Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Venezuela y el chavismo argentino, ¿qué balance?

with 56 comments

La derrota de Maduro en las elecciones de ayer, 6 de diciembre, no fue una sorpresa. Era esperada en un contexto de caída del PBI por más del 7%, déficit fiscal superior al 20%, inflación rayando el 200% anual, desabastecimiento del 60%, alta tasa de homicidios, entre otros datos. Más ilustrativo: el 55% de la población estaría, a finales de 2015, en la pobreza (medida por ingresos). El dato surge de la Encuesta de las condiciones de Vida de la población venezolana 2014, ENCOVI, realizada por las universidades Central de Venezuela, Católica Andrés Bello y Simón Bolívar. En 2014 el nivel de pobreza era del 48%, superior al de 1998, cuando había sido del 45%; y se agravó este año con el derrumbe de la economía (véase http://www.rectorado.usb.ve/vida/sites/default/files/pobreza.pdf). Por lo tanto, no hay secretos en la derrota del PSUV.

¿Y la “agenda socialista”? ¿Qué balance?

Sin embargo, la izquierda filo chavista (stalinistas, nacionalistas de izquierda, trotskistas nacionalistas y similares) de Argentina barre debajo de la alfombra cualquier balance objetivo de lo que ha sucedido. Es que según esta gente, los problemas que enfrenta Venezuela son el producto de la guerra económica de la burguesía, la hostilidad del imperialismo y la caída de los precios del petróleo. Una manera fácil, y oportunista, de no hacer balance de sus posiciones ante el chavismo. En este respecto, es representativa la declaración “Junto a Venezuela y el proceso bolivariano. En defensa de su continuidad democrática, su soberanía y su experiencia de transición al socialismo”, firmada, antes de las elecciones venezolanas, por destacados intelectuales (http://contrahegemoniaweb.com.ar/junto-a-venezuela-y-el-proceso-bolivariano-en-defensa-de-su-continuidad-democratica-su-soberania-y-su-experiencia-de-transicion-al-socialismo/#more-2389). Allí se da por sentado que Venezuela está embarcada en la “transición al socialismo”, pero entonces… ¿por qué andan mal las cosas? Respuesta: por el sabotaje del imperialismo y la burguesía. ¿Pero acaso la clase obrera debería contar con la ayuda de estos “amigos” para construir “el socialismo Siglo XXI” en Venezuela? ¿Y debería pedir un súper precio para su producto estrella de exportación, a fin de avanzar a la socialización? Por supuesto, las preguntas son retóricas, pero ponen en evidencia lo insustancial del argumento nacional-izquierdista. “Si los explotadores nos ayudan, acabaremos con ellos”, parecen creer. Y embarcados en el dislate, se evitan los balances molestos, demasiado molestos. Aunque la pregunta clave permanece: ¿cómo es que millones de trabajadores dan la espalda al “socialismo siglo XXI”? La respuesta, siempre a mano, es “la culpa la tiene la burguesía, el imperialismo, los grandes medios y los precios del petróleo.” Amén. A esto le llaman “discurso crítico”.

Naturalmente, con estos enfoques los análisis de clase brillan por su ausencia. Los marxistas-nacionales hablan de “procesos”, de “Venezuela” (para ubicar las cuestiones en el plano de “lo nacional”), junto a las infaltables “amenazas de invasión y acciones terroristas”, a fin de que no haya rendija por la que se cuele la crítica a la dirección burocrática-chavista (y el que critica es un indudable sectario o, peor aún, contrarrevolucionario). En particular, disimulan el hecho de que la burocracia estatal, por más que se proclame socialista, tiene una relación de explotación con la clase obrera. Es que son conscientes de que bastaría con establecer esa relación para que colapsara el verso sobre el “proceso de transición”; y para avanzar en el estudio de cómo una gigantesca renta petrolera, recibida a lo largo de años, no sirvió para avanzar un paso en la industrialización y el desarrollo del país.

Mi postura es, por supuesto, la opuesta a la del chavismo criollo. En una nota anterior, y refiriéndome a Venezuela, señalaba que “todo esto fue un fraude ideológico, alimentado y celebrado por muchos intelectuales y militantes de izquierda de todo el mundo que alegremente saltaron al barco del “socialismo siglo XXI”. (…) El socialismo, en tanto programa liberador, en tanto crítica radical de toda forma de opresión y explotación, sólo podrá reinstalarse en la agenda de la clase obrera mundial desde la autonomía y autodeterminación de los explotados. Jamás podrá regenerarse bajo la conducción de bonapartes “socialistas”, cultos a la personalidad, enriquecimiento del lumpen burgués, milicos en las cumbres del Estado y absurdas mezcolanzas de nacionalismos y socialismos burgueses” (aquí).

También en otras notas he planteado que una de las dificultades más importantes (si no la más importante) que afrontamos es que el ideario socialista está quebrado en la conciencia de las masas. Hoy agregamos otra frustración: lo que se ha presentado como “transición al socialismo en Venezuela” bajo conducción de burócratas, boli-burgueses y stalinistas, fue desindustrialización, retroceso de las fuerzas productivas, descomposición social y renovación del hambre y la miseria. A la vista de este desastre… ¿cómo se puede decir que el chavismo volvió a poner al socialismo en la agenda de la clase obrera y los oprimidos? ¿No tienen límites para los disparates? Además, si lo hizo, ¿por qué los chavistas argentinos no presentan el “modelo” a las masas trabajadoras? La realidad es que no lo hacen porque saben que no tienen nada que mostrar. Tal vez nada ponga más de manifiesto la distancia ideológica y política (subrayo: principalmente ideológica) que me separa de esta izquierda, que su actitud acrítica, cuando no directamente apologética, ante estos regímenes burocráticos, sean o no capitalistas. La independencia de clase, y una actitud internacionalista, constituyen la condición imprescindible de cualquier proyecto socialista. El conciliacionismo con el nacionalismo burgués y las burocracias de Estado, por más de “izquierda” que estas se proclamen, solo augura nuevas derrotas al socialismo.

Testimonios desde las entrañas del chavismo

Para terminar, y a efectos de que los lectores tengan elementos de juicio, presento pasajes tomados de intervenciones y escritos de ex funcionarios e intelectuales que han estado con el “Socialismo Siglo XXI”. Observemos que, si bien son personas consustanciadas con el chavismo, tienen conciencia de que las dificultades no se pueden despachar con el simple expediente de “el imperialismo nos creó problemas”.

Felipe Pérez Martí, ex ministro de Chávez, en febrero de 2015, en “Carta Abierta a Maduro”, señalaba que la pobreza finalmente superaría, en 2015, el 50% y que más del 70% de la población quería un cambio ya. Y decía:

“La política económica está tan desquiciada, que un mínimo de cordura hace milagros. Pero esa cordura mínima requerida, que beneficiaría a los pobres, a la clase media, y a los empresarios emprendedores, perjudica a ciertos sectores: los corruptos, los contrabandistas, los bachaqueros [los que negocian en el mercado negro], y los muy ricos que no pagan impuestos ni siquiera a los estándares de Colombia y Chile, países que nadie podría calificar como socialistas. (…) Incluso a los precios petroleros que tenemos, se puede garantizar un salario mínimo de unos 150 dólares mensuales. Unos 6700 bolívares a la tasa única de equilibrio en el mercado cambiario, de unos 45 bolívares por dólar. Ese salario estaría por debajo del de Colombia, unos 250 dólares. Pero es que nuestra productividad ha decaído tanto en estos años, que no podemos aspirar a eso para empezar, siendo realistas. Se sitúa a niveles anteriores del boom petrolero, del año 2005. Pero es que, con la debacle productiva, y con los actuales precios petroleros, después de no haber ahorrado para prevenirnos, tenemos que asumir las consecuencias”.

“…es imprescindible, primero que todo, cerrar la brecha fiscal, que se puede colocar en 20% del PIB como van las cosas, o más. Con lo cual tendrías que seguir imprimiendo dinero ante la falta de ingresos suficientes para financiar los gastos. (…) El régimen cambiario actual no beneficia a los pobres, sino fundamentalmente a los corruptos, los contrabandistas y los bachaqueros (“A Maduro, por un socialismo democrático y endógeno, con inclusión de todos los venezolanos”, http://www.aporrea.org/ideologia/a203096.html).

Héctor Navarro, ex ministro de Chávez, mayo 2015:

“Los ex ministros Héctor Navarro (Energía Eléctrica) y Ana Elisa Osorio (Ambiente), han propuesto junto a la disidencia chavista representada en Marea Socialista, una auditoría de los fondos públicos en los últimos 10 años, así como una investigación de presuntos hechos de corrupción en áreas como alimentos, metalmecánica, petróleo, cemento sin dejar de mencionar el desfalco de $22.500 millones otorgados por Cadivi a empresas fantasmas en 2012, (que era para entonces el ente gubernamental responsable de la política de administración de las divisas)”. (…)

“…. me asombra ver cómo ciertos funcionarios y sus familias reciben los carros importados de China mientras el resto de la gente se anota en una lista y no le sale nunca el vehículo o pasa mucho tiempo. Si del gobierno me llaman y me preguntan cuál es esa familia yo estoy dispuesto a decirle quiénes son y que en tal parte recibieron cinco carros en menos de tres semanas. Desde el año 2002 al 2012, el monto de recursos que pasaron a cuentas de venezolanos en Estados Unidos (sin contar los paraísos fiscales como Suiza) aumentó aproximadamente de $80.000 millones a cerca de $300.000 millones. Estamos ante una burguesía emergente, esos no son revolucionarios ni lo fueron nunca, son esos que muchas veces se hacen pasar por funcionarios ineficientes cuando en realidad son corruptos. El tema de la corrupción es una deuda de la revolución”. (…)

“Es cierto que las bases del partido están acéfalas porque la Dirección Nacional no se reúne y no tienen ante quien manifestar sus inquietudes y críticas. El presidente Chávez en 2011 planteó las desviaciones capitalistas del partido y llamó a rectificar (…) esas desviaciones hacen que el Psuv termine pareciéndose demasiado a los viejos partidos como AD y Copei, que representan la política que Chávez denunció y por las cuáles se alzó y entregó la vida. Pero repito, confío en una rebelión de las bases para salvar la revolución” (Entrevista a El Tiempo de Puerto La Cruz, 27/5/15; http://www.rebelion.org/noticia.php?id=199274&titular=%22nicol%E1s-maduro-no-ha-actuado-y-est%E1-en-peligro-la-revoluci%F3n%22-).

Roland Denis, ex viceministro de Planificación, en mayo:

“Lo que no hay derecho es que por no tener la voluntad política, ni los principios éticos básicos, de enfrentar los intereses de un grupito de mafiosos, oligarcas y los circulitos de civiles y militares que rondan alrededor de Miraflores, BCV, Cadivi, Pdvsa, entonces toda la clase trabajadora en todos sus niveles queda condenada a pagar con su esfuerzo y trabajo lo que estos se meten en sus bolsillos todos los días, hasta llegar al momento como ya lo estamos viviendo de no tener ni con que pagar lo que estos hijos de puta se están robando (con el perdón de las putas). Esto nada tiene que ver con guerra económica ni crisis estructural de nada, es el capitalismo a su más alto delirio de riqueza, de acumulación inmediata sin producir nada, en manos de unos pocos; este es el puro gobierno de unos cuantos riquitos y neoriquitos…Pero también es de una enorme irresponsabilidad que por las ataduras que se han creado entre movimiento popular y gobierno, que el pueblo organizado y consciente no responda a esto y haga de grito una nueva verdad y una nueva esperanza” (Rebelión, 25/05/15, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=199191&titular=entramos-en-situacion-de-hiperinflacion-).

Heinz Dieterich, ideólogo del “Socialismo Siglo XXI”, en junio:

“La crisis económica de Venezuela se ha convertido en una crisis política terminal para el gobierno de Maduro. Maduro perderá las elecciones parlamentarias de este año y saldrá a más tardar en 2016 del poder, sea por referéndum revocatorio, renuncia o intervención militar. Es prácticamente imposible que el oficialismo revierta este escenario. Con el 75% de la población en contra del gobierno de Maduro; con China negándose a inyectar más liquidez a una política económica idiota y suicida; con una oposición unificada para las elecciones parlamentarias y la cobardía sin límites de los gobernadores y líderes del PSUV para cambiar el rumbo del país, el oficialismo ha perdido todo poder de negociación para salvarse. La troika Maduro-Cabello-Arreaza se mantiene sobre mentiras y bayonetas. Pero, las mentiras (“guerra económica”) ya sólo convencen al 20% de la población y el tiempo de las bayonetas se acaba” (“Venezuela, último año de gobierno Chavista”, 11/06/15, http://www.aporrea.org/actualidad/a201309.html).

Roland Denis, septiembre:

“Al paso por calles y campos, si en algún momento cualquiera de nosotros ha tenido que ser parte de la historia reunida en estos últimos 20 o 30 años, sin duda alguna se encontrará con caras malgastadas, frustradas, rabiosas, despidiéndose de una historia que al fin y al cabo es la de ellos y ellas, la historia por muchos años apasionada de lo que se ha llamado el chavismo. Una despedida que no es formal, se mueve entre la duda y hasta el llanto, en otras con la alegría de descargarse de un peso insoportable, pero despedida al fin de la historia que no se pudo”.

“Este escrito ya desde hace mucho tiempo ha debido hacerse, pero ya es hora de echarlo sobre la rueda pública, palabras que en realidad tienen una connotación tan personal como política. Poco importa, porque ni en lo más íntimo dentro de todos los perfiles de una vida controversial siempre se van uniendo irremediablemente los asuntos personales y los políticos, las cargas sociales y propias que llevamos por dentro. Es por eso que las cosas en definitiva “hay que decirlas” si algo todavía tiene sentido decirse” (“Adiós al chavismo”, 28/09/15, http://www.aporrea.org/ideologia/a214599.html).

Por supuesto, no es necesario estar políticamente de acuerdo con estos ex funcionarios y militantes chavistas para rescatar lo sustancial que están expresando: el fracaso de lo que se quiso presentar como “novedoso”, y no fue más que la repetición de las viejas recetas burocrático-nacionalistas, tiene causales internas al “proceso”. Aunque esto al chavismo vernáculo no le altera el sueño, ni el relato… de toda la vida.

Descargar el documento:
[varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como]:
Venezuela y el chavismo argentino, ¿qué balance?

Written by rolandoastarita

07/12/2015 a 18:27

56 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Mientras leía la nota recordaba aquellas ideas sobre el socialismo que los/las profesores/as universitarios/as me transmitieron durante largos años. Fueron tantos los textos de intelectuales de izquierda… tantos discursos de personalidades combativas en el auditorio. Salíamos con los ojos nublados imaginando ese mundo ideal, y claro, creyéndonos capaces de lograrlo. ¡El neoliberalismo y los golpes de Estado eran el pasado y el futuro era socialismo! Contábamos con Chávez, Lula, Néstor, Evo… ¡Estábamos presenciando un “cambio de época”! un nuevo paradigma avanzaba en nuestra región.
    Tristemente, hoy, con el diario del lunes, nos sobran datos y pruebas de las promesas incumplidas. Sin embargo, pienso que si nos volvemos escépticos/as somos más dominables.
    ¿Un gobierno socialista? tal vez algún día… mientras tanto lo seguiremos soñando.

    Me gusta

    Lucía Crucci

    07/12/2015 at 19:38

  2. ¿No salvas nada del chavismo? ¿Todo un fraude ¿¿Cómo se pudo engañar tanto tiempo a un pueblo? ¿Todos los análisis desde la izquierda de la derrota con “acríticos”? Eso es decir mucho, muy con la brocha gorda. Es o no haber leído o, más probablemente, hacer como que no se ha leído, cosa poco honesta.

    Me gusta

    • Mi posición sobre el chavismo la presenté en varias notas. Además de la citada, aquí, aquí, aquí y aquí.
      El balance global del chavismo lo considero desastroso: ha recibido una extraordinaria renta, y el país termina desindustrializado, más dependiente, sus exportaciones más primarizadas (95% de los ingresos provienen del petróleo), y con una pobreza pavorosa en estos momentos. Esto sin contar el rol REACCIONARIO que jugó en relación al movimiento obrero, al que buscó controlar y debilitar, atacando brutalmente cualquier manifestación de activismo clasista e independiente.
      Lógicamente, es muy fácil ser “progre protercermundista” cuando se está lejos de semejante desastre. Desastre al que llevó esa mezcla de lùmpenes, milicos encaramados a la teta del Estado y burgueses que se enriquecieron con fabulosos negociados. Por supuesto también, este desastre tampoco “lo vieron” las decenas de intelectuales que durante todos estos años eran invitados a Venezuela y funcionaron como escribas del régimen (más o menos igual a lo que hacían los “amigos de la URSS” durante décadas).

      Le gusta a 2 personas

      rolandoastarita

      07/12/2015 at 21:59

  3. No soy “progre protercermundista”. No sé cómo vivirás tú con sueldo de profe universitario en Argentina, imagino que no muy sobrado, pero aquí en España la clase obrera no estamos para muchos festejos.

    Me gusta

    • Entonces le será fácil imaginarse cómo se vive en un país donde hay gente que está sufriendo porque no consiguen un medicamento elemental, o donde la pobreza alcanza al 50% o 60% de la población. Ahí están en la nota, para quien quiera leerlos, los análisis de gente que es insospechada de “oposición de derecha”.

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      07/12/2015 at 22:53

  4. Se que este comentario probablemente se lea un poco olfa, pero nobleza obliga. Soy tu fan!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Me gusta

    lucia arrioma

    07/12/2015 at 23:50

  5. “-¿Qué queda del Socialismo del siglo XXI en Venezuela?
    -El gobierno bolivariano nunca ha tratado de desarrollar las instituciones del Socialismo del Siglo XXI, es decir, la economía basada en el valor de trabajo (insumos de tiempo), la planeación democrática de la economía y el intercambio de equivalencias. De ahí, que en Venezuela sólo hay discurso del Socialismo del Siglo XXI, generalmente superficial y sin base científica, pero no hay pasos concretos hacia esa nueva civilización. Mucho ruido y pocas nueces, como decimos en México.”[http://www.noticierodigital.com/2010/11/heinz-dieterich-chavez-ganara-en-el-2012-solo-si-hace-un-cambio-radical-y-pronto-en-su-modelo-de-gobierno/]

    “Dieterich abordó la teoría de socialismo para un nuevo milenio, como un método para dotar de argumentos a un chavismo que, como lo admite hoy, tiene más de peronismo que de marxismo.” [http://www.lanacion.com.ar/1542854-heinz-dieterich-el-teorico-que-le-dio-argumentos-a-un-chavismo-de-futuro-cada-vez-mas-incier]

    Me gusta

    sheshonq10

    08/12/2015 at 09:23

  6. Parece ser que su crítica afecta a quienes se han dejado llevar por las ilusiones del chavismo; apoyo su posición, no creo que pueda considerarse socialista la formación de grupos paramilitares con la finalidad de amedrentar a la oposición, el llamado a soportar las colas cuando los oficialistas no las padecen, el culto a la personalidad ensalzando a Hugo Chavez; la bandera del chavismo también fue izada por izquierda peruana, al parecer no prendió como quisieron entre las masas, quizá porque muchas de las medidas chavistas recordaban al desastroso gobierno antiimperialista del APRA de 1985-1990, creo que es tiempo de acabar con los espejismos, es claro su llamado a formar una alternativa que construyan los propios asalariados.

    Me gusta

  7. “cómo una gigantesca renta petrolera, recibida a lo largo de años, no sirvió para avanzar un paso en la industrialización y el desarrollo del país.” Es algo que particualrmente me intriga y algo que tampoco se dió con los gobiernos anteriores al chavismo ¿Cree que se debe a algo “consustancial” a los países con rentas petroleras (quizás con la excepción de Noruega y en parte de la URSS)?

    Me gusta

    JHaydn

    08/12/2015 at 15:28

  8. Como ya usted indicado, ha proposito de los recientes resultados electorales argentinos; La coyuntura economica cambio, y sus efectos sobre lo social, tiene sus implicaciones politicas. En ese sentido los resultados electorales no sorprenden. Sin embargo una hipotetica subjetividad con conciencia de clase, hubiese blindado las fuerzas acumuladas, en cualqueira circuntancias de crisis economica, de guerra o de cualquier situacion sobrevenidad. La racionaliad burocratica, instalada en el gobierno nunca atendio cambiar ni la conciencia, ni las relaciones sociales de dominacion desde la cotidianidad y quedo como una preocupacion de los movimientos populares donde finalmente ha sido confinada. La figura del comando central de la revolucion termino secuestrando las designaciones y desiciones del todo. En este sentido la desfragmentacion del calor de masas ha sido progresiva he inversamnete proporcional al fortalecimiento de los nuevos opulentos desde el poder del estado. De igual forma no sorprenden la narrativa del gobierno a la hora de interpetar la derrota, es que toda la infraestructura telecomunicacional esta dirigida a generar conclusiones, en el marco de las perspectivas teologicas. Alli priva toda una estrategia circular, toda una racionalidad burocratica, dirigida ha ensombrecer posibles ajustes y responsabilidades, porque ha fin de cuentas, se trata es de defender el poder por el poder. Claro esta los resultados son sedimento material a la borrasca que se cierne sobre el proceso de la Revolucion Bolivaria. Como muestra los resultados en las zonas populares, asi lo ilustran. El discurso dirigido a activar el odio entre clases, no tuvo los resultados esperados. ‘El llego a ser, un dispositivo que tuvo sus resultados en los primeros procesos electorales desde 1998, claro en aquellas circuntancias el movimiento de calle, era socialmente homogeneo, el pueblo pobreza salia a cobrarse de la oligarquia y sus repesentaciones politicas. Entonces que es lo nuevo en la estructura social: Un chavismo pobre desencantado del vulgar y opulento chavismo rico, el discurso de la lucha de clases funciono a los interno del proceso. la alegoria al comandante Hugo chavez, no fue suficiente. La votacion en contra, de la burcracia y la nueva opulencia, resulto desproporcional. Ha pesar de que muchos de los candidatos opositores no acumulan virtudes morales y eticas, el voto chavista vino ha revelar todo el desencanto acumlado. Ahora esto no indica que en lo inmediato, los sectores de la oposicion este en capaccidad de movilizar toda la votacion como fuerza organica de derecha. De hecho por sus declaraciones recientes, estan advertidos que esta intencion del voto no es producto de su trabajo, sino de rechazo a la gestion gubernamental. En otro orden, tanto por la situacion economica, como por la forma como se gestiona el poder desde los aparatos de estado, mas temprano que tarde no vendra, un proceso de profundizacion y critica, el rasgo dominante sera negociar entre bastidores para garantizar la permanencia en las alcaldias y gobernaciones, alli estan los entes, desde donde hoy se reproducen el universo de las mafias y nuevos desclazados sociales del sistema de la acumulacion capitalista. Como el profesor Rolando Astarita, uno se queda sorpendido desde las conlusiones ha que se llegan en otras latitudes, es cierto que estas seran circunstancias propicias para que el viejo bloque en el poder, intente reconstruir su hegemonia. y los factores imperiales contribuiran a ello. Pero el uso de generalidades a la hora del analisis, no da cuenta de las situaciones concretas que en el caso del proceso de Revolucion Bolivarina se fueron acumulando. No obstante que los resultados puedan marcar el inico de una tendencia, que prometan cambios hacia una gestion de derecha, queda entre comillas, ello dependera de la actuacion politica de los hoy elegidos. Un tercer actor seria un movimiento popular organizado, que insurga a la calle sin tutela de oficinas parlamentaris y ministeriales, que enfrente tanto la hoy derecha en el poder como la derecha en acenso.

    Venezuela 08 de diciembre 2015.

    Luis Ramirez

    Me gusta

    luis ramirez

    08/12/2015 at 18:53

  9. Muchas gracias por ser una voz crítica y deconstruir al chavismo con este tipo de artículos. La verdad, es que la gente en Venezuela que se dice de izquierda -entre comillas- no sabe que el espectro ideológico de la izquierda es mucho más amplio de lo que creen y su ofuscamiento y fanatismo nos les permiten ver, que el chavismo es un gobierno progre (me recuerda al nacionalismo de Argentina y esa ensalada que tienen con Perón y el gobierno K) enmarcado en el status quo capitalista y que está lejos de deslindarse de éste; siguen siendo al fin y al cabo, un gobierno vertical, donde las relaciones no se dan de forma horizontal (como debería ser un verdadero gobierno de izquierda) y hay un puñado de élites burocráticas que se creen predestinadas a hacer la Revolución, cuando sabemos que las revoluciones se construyen de forma horizontal por el pueblo y no por la élite anteriormente mencionada.

    En síntesis el chavismo tiene retórica para con el capitalismo y el imperialismo, pero a la hora de la verdad siguen siendo funcionales a muchos de los intereses que dicen combatir; por ejemplo aquí la Chevrón sigue funcionando, sin mencionar la cantidad de contratos con empresas privadas de otros países y las cosas ya mencionadas en este artículo con respecto a Cadivi y los neoricos emergentes.

    Ojalá y surja una vía que se capaz de hacerle frente a la derecha rancia en Venezuela y a éste nacional populismo, algo como el FIT en Argentina o IU en España, un partido con gente congruente a su ideología. Yo me siento un poco solo siendo venezolano porque la polarización que existe, no ha permitido que surja esa voz crítica a los poderes en pugna.

    Me gusta

    Luis Manuel

    09/12/2015 at 01:06

  10. Buenas tardes, mi humilde opinion, gobierno populista con discurso de izquierda y bolsillos neoliberales, ahora no le queda mas, que seguir sufriendo, a la clase obrera.

    Me gusta

    Mariano

    09/12/2015 at 11:44

  11. Me solidarizo con el profesor Astarita por aguantarse la euforia y no poder ir al obelisco a gritar y festejar que perdió el chavismo en Venezuela

    Me gusta

    GUI

    09/12/2015 at 19:39

    • A pesar de que su comentario es una provocación (de bajo nivel, para colmo), da lugar a una reflexión: cuando fue la caída de la URSS muchos de los hoy marxistas chavistas (trotskistas, para más datos) saludaron el evento “como un triunfo de la revolución mundial”. Esto es, caracterizaron la vuelta al capitalismo como un triunfo de la revolución. Con el agregado que esperaban una “revolución política inmediata”; por aquel entonces se deshacían en promesas de “lucha anti-burocracia stalinista”. El resultado fue la vuelta de Rusia y los países del Este al más crudo capitalismo. Después de este “éxito” de análisis, viraron en redondo y saltaron a la apología abierta del chavismo como el nuevo faro para la transformación socialista. Por esta vía, pavimentaron el camino para una nueva frustración del socialismo.

      Por supuesto, cuando se desnuda la naturaleza de estos regímenes burocrático-stalinistas, disimulan acusando a todo crítico de izquierda de “contrarrevolucionario que festeja con la derecha”. Es una manera elegante de no asumir las críticas, y de tapar los testimonios que se presentan, surgidos incluso desde las mismas filas del chavismo (hay gente que tiene un resto de honestidad intelectual, aunque esto tal vez le llame la atención). También es una manera de pasar por alto el hecho de que millones de trabajadores votaron a partidos de la burguesía. Lo suyo, en este sentido, es típico. Personas como usted, apologistas de burócratas, han ayudado a quebrar al socialismo. Por eso es natural que transpiren odio hacia la izquierda.

      Me gusta

      rolandoastarita

      09/12/2015 at 20:13

  12. Me encantaría preguntarle a los “Marxistas del blog” por que estos gobiernos populares pos neoliberales se están superando por derecha y no por izquierda. por que Macri fue el que le gano a Scioli y no Del Caño (porque el Fit no tiene un 15% de votos en vez de un misero 3%) o porque la oposición que le gano a maduro no fue la de Osvaldo Chirino del PSL. ¿Alguna idea?

    Me gusta

    Pablo

    09/12/2015 at 19:48

    • No respondo por los candidatos del FIT, pero en la misma nota se hace alusión a una posible explicación de por qué la gente vota a la derecha: el ideal del socialismo está quebrado. Es lo que ocurrió también cuando la caída de la URSS y de los regímenes stalinistas del Este. Los trotskistas pensaban que se avecinaba una revolución política, democrática y socialista; pero todos viraron al capitalismo. Algo de esto se trata en las notas sobre la URSS, más en las de Cuba (¿por qué hoy el pueblo cubano no presenta alternativas de izquierda frente al avance del mercado?). También en notas recientes de balance de las elecciones y las razones de por qué la izquierda saca tan pocos votos. Ver aquí y aquí, por ejemplo.

      Me gusta

      rolandoastarita

      09/12/2015 at 20:41

    • Para un tal Poli: es una regla del blog no publicar comentarios con insultos y ataques personales. De todas maneras, hay blogs acostumbrados a publicar basura stalinista, adecuados a su nivel de “argumentación”.

      Me gusta

      rolandoastarita

      09/12/2015 at 23:52

    • 1) ¿Gobiernos populares? Yo diría populistas y gracias.

      2) ¿Por qué formulás la pregunta en términos de un fracaso de las organizaciones de izquierda y no de un suicidio de la clase obrera? Esa es la mejor pregunta a formular: ¿por qué la clase obrera vota a gobiernos progres y luego a gobiernos de derecha y luego de vuelta a gobiernos progres y así?

      Me gusta

      Danilo Castelli

      16/12/2015 at 19:25

  13. Lo que ha ocurrido en Venezuela no es algo precisamente menor. A lo largo de los ultimos diecisiete años el proyecto chavista se ha convertido en un referente para gran parte de la izquierda mundial, que lo ha apoyado a pleno pulmòn. Muchos son los que han incluso visto en Venezuela la regenaraciòn del proyecto socialista tras la debacle de los socialismos reales.
    Los resultados de las parlamentarias han sido una derrota brutal. No se ha perdido por un margen de 5 o 10 diputados, han sido 107 contra 55, casi el doble. Esto cuando se suponìa que la clase obrera y el pueblo venezolano tenìan una gran conciencia polìtica antiimperialista y socialista y que el PSUV encarnaba un proyecto revolucionario muy radical y favorable a las masas.
    Nunca he tenido màs que un conocimiento superficial sobre la politica venezolana, pero en cuanto vi estas noticias lo primero que pense es que debìa informarme, porque habìa que hacer balance y revisar postulados. Considere que era la reacciòn natural, pero por lo visto no. Me parecio muy triste que los compañeros de la izquierda que conozco en lugar de preguntarse como ha podido pasar algo asì se hayan limitado a lamentar lo sucedido, o a decir “mira como Venezuela no era una dictadura, que ha ganado la oposiciòn, los mass media mienten”. Esta falta total de capacidad autocritica es lo que màs me apena cuando se asisten a estos fracasos, porque indican una incacidad total de recomponerse.

    Me gusta

    David

    09/12/2015 at 22:55

  14. Terminó la mentira. La «revolución» bolivariana terminó siendo la historia de unos avivados lumpenburgueses que en menos de 15 años se enbolsicaron cerca de 400 mil millones de dólares. El más grande robo, nunca antes visto en la historia de Venezuela.

    ¿Cómo robar 400 MMD sin que la ciudadanía se de cuenta y encima te aplauda? Tendría que haber un líder muy carismático capaz de hipnotizar a las masas. Ahora me doy cuenta que Chávez fue un tipo de gran talento. Sin embargo, sigo creyendo que tuvo buenas intenciones. Lamentablemente, en política las buenas intenciones son sólo eso. Al final terminas prisionero del monstruo político – social que has creado.

    La oportunidad es propicia para reflexionar sobre un aspecto esencial de las revoluciones sociales a partir del siglo XXI.

    Para que una revolución social sea tal y apunte hacia la justicia social, la democracia política y económica es indispensable el control directo y efectivo del poder por parte de las masas populares organizadas. Tiene que funcionar una democracia directa, de lo contrario estaríamos en más de lo mismo. Ya no deberían quedar dudas, en los albores del siglo XXI, de que la democracia directa es el único camino seguro al socialismo.

    ¿Cómo hacerlo?

    La forma más sencilla es que las organizaciones de masas territoriales (distrito, comuna, poblaciones, etc.) o funcionales (sindicatos, Federaciones,etc.) tengan su representación en la cumbre del nuevo poder revolucionario. Vale decir, que cada ciudadano pueda hacer sentir su voz y su voluntad en dicha cumbre. La inmensa creatividad de las masas puede hacer realidad todo ello.

    La única manera de que todo esto sea posible es en base a un sistema político basado en asambleas permanentes, tanto a nivel local como central. La asamblea central se nutre de las asambleas locales. La participación de la base es lo absoluto en tanto que el representante es lo relativo, en tanto que funciona la revocabilidad inmediata. Vale decir, la asamblea local puede revocar a su representante en cualquier momento.

    La asamblea central es la dirección política (gobierno político) del nuevo Estado y nombra o remueve todos los cargos ejecutivos del nuevo Estado, que son de carácter técnico.

    Todo esto es el contenido de la consigna ¡Todo el poder a las asambleas populares!

    Mi propuesta es que cualquier proceso revolucionario que no la haga suya terminará siendo una farsa y en el más completo fracaso, como la tristemente célebre «revolución bolivariana»

    Saludos comunistas.

    Me gusta

    Amauta

    10/12/2015 at 01:28

    • El problema de fondo es ECONÓMICO. ¿Usted cree que se puede planificar algo de una economía usando asambleas?

      Lo cierto es que la izquierda no tiene IDEA de cómo resolver la cuestión económica en el socialismo, no se la estudia. Hoy tenemos capacidad de cómputo para resolver lo que el GOSPLAN no podía por falencias técnicas (no burocráticas) en 1960 o 1970. Hay que aprovecharlo. Pero hay que estudiarlo.

      Por otro lado, no hay camino intermedio entre el plan y el mercado. El plan es “top-down”, no puede ser democrático en el sentido de que cada unidad económica puede cuestionarlo o hacer lo que quisiese. Ese decir: lo autogestivo es compatible con el mercado, no con el plan. Lo que queda fuera del plan, puede ser privado, cooperativo o mixto, pero operando en el mercado, con precios y señales de mercado

      Insisto, la izquierda no tiene ni la más remota idea de cómo reorganizaría la sociedad, más allá de evocar a la Comuna o los Soviets.

      Por eso no es creíble, porque no hay propuesta ECONÓMICA. Por eso los votos exiguos y la incredulidad. El socialismo es un proyecto fundamentalmente económico, lo demás es cháchara.

      Me gusta

      Hernan

      10/12/2015 at 14:33

    • Estoy de acuerdo en que en la izquierda no hay mucha idea de cómo planificar una economía. Por eso he planteado, desde hace años, que hay que volver a estudiar a fondo las experiencias del llamado “socialismo real”. Cuestiones como la relación entre mercado, plan económico y democracia de los productores y consumidores, deben estar en el centro de la problemática. Cuando hablo de que se quebró el ideario socialista en las masas, me refiero en buena medida a esta cuestión.

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      11/12/2015 at 10:34

    • Concuerdo con la necesidad de elaborar ideas sobre una economìa socialista, y en estudiar para ello las experiencias del pasado y volver a viejos debates. A mi particularmente para ese estudio me ayudo entender a fondo los debates economicos de los años veinte en la URSS, que vienen muy bien sintetizados en una Tesis doctoral llamada “La imposiciòn del Mecanismo Econòmico Estalinista (MEE) en la antigua URSS”. En la tesis tambièn se estudia el funcionamiento de las economìas estalinistas. Adjunto un enlace donde puede descargarse, aunque la parte donde se centra en la economia de Hungrìa no viene (aunque aparezca en el ìndice).
      http://www.institutomarxistadeeconomia.com/tesis/
      Rolando si tuvieras tiempo de echarle un ojo y darme tu opiniòn te lo agradecerìa mucho. Creo que te puede resultar ùtil e interesante.
      Un saludo!

      Me gusta

      David

      11/12/2015 at 11:03

    • 1.-”¿Usted cree que se puede planificar algo de una economía usando asambleas?”
      Las asambleas de socios y accionistas (Juntas Generales de Accionistas) llevan 2 siglos planificando sus empresas capitalistas.
      2.- ‘la izquierda no tiene IDEA de cómo resolver la cuestión económica en el socialismo”.
      La Urss y paises del Este europeo creciendo al 5, 5% anual durante casi medio siglo, y con Indices de Gini cercanos al 0,200, le parece insuficiente por lo visto.
      3.-”la izquierda no tiene ni la más remota idea de cómo reorganizaría la sociedad, más allá de evocar a la Comuna o los Soviets”
      .TODA la economía de Occidente del siglo 20 y 21 procede de los Soviets. TODA. El Estado (socialista o no ) como agente principal de la economía. Incluya ahi, por supuesto, al Sozialstaat centro-eropeo , al Welfare Sate anglosajon y al mismo Kenyes.
      4.- ”Por eso los votos exiguos y la incredulidad” Me parece que no conoce el concepto alienacion.

      Dispara al aire. Repase a fondo los conceptos básicos de la economía.

      Saludos

      Me gusta

      antonio

      11/12/2015 at 11:35

    • Para sintetizar la respuesta: la caída de la URSS no se puede explicar si no se reconoce que su economía terminó en un impás. En 1960 el PCUS pronosticó que en 1980 la URSS superaría, en el plano económico, a EEUU (y a partir de allí se abriría la transición al comunismo, nada menos). En 1985 la dirección del PCUS reconocía que la economía estaba estancada, que no podía continuarse con el crecimiento extensivo, que sencillamente no había recursos. La explicación fácil (y en mi opinión estúpida) es consolarse diciendo “Gorbachov traicionaba al socialismo al decir esto”. Pero lo cierto es que lo mismo ocurrió en otros países del “socialismo real” (fíjese China); y ahora Cuba. Es necesario encontrar una explicación. Pero es imposible encontrarla si seguimos con cosas como “La Urss y paises del Este europeo creciendo al 5,5% anual durante casi medio siglo, y con Indices de Gini cercanos al 0,200, le parece insuficiente por lo visto”.
      No es que sea insuficiente para mí; y ni siquiera es insuficiente. No es explicación. En cualquier caso, remito, además de las notas sobre Cuba, a la discusión sobre la naturaleza de la URSS, aquí y aquí.

      Acerca de que es fundamental estudiar estas experiencias, volveré sobre ello en unas próximas notas en que analizo tres episodios claves: la colectivización forzosa en la URSS; el Gran Salto en China; y la campaña por los 10 millones de toneladas en Cuba. Estos episodios, que en su momento fueron aplaudidos y alabados por gran parte de la izquierda, llevaron a desastres, incluso a tragedias humanas de proporciones, y afectaron cualquier proyecto de construcción socialista futura. ¿Cómo se puede decir que no hay que discutir las cuestiones referidas a la construcción socialista? La ignorancia jamás ayudó al socialismo. ¿Es posible que todavía no se entienda esto?

      Me gusta

      rolandoastarita

      11/12/2015 at 12:24

    • Estimado Antonio:

      1) Las asambleas de accionistas votan la orientación general de una empresa privada, no planifican ni coordinan las divisiones o unidades económicas de la empresa internamente, ni planifican la economía social general, que es de lo que se trata la orientación socialista. ¿Quién sanciona si la dirección general de esa empresa es correcta? EL MERCADO, no están bajo un plan social. La planificación de una economía social habla de coordinar agentes económicos de muy diferente naturaleza.

      Eso sí, hay algo que remarco y que tiene que ver con eso que dice: la planificación siempre es de arriba hacia abajo. No hay “planificación democrática” en el sentido de que el productor puede decidir sobre el plan general. La única forma de que decida con democracia plena es o una economía dirigida (un plan “light”) o la autogestión y el uso de las señales de mercado. No veo alternativas, me gustaría conocer alguna idea de un plan general pero con democracia económica plena.

      2) Esas economías tienen puntos válidos, yo digo que hay que estudiarlas. Asimismo, creo que para proyectos de gran escala, la economía planificada tuvo sus éxitos indiscutibles. Para la administración de pequeñas empresas y establecimientos, fué imposible coordinar su actividad sin caer en el derroche o el mercado negro. Lo cierto es que la planificación soviética tuvo su agotamiento. ¿Cómo desconocer esto 30 años después?

      Lo que sirvió para industrializar en 1930, o para la economía de la URSS de 1950, empezó a tener problemas importantes para los años 1980.

      3) La economía de Occidente no procede de los Soviets. No digamos pavadas, por el amor de dios. El Estado puede orientar, vía la zanahoria, la ganancia del capital ,como en Corea del Sur o Japón. Ahora, los principales agentes de la economía japonesa o coreana son las empresas capitalistas y el mecanismo es el desarrollo capitalista y el mercado internacional. No compare peras con manzanas.

      4) El problema de atribuirle a la alienación es que es otra excusa barata. La población te vota y te apoya si tenés un proyecto *minimamente* creíble para este momento. Hoy el socialismo no es creíble porque no es planteado concretamente desde el punto de vista económico (porque la izquierda no tiene ninguna solución racional HOY).

      Me gusta

      Hernan

      11/12/2015 at 12:58

    • Estimado Hernan:

      1.- Asambleas y Plan. El problema no es el plan, ni el mercado, ni los precios, etc… Pueden existir en un modo socialista. Google y cualquier multinacional tiene hoy más planificación anual que cualquiera de los planes quinquenales de la URSS. No son necesarias asambleas que deliberen permanentemente sobre cada acción económica, ni tampoco se desean administradores-burócratas, que se consideren y actúen como si fuesen los propietarios. El problema es la propiedad, la propiedad del capital. A algunos comunistas ‘reales’ (Lenin, Troski, Stalin,…) se les ‘olvido’, y no por error, traspasar la propiedad real, jurídica y efectiva de los medios de producción a los trabajadores. Háganse propietarios de las empresas socialistas a sus trabajadores (el deseo de Marx y los primeros comunistas) y el socialismo no tendrá rival.

      2. Economías del socialismo ‘real’. Los países y sus economías (y hasta los modos de producción) no terminan en un impás. No colapsan. Esto es falso. Nunca ha sucedido esto. Sólo son derribados, y por la fuerza. Las políticas monetarias de los Bancos Centrales de cualquier país, tanto en tipo de interés como en flujos monetarios, lo impiden. No debería hacer falta extenderse en esto. La evidencia en el crack del 2008, en el que TODO el Sistema Financiero Mundial fue salvado de la quiebra in extremis por sus Bancos Centrales, debe ser suficiente. La URSS, por tanto, NO PODIA colapsar. En los programas de la Perestroika de Gorbachov, no encontrará ni un sólo párrafo, ni linea, dedicado a las reformas del sistema económico: productividad, descentralización, excesos de planificación, etc. No era ese su objetivo. No sólo se vendieron las empresas públicas del socialismo real a precios de saldo, sino que en Europa, y desde mediados de los ochenta-caída del comunismo- todas las empresas estatales y, ahora, su Sozialstaat, se han puesto en venta. 600 empresas públicas en más de 70 países han sido vendidas (J. Castaño-Universidad Extramudura.Dpt. Economía). 0, 5 billones de dólares en Ofertas Publicas de Acciones de empresas rentables y eficientes de todos los sectores económicos. ¿Habían ‘colapsado’ Telefónica, Argentaria, Endesa,Lufthansa, BNP, British Arways, y el resto de grandes empresas públicas europeas? Ha colapasado la Sanidad Publica Española, una de la mejores en la OCDE hasta hace 6 años. Cierto, no digamos pavadas.
      Si apuesta a que los modos de producción (el socialista en este caso) sufren REGRESIONES, reflujos provocados por los agentes económicos beneficiados por el modo productivo en curso, tendrá una explicación exacta del impas de la URSS. Y del de las empresas públicas y el Estado Social occidentales.
      3.- Defectos en el socialismo? ¿Que modo de producción no los tiene? Ni se discute su existencia, pero es un aspecto poco relevante a los efectos de discutir su validez…. Los tuvo: dictadura burocrática, exceso de planificación, poco mercado, etc.., y los tendrá. Además (evolución), dentro de pocos siglos, el socialismo más democrático será DERRIBADO por un sistema más eficiente e igualitario. ¿Cual es el problema?
      4.- Horrores en el socialismo? Colectivización forzosa, Gran Salto, etc…Sin duda.Nadie los desea, desde luego, pero, el capitalismo, da lugar todos los años a 9 millones de niños fallecidos menores de 5 años por causas ligadas a la malnutrición. 9 millones al año. Y no imputo mortandades en colectivos de mayor edad por causas sanitarias, alimentación, vivienda, paro, etc… En un mero análisis coste-beneficio el obsoleto socialismo real sale como un vergel.
      5.- Corea y Japón. Vaya¡¡ Se ha ido usted a Asia. ¡Supongo que deseó introducir algo de humor en el comentario??. En fin. A ver si se lo explico algo mejor: cuando digo que de los Soviets sale toda la economía occidental del siglo 20 (el estado como agente principal de la economía, 50 % o más del PIB anual), es una aseveración similar (y cierta) a afirmar que de las Revolución Francesa y Americana salieron el liberalismo y el capitalismo (empresas privadas con PIB anual rondando el 90 % del PIB) en el siglo 19. Eric Hobsbwam,dixit.
      6.- Alienación. No es una excusa. Es ciencia. Ciencia política. Y me temo que no la entiende.

      Saludos,

      Me gusta

      antonio

      12/12/2015 at 12:38

    • Antonio, gracias por la respuesta. En un punto que coincido 100% es con el asunto de la propiedad efectiva de los medios de producción. En algún otro momento lo mencionaste y creo que es un punto clave.

      Saludos.

      Me gusta

      Hernan

      12/12/2015 at 17:23

    • Estimado Hernán. Le agradezco el comentario. Algo de debate no sienta mal. Le voy a añadir, si me lo permite, una pequeña reflexión sobre un tema en el aire y de actualidad.
      Regresiones. Regresiones del socialismo. El capitalismo en Europa tuvo una regresión peculiar y considerable en el periodo de La Restauración (Congreso de Viena,..), desde 1815 hasta 1848. La aristocracia casi consiguió reinstaurar el Antiguo Régimen-Feudalismo. Hoy, en Europa llevamos 3 décadas en regresión, en retroceso, en reflujo de las conquistas de la clase obrera conseguidas a raíz del triunfo de la Revolución de Octubre (socialismo real y socialdemocracia) .Es un certificado y genuino periodo contra-revolucionario. Son ya 30 años, desde la caída de la Urss y países del Telón de Acero, con un imparable retroceso en los datos económicos en TODOS LOS PAISES EUROPEOS. El retroceso es más agudo en los países del sur europeo: España, Grecia, Portugal, Italia. Se han producido ventas de empresas publicas, privatizaciones del Estado del Bienestar (Welfare Sate de sanidad, educación, dependencia, etc…), paro masivo, disminución de salarios, condiciones laborales pésimas (jornada, vacaciones, etc…), etc… Es una polarización económica. Desparece la clase media y sólo queda clase alta y… el resto. Surgen opciones políticas más a la izquierda (Syriza, Podemos, Jeremy Corbyn,..) pero también vuelven partidos a la extrema derecha (Frente Nacional en Francia, Holanda, Austria, Inglaterra, etc…). Un paso atrás. ¿En Venezuela y Argentina se retrocede? Tómenselo con calma: será peor.
      Saludos

      Me gusta

      antonio

      13/12/2015 at 12:32

    • Antonio, coincido que es una época de reacción muy intensa. Lamentablemente la izquierda está muy debilitada ideológicamente y en el sentido de una propuesta concreta.

      1) Hablando de planificación ¿existirá en el futuro la figura del “empresario”? Esto ya tómeselo como un juego, sin rigurosidad teórica.

      2) Leyó a Alec Nove ?

      Saludos

      Me gusta

      Hernan

      13/12/2015 at 22:25

    • Hernan,
      Si, es una época reaccionaria, sin duda. Regresiva. Un retroceso. Hasta donde yo sé, SIEMPRE en la historia ha sido asi. A cada epoca progresista (p.e j. 1917-1991), con extensión de la propiedad del capital a poblaciones y capas más amplias de la sociedad, le ha sucedido un periodo regresivo, reaccionario (p.ej. 1991- ??-
      Empresarios en el socialismo?. Si, porque no. El socialismo puede ser igual a capitalismo (planes, mercado,precios, eficiencia, productividad, logistica ,marketing…) MAS que la mayoria de ciudadanos, si lo desea, pueda ser empresario-propietario de los medios de producción.
      No he leido a Alexander Nove

      Me gusta

      antonio

      14/12/2015 at 13:28

    • ¿Hay una razón para que se excluya la posibilidad de comunidades federadas? Están las experiencias colectivistas de la revolución española.

      Si nuestra imaginación está limitada a la perspectiva de un Estado nacional caeremos de vuelta en la trampa del capitalismo de Estado.

      Me gusta

      Danilo Castelli

      16/12/2015 at 19:30

  15. Por favor, comparar esto que decía Chávez hace unos años con lo que decía Perón en la Bolsa de Comercio o ante sus compañeros de armas:

    Página 104:

    “Entonces en más de una ocasión a mi me ha tocado frenar, por eso lo digo sin pretensiones de ningún tipo saben, yo creo que incluso a la derecha venezolana, así lo digo y lo digo con mucha seriedad, no tiene nada esto de ironía ni mucho menos de cinismo, no, no, yo creo que todavía Hugo Chávez hace falta y yo creo que a la misma derecha venezolana le conviene que Hugo Chávez siga siendo el Presidente de Venezuela por un tiempo más. A la misma derecha, analicen bien y sacaran sus propias conclusiones, sólo se los digo para la reflexión, los empresarios, los banqueros, la burguesía nacional, porque aquí tenemos que garantizar la estabilidad nacional, tenemos que garantizar la paz nacional …”

    http://www.ciudadccs.info/wp-content/uploads/Rendici_n_de_Cuentas_2011.pdf

    (Aparentemente el enlace está caído)

    Me gusta

    Lucas

    10/12/2015 at 14:23

  16. Che, Rolo, qué economistas marxistas actuales de habla en castellano recomiendas?

    Gracias de antemano.

    Me gusta

    Ignacio Rodos, miembro de Hilo Rojo

    10/12/2015 at 20:38

    • Personalmente me siento muy cerca de Diego Guerrero, de España, y gente que trabaja con él. Un libro reciente, que trae brinda un panorama amplio de cuestiones, tratadas con nivel, y está en esta línea de pensamiento, es “Cómo funciona la economía capitalista. Una introducción a la teoría del valor-trabajo de Marx”, de Maxi Nieto Fernández (Madrid, Escolar y Mayo Editores, 2015).

      Me gusta

      rolandoastarita

      11/12/2015 at 10:32

  17. Rolo, respecto a lo que hablábamos arriba sobre la economía transicional y su organización, conocés el libro de Alec Nove “Economics of Feasible Socialism?” . es de 1982. En Español se llama “Economía del Socialismo posible”. http://www.sigloxxieditores.com/libros/La-economIa-del-socialismo-factible/9788432306181

    Me gusta

    Hernan

    11/12/2015 at 11:16

  18. Me parece un error plantear la dicotomía sobre si la planificación va desde arriba hacia abajo o a la inversa. Creo que el planteo es falso.

    Creo sinceramente que la mejor planificación es la que resulta de la participación de las masas organizadas (soviets, consejos, como quiera llamárselos).

    Sobre la base de esta participación se pueden conocer las necesidades sociales, se pueden evaluar las gestiones de los dirigentes y revocarlos y sobre la base de toda la información acumulada con esa participación se puede planificar con conocimiento. A su vez los planificadores, para que la participación en los organismos obreros sea genuinamente democrática, deben rendir cuentas sobre su gestión y para ello deben informar el progreso de la economía en detalle.

    Es decir, creo que solamente mediante la unión orgánica de lo civil y lo político (es decir, mediante la eliminación de la distinción entre sociedad civil y sociedad política) en los organismos de masas puede haber una planificación exitosa.

    ¿Esto es de abajo hacia arriba o de arriba hacia abajo? Es en ambas direcciones simultáneamente.

    La planificación sólo desde arriba es burocracia. No hay planificación socialista sin democracia soviética real.

    Saludos

    Me gusta

    Lucas

    11/12/2015 at 18:20

    • Una vez que los planificadores reúnen los datos, generan un plan (obviamos cómo obtendrían el plan óptimo a partir de la información colectada), de allí en más el plan debe cumplirse en alguna medida (porque suponemos que cumple con las necesidades de las masas). En este sentido digo que el plan es coercitivo: no puede funcionar en base a la deliberación eterna: las unidades económicas deben cumplirlo, dentro de ciertos índices, estimo yo.

      Si las unidades económicas plantean, con la argumentación de la democracia obrera, que tienen el derecho a cuestionar el plan (que suponemos es mínimamente adecuado) y no realizarlo o realizarlo a medias, entonces la organización económica planificada simplemente no funciona, porque no cumple objetivos económicos de forma eficiente.

      Es en este sentido que digo que es de abajo a arriba (recolección de datos económicos) pero luego top-down, se debe cumplir, porque para algo se planifica, para cumplir objetivos y superar la ineficiencia del mercado en el área económica relevante, no porque el plan como mecanismo sea democrático en sí.

      Por otro lado, puede haber planificación socialista con muy poca democracia, perfectamente.

      Me gusta

      Hernan

      11/12/2015 at 22:58

  19. “pero entonces… ¿por qué andan mal las cosas? Respuesta: por el sabotaje del imperialismo y la burguesía. ¿Pero acaso la clase obrera debería contar con la ayuda de estos “amigos” para construir “el socialismo Siglo XXI” en Venezuela? ¿Y debería pedir un súper precio para su producto estrella de exportación, a fin de avanzar a la socialización? Por supuesto, las preguntas son retóricas, pero ponen en evidencia lo insustancial del argumento nacional-izquierdista. “Si los explotadores nos ayudan, acabaremos con ellos”, parecen creer.”

    Este párrafo es representativo del nivel de infantilismo que caracteriza a los razonamientos de este “analista marxista” de la economía. Por supuesto que el poder económico y la avanzada global de la burguesía imperialista explica gran parte de las derrotas últimas del tercer mundo, en su búsqueda de una sociedad más justa. Hay que ser un necio y un ignorante para disminuir el peso histórico que tiene EEUU y la Unión Europea, junto con la OTAN, para imponer las órdenes del gran capital. No creo que haya que discutir sobre este punto.

    Ahora lo soprendente es la mentira tan presente en este supuesto analista que, como vemos en el párrafo que cito, saca una conclusión descabellada a partir de la tesis de la izquierda. Por ejemplo, dice que nosotros esperamos del gran capital cierta ayuda para poder concretar el socialismo… cuándo dijimos eso? Porque la tesis de la lucha del gran capital contra el tercer mundo implica que el socialismo sólo puede llevarse a cabo de la mano del gran capital? Astarita saca esa conclusión porque él ya tiene en su cabeza la idea de que el gran Capital puede llegar a convertirse en un aliado. Por esa razón será quizá, que como buen troskista, hizo campaña para Macri.

    De todas formas, lo interesante es como intenta negar que el capitalismo liderado por las corporaciones Estadounidenses socava toda base y estrucutra del tercer mundo en donde pueda construirse el socialimso. Y encima nos acusa de querer tener de socios a estas corporaciones… porque? de dónde lo saca? El socialismo se construye luchando contra este gran poder. A veces es más favorable la lucha, otras veces no. A veces es necesario pactar, apoyar a un facción burguesa para que luche contra otra… otras veces no. Son estrategias de lucha que se pueden discutir. Lo que sí queda muy claro es que Astarita plantea dos cosas: primero la pasividad absoluta frente a la ultraderecha,, y en segundo lugar, la disimnución del rol del poder económico como factor determinante en el resultado de la lucha entre el proletariado y el capital. Si esto es marxismo, yo no soy marxista.

    Me gusta

    Sebastian

    14/12/2015 at 15:08

    • “Astarita plantea dos cosas: primero la pasividad absoluta frente a la ultraderecha,, y en segundo lugar, la disimnución del rol del poder económico como factor determinante en el resultado de la lucha entre el proletariado y el capital”.

      ¿Qué tiene que ver esto con El Capital? Nada que ver. ¿Qué argumentos opone al diagnóstico que presenta la nota? Respuesta: ninguno. El crítico salva al capitalismo de Estado burocrático parloteando sobre el “rol del poder económico como factor determinante en el resultado de la lucha entre el proletariado y el capital”. ¿Se puede concebir mayor disparate? ¿No se da cuenta de que si el “poder económico” es el “factor determinante” de la lucha de clases, no hay posibilidad de triunfo?

      Estos dislates son el resultado inevitable de la tesis “los monopolios manejan los precios”. Al disparate mencionado, el crítico le suma la acusación de “pasividad [de Astarita] frente a la ultraderecha”.

      En fin, muestra acabada del sentido común del marxismo nacional populista. Esta gente produce estos esperpentos intelectuales con la misma naturalidad con que un gusano produce seda. Me recuerda el nivel de argumentos de los viejos “manuales” de la URSS. No da para más.

      Me gusta

      rolandoastarita

      14/12/2015 at 19:21

    • Sebastián, entiendo que en ese párrafo se lleva hasta el absurdo un razonamiento típico de la izquierda nacionalista o tercermundista. No expresa que estén diciendo eso. Y no se de donde sacas que Astaria plantea quedarse pasivos frente a la ultraderecha. El socialismo debe ser viable a pesar del capital extranjero o nacional, concentrado o disperso. Si no explicamos que el problema es el capitalismo en general y no estos capitalistas malos versus nuestros capitalistas buenos, la sociedad probablemente termine eligiendo a los capitalistas que les garanticen poder comprarse el papel higiénico.

      Me gusta

      Hugo

      14/12/2015 at 19:23

    • Le respondo a Hugo porque Astarita hace caso omiso de mi crítica a su acusación de que la izquierda busca aliarse al poder económico.

      Hugo: la izquierda no debe plantear su política de forma anti-sistema. No es un partido terrorista como lo fueron los anarquistas ni como son los fundamentalistas islámicos que buscan volver a la edad media. El marxismo NUNCA lucho políticamente bajo consignas anti-sistema como propone astarita. El partido debe luchar por la unión de los trabajadores contra los grupos económicos que buscan reducirlos a la más trágica y mísera de las servidumbres, no sólo por sadismo, sino por el estratégico motivo de que no tengan fuerzas para organizarse políticamente. Por eso era tan importante que la Patria Grande siga en pié. Por eso era tan importante que Macri perdiera.

      Por supuesto que siento asco por Cristina y el menemista corrupto de Scioli. Por supuesto que sé de los nexos entre el Peronismo y el fascismo. Por no soy tan tarado de caer en un gorilismo absurdo como Astarita. Tengo bien en claro que la corrupción de Bodou es un problema de orden menor comparado con la ofensiva que EEUU lleva a cabo en Ucrania y Siria, que tarde o temprano la pensarán reproducir acá.

      Para responder a Astarita, porque dice que no tengo argumentos: “¿No se da cuenta de que si el “poder económico” es el “factor determinante” de la lucha de clases, no hay posibilidad de triunfo?”

      No tome en partes lo que escribo y no lo saque de contexto. Dije muy claramente que la relación de poder y de fuerzas entre el poder económico (multinacionales Americanas y Europeas) juegan un rol determinante en el Resultado de la lucha de clases. Esto significa que si en momentos de crisis económica las clases trabajadoras no se unen, el poder económico las divide, las empobrece y las saca del arena político mediante, primero, el control de los medios de comunicación, y segundo, mediante políticas económicas de corte neoclásico. Hoy el movimiento obrero fracasó porque a pesar de la mejora sostenida en el nivel de vida durante los últimos diez años, los trabajadores no supieron defender lo conquistado gracias a conspiradores dentro de la izquierda que durante diez años se dedicaron a hablar mierda del gobierno y nunca propusieron una unión de trabajadores superadora y con objetivos realistas.

      Ahora ya está, Macri va a destruir la vanguardia proletaria (mal llamada clase media) y nuevamente toda posibilidad de lucha política queda anulada. Sin luz, gas, transporte ni educación veo difícil que los trabajadores luchen por más democracia y socialismo… no le parece Astarita?

      Me gusta

      Sebastian

      14/12/2015 at 19:54

    • Sinceramente, no tengo ganas ni tiempo de responder a tantas incoherencias y dislates. La nota trata sobre Venezuela, y están presentados los argumentos. De la misma manera que hay muchas notas sobre caracterización del kirchnerismo y el fundamento del voto en blanco ante al ballotage.

      Me gusta

      rolandoastarita

      14/12/2015 at 20:25

    • ” Macri va a destruir la vanguardia proletaria (mal llamada clase media)”

      Esto es hilarante… Asombroso realmente.

      Saludos.

      Me gusta

      Gerardo Daniel

      14/12/2015 at 20:26

    • Por favor, Gerardo Daniel, ¿cómo pasa por alto la profundidad de pasajes como este: “si en momentos de crisis económica las clases trabajadoras no se unen, el poder económico las divide“? ¿Nuestro hombre será experto en dialéctica? ¿O es simple influencia del ambiente Patria Grande?

      Me gusta

      rolandoastarita

      14/12/2015 at 20:29

    • “Si esto es marxismo, yo no soy marxista.”

      si, eso quedo claro

      Me gusta

      Sergio

      15/12/2015 at 16:40

  20. Gracias por escribir, Sebastián, pero a mí no me has respondido, al menos en lo que yo te dije.
    Por otro lado, si tu inquietud es el imperialismo yanqui, ni siquiera en eso el gobierno K ha ido mas allá de un cacareo. Nomás ver cuan afectadas se vieron las inversiones estadounidenses en estos años para ver que es pura cháchara.
    Hay que militar, agitar, acompañar a los sectores movilizados. A mi, personalmente me conmueven muchas de las cosas por las que se han luchado y han logrado conquistas estos años. Pero no por eso tenemos que dejar de hablar con la verdad, como para no chocarnos contra una pared cuando todo se va al diablo.

    Me gusta

    Hugo

    14/12/2015 at 20:33

  21. A propósito del comentario de Sebastián. Rara vez se encuentra un escrito que contenga más estupideces que palabras.

    Me gusta

    AP

    15/12/2015 at 12:29

  22. Lo más triste es que la Izquierda sigue sin tener un modelo económico alternativo al capitalismo. Más allá de las poco difundidas directrices de Trotsky que defendía una combinación entre mercado, planificación estatal y control obrero, y que no dejan de ser muy genéricas, por no tener no tenemos ni tan siquiera alternativa al neoliberalismo.
    Si no tenemos algo alternativo, a pesar de autores como John Roemer o David Schweickart han intentado aportar modelos alternativos al sistema actual, entonces estamos perdidos porque podemos ganar unas elecciones y aún así estar perdidos.
    La izquierda en Europa sigue presa del campismo. Que EEUU considera a Siria lo peor, pues entonces los comunistas apoyan a Siria. Así no se va a ningún lado, una pena. Como la derecha ha demonizado a Chávez, pues se ha apoyado a Chávez como si fuera dios. Y luego ya saben, colas en el capitalismo chavista, lo que nos faltaba por ver. Luego diremos que la gente no nos vota.
    En fin, una pena. Afortunadamente ahora la derecha tiene la posibilidad de demostrar lo “eficiente” que es, al menos en Argentina. Ya veremos…
    Un consejo Rolando, para la colectivización del campo en la URSS, el mejor libro es “The Industrialisation of Soviet Russia Volume 5: The Years of Hunger: Soviet Agriculture 1931-1933” de R. W. Davies and Stephen Wheatcroft, un análisis profundo, serio y equilibrado. La apología de la colectivización forzosa es patética, pero equipararla al Holocausto como quiere la derecha(“Tierras de sangre. Europa entre Hitler y Stalin” de Timothy Snyder) es también repugnante.
    Saludos y gracias por la recomendación del libro sobre economía marxista. Se ha difundido, ya que estaba agotado, su libro sobre Economía mundial en formato digital, que en España ya se usan bastante, espero que no le moleste.

    Me gusta

    Miguel de Madrid

    16/12/2015 at 16:48

  23. Qué obsesión tienes con Venezuela. Ya has escrito 200 mil artículos poniendo a parir al chavismo y con alguna que otra mentira, pero ninguno o casi ninguno a Honduras, Haití, México, Chile o Venezuela. Ya huele tu asimetría a la hora de analizar. ?¿ Seguro que para tí Leopoldo López, que fue a secuestrar al ministro Chacín, con Capriles, la policía y un cerrajero, y al que casi linchan por un dispositivo de seguridad malicioso es un preso político? Alguien que en vídeos llama a desconocer la vía democrática, que se enorgullece del golpe de estado de 2002 y que llamó a desconocer las elecciones presidenciales últimas provocando el asesinato de varios chavistas y el incendio de sus sedes.¿ A qué sí Rolando? Ahora cuando gobierne la oposición y vuelvan a los logros de la IV República, con su ley de vagos y maleantes que se aplicaba sin tutela judicial para perseguir a los pobres y su Caracazos, su persecución a los comunistas a los que se excluye de participar en las elecciones, sus cientos de miles de pobres sin documento de identidad, invisibilizados y demás, pues ya podrás callar como callaste durante toda la IV República. Estás de enhorabuena, han ganado los tuyos en Argentina y Venezuela. Qué bien Rolando jijijijija

    Me gusta

    Frb2

    17/12/2015 at 00:13

    • Además de insultar y mentir (“Estás de enhorabuena, han ganado los tuyos en Argentina y Venezuela. Qué bien Rolando jijijijija”), desde su cómodo anonimato, podría intentar oponer algún argumento a los argumentos que se presentan en la nota, incluidos los diagnósticos de ex chavistas.

      Como expliqué muchas veces en este blog, el mirar para otro lado cuando se trata de las miserias y bestialidades de las burocracias stalinistas y nacionalistas (anti-socialistas), y acusar a todo crítico de “agente de la derecha”, solo esconde la imposibilidad de defender con argumentos lo que se dice defender. Soy consciente de que usan estos métodos para acallar a los críticos de izquierda. Por eso, cuando tienen poder, nos mandan a los campos de concentración (experiencia personal: más o menos igual a lo que hizo la dictadura de Videla conmigo, mientras el “amigo Castro” salvaba en los tribunales internacionales a Videla; y gente como usted, faltaba más, felicitaba al “amigo Castro”). Todo lo cual es un buen recurso para seguir acusando de “derechista” a los que criticamos a las burocracias antisocialistas como las del “amigo Castro” o el “amigo Maduro”. Así, la bestialidad de su comentario (“el estilo es el hombre”) encaja perfecto en esta “lógica” argumentativa.

      Con el agregado: gente como usted es la principal responsable de que se haya quebrado el ideario socialista en la conciencia de las masas trabajadoras. Lo cual constituye un servicio infinito al mantenimiento del orden existente.

      Me gusta

      rolandoastarita

      17/12/2015 at 09:33

  24. “En una revolución, como en una novela, la parte más difícil de inventar es el final”.Tocqueville

    Me gusta

    Kaki Gomez

    25/12/2015 at 13:55


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: