ahogar las críticas para sostener lo “establecido” (entre otras cosas, el socialismo burgués o pequeño burgués, y el capitalismo de Estado) dentro de la izquierda. “Agarren la pala”. Es exactamente el criterio que se aplicaba en los campos de “reeducación” en muchos regímenes stalinistas.

      Por último, es muy indicativo de su forma de pensar el hecho de que usted sostenga que criticar a Syriza equivale a no ser solidario “con el pueblo griego”. Toda una definición. ¿A esto le llama análisis de clase? ¿O es simplemente otra manera de preparar la campaña mundial de firmas para mandar a la ONU?

      Me gusta

      rolandoastarita

      01/07/2015 at 11:50

    • Agregado: en el Comentario enviado a las 6:21 hs usted escribió:
      “Por una campaña mundial de firmas por Internet dirigida al Secretario General de la ONU y al Alto Comisionado de los derechos humanos para que tomen posición desde la perspectiva de las violaciones los derechos humanos y de la Carta de la ONU”.

      En el comentario enviado a las 10:29 hs escribe:
      “Es de mala fe atribuirme que yo pienso que los dirigentes de la ONU harán algo por el pueblo griego”.

      Nada retrata mejor el disparate. Llamar a una campaña mundial de firmas dirigidas al Secretariado General de la ONU “para que tomen posición”, pero reconociendo que el Secretariado General de la ONU no va a mover un dedo por el pueblo griego. ¿A esto le llaman “política práctica”? ¿No tienen límites? Ya que estamos, ¿por qué no le pedimos a Merkel que se haga marxista? ¿Y al Papa que se haga ateo? Total, no nos van a hacer caso, pero al menos “hacemos algo práctico”. Es la forma de hacer “alta política” de ustedes: entretienen a la gente con espejitos de colores, ocultan las verdaderas relaciones existentes (los cursos sobre la plusvalía son “para los días de fiesta”), pregonan la unidad nacional con las alas “progres” de la burguesía, y cuando alguien critica, responden “que agarre la pala”.

      Me gusta

      rolandoastarita

      01/07/2015 at 11:59

    • Agregado 2: Estimado Teitelbaum, no me deje con la duda en vísperas de la campaña mundial de firmas. Reitero la pregunta que le hice:
      “La última vez que Venezuela prestó a Argentina, lo hizo a una tasa del 15% anual en dólares. ¿Tendríamos que haber juntado firmas en protesta contra el compañero Chávez, o se trata solo de juntar firmas contra los elegidos por el “sentido común progre bienpensante”?
      Quiero empaparme de los secretos de la “política práctica” de los “marxistas prácticos”, y usted en esto parece ser maestro. ¿Por qué no me ayuda? ¿O lo de Chávez no era “parasitismo usurario financiero”?

      Me gusta

      rolandoastarita

      01/07/2015 at 12:51

  16. Usted escribió en su comentario “El ingreso por habitante se derrumbó desde US$25.474 en 2008 a US$20.809 en 2013, y apenas se ha recuperado desde entonces”. Ahora en su contestación habla del “producto”.
    En primer lugar “ingreso nacional” y “producto nacional” no es lo mismo. Pero lo más importante es que usted habla,, como le señalé, de ingreso por habitante, sin tener en cuenta las desigualdades de los ingresos entre las distintas capas sociales, que generalmente se clasifican en quintiles, inclusive, desde hace muchos años en las estadísticas de organismos internacionales como la CNUCED que no tiene nada de izquierdista. Porque se ha admitido que hablar de ingreso por habitante, metiendo en la misma bolsa a los más ricos y a los más pobres sin separar por capas de población no indica nada en cuanto a la situación económico-social de un pais. Su error, porque se trata de un error, tiene una consecuencia práctica. Su manera de presentar la estadística permite suponer que cualquier griego tenía en 2008 un ingreso de 25474 y en 2013 un ingreso de 20809 cuando en realidad los griegos más pobres tenían en 2008 un ingreso de 8462 y en 2012 un ingreso de 1150. Como consecuencia de la explotación capitalista agravada por la explotación parasitaria del capital financiero internacional.
    Por sus respuestas donde me atribuye ideas que no son las mías y frases que nunca escribí y su negativa a reconocer un error que da una imagen totalmente equivocada de la situación social en Grecia, pienso que no sirve de nada proseguir este intercambio.

    Me gusta

    Alejandro Teitelbaum

    01/07/2015 at 13:24

    • En las cuentas nacionales producto e ingreso coinciden. Es elemental. Para analizar la caída de una economía es perfectamente lícito tomar en cuenta el producto por habitante, o el producto global. También es elemental. Comprendo que quiera hacer un mundo de semejante pavada porque no puede responder el argumento central de la nota, a saber: QUE NO HAY SALIDA INDOLORA DE LA CRISIS GRIEGA ASÍ SEA BAJO EL PROGRAMA DE SYRIZA. Y que lo que propone Syriza es una salida capitalista que, por otra parte, proponen también sectores de la derecha y del establishment. Es lógico que usted trate de presentar las cosas como si la cuestión central a la hora de dar cifras del derrumbre griego es presentar datos de producto por habitante o por quintil. Sesudo problema que lo plantea porque no sabe qué decir de lo principal que se plantea en la nota.

      Por otra parte, usted es el que escribió convocando a una campaña de firmas internacionales para ser dirigidas a la dirección de la ONU. No lo inventé yo, lo dijo usted. Usted es el que metió en todo esto las acusaciones de teoricismo, y dijo que había que mandar a “agarrar la pala” a los que presentan objeciones. Usted es el que defendió esta posición con cita de autoridad. En fin, salvo por su campaña internacional de firmas, veo que en lo demás no se distingue por su originalidad.

      De todas maneras, como ya le dije, voy a seguir leyéndolo. Siempre es bueno estar informado sobre cómo van las cosas por el lado del socialismo burgués o pequeño burgués.

      Me gusta

      rolandoastarita

      01/07/2015 at 14:12

  17. Efectivamente , lo de Chavez , SU “compañero” Chávez, puede llamarse parasitismo usurario financiero.. Pero más grave aún el “compañero” Chavez, bajo el nombre de “socialismo del Siglo XI” constituyó un Estado burocrático autoritario y corrupto, impidió casi totalmente el funcionamiento independiente del movimiento obrero y permitió -favoreció- la constitución de una “boliburguesía”. Con la aprobación y el aplauso de los “progres” de toda AL.

    Me gusta

    Alejandro Teitelbaum

    01/07/2015 at 13:38

  18. ¿como podemos los marxistas dar una solución al gran problema que tiene la clase trabajadora en Grecia? Creo firmemente que si Syriza desde el principio hubiera tirado por el lado de la lucha hubiera dado con un elemento clave y es tener a la mayoría los trabajadores de su parte, y el referendu tendría un sentido. Pero con la clase trabajadora casi desmovilizada un referendu es siempre una salida engañosa para los griegos los trabajadores.Es querer salvase el, Syriza,
    En la lucha hubiera estado su salvación pues hubiera sido capaz de quebrar a los “mercados” y toda la mentira de la Union Europea. Porque como otras veces a pasado la clase trabajadora necesita de referentes y los griegos en la lucha lo hubieran sido, y hubiera sido posible que los trabajadores Europeos en principio por solidaridad y luego por intereses propios hubiéramos emprendido la lucha por intereses propios.
    Pero eso Syriza no lo puede hacer por ser un gestor del capital
    saludos
    vjanus

    Me gusta

    vjanus

    01/07/2015 at 14:43

  19. Es que no hay dos sistemas, capitalismo vs socialismo, sino tres, capitalismo y socialismo en los extremos, y el intervencionismo en el centro, intentando tomar aspectos de uno y otro. Lo que está fracasando en Grecia no es el capitalismo puro, ni tampoco el socialismo puro, sino aquella tercera vía. Para que una economía tenga éxito en el mundo capitalista debe cumplir con ciertos requisitos básicos: equilibrio fiscal, monetario y cambiario, además de una economía abierta insertada en la economía global. Grecia o Argentina suelen ser referenciados como fracasos del capitalismo, pero esto no refleja lo que los defensores del capitalismo entendemos por capitalismo. De hecho, la explicación de ambas crisis es muy sencilla de comprender desde dentro del capitalismo. Ambos tuvieron excesos de gasto, con déficit fiscal, deuda (ante la posibilidad de monetizar) y crisis ante la salida del regimen. Pero ni la convertibilidad, ni el euro son o fueron el problema de estos dos países. Si el déficit continúa, Grecia cambiará deuda por inflación, pero de cualquier forma el modelo es insostenible. Como bien afirma Astarita, el déficit puede reducirse si caen los salarios reales por el proceso inflacionario, pero el ajuste no puede evitarse, sea por la vía del recorte, o por la vía de la inflación. Para cerrar, esta no es una crisis del capitalismo, que debe resolver el capitalismo. Es una crisis del intervencionismo, que deben solucionar los burócratas. La salida real está en el mercado. Si avanzaran en la “socialización de los medios de producción” entonces ya la crisis se converitría en un caos económico y social monumental.

    Me gusta

    Adrian Ravier

    01/07/2015 at 17:26

    • Adrian:

      En que paises hay capitalismo puro o sea equilibrio fiscal, monetario y cambiario, además de una economía abierta insertada en la economía global y por lo tanto no hay crisis?
      La salida real siempre esta en el mercado que hara el ajuste o si el pueblo hace la revolucion.

      Me gusta

      benjamin

      01/07/2015 at 18:11

  20. Coincido con la caracterización de socialismo burgués en relación a Syriza. Por caso, estuve viendo que la propuesta de Tsipras para acordar con la UE antes del referendum consistía en elevar la jubilación anticipada de 62 a 67 años, “ahorro” en el sistema de pensiones, elevar el IVA, etc. todo esto y más luego de recortes y privatizaciones que se venían haciendo. Me parece una zoncera decir que toda la culpa de la crisis griega es de la banca alemana o de la Merkel, se oculta la responsabilidad del propio Syriza.

    Me gusta

    Omar

    06/07/2015 at 18:06

    • Es entendible que Syriza proponga medidas de austeridad fiscal. Si no se cuestiona al capitalismo, se terminan aplicando las recetas “clásicas” del capitalismo frente a una crisis: disminución de los salarios (bajaron un 14% en estos últimos 4 años), recorte de los gastos sociales (otra forma de bajar el salario), despidos. A lo que se suma la desvalorización de capitales. La discusión con la troika se lleva adelante en este marco. Lo que se afirma en otros comentarios a este blog es real: no hay muchos márgenes de maniobra en la situación actual, esto es, aceptando las reglas del juego del capital. Coincido con este diagnóstico; es opuesto a lo que dice buena parte de la izquierda reformista, a saber, que es posible una salida de la crisis indolora, en los marcos del capitalismo. Incluso esta afirmación de la izquierda reformista ya está desmentida por lo que sucedió hasta aquí. Lo curioso es que alguna gente piense que los marxistas debamos solidarizarnos ideológica o políticamente con los que aplican las recetas del capital frente a la crisis.

      Por otra parte, no comparto que Syriza tenga responsabilidad directa por el aumento de la deuda. Sí el capitalismo griego “en general”. La fuga de capitales, por caso, ha respondido a la lógica con que se mueve todo capital. A lo que hay que agregar otros gastos del Estado, que responden a necesidades exclusivas de la clase dominante, o fracciones de esta, como son los elevados gastos militares de Grecia. Al criticar solo a Merkel, o a la troika, se pasa por alto este aspecto de la cuestión. Lo cual es parte de la ideología que ubica las contradicciones a nivel de la nación de conjunto, y pasa por alto las contradicciones de clase.

      Me gusta

      rolandoastarita

      07/07/2015 at 08:31

  21. Entiendo que, más allá de lo que proponga Syriza como receta para salir de la crisis, no se trata de la única forma dentro de los marcos del sistema capitalista. Creo que el estado capitalista puede en determinadas ocasiones de crisis aguda buscar disciplinar al capital y dirigirlo desde el estado para lograr capear la crisis, sin que por ello se ataque a la clase capitalista en su conjunto.

    Por ejemplo, la nacionalización y estatización de la banca le permitiría al gobierno de un estado capitalista tener un conocimiento acabado de toda la actividad económica nacional (ya tiene de por sí a los organismos de recaudación). Lo mismo con la nacionalización del comercio exterior y de las industrias estratégicas. La expropiación (con indemnización) es permita por el orden burgués. El pago de la indemnización podría hacerse con bonos luego de una valuación que haga el tribunal de tasaciones de ese país.

    Sería como si los políticos del estado burgués se subieran látigo en mano a los hombros de la clase capitalista para hacerla marchar al trote.

    Lo que quiero decir es que no hay sólo dos salidas capitalistas (permanencia en el Euro o salida del Euro con devaluación). Es posible, sin vulnerar los límites del sistema capitalista, adoptar medidas más fuertes de intervención estatal en la economía que podría llevar alivio momentáneo a las masas y reconstruir en parte la hegemonía del estado burgués como ente, independiente de las clases, que busca el bien general.

    Saludos

    Me gusta

    Lucas

    07/07/2015 at 11:11

  22. Quiero aclarar que no propongo esa salida intervencionista sino señalar que ello es posible, que es un recurso extremo que tiene la clase capitalista y que, si se llevara a cabo, podría servir para reconstruir su hegemonía exacerbando el nacionalismo griego. Como para no sostener que Grecia se encuentra en un callejón sin salida y que la única vía para sortear esta crisis es el socialismo. Creo que los capitalistas griegos todavía tienen recursos extremos para lograrlo y que la izquierda debe tenerlo presente para luchar también contra estas ilusiones, aún cuando todavía esas ilusiones no estén en la agenda.

    Me gusta

    Lucas

    07/07/2015 at 11:15

    • Aclaro que no planteo que las crisis capitalistas no tienen salida. Esa posición es propia de los que defienden la tesis del estancamiento secular de las fuerzas productivas. Precisamente sostengo que las crisis -desvalorizaciones masivas del capital y de la fuerza de trabajo- son la forma en que el capitalismo restablece las condiciones para la acumulación.

      En lo que respecta al capitalismo de Estado como forma de salida de la crisis, no veo cómo puede ocurrir. Una intervención del Estado capitalista en favor del capital en general -ninguna clase social se suprime a sí misma- significa que una parte de la clase capitalista, desde el dominio de las palancas del Estado, genera las condiciones para que retome la inversión del capital. Pero generar estas condiciones implica, de nuevo, garantizar la rentabilidad del capital. Para ponerlo con un ejemplo sencillo: la estatización de YPF no alteró el hecho de que la empresa debiera regirse según criterios capitalistas (sobran las pruebas de ello). Alguien puede argumentar, sin embargo, que el Estado puede operar empresas con déficit, como hace con Aerolíneas Argentinas. Pero esto es limitado a alguna empresa, no puede ser general. Otro ejemplo: supongamos que se estatizan los bancos. Pero esto no impediría que haya corrida sobre los depósitos, por ejemplo si los ahorristas quieren recuperar sus depósitos en euros. De la misma manera, la banca estatal debería cobrar los préstamos otorgados, sean del consumo, hipotecarios o a empresas (para volver al ejemplo de Argentina, la operatoria de la banca estatal no se distingue en nada sustancial de la operatoria de la banca privada). En definitiva, es imposible saltarse las restricciones que impone el mercado, en tanto se mantenga el modo de producción capitalista y el Estado no esté en manos de los productores. Y aun una revolución socialista -esto es, con poder efectivo del pueblo trabajador-, no podría desconocer al mercado, como se lo recordaba Lenin a los comunistas alemanes (o lo tuvo que admitir el propio gobierno soviético).

      Me gusta

      rolandoastarita

      07/07/2015 at 11:59

  23. ¿La banca estatal no podría apropiarse de los euros y emitir moneda -dracma- mediante una suerte de pesificación de créditos y deudas, romper con la UE, crear su propio banco central y emitir moneda nacional manteniendo los euros en reserva?

    Esto significaría una desvalorización de los salarios en euros pero no necesariamente debería repercutir en el poder de compra interno de los salarios (ahora en dracmas) ya que la misma desvalorización se produciría con respecto a las mercancías. Es decir, la desvalorización sería proporcional. Además, mediante emisión el estado podría otorgar subsidios que compensen la desvalorización eventualmente asimétrica de los salarios y las mercancías (planes jefes y jefas griegos).

    Consulto porque ignoro si ello es posible desde el punto de vista económico.

    Y no quise decir que Usted sostuviera la falta de alternativas del capitalismo para sortear esta crisis, más bien hacía referencia a los pronósticos de la izquierda.

    Me gusta

    Lucas

    08/07/2015 at 16:59

    • Lucas, el tema es que la salida de la crisis tiene que ver con relanzar la acumulacion. Y los capitales si no ven que le ofrecen buenas condiciones no invierten. La población vota un domingo cada tantos años, el capital lo hace de lunes a viernes tidodo el año. Mientras no se toquen la propiedad privada capitalista, la descisión es de los propietarios. Ellos son los soberanos.
      A la corta, más que a la larga, el capital decide la politica económica, porque cualquier regulación que los perjudique los espanta a otras latitudes hasta que vuelvan mejores condiciones. Este es un límite objetico de las políticas “progresistas”.

      Me gusta

      Roberto

      08/07/2015 at 23:27

    • El problema es que la economía griega no existe aislada (el capitalismo en un solo país es imposible). Si se vuelve al dracma, inevitablemente el tipo de cambio se va a establecer a algún nivel elevado. Estamos de acuerdo que esto significa una caída de los salarios en término del euro. Pero esto también significa un aumento de los precios de los bienes importados (el déficit de la balanza comercial griega en 2014 fue de 20.600 millones de euros) y un abaratamiento de la principal “industria” griega, el turismo. Se trata entonces de la salida típica de la crisis vía desvalorización de la mano de obra; y no entiendo cómo puede ser eludida por vía de la emisión monetaria.

      Me gusta

      rolandoastarita

      09/07/2015 at 09:09


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: