Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Grecia: más elementos para un balance de Syriza

with 102 comments

Alexis Tsipras y el partido Syriza ganaron las elecciones griegas, en enero de 2015, en medio de una ola de entusiasmo. Habían prometido acabar con las medidas de austeridad, recuperar la economía y permanecer en el euro. Pero en julio Tsipras aceptó un programa de rescate de la Unión Europea, el FMI y el Banco Central Europeo, de 86.000 millones de euros, a cambio de aplicar un gigantesco plan de ajuste. La alternativa era abandonar el euro. Entonces, en septiembre, Tsipras volvió a ganar las elecciones, pero ya no hubo entusiasmo. En tiempo récord Syriza había pasado de ser la “fuerza progresista y renovadora enfrentada al neoliberalismo y los banqueros”, a ser la ejecutora del ajuste “del neoliberalismo y los banqueros” (sobre la Syriza y la crisis de deuda de 2015, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí).

Desde entonces la economía griega no da signos de recuperarse. Después de caer más del 20% en los tres años de 2011 a 2013, el PBI subió solo 0,75% en 2014 y bajó 0,2% en 2015; desde 2009 la economía se contrajo un 29%. En 2015 la inversión cayó 13%, y en el último trimestre la economía entró en recesión. La desocupación se mantiene en el 25%, y entre los jóvenes alcanza casi el 50%. El déficit fiscal en 2015 equivalió al 7,2% del PBI. La deuda pública, que representaba el 178% del PBI en 2013, era el 177% el año pasado. Muchas empresas se están mudando a Bulgaria, Albania, Rumania y Chipre. En febrero de este año salieron 500 millones de euros de los depósitos. Los bancos griegos tienen una cartera de préstamos en problemas (non performing) de 100.000 millones de euros, y a comienzos de año sus acciones cayeron más del 50%. La Comisión Europea pronostica una contracción del PBI del 0,7% para este año.

En este marco se están desarrollando las negociaciones por la nueva fase del plan de “rescate”. Es que por cada porción de dinero entregada -del paquete de 86.000 millones de euros-, Grecia debe aprobar reformas dictadas por la Comisión Europea. Ahora, para hacer la nueva entrega, los acreedores exigen revisar el avance en las reformas. La Comisión quiere un superávit fiscal del 3,5% del PBI para 2018. El FMI, en cambio, piensa que Grecia no podrá cumplir semejante objetivo, ni pagar el total de su deuda, y propone 1,5% del superávit. Para eso pide que Alemania y otros países den concesiones (extender los plazos de pago, limitar los repagos anuales y las tasas de interés), o no aportará al plan de rescate. De todas maneras, el FMI exige que Atenas instrumente un “paquete contingente de medidas adicionales” para reducir el déficit en dos puntos porcentuales. Esas medidas incluyen nuevos recortes en las pensiones, aumento de impuestos a granjeros y avances en los programas de privatizaciones. Los recortes a la seguridad social y el aumento impositivo fueron aprobados por el Parlamento el 9 de mayo, en medio de una huelga de dos días y manifestaciones de protesta. El Gobierno dice que ahorraría 5400 millones de dólares anuales.

Tengamos presente también que en julio deben pagarse 2400 millones de euros en principal e intereses por préstamos del Banco Central Europeo y el Banco de Inversión Europeo. Existen muchas probabilidades de que Grecia vaya a un default. Lo cual replantearía la posibilidad de una nueva crisis financiera abierta y la salida del euro.

Todo esto debe entrar ahora en un balance de la experiencia de Syriza. Como sucede con todos los socialistas  burgueses y pequeño burgueses, la dirección de Syriza ha engañado a la gente con promesas que sabía que no podía cumplir, y ha llevado a la desmoralización y la confusión. Syriza no solo no hizo avanzar un milímetro alguna alternativa anticapitalista, sino incluso fue un factor de derrota del programa socialista. Por eso, sería bueno saber qué tienen para decir ahora los progres nacional-popular-izquierdistas que saludaron el triunfo del No en el referéndum del año pasado diciendo que “los trabajadores y el pueblo griego derrotaron al imperialismo y a los banqueros”; o los que anunciaron que “los buitres fueron vencidos”. Pero es inútil pedirle peras al olmo. Esta gente jamás hace balance a fondo. Es que hacerlo demandaría ir a las raíces sociales de la crisis; y esto cuestionaría toda esta desmoralización organizada vía socialismos utópicos y burgueses. Es la lógica de todo oportunista, a la caza del nuevo “progresismo burgués que se oponga a la derecha neoliberal recalcitrante” para darle el correspondiente “apoyo crítico”. No hay mejor reaseguro para la perpetuación del sistema capitalista.

Descargar el documento: [varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como]:
Grecia: más elementos para un balance de Syriza

 

Written by rolandoastarita

10/05/2016 a 17:09

Publicado en General

Tagged with , , , , ,

102 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Cinco huelgas generales en Grecia, por la política reaccionaria del gobierno de Tsipras

    http://eljanoandaluz.blogspot.com.es/2016/05/cinco-huelgas-generales-en-grecia-por.html

    Me gusta

    Juan José

    10/05/2016 at 17:13

  2. Excelente comentario.

    Permitame preguntarle, ya que me obliga al leer el ultimo parrafo, usted, concretamente, que medidas concretas le hubiese propuesto usted a Syriza o a los griegos para mitigar los efectos posteriores al colapse del 2008?

    Como sus posteos tienen una característica bastante tecnica y analitica, me imagino que ya habra pensado en ellas de antemano.

    Me gusta

    legos

    11/05/2016 at 01:31

    • Al gobierno de Syriza no le hubiera recomendado nada. No me asumo como consejero de gobiernos capitalistas, ni del Estado capitalista.
      Con respecto a los trabajadores griegos, mi humilde consejo es que rompan con TODOS (o sea, incluye a Syriza) los partidos burgueses y pequeño burgueses, y se organicen con un programa socialista, anti-capitalista. Un programa de medidas de emergencia contra la crisis, y favorables a las masas trabajadoras SOLO puede ser aplicado desde el poder.

      Me gusta

      rolandoastarita

      11/05/2016 at 08:39

    • Perdon, no me di a entender correctamente. Queria hacer referencia justamente a ese programa socialista, anti-capitalista. Lo que mas me interesa son las medidas anti emergencia. ¿Cuales serian sus ideas o medidas a tomar?

      Me gusta

      legos

      11/05/2016 at 23:41

    • La medida fundamental pasa por empezar a poner el control de la economía en manos de los productores. Retomando una idea de Marx, las empresas (industriales, comerciales, los bancos) deberían pasar a estar administradas por sus trabajadores, bajo la forma de cooperativas. Tal vez la cuestión más urgente para un gobierno que se orienta al socialismo es impedir la fuga de capitales y la huelga de inversiones. Esto es imposible si las unidades productivas y comerciales (al menos las grandes unidades productivas) no se ponen bajo el control de los trabajadores (control que no debería identificarse con el control de una burocracia estatal).
      La orientación económica general (los programas de inversión, en primer lugar) de un gobierno de los trabajadores y el pueblo debería surgir de un debate democrático. Entre ellas, la forma en que la economía establece una moneda propia.

      Me gusta

      rolandoastarita

      12/05/2016 at 10:30

  3. nunca se vio una ceguera política tan grande; en los años ´20, Usa refinanció las deudas de UK y Francia, y los Aliados, el tan mentado acuerdo para beneficiar a Alemania en 1953.
    Ni q hablar el Plan Marshall.
    Van de la mano la recesión permanente (nada q ver con Lev jaja) y la expropiación democrática por parte de la Comisión Eur.
    Los pueblos reaccionan votando cualquier cosa, algunas muy peligrosas como Le Pen, pero los viejos partidos siguen forzando marcha hacia el abismo europeo.
    Creo q UK, con todo su egoísmo, hará un gran favor a la UE votando la salida; una luz amarilla.

    Me gusta

    santiago

    11/05/2016 at 11:07

  4. Profesor cambiando de tema, cuando un dirigente de izquierda va a los medios de comunicación a expresar sus ideas cual cree usted que seria la respuesta apropiada cuando preguntan ¿Que país quieren? ya que veo que muchos se quedan tildados

    Me gusta

    Carlos

    11/05/2016 at 12:06

    • Se quedan tildados porque han fracasado las construcciones del socialismo en un solo país (estilo modelo soviético) y también los modelos de estatismo capitalista, o nacionalistas estatistas (Venezuela es el ejemplo más cercano, y uno de los más dramáticos). Para colmo, muchas veces los programas que presenta la izquierda son muy parecidos a los del estatismo nacionalista.

      Me gusta

      rolandoastarita

      11/05/2016 at 16:57

    • Yo no coincido completamente. Se pueden defender los logros del régimen soviético y de los “socialismos reales” de forma crítica y usarlos para demostrar lo que se puede lograr bajo el socialismo, aún cuando aquellos ejemplos fuesen deformados y tuviesen defectos tremendos. Si tiramos piedras en nuestro propio tejado, estamos muertos.

      Creo que hay problemas porque aquellas sociedad fueron parte de la historia del socialismo y el movimiento obrero y no se puede simplemente tirarlas a la basura y decir “eso no es mío”. Es nuestro. ¿O como defender la revolución bolchevique y tirar a la basura TODO lo hecho con la excusa del autoritarismo y la represión, de regímenes cuyo origen fué la revolución bolchevique? No lo veo como algo viable argumentativamente.

      Dicho de otro modo, no me parece distinto a los liberales, corte austríacos, que dicen “ok, este capitalismo es malo pero porque no es un verdadero capitalismo, sino un *crony capitalism*”. El capitalismo es este, el realmente existente, y cualquier liberal práctico defiende sus logros y se hace el boludo, o argumenta de forma “política”, cuando se habla de los desastres o desventajas.

      Podemos elegir ser cuatro gatos locos, que sueñan con el socialismo ideal, higiénico, donde no había problemas, y todo se resolvería con magia. Lo cierto es que algo del viejo socialismo habrá que tomar y estudiar o reaplicar, no existe un modelo de “laboratorio” de sociedad, la “Idea” consagrada en una forma social. Tampoco se puede reinventar la rueda.

      El modelo socialista de tipo estatismo total (es falso que fuese “en un solo país”, de hecho, fueron varios países signados por el mismo sistema: China, URSS (15 repúblicas), Europa del Este, Vietnam, Cuba,etc) se agotó, fracasó en su propósito original, pero elevó el nivel de vida de la población, dió educación, comida y armas civilizatorias a millones de personas. Yo defiendo todo eso, sin ningún problema.

      Finalmente, dicho todo esto, insisto quedan tildados porque NO HAY MODELO ALTERNATIVO. No saben qué hacer, no hay ideas nuevas. Entonces, a la gente no la movilizás por organizaciones sociales pasadas (tipo la ex Union Sovietica), pero tenés ideas muy vagas (el “socialismo” o evocaciones fantasmagóricas) como para hacer que la gente se movilice en torno a ellas creíblemente.

      Si no respondés a cómo organizarías la sociedad, como resolverías PROBLEMAS PRÁCTICOS, o alternativamente, decis estupideces como que es posible organizar una economía moderna de millones y millones de productos simplemente con “asambleas fabriles” (los inexistentes *batallones fabriles* de que habla el PTS),, entonces no te vota nadie, porque cualquier trabajador potable políticamente sabe que sos un inútil para gobernar una sociedad futura.

      Abrazo a todos.

      Me gusta

      Hernan

      11/05/2016 at 22:09

  5. Al no plantear la salida del Euro ni de la Union Europea era inevitable que Sipras se doblegase a los intereses de Bruselas, aparte de carecer de cualquier alternativa revolucionaria

    Me gusta

    Benji

    11/05/2016 at 13:31

    • Pero es que un gobierno no puede salirse de la Unión Europea. Tú sabes el dineral que recibe España en fondos de cohesión de la Unión Europea? SIn esos fondos quiebra el Estado de Bienestar. Aunque la medida sea positiva a medio-largo plazo, hasta que reconstruyas el tejido productivo del país (que ahora mismo es muy débil) vas a pasar tiempos difíciles, y el problema es que aquí los gobiernos se eligen cada cuatro años y no te puedes permitir cuatro años malos.

      Me gusta

  6. Hola Rolando, es muy común entre los (ex)defensores de Syriza afirmar que Syriza fracaso porque estaba en una mala posición negociadora con la UE, ya que representando solo un 1,5 % del PIB y sin apoyos de otros gobienos no tenía capacidad de forzar a sus contrincantes para aceptar sus posiciones. Según esta idea entonces una victoria electoral de otras fuerzas progresistas en Europa (Sinn Fein en Irlanda, Podemos en España) le permitiría sumar apoyos de países más fuertes y renegociar condiciones más favorables. Que contestarías a este tipo de análisis que hacen hincapié sobretodo en correlaciones de fuerzas políticas para explicar la situación y perspectivas de Grecia?

    Me gusta

    David

    11/05/2016 at 16:15

    • En una de las notas del año pasado dije que en Bruselas a Tsipras le habían dado una lección práctica de capitalismo (aquí). Y en otra dije que había que en la izquierda no deberíamos entusiasmarnos con victorias de papel (aquí). Ambas notas apuntan a lo mismo. Lo formulo a modo de pregunta: ¿por qué alguien va a pensar que con triunfos de Podemos o del Sinn Fein los banqueros y los acreedores van a ser generosos y condenar las deudas de Grecia? Además, ¿por qué esos eventuales triunfos frenarían la huelga de inversiones o las fugas de capitales de Grecia? Es hora de hacer análisis materialistas, con los pies en la tierra. Se trata de sociedades capitalistas, esto es, en las que rige la lógica del capital, la ganancia y la propiedad privada. Sus males no se arreglan sumando reformismos burgueses en los gobiernos.

      Me gusta

      rolandoastarita

      11/05/2016 at 16:54

  7. Lo terrible del asunto no es Syriza. Lo terrible del asunto es que la izquierda no tiene ni la más remota idea de cómo organizaría la producción y como aplicaría un programa para la superación del capitalismo. ¿En qué unidades económicas estaría basada la sociedad? ¿Cooperativas “unidas” por el mercado? ¿Planificación central? ¿Una economía mixta transicional? Todos puteamos a Syriza, sí bárbaro. Pero no hay ningún programa alternativo a aplicar, y las excusas son variadas. Lo cierto es eso.

    Por algo, la clase obrera vota lo que vota. No porque seamos estúpidos, no porque el “stalinismo” le haya hecho daño al socialismo (como si el peronismo o la progresía no le hubiesen robado), sino *fundamentalmente* porque no hay programa ECONOMICO creíble.

    Siempre digo lo mismo del ejemplo de Chipi Castillo. Qué programa tenés para aplicar? Y el tipo espeta “La comuna de París”.

    Tragicómico.

    Me gusta

    Hernan

    11/05/2016 at 16:37

    • En relación con lo que plantea el Sr. Hernán sobre la URSS quisiera comentar algo de mi experiencia vital. Hace trece años conocí a una mujer que vivió durante más de treinta años en una de las repúblicas soviéticas. La relación que mantengo con ella me ha permitido conocer a muchas personas que residen actualmente en España como consencuencia de la emigración que se produjo con posterioridad a la implosión de la URSS. También desde entonces viajo con frecuencia a países de la ex-URSS, lo que me permite el encuentro y la conversación con muchos trabajadores y trabajadoras que vivieron la etapa socialista. En verdad que las conclusiones que alcanzo difieren de las posiciones de muchos críticos, tanto de derecha como de izquierda, que nunca estuvieron en la URSS y que sus análisis se basan en lo que otros escribieron, que no conceden reconocimiento alguno a aquel tiempo. Ciertamente, los documentos bibliográficos son importantes en la historiografía, pero considero igualmente que las historias y los testimonios de vida también deben tener un espacio en la memoria y la reconstrucción históricas. Finalmente, la URSS se extendió por un período de casi 70 años, durante este tiempo se sucedieron etapas bien distintas y se llevaron a cabo experiencias colectivas muy diversas que, desde el análisis pretendidamente científico, conviene diferenciar. ¡Ah, para evitar malentendidos, en absoluto me identifico con el estalinismo!

      Me gusta

      JOSÉ

      12/05/2016 at 08:21

    • Creo que ha dado en clavo. Más allá de las críticas que se quieran hacer (algunas fundadas otras menos) a este tipo de programas despectivamente llamados reformistas (apelativo que yo no considero necesariamente peyorativo) a la hora de la verdad nos encontramos con el mismo problema:

      ¿Cuál es la alternativa entonces? Se suele encontrar silencios o alusiones a principios bienintencionados pero difusos y vagos. Sin un programa económico concreto (de verdad) y viable difícilmente vas a tener apoyo suficiente para a cabo ningún proyecto.

      Me gusta

      JHaydn

      13/05/2016 at 14:20

  8. Rolando, estoy de acuerdo con usted, pero no entiendo qué alternativa hay. Yo ahora mismo estoy afiliado a Podemos en España, y sé perfectamente que son un bluff. Lo que me gusta de Podemos es que es el partido que más importancia da a las bases en España, lo cual me parece un adelanto. Y, precisamente porque me mezclo mucho con las bases, puedo decirte que eso está lleno de socialistas utópicos y algún pequeñoburgués. Es así. Es que en España el único partido oficialmente marxista que hay es el Partido Comunista, que se declara marxista-leninista (stalinista) y manda a las juventudes a formarse a Corea del Norte (no es broma). Y ese partido es una pequeña parte de otro partido, Izquierda Unida, que sacó menos de un millón de votos en las elecciones (por más de 5 millones de Podemos). Qué podemos hacer los jóvenes marxistas europeos ante tal panorama político? Yo creo que nuestro lugar ahora mismo está en apoyar a Podemos. De hecho, Izquierda Unida ya ha firmado un pacto para formar una coalición en la repetición de elecciones de junio. Y yo sé que, en términos económicos, no vamos a cambiar absolutamente nada. Aumentaremos el gasto contra el fraude fiscal al nivel del resto de Europa y poco más. Pero por lo menos vamos a echar al rey, vamos a cerrar el Senado, que está lleno de buitres, y vamos a romper el concordato que firmó Franco con el Vaticano y que permanece vigente. Son progresos liberales, lo tengo claro, pero progresos al fin y al cabo. Y creo que ahora mismo poco más se puede hacer. También creo que podremos sanear un poco la vida política, plagada de corrupción y fraude, e impulsar la iniciativa ciudadana. Por eso me parece un poco injusta la “ferocidad” de su crítica, aunque esté de acuerdo con su planteamiento.

    Me gusta

    • Mi crítica simplemente registra una realidad: Syriza es el típico partido “socialista burgués” (o sea, burgués) que hoy aplica el programa del capitalismo frente a la crisis del capitalismo griego. Por supuesto, buena parte de las bases de Syriza seguramente pensaban lo mismo que piensa usted y buena parte de las bases de Podemos. Esa es la funcionalidad de partidos como Syriza y Podemos para el régimen capitalista. Entretenerlos con “progresos liberales” que son “progresos al fin y al cabo”. Es lo que dicen, además, los posibilismos de todos los tiempos y lugares.
      De todas formas, una curiosidad: ¿forma parte de ese “progreso al fin y al cabo” la actual política del gobierno de Tsipras?

      Me gusta

      rolandoastarita

      12/05/2016 at 22:58

    • No, porque Tsipras está aplicando el programa de Bruselas. Yo estoy de acuerdo en que la estrategia de Syriza ha sido mala, y que animaron a su pueblo a ir a una guerra que no podían ganar, y están pagando las consecuencias. Pero es que si la mayoría de griegos quieren seguir en la UE y en el euro, qué margen de maniobra tiene Syryza? Sé que responderá que, ante esa tesitura, es mejor no gobernar con falsas promesas para acabar decepcionando y desmoralizando a la izquierda (y no me parece un tema menor). Pero yo vuelvo al origen: es que no veo alternativa ahora mismo. No sé en Latinoamérica, pero en Europa no hay una alternativa al capitalismo. Y la gente lo está pasando mal. Tenemos más de 4 millones de parados y un 29% de la población en riesgo de exclusión social. Somos el país con más desigualdad de la Unión Europa, sólo superados por Letonia. Es que, incluso dentro del sistema capitalista, España tiene un alto margen de mejora, porque vivimos rodeados de países capitalistas donde la clase trabajadora vive mucho mejor que la española. Yo no me puedo quedar de brazos cruzados ante esto, y la única alternativa que veo ahora mismo es el apoyo a movimientos populares como Podemos, que al fin y al cabo nació como un movimiento popular. Este domingo vamos a volver a acampar en la plaza Sol de Madrid para reivindicar el 15-M. Poco más puede hacerse. También creo que hay que considerar que España es una población envejecidísima, donde la crisis la está sufriendo la juventud (tenemos un 50% de paro juvenil, como Grecia), y que esa población envejecidísima se crió en una dictadura anticomunista, y si oye la palabra “Marx” se imagina un dragón de 7 cabezas que come niños. No hay material revolucionario en España, ni creo que en Europa.

      Me gusta

    • Está bien, si usted no ve alternativa al capitalismo y quiere apoyar a partidos como Syriza, está en su derecho. Es un argumento tan viejo como lo es el socialismo burgués o pequeño burgués. Algo así como “si no podemos acabar con el capital… colaboremos con el capital engañando a la gente con espejitos de colores”. Frente a esto, no tengo respuestas.

      Me gusta

      rolandoastarita

      13/05/2016 at 14:10

    • A ver, creo que no me estoy explicando bien o no me está queriendo entender. Le digo que estoy de acuerdo con su planteamiento, estoy de acuerdo incluso con las respuestas que me está dando. Aclaro una cosa: yo sí veo salida al capitalismo. Creo que hay que trabajar en ello, y creo que partidos como Podemos no trabajan en ello. Hasta ahí estamos de acuerdo. Lo que yo digo es que la existencia de grupos como Podemos no imposibilitan que la izquierda siga trabajando en una alternativa al sistema capitalista. Porque mi punto es ese: que hoy no hay una alternativa construida, una alternativa que se pueda transformar en un partido político con un programa concreto. Esa alternativa existe, potencialmente existe, pero hay que construirla. Mi intención era simplemente informarle (porque no sé si estará al corriente) del estado de la izquierda española en este momento. No sé si conocerá a Julio Anguita, pero seguramente sea el máximo referente del marxismo en España. El mejor político que ha tenido este país en su Historia, reconocido con unanimidad, incluso entre los más acérrimos liberales. Pero ese señor sacó como máximo un 15% de votos, y cuando se fue, su partido bajó a un 5%. El discurso de Anguita en estos días, que ya está retirado pero sigue ofreciendo entrevistas, es que “la izquierda ha perdido la guerra. No una batalla, no. La guerra. Y ahora hay que empezar otra”. Se podrá estar más o menos de acuerdo, pero esa es la idea que hay ahora mismo en la izquierda española. Somos unos derrotados que están tratando de levantarse como buenamente pueden. Por eso le digo que, aunque estoy totalmente de acuerdo con su artículo, y lo veo muy necesario, creo que es injusto el tono de “reproche” a cierta parte de la izquierda europea. Pero es mi opinión, en cualquier caso.
      Un saludo.

      Me gusta

    • No lo conozco al señor Anguita y efectivamente, no logro entenderlo. Acuerdo en que “que la existencia de grupos como Podemos no imposibilitan que la izquierda siga trabajando en una alternativa al sistema capitalista”. Tampoco la existencia del PP o del PSOE imposibilita que la izquierda siga trabajando por una alternativa al sistema capitalista. Ese trabajo puede ser de propaganda y crítica, principalmente, dadas las circunstancias, pero no veo por qué lo deberían impedir la existencia de partidos burgueses. Aquí en Argentina la existencia del kirchnerismo o de Cambiemos tampoco impide que sigamos trabajando por una alternativa al capitalismo. En esto estamos de acuerdo.
      Mi crítica entonces no es a los que trabajan por una alternativa al capitalismo, sino a los que apoyan a los partidos que trabajan por el capitalismo. Entre esos partidos incluyo a Podemos y Syriza.

      Me gusta

      rolandoastarita

      13/05/2016 at 16:45

    • Siento ser pesado, pero me veo obligado a insistir. Aquí sí que no estamos de acuerdo, porque yo pienso que se puede apoyar a grupos como Podemos y trabajar, alternativamente, con grupos (porque partidos no hay) en una alternativa capitalista. El único partido que se declara anticapitalista (aparte de IU) es la CUP de Catalunya. Quiere que le cuente sobre ese partido? Dice que Catalunya es una nación soberana pero está sometida colonialmente por España. Por supuesto, no tienen alternativa al modelo de producción capitalista, porque son hippies, no marxistas (aunque no les gusta que les llamen hippies, pero es lo que son). Creen en el amor y las buenas intenciones como base de su sistema. No creen en la propiedad privada, pero en la propiedad privada de nada, ni de los cepillos de dientes. Y en las elecciones catalanas apoyaron (aunque hubo división interna) a la coalición independentista, que está formada por un partido neoliberal y otro “socialdemócrata”, pero en cualquier caso el candidato es del partido neoliberal. Porque su prioridad, y lo han dejado bien claro cada vez que se les pregunta, es “la libertad de la nación catalana”. Esa es la alternativa anticapitalista en España en estos momentos, y encima se quieren ir de España (que por mí, encantado).
      Luego hay grupos. Está “izquierda anticapitalista”, que sí es principalmente marxista, y es parte de Podemos. De hecho, fue la que inició el movimiento, aunque luego ha quedado sobrepasada por el propio movimiento.
      Y mi punto de vista es que partidos como Podemos pueden conseguir triunfos no sólo liberales, sino también socialistas, o que al menos faciliten el camino al socialismo. Por ejemplo, la ley de prensa, para regular la propiedad privada de los medios de comunicación (y la pública también, porque es la peor). Es una ley no demasiado ambiciosa, pero necesaria. Porque le recomiendo que lea los periódicos españoles. La portada, todos los días y pase lo que pase en España, va a ser Venezuela. Todos los días. Es casi surrealista. Pero el mensaje es claro: “la alternativa al neoliberalismo (ni siquiera al capitalismo) es una dictadura (porque Venezuela aquí es una dictadura totalitaria) en la que la gente no tiene papel higiénico”. Y ese mensaje, todos los días, a todas las horas, cala. No entre la juventud formada (y en paro), pero sí entre los pensionistas, de educación básica en el mejor de los casos, que cobran su buena pensión a costa de seguir emitiendo deuda como si fuera gratis la cosa. Y aquí hay muuuuchos pensionistas. Por eso creo que, si Podemos consigue aunque sea sólo regular la prensa, será un primer triunfo. Y creo que por eso merece la pena apoyarles.

      Me gusta

    • No entiendo por qué quiere refutar mi argumento hablando de IU. Mi argumento es que Syriza es un partido burgués, del que no se puede esperar nada. Y que llevó a la gente a un callejón sin salida. No sé qué hace IU, y no veo qué aporta al argumento sobre el rol de Syriza.
      La idea de que apoyando a partidos como Syriza se puede avanzar al socialismo es una reedición de la vieja táctica de la socialdemocracia, y después de los PC (también de trotskistas afectos al “entrismo”). Su argumento no es novedad. Lo dicen todos los que militan “por izquierda” en partidos socialdemócratas o movimientos como el chavismo. Los resultados están a la vista.

      Por último, a mí jamás se me ocurriría proponer o apoyar una ley que disponga qué tienen que informar los diarios burgueses en sus portadas. Ni veo que semejantes cosas hagan avanzar algo al socialismo. Con un agregado: la alternativa capitalismo de Estado y burocracia militar “izquierdista”, al estilo chavista, sí ha sido un desastre. Y es absurdo tratar de ocultar ese desastre con leyes que le dicten a los medios de la burguesía la manera y el contenido de la información. ¿Quién va a dictar lo que deben escribir? ¿Un comité de notables de Podemos? Parece chiste. De todas maneras, a la vista de lo que escribe, creo que su lugar efectivamente está en Podemos, o algo similar.

      Me gusta

      rolandoastarita

      13/05/2016 at 17:50

    • No le estoy refutando mediante IU, simplemente le informo del estado de la izquierda española. Mire, si mi opinión es muy simple: creo que su análisis es acertado, pero un tanto superficial. Y me extraña porque precisamente he leído en este blog análisis magníficos donde se entra hasta en el más mínimo detalle, y aquí se limita a enumerar unas cuantas estadísticas (que son las que son, ciertamente) pero no analiza ni el contexto social en qué esto se produce, ni lo que podrían implicar estos movimientos en un futuro cercano a nivel social, porque la sociedad SÍ está cambiando, y ese cambio es en parte apoyado por estos movimientos.
      En España es imposible, hoy en día, el socialismo. Lo quiera ver o no, es imposible. Y es imposible porque España en 40 años ha crecido una barbaridad de la mano del capitalismo y de la Unión Europea. Y eso la gente lo tiene muy interiorizado, y da igual que les hables de la composición orgánica del capital, de la plusvalía, de alternativas cooperativistas, burocráticas, mixtas o anarquistas. Es que a esa gente no la vas a mover de su sitio. Y da igual que les expliques que ahora tenemos el mismo modelo que hace 10 años, pero que simplemente ese modelo no funciona. La gente ha interiorizado que la crisis es porque los políticos son corruptos y se venden a las burguesías y, en el mejor de los casos, piensan que un gobierno honrado las puede mantener a raya. Luego hay otra parte de la población que le da absolutamente igual que le roben. El partido más votado en España (con diferencia) es el PP, que cada día nos deleita con un nuevo caso de corrupción en la portada de los periódicos. Debajo de una noticia sobre Venezuela, claro está.
      Usted quiere que haya una revolución socialista en un país donde la mayoría de la población todavía está encantada con mantener al rey y a toda su familia para que se sigan tocando las pelotas? Seamos serios…

      Me gusta

    • Yo no busco hacer una revolución socialista en ningún país en donde la gente no quiera hacer una revolución socialista. Jamás dije la imbecilidad que me atribuye. TODO lo que estoy escribiendo sobre el proceso de la URSS y la colectivización forzosa va EN CONTRA de la idea de hacer una revolución donde la gente no quiere hacer una revolución. Dada la simpleza de mi pensamiento, alguien con su profundidad teórica no tiene necesidad de tergiversar lo que escribo para ganar un debate.
      Solo digo que por el hecho de que la gente no quiera el socialismo, no me paso del lado del capitalismo. Por eso no apoyo a partidos como Syriza o Podemos que defienden al sistema capitalista. Y pienso que los que apoyan a Syriza o Podemos diciéndose socialistas, en realidad apoyan al capitalismo con la excusa (superficial) de que “la gente no quiere hacer una revolución socialista”.

      Me gusta

      rolandoastarita

      13/05/2016 at 22:32

    • Creo que estamos, en la discusión, en una situación como se dice en computación en “deadlock”, un bloqueo mutuo, no podemos avanzar. No nos podemos poner de acuerdo en un programa económico viable, que tenga el socialismo como objetivo, pero que al mismo tiempo pueda dar cuenta de la realidad que describe el compañero en España: al 95% de la población ni le hablen de socialismo. ¿Cómo romper eso y empezar a recolectar algo de masa crítica? Es imprescindible hacer pie en sectores pequeño burgueses y de clase media. ¿Cómo conquistar para una nueva sociedad? Tenemos que describir los fundamentos de esa nueva sociedad, y sobre todo, defender, criticar y demoler en lo que haga falta al “socialismo real”. Pero no podemos traer citas de 1848 o experiencias efímeras para movilizar a la población en este mundo, lamentablemente es muy patente que no funciona.

      Por otro lado, Podemos y Syriza expresan este bloqueo. La mayoría cree ( y yo quiero creer) que representan el primer paso a otra cosa, pero chocamos con que no sabemos realmente qué es esa otra cosa que queremos.

      En ese sentido, me parece que hace más falta ciencia y técnica en los análisis que política en si.

      Me gusta

      hernan

      14/05/2016 at 15:16

    • Buenas noches, Rolando. Soy el de la discusión de arriba. Le tengo que contar una cosa que le va a hacer mucha gracia. Si usted cree que está fuera de lugar, bórrela, pero creo que puede ser un aporte interesante. Y, por favor, le pido que borre mis anteriores comentarios, porque me da bastante vergüenza leerlos ahora mismo. Le cuento: resulta que estaba en el foro de Podemos, y había un usuario diciendo disparates. En concreto, estaba sugiriendo que España está como está por la corrupción, y que sin corrupción y con impuestos más progresivos (a los trabajadores, se entiende, porque son los que realmente pagan los impuestos), España iba a ir de maravillas. A mí, claro, me ha parecido una broma de mal gusto que alguien diga que un país tiene un 20% de paro y una deuda pública de un billón de euros (1.072.183.000.000 para ser exactos, 100% del PIB) sólo por la corrupción. Así que le he respondido que esa clase de sandeces “apestan a PSOE”. Bueno, pues se cree que ese “ser” me ha dicho que si pienso eso, me puedo meter mi voto por donde me quepa, porque no quieren “resentidos sociales”? Lo cree? Porque yo llevo dos horas indignado y aún no me lo creo. Y no porque un desconocido me llame “resentido social”, que me da absolutamente igual. Lo que me parece increíble es que haya alguien en Podemos que considere que a la izquierda del PSOE sólo hay “resentidos sociales”. Y no era sólo él, la discusión ha seguido y, aunque había división, su postura era mayoritaria (dentro de un grupo reducido, todo sea dicho). Así que le doy la razón, Podemos tiene toda la pinta de ser una farsa. Pero con gente como este payaso en cuestión, comprenderá que hay poco margen de maniobra en este país.
      Pero es que no es sólo eso. Es que el administrador de la página de este partido, este partido que se tira el cuento de que le da la voz a la calle, ¡¡ha borrado el hilo de la conversación!! ¡Me han borrado la voz!
      Fíjese el cabreo que llevo encima, que en España son las 3 de la mañana y no me puedo dormir de lo que me hierve la sangre. Y esto pasó hace ya más de dos horas.
      En fin, que ya sé que este blog no está para contar historias personales, pero creo que viene bastante relacionada con el tema. De todos modos, ya le digo que la puede borrar si quiere. Y de paso borre mis comentarios anteriores también, porque ahora mismo no mantengo ni uno de ellos. Sobre todo esa parte donde digo que “la sociedad sí esta cambiando”. Para llorar.
      Le mando un saludo cargado de decepción, pero afectuoso.

      Me gusta

      Sergio albaladejo cordero

      01/06/2016 at 22:47

  9. Muchas veces, los marxistas suelen enfrentarse a preguntas tales como: ¿Qué propone Ud. para solucionar o mitigar la crisis de un país capitalista como la crisis griega? Lo primero que hay que aclarar es que hay una respuesta en favor de los intereses de los trabajadores y otra respuesta en favor de los intereses de los capitalistas. Así las cosas, debería solicitarse al preguntante que tipo de repuesta le interesa.

    Cualquier respuesta a la mencionada pregunta en favor de los intereses de los capitalistas giraría en torno a la idea de profundizar la expropiación de los trabajadores. Mejor dicho, la única manera de superar una crisis capitalista como la crisis griega en favor de los intereses de los capitalistas es cargándola sobre las espaldas de los trabajadores; vale decir, haciendo que estos la paguen. Los mecanismos son conocidos: recortes drásticos de gastos sociales, recortes de salarios y pensiones reales, mayores cargas impositivas que, al final, los paga el consumidor, etc.

    Por otra parte, si la pregunta es: ¿Cómo se supera una crisis capitalista en función de los intereses de los trabajadores? La respuesta es categórica: expropiando a los capitalistas. Para nadie debe ser desconocido que esto implica una amplia movilización revolucionaria de las masas, el desmontaje del viejo estado burgués, la edificación de un nuevo poder revolucionario, el establecimiento de un gobierno de los trabajadores sustentado en los consejos obreros y las asambleas populares que dictamine un programa económico de emergencia, etc.

    Cualquier intento de superación de la crisis en función de los intereses de los trabajadores dentro de los marcos del capitalismo sólo pueden ser paliativos temporales. Dentro del capitalismo no es posible una solución integral de la crisis a favor de los trabajadores; por el contrario, solo es posibles lograr una estabilidad de la economía exprimiendo aún más a los trabajadores. Por tanto, es una solución a favor de los capitalistas. De manera que no puede hablarse de una superación de la crisis capitalista en abstracto, al margen de las contradicciones de clases y de la lucha de clases.

    en este sentido, toda la verborrea burguesa que presenta distintas propuestas de solución a las crisis capitalistas de ninguna manera son para beneficio de toda la sociedad o de toda la nación. Son para beneficio de los capitalistas. En el capitalismo los trabajadores siempre pierden.
    En una crisis capitalista, los marxistas deben apoyar las luchas y exigencias de los trabajadores en defensa del salario, del empleo, contra el alza del costo de vida, etc. Son momentos propicios para develar ante las masas los mecanismos de la explotación capitalista y la forma como estos acumulan fortunas a costa del esfuerzo y sufrimiento de los trabajadores.

    En estas condiciones las luchas reivindicativas inmediatas y las luchas por reformas pueden jugar un papel organizativo de masas indispensable, siempre que se inscriban dentro de un plan revolucionaria sustentada en una vanguardia revolucionaria que enarbole un programa de poder mediante la movilización revolucionaria de las masas.

    Caso contrario, todo ese despliegue de masas en la lucha por reivindicaciones y reformas, por muy importantes que sean las victorias obtenidas, solo serán para beneficio de una camarilla de rastreros electoreros que han hecho de las luchas obrero – populares un negocio muy lucrativo.

    Me gusta

    Amauta

    13/05/2016 at 02:53

  10. En mi opinión un socialista revolucionario si puede apoyar a partidos como SYRIZA o PODEMOS, o similares. Si se esta de acuerdo en que la formula política de vía al socialismo es la de ”Reforma + (más) Revolución” (Rosa Luxemburgo, 1900), entonces se puede apoyar, y AL MISMO TIEMPO promocionar y preparar la revolución, CUALQUIER movimiento político que suponga un avance en los derechos políticos y económicos de las clases trabajadores. Por pura coherencia intelectual. ¿Dónde ponemos la raya para admitir una opción u otra? Hasta donde yo sé, esa marca debería estar en que esas formaciones ofrezcan avances, y no retrocesos, a los trabajadores en sus rentas y derechos laborales. Por mucho que ese avance sea mínimo, precario, provisional y finalmente derrotado. Porque ¿cuál avance de los trabajadores no es precario en un régimen capitalista? No existen tales avances. La hegemonía económica y política como clase de las grandes empresas capitalistas impone su ley y diluye cualquier mejora para los trabajadores. En España, en Argentina y… en Madagascar. Lo esta haciendo hoy, y así ha sido desde hace dos siglos del modo de producción. Es una evidencia científica. Esta hegemonía del capital a día hoy (el 10 % de la población posee el 80 % de la riqueza) es de tal dimensión que no tiene marcha atrás, y cada día, cada año, sólo sigue creciendo hasta ese punto de desigualdad extrema y fractura social. Otra vez. En realidad, cuando en España, o en cualquier otro país, estamos hablando de apoyar o no a partidos como, PSOE, IU, PODEMOS, etc… sólo estamos apostando por una extracción de rentas a los trabajadores más acelerada (PP, PSOE, PASOK, CDU y resto de liberales), o más suave y lenta (PODEMOS, SYRIZA, y los que puedan llegar). Esto es un imperativo económico. No hay nada que hacer para evitarlo dentro del ámbito legal del régimen. Nada. Sólo la ruptura política extra-parlamentaria lo consigue. Por tanto, ya sabemos que SYRIZA, PODEMOS, etc… se limitarán a pequeños paliativos económicos que sólo suavizarán temporalmente la transferencias de rentas-acumulación por desposesión- de las clases asalariadas. Se sabe desde Marx en ciencia política, y no se puede impedir. Como quiera que las propuestas de estos partidos si suponen una mínima mejora efectiva para los trabajadores (p.ej. la renta garantizada o el trabajo garantizado de PODEMOS-IU,…), para avanzar al socialismo, primero se debe apoyar a estos partidos, para después pasar esta pantalla cuando la población asuma que sigue yendo a peor.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    antonio

    15/05/2016 at 06:52

    • Una cosa es apoyar una reforma que beneficia a la clase obrera en concreto, o amplía las libertades democráticas, y otra muy distinta es apoyar programas políticos como el de Syriza o Podemos. Para dar algún ejemplo: los socialistas hemos apoyado la ley que limita la jornada a ocho horas, sin apoyar al gobierno (el de Alvear en Argentina) que promovió esa ley. Igualmente defendemos la educación laica sin apoyar por ello al roquismo. Defendemos el derecho al divorcio sin apoyar por ello al alfonsinismo. Rosa Luxemburgo defendió las reformas progresistas, sin por ello apoyar la política y la estrategia de Bernstein. Marx defendió la lucha por un programa mínimo, y no por ello dejó de desnudar el engaño del socialismo verdadero, del socialismo reaccionario, del socialismo pequeño burgués, etcétera. De la misma manera Lenin defendió la lucha por reformas (“la lucha por reformas es demasiado importante para dejarla en manos de los reformistas”) y no por ello apoyó el programa de los demócratas constitucionales, o de los mencheviques.

      Por supuesto, los que apoyan al sistema capitalista vía Podemos y Syriza están muy interesados en que estas cuestiones no queden claras. La táctica de la colaboración de clases es típica: buscan sutiles diferencias (que en realidad no existen) entre fuerzas burguesas para encontrar leves ventajas en tal o cual fuerza burguesa supuestamente “progresista”, a fin de darle apoyo político. Los partidos Comunistas siempre fueron maestros en esto. Recuerdo cuando un militante del PC me decía, en 1976, que si bien “el ala Videla” de la dictadura militar era ultra-represiva, representaba sin embargo una “pequeña mejoría” con respecto al “ala dura de la dictadura militar”, y los marxistas no podíamos “ser indiferentes a esas diferencias”. Karl Liebkenecht hace muchos años criticó acertadamente esta táctica. En el blog he tratado varias veces esta cuestión; por ejemplo, aquí. Es la diferencia fundamental que mantengo con la mayor parte de la izquierda.

      Digamos también que el apoyo a Syriza no hizo avanzar un milímetro al socialismo. Como tampoco lo hizo el apoyo al chavismo. O antes, el apoyo a los Bernstein de todas las épocas. La táctica de los Frentes Populares llevó a derrotas y callejones sin salida, y terminó desmoralizando y confundiendo. Esta es la cruda verdad. Por eso muchas veces estos gobiernos son reemplazados, con el voto popular, por las fuerzas burguesas tradicionales. Es el mejor reaseguro para el sistema capitalista. “Socialistas” que defraudan las expectativas de los trabajadores y desmoralizan, garantizan la continuidad de la explotación. Para ser concretos: es Chávez llevando la pobreza a niveles jamás vistos en Venezuela; es Syriza aplicando el plan de ajuste; es Dilma Rousseff quejándose porque el Parlamento no le aprobaba el plan de ajuste; es el socialismo francés aplicando leyes de flexibilización laboral. Y la lista puede seguir indefinidamente.

      Por supuesto, los que apoyan el engaño de los espejitos de colores (tipo Syriza, tipo Chávez) están muy interesados en que nunca se saquen balances. Y es patético que se cite a Rosa Luxemburgo para defender la táctica de la conciliación de clases.

      Me gusta

      rolandoastarita

      15/05/2016 at 11:00

    • Voy a parecer un papagayo, per insisto, seguimos esquivando el bulto: se apoya a Syriza o Podemos porque el socialismo no tiene programa económico. Puteamos a los capitalismos de Estado, Chávez, Podemos, Syriza, Dilma, CFK, los nacionalismos de corte africano de los 60/70, la planificación centralizada autoritaria, la colectivización forzosa, todo ello. Muy bien.

      Ahi viene la pregunta televisiva ¿qué alternativa tienen a esos “izquierdismos”?

      ¿Cuál es lo fundacional de la sociedad que vos querés?

      Cri cri. Grillos.

      A veces me deprime un poco pensar que en realidad, no tenemos respuesta porque sospechamos que hay cosas impracticables o que pateamos la pelota “que lo decidan las masas en el futuro”, porque no tenemos ni idea de cómo se haría hoy.

      Y lo interesante del hacer política es resolver los problemas de hoy, no los del años 2700.

      Me gusta

      Hernan

      15/05/2016 at 13:57

    • Primero se afirma que un gobierno basado en consejos populares, que comience a organizar la economía en base a cooperativas y planificación indicativa es imposible, y por lo tanto, no es alternativa al socialismo burocrático estatista. En segundo lugar, se reconoce que ese socialismo burocrático fracasó. De manera que se saca la conclusión definida de antemano: no queda otra que apoyar al capitalismo. Pero para que la cosa no indigeste al progresismo, se apoya al capitalismo apostando a formaciones como Podemos o Syriza. Esto es, volviendo al socialismo burgués más ramplón.

      Para colmo, cuando se evidencia que un Syriza aplica el programa de ajuste al mejor estilo de cualquier partido burgués usual, nos responden con “lo interesante del hacer política es resolver los problemas de hoy, no los del año 2700”. ¿No pueden tener un poco de coherencia, de lógica? Repasemos: Syriza subió al gobierno prometiendo a) no aplicar un programa de austeridad; b) reactivar la economía; c) permanecer en el euro. A ese programa algunos le llaman “resolver los problemas de hoy, no los del año 2700”. Luego, cuando en la realidad de hoy (no del año 2700) se demuestra que a) Syriza aplica un plan de austeridad y b) la economía sigue estancada, se nos dice que hay que apoyar a Syriza porque “hay que resolver los problemas de hoy, no los de 2700”. Todo muy coherente, como puede apreciarse.

      Me gusta

      rolandoastarita

      15/05/2016 at 18:55

    • “Primero se afirma que un gobierno basado en consejos populares, que comience a organizar la economía en base a cooperativas y planificación indicativa es imposible, y por lo tanto, no es alternativa al socialismo burocrático estatista. ”

      Jamás dije eso. Es más, estaba pidiendo que se diga algo sobre planificación, en efecto. Entonces entiendo que hablamos del socialismo de mercado. Tendríamos que armar un artículo y discutir las experiencias de este tipo, como Yugoslavia.

      “En segundo lugar, se reconoce que ese socialismo burocrático fracasó. De manera que se saca la conclusión definida de antemano: no queda otra que apoyar al capitalismo. ”

      Tampoco yo particularmente dije eso, al contrario: dije que se agotó, no que haya fracasado. Dije asímismo que ver las ventajas de la planificación central no es ningún crimen, y que se pueden extraer cosas muy útiles para pensar los mecanismos de planificación, por lo menos, para grandes empresas no-cooperativas (por ejemplo, estatales).

      Sobre las burocratizaciones tengo reservas. No lo considero como algo esencial para el agotamiento del sistema, al menos en lo económico. Creo que el punto clave del agotamiento es el intento de reemplazar al mercado con medidas administrativas o el plan total en las áreas económicas donde no hay capacidad de cálculo económico para hacerlo, ya sea por inferioridad tecnológica, baja escala, adversidad de los trabajadores, falta de democratización, etc.

      De todo lo expuesto, no hay una coma de viva Podemos o Syriza.

      Respecto a lo del año 2700, Syriza y Podemos van a intentar resolver los problemas (al modo burgués, autoritario, como sea), de la política griega o española de hoy día. Que eso sea una base para que la población confíe en ellos ,es importante. Además, con Syriza hablamos con el diario del Lunes, yo pensé que, frente a la ausencia de alternativas revolucionarias, podía catalizar cierta reorganización de los luchadores griegos en el proceso. Con el detalle de que el margen de maniobra de Syriza o el KKE o cualquier posibilidad de izquierda eran limitadas, dadas las condiciones económicas paupérrimas de Grecia. Esto es importante: es inteligente no suicidarse políticamente, como principio, más allá de lo que uno piense de Syriza.

      ¿Tengo que decir que me odio o me equivoqué?

      En el momento, vi que Syriza (o el KKE, pro-soviético) eran las mejores alternativas disponibles, cada uno con lo suyo y en el contexto vigente. Otros partidos como el EEK, son muy pequeños y en términos prácticos ofrecen esa mezcla de sovietismo y socialdemocracia tan particular en el trotskismo.

      La otra alternativa nuestra sería:

      Nosotros: “No hay salida bajo esos programas”.
      Trabajador: “Entiendo, qué programa tienen ustedes?”
      Nosotros: ABC donde se mencionan “los medios de producción en manos de los productores” etc
      Trabajador “Ah, y como lo harían?”
      Nosotros: Cri, cri.
      Trabajador “No saben?”
      Nosotros: No tenemos una bola de cristal, las masas lo decidirán en el futuro. Además, todo lo que ha existido no fué socialismo, ni tenemos nada que ver.
      Votante: Mejor voto al peronismo, ustedes confiesan haber fracasado siempre y seguirán haciéndolo, porque proponen exactamente lo mismo. Como sé que a mismos procederes, mismos resultados, me quedo con estos explotadores pero que han, ocasionalmente, introducido reformas palpables para mi clase, hasta que ustedes tengan un programa superador que sea claro y distinto a lo que ustedes mismos confiesan que a) no era socialismo b) fracasó.

      Aclaración: el programa del KKE es del estilo planificación centralizada al estilo soviético. Ellos lo dicen abiertamente.

      Esta clase de respuestas es la típica de la izquierda (VER caso Castillo vs Fernando Iglesias en el programa muy malo llamado Intratables).

      Un saludo.

      Me gusta

      Hernan

      16/05/2016 at 01:18

    • “Entonces entiendo que hablamos del socialismo de mercado”. Entiende mal. La idea de no eliminar el mercado por decreto o en pocos años no es sinónimo de “socialismo de mercado”.

      “Tendríamos que armar un artículo y discutir las experiencias de este tipo, como Yugoslavia”.
      Una democracia de consejos obreros y populares no tiene nada que ver con Yugoslavia.

      “ver las ventajas de la planificación central no es ningún crimen, y que se pueden extraer cosas muy útiles para pensar los mecanismos de planificación, por lo menos, para grandes empresas no-cooperativas (por ejemplo, estatales)”.
      Jamás dije que sea un crimen “ver las ventajas de la planificación central”. Lo que he afirmado (puede verlo en los escritos sobre la URSS) es que la planificación burocrática, agregada a la supresión “desde arriba” del mercado NO es planificación. Y la burocratización tiene mucho que ver con esto. Por eso también hacer todo un punto entre “está agotado” o “ha fracasado” no tiene sentido.

      De todas maneras no hay que desviar el tema central de la nota y que provocó esta discusión: mi crítica al “socialismo burgués” tipo Syriza y su apoyo al “socialismo burgués” tipo Syriza. Insiste en que Syriza está tratando de resolver los problemas de hoy, no los de 2700. Sí, efectivamente, está tratando de resolverlos con los métodos con que toda fuerza burguesa resuelve las crisis capitalistas (no sé si está enterado, pero no hay crisis capitalistas sin salida). Esto es lo que usted apoya y yo critico. Usted apoya a un partido capitalista que engaña y entretiene con promesas para después cumplir el programa capitalista de salida a la crisis, y lleva a la desmoralización a la gente. Yo lo critico, y usted se rebela contra esa crítica y defiende al socialismo burgués. Esa es la diferencia entre nosotros. Es ideológica y política, y no tiene nada que ver con “el diario del lunes”, sino con caracterizaciones de clase y comprensión de las leyes del sistema capitalista. Es por esta razón que critico también los “planes B” al estilo Varoufakis (ver aquí y siguientes). ¿Qué tiene que ver esta crítica con “el diario del lunes”? Pero además del argumento teórico está la experiencia histórica. Usted creía que el triunfo de Syriza permitiría un avance en la organización de los trabajadores. ¿No aprendió nada de la historia de los reformismos socialdemócratas, stalinistas o nacionalistas burgueses? ¿En qué lugar estas corrientes dieron lugar a un avance en conciencia socialista y poder de los trabajadores? ¿En qué mundo vive?

      Por último, no sé qué tiene que ver la posición del trotskismo (Castillo – PTS) con mis planteos. No soy nacionalista (el PTS critica a Macri por la entrega “de lo nuestro”); ni estatista (el PTS considera progresistas “en sí” las estatizaciones); ni apoyo “críticamente” al PT, o cosa por el estilo (como sí hace el PTS, con el cuento del “golpe de Estado en Brasil”). Además, he criticado largamente la táctica trotskista de exigir al Estado burgués que aplique un programa de transición al socialismo. También he criticado la idea de que la URSS o Cuba puedan ser caracterizados como “Estados obreros”. En base a esto he dicho que la izquierda debe trabajar en la elaboración de una alternativa a los nacionalismos burgueses y los regímenes stalinistas. Y he planteado que la falta de perspectiva estratégica es un problema central para enfrentar al capital (ver aquí, por ejemplo). ¿Por qué entonces trata de emparentar mis posiciones con las del PTS?

      Trate de no distraer con lo central. Repito, en esta polémica lo central es que usted defiende a partidos defensores del capital (como Syriza y Podemos) y yo los critico.

      Me gusta

      rolandoastarita

      16/05/2016 at 09:00

  11. Muy interesante el debate, especialmente cuando entra en el terreno de lo concreto y se desnudan las supuestas tácticas del apoyo crítico, ya sea a Podemos, a Syriza o a cualquier fracción política que hable de mantener el estado burgués. Me preocupa especialmente que supuestos revolucionarios socialistas -e incluso autodenominados marxistas- (como Sergio ) consideren a Julio Anguita un referente del marxismo. Si ese estalinista de la vieja escuela, fuera realmente un referente marxista en España, la situación seria todavía mucho más grave de lo que Sergio supone. Con gente de la cuerda de Anguita no tan sólo estaríamos lejos del socialismo, sino más bien nos hallaríamos ante la posibilidad real de pasar del capitalismo liberal a un capitalismo de estado mucho peor para los trabajadores.

    Una observación final sobre la mención a Bernstein. El viejo socialismo reformista en ningún momento planteó que el estado capitalista era insustituible. Pese a traicionar en la práctica la lucha por el socialismo, al menos a nivel teórico nunca renunciaron a él (el propio Bernstein junto con Kautsky rompieron con el SPD dominado por los socialpatriotas en 1914) Es más, creo que los escritos de Bernstein se situarían a la extrema izquierda de Podemos, si es que los de Podemos se decidieran a leerlos.

    Me gusta

    molinadedios

    15/05/2016 at 12:31

    • Desde el respeto a la posición de Sergio, quisiera preguntarle: ¿de una organización como Podemos que en su agenda política no contempla la salida de España de la OTAN y que no cuestiona el régimen monárquico del Estado español puede decirse realmente que es tranformadora?

      Me gusta

      José

      15/05/2016 at 13:12

  12. Le invito a profundizar algo más en la cuestión del apoyo a reformas. Yo no he dicho en mi comentario que se deba apoyar al Chavismo, ni a Dilma Roussef, ni a los socialistas franceses. En los dos primeros casos, con los datos que ha aportado en este blog, ya me ha quedado suficientemente claro que son fuerzas no ya socialistas sino claramente reaccionarias. Y los socialistas franceses, desde Miterrand, es decir, desde el fin de la Urss y su socialismo real (capitalismo de estado), sólo aplican medidas liberales: privatización de empresas publicas, recortes de derechos, etc. Sus políticas no incrementan rentas ni mejoras en los derechos laborales de los trabajadores. Al revés, extraen rentas de las clases asalariadas, bien para sus propios partidos y burocracias (Chavismo y Roussef), bien para capitalistas (socialistas franceses de hoy, y socialistas españoles, británicos, alemanes etc…en los últimos 30 años).
    Como le indique en mi nota la clave del apoyo a o no a unas determinadas reformas, y a los partidos que las promueven, en mi opinión, está en donde colocamos la raya, la medida para apoyar a unas u otras formaciones. Le he expuesto que esa marca debería estar en que las medidas políticas propuestas y efectivas deben suponer un incremento (el 1%, si fuera el caso) real y efectivo en rentas y derechos laborales. Por tanto si la formación política en cuestión propone ese tipo de medidas si se le apoya, y, por el contrario, oponernos si propone reformas que causen perjuicios laborales. Sé de sobra que eses avances laborales no llevarán al socialismo. No sólo eso, sino que esos avances serán diluidos, eliminados o compensados con reformas regresivas en poco tiempo. Le he indicado, también, que el único modo de llegar a un socialismo es la ruptura política violenta del modo de producción, la revolución. Pero, en ese sentido, se dará cuenta, que TAMPOCO han llevado al socialismo las medidas que usted si dice que se pueden apoyar: las 8 horas laborales o el divorcio en Argentina, las reformas progresistas de R. Luxemburg, el programa mínimo de Marx, o, incluso, las mejoras en el trabajo infantil. Ninguna medida política y económica legal en el régimen lleva al socialismo. Ninguna. ¿No es esta conclusión una evidencia de primer orden, con carácter incluso científico? Las medidas de economía política legales que se aplican en un régimen capitalista sólo tienen el carácter de, o bien ACELARADORAS de la extracción de rentas (explotación), o tienen el carácter de RALENTIZADORAS, suavizadoras y paliativas de esa extracción. Al socialismo se llega por la situación de las condiciones materiales de vida, por la hegemonía conseguida por las fuerzas obreras en la sociedad, y, finalmente, por la dinamita revolucionaria.
    Por otro lado su táctica política de apoyar sólo las medidas que estima beneficiosas para los trabajadores, pero no apoyar a los partidos que las proponen, es poco viable: si se apoyan a alguna de su políticas se esta apoyando al partido que las ofrece. Por mínimo que sea.
    En otro orden de cosas, no es un argumento estimable y a valorar que el recurso a la formula de Rosa Luxemburg (reforma + revolución) que yo he realizado pueda ser o no patético, admirable o simplemente encantador. Sólo debe refutarlo, y esto no lo hace en su nota.
    Saludos,

    Me gusta

    antonio

    15/05/2016 at 13:57

    • Para Antonio y Hernán

      La polémica que ustedes están planteando es muy vieja dentro del marxismo. Viene desde el siglo XIX.

      Un ejemplo de ello es el libro ¿Qué hacer? de Lenin. Allí Lenin polemiza con gente que planteaba cuestiones idénticas a las de ustedes. Les recomiendo que lo lean. Ver https://es.wikipedia.org/wiki/%C2%BFQu%C3%A9_hacer%3F y aquí https://www.marxists.org/espanol/lenin/obras/1900s/quehacer/.

      Es indispensable conocer la historia del marxismo para polemizar. En otras palabras, lo que Ustedes proponen, repito, no es nada nuevo bajo el sol.

      Desde el Manifiesto Comunista, y aún antes, Marx y Engels, polemizaron por los mismos temas con varios líderes “socialistas” de esa época. Por ejemplo Lasalle. Ver aquí: https://es.wikipedia.org/wiki/Ferdinand_Lassalle.

      Definitivamente, hay varios tipos de socialismo y uno solo es científico. Ver aquí: https://es.wikipedia.org/wiki/Manifiesto_del_Partido_Comunista

      Saludos cordiales

      Me gusta

      La duda metódica

      15/05/2016 at 17:35

    • Si se refiere a mi planteo de índole técnico (muy especialmente, como organizar y coordinar la planificación y el mercado), desafortunadamente, lo suyo son citaciones bíblicas. El Manifiesto Comunista ni El Que Hacer pueden darle una pista sobre ello.

      Me gusta

      Hernan

      15/05/2016 at 18:32

    • Usted escribe: “su táctica política de apoyar sólo las medidas que estima beneficiosas para los trabajadores, pero no apoyar a los partidos que las proponen, es poco viable: si se apoyan a alguna de su políticas se esta apoyando al partido que las ofrece”.

      No es así. Una medida que se considera progresista para la clase obrera se la puede apoyar, o defender de los ataques de la derecha, sin por eso dar apoyo político al programa y orientación del gobierno de turno, o partido burgués que la promueva. Esta es la base de cualquier táctica de lucha por mejoras o reformas dentro del capitalismo (que por otra parte nadie dice que nos conduzcan al socialismo). ¿No escuchó hablar de la táctica del frente único, por ejemplo? Se golpea con otras fuerzas por las medidas que se consideren progresistas (por ejemplo, en defensa de la jornada laboral de 8 horas frente a partidos que la ataquen; por ejemplo, por el derecho al divorcio frente a la Iglesia, etcétera) sin por eso confundir programas ni orientaciones estratégicas con partidos burgueses.

      La cuestión es central, porque es la manera de luchar contra los oportunistas que llevan a la derrota al movimiento de masas vendiéndole a la gente “espejitos de colores”. La independencia política del socialismo con respecto a los partidos y gobiernos capitalistas es el eje de toda la política marxista. Por eso Rosa Luxemburgo, o Lenin, jamás plantearon un apoyo político a los partidos de la burguesía alemana o rusa, aunque nunca se negaron a luchar por reformas. La división entre programa máximo y mínimo es el reflejo de esa táctica. JAMÁS Rosa Luxemburgo sostuvo que había que deponer el programa socialista para apoyar a programas burgueses (programas burgueses como el de Syriza). Para que le quede más claro: lo suyo no es “reforma + revolución” sino “reforma + apoyo al socialismo burgués” (que es la válvula de seguridad del capitalismo). Con un agregado: la “reforma” de Syriza es un plan de ajuste brutal. ¿Qué tiene que ver esto con las tradiciones del marxismo revolucionario? Respuesta: nada.

      Me gusta

      rolandoastarita

      15/05/2016 at 19:14

    • Estimado Hernán

      Usted dice: “Y lo interesante del hacer política es resolver los problemas de hoy, no los del años 2700”.

      Los caminos que parecen mas cortos -Podemos, chavismo, kirchnerismo, lulismo, peronismo, stalinismo- terminan siempre en un callejón sin salida. No resolvieron ni resolverán los “problemas de hoy, ni los del año 2700”.

      Y lo peor, y más triste de todo esto, es que ya hemos sido advertidos de estos resultados -fracasos y desastres totales- desde el siglo XIX..Esa es la realidad.

      El socialismo científico existe desde el siglo XIX y por tanto no hay mas remedio que estudiarlo -mediante las “biblias”, aunque a Usted no le guste- para poder polemizar y luchar para “resolver los problemas de hoy”, y los de mañana, agrego, con argumentos serios.

      Para el marxismo la historia de la lucha de clases es un asunto muy serio. El camino a la victoria está plagado de miles de derrotas.Para llegar a la victoria tenemos que estudiar a fondo cuales fueron las causas de las derrotas. Si no hacemos esto no podremos resolver los problemas de hoy, ni siquiera en el año 3700.

      Y mientras tanto, “piano, piano se va lontano”. La impaciencia mata..

      Saludos cordiales..

      Me gusta

      La duda metódica

      15/05/2016 at 19:35

    • Antonio que su planteo es no-científico y religioso. Su planteo:

      “Y lo peor, y más triste de todo esto, es que ya hemos sido advertidos de estos resultados -fracasos y desastres totales- desde el siglo XIX..Esa es la realidad.”

      No es ninguna realidad, es falso. ¿Cuánto de lo ocurrido en el Siglo XX bajo gobiernos revolucionarios o “de izquierda” fué advertido en la medida que usted lo dice?

      ¿Entonces todos fueron estúpidos menos nosotros que sabemos de esas “advertencias”?

      Si ya se sabe de antemano, con el uso del “socialismo científico”, qué va a ocurrir, ¿porque no nos dejamos de hacer los eternos balances (son inútiles dado que ya estaba prefigurado el destino) y no podemos trazar en forma creíble una alternativa económica?

      ¿Porqué si el socialismo científico es uno no se puede usar la ciencia para trazar el funcionamiento de una sociedad HOY en líneas generales: unidades económicas, cómo se democratizaría,etc?

      Problabemente ni usted ni yo podamos hacerlo, pero quiero creer que los partidos que dicen que van a dirigir la sociedad socialista, deberían estar pensando cómo hacerlo, científicamente, con un proyecto que luego se pueda ir ajustando en la realidad. Hoy tenemos capacidad de cómputo de sobra. Necesitamos algoritmos, plan, ,menos rastafaris en marchas inutiles por la marihuana y más programadores y científicos.

      El socialismo era electrificación + soviets. La electrificación ya está conseguida. Con las tecnologías que hay, dentro de unas décadas hasta las asambleas tipo soviéticas podrían quedar obsoletas, se da cuenta. Podríamos extender la democracia via online a niveles nunca soñados.

      No es utópico, las herramientas están AQUI y AHORA, para resolver los problemas de HOY MISMO. ¿Qué sentido tiene la política sino? Es un mero juego intelectual. La lucha de clases atraviesa todo esto, no creo en la magia tecnológica, pero las posibilidades están desplegadas. Pero preferimos evocar a La Comuna de 1871 para que después nos ofendamos cuando nos dicen que lo nuestro es viejo.

      Y sí, es viejo.

      Por eso, y no intento ofender, las evocaciones, cuando se habla de QUÉ PROPONEMOS LOS SOCIALISTAS, a experiencias y citas de hace 150 años no hace más que poner en todo relieve la completa desorientación hoy, de lo que sería la transición al socialismo en 2016.

      En el fondo el asunto a resolver (y lo demuestra el chavismo) es *económico*. La democratización mejoraría el mecanismo económico (no sólo directamente sino a nivel de incrementar la moral de la población, contribuir a luchar contra la corrupción y el derroche ,evitar el cinismo y la autocensura, etc).

      Me gusta

      Hernan

      16/05/2016 at 00:55

  13. Rolo, por que si la unica salida de las crisis economicas en el capitalismo, son los ajustes y salir o no del euro es igual de brutal para la clase trabajadora; Grecia aun no sale de la crisis? saliendo del euro saldria mas rapido de la crisis aunque el ajsute seria igual para los trabajadores?

    Me gusta

    cecilia

    15/05/2016 at 23:50

  14. Nunca será en vano recalcar una y muchas veces que, dentro de los marcos del capitalismo, cualquier crisis capitalista SOLO puede ser resuelta mediante un ajuste económico contra los trabajadores y las masas populares. Los mecanismos pueden ser muy variados pero todos ellos giran en torno a una drástica caída de salarios y pensiones reales, de los gastos sociales, proliferación del desempleo, anulación de derechos laborales conquistados en duras jornadas de lucha, etc. En esto consiste el ajusto económico antipopular. Mientras más grave sea la crisis, más grave será el ajuste.

    Es cierto también que la crisis llega a afectar a los capitalistas, sobre todo a los pequeños donde abundan las quiebras. Sin embargo, la realidad es diferente con el gran capital, quienes tienen diversas posibilidades de resguardar su capital, sobre todo cuando una proporción importante de él están en paraísos fiscales. Así mismo, gracias a la globalización mundial, cuentan con enormes facilidades para rotar sus capitales a otras partes del mundo y con ello esquivar la crisis. Además, en el proceso de estabilización son las que más ganan recuperando con creces lo poco que hayan podido perder y fortaleciendo su posición privilegiada en el mercado.

    De cualquier forma, en una crisis las pérdidas de la clase trabajadora son incomparablemente mucho más grandes que la de los capitalistas. En tanto que la recuperación de las perdidas en los capitalistas es mucho más rápida que en los trabajadores, donde debe tenerse en cuenta que muchos estragos de la crisis jamás se recuperarán.

    En el capitalismo, TODA solución a una crisis económica es en base a un ajuste económico anti obrero y antipopular. En el capitalismo NO ES POSIBLE resolver una crisis económica de otra forma. TODAS las crisis económicas capitalistas han sido resueltas de esta manera y lo seguirán siendo hasta el fin del capitalismo. NO HAY, NO HA HABIDO NI HABRÁ otra forma de resolver las crisis capitalistas dentro del capitalismo.

    Esto es así porque toda superación de una crisis capitalista debe significar la recuperación de las ganancias capitalistas, lo cual sólo es posible mediante el sometimiento de los trabajadores a mayores grados de explotación.

    Ahora podemos comprender con mayor claridad que linda con lo burlesco pedirle a un marxista que aporte soluciones a una crisis capitalista dentro de los marcos del capitalismo. Vale decir, soluciones que no cuestiones el modo de producción y explotación de la clase trabajadora capitalista. Es como pedirle a un médico que cure a un enfermo de tuberculosis con sólo analgésicos. El médico se sentirá burlado y de ningún modo aceptará la petición.

    Que quede claro que el compromiso de los marxistas es con los intereses de los trabajadores; de ninguna manera pueden actuar como cómplices de la burguesía colaborando en la implementación de un ajuste económico antiobrero y antipopular. Les corresponde a los marxistas develar ante los ojos de los trabajadores la naturales y esencia de las crisis capitalistas y apoyar a las organizaciones de lucha de las masas en la fundamentación de sus demandas y de su plataforma de lucha.

    Los momentos de crisis capitalistas son los mejores para llegar a la conciencia de las masas proponiendo una alternativa a la crisis, PERO EN FAVOR DE LA CLASE TRABAJADORA, que implica necesariamente la expropiación de los capitalistas mediante la movilización revolucionaria de las masas.

    Lindan en lo ridículo aquellas voces que sostienen que, porque los comunistas no tienen alternativas de solución a las crisis económicas a favor de los trabajadores dentro de los marcos del capitalismo, entonces están absolutamente huérfanos de toda alternativa. Está claro que lo que pretenden es fomentar el confusionismo. Es como decir: si un médico no puede curar a un enfermo de tuberculosis con sólo analgésicos, entonces es un mal médico.

    Así mismo, deben estar totalmente alejados de la lucha de las masas aquellos que sostienen que es inevitable apoyar a grupos como SYRIZA y PODEMOS porque a partir de ellos se pueden lograr ventajas, aunque estas puedan ser mínimas. No se han puesto a pensar que el daño que estas tendencias causan a las masas trabajadores en organización, confusión y desmoralización es mil veces mayor que las migajas que puedan conseguir. Al final, el balance es horrorosamente desfavorable para las clases explotadas.

    Me gusta

    Amauta

    16/05/2016 at 02:34

  15. Estoy siguiendo con mucha atención e interés el debate entorno a Syriza y Podemos (del que únicamente creo que sobran los etiquetajes y descalificaciones entre intervinientes que ni siquiera se conocen entre sí). Resido en España, no me identifico con el proyecto de Podemos, ni en el plano ideológico (su inspiración fundamental es el populismo postmarxista de Ernesto Laclau y Chantal Mouffe), ni en el modelo organizativo (centralismo; prohibición de corrientes internas – Izquierda Anticapitalista, partido troskysta que después de su paso por IU apostó por Podemos tuvo que disolverse si quería formar parte del proyecto-, existencia de un hiperliderazgo mediático); ni en su acción política (centrada en las instituciones y ausente en la calle y los centros de trabajo). Sin embargo, tengo que reconocer que una parte importante de la población del Estado español se adhiere a este proyecto, y ello por razones muy diversas, entre las que se encuentra el sufrimiento de la clase trabajadora acentuado con la gran recesión económica que se inició 2007. Esta realidad interpela a la autodenominada izquierda revolucionaria española acerca de su papel. Es necesaria la crítica a la otra parte, en este caso a Podemos, pero también es fundamental la propia autocrítica; si no se corre el riesgo de que la crítica al otro únicamente sea un manto que oculta la propia incapacidad.

    Me gusta

    JOSÉ

    16/05/2016 at 10:24

    • El problema es que buena parte de la autocrítica que se debe la llamada izquierda revolucionaria tiene que ver con su posición frente al stalinismo, la socialdemocracia y el nacionalismo.

      Lo planteo desde mi experiencia de haber militado durante dos décadas en el trotskismo. Para dar solo dos ejemplos: no es posible abstraer la postura del trotskismo frente al reformismo burgués de la táctica de “entrismo” en los PS (recomendada por Trotsky en los 1930 con el argumento de que la socialdemocracia podía evolucionar al socialismo). El segundo ejemplo: no es posible abstraer la propuesta de sociedad socialista del trotskismo de su caracterización de la URSS como “Estado obrero”. Y así podríamos seguir.

      Me gusta

      rolandoastarita

      16/05/2016 at 11:04

    • Vistas las argumentaciones de Rolando con Antonio, creo que se confundió con algunos conceptos que vertí yo al mencionar al trotskismo, a Castillo, etc.

      Con Antonio hace tiempo tuvimos un intercambio interesante sobre cómo los trabajadores podría tener la propiedad *efectiva* de los medios de producción y defender las empresas propias contra intentos de re privatizaciones.

      Lo interesante de lo que propuso Antonio es que frente a esas propuestas, nunca hay debate. Sobre lo único que hay es sobre los eternos balances del pasado o sobre los partidos de orientación capitalista o socialdemócrata.

      Dicho esto, ¿había alternativa económica para Grecia aún bajo un gobierno con rumbo a otra organización social? Digo, sin financiamiento externo, con cuentas fundidas, con un aparato productivo inútil (dos fábricas de aceitunas y el turismo, realmente no tienen nada), con una dependencia crónica de Alemania, población sobrante extendida…

      ¿qué hacer?

      Syriza puede haber mentido, de hecho lo hizo. Lo que no hay que mentirle “a la gente”, como dice Rolando, es que nosotros tampoco ahorrarríamos ese sufrimiento. Simplemente tenemos otra perspectiva de largo plazo, pero en el corto plazo, no hay ningún truco; hay leyes objetivas que no se pueden sortear con discursos o medidas administrativas. Ejemplo: supongamos que entregamos fábricas “en manos de los productores”, “cooperativas”,etc. ¿qué magia se puede hacer con eso? Ninguna. El costo es el mismo: para recuperar la economía griega los sacrificios serán enormes y lamentablemente, el uso de la coerción sería extendido, como en toda economía donde se intenta construir sobre la penuria.

      Las lecciones de la historia están allí para comprobarlo. Por otro lado, no va a haber revolución socialista en países que estén relativamente bien económicamente. A nosotros SIEMPRE nos va a tocar administrar estas cuestiones y conseguir resultados partiendo de capitalismos fundidos.

      La diferencia, la más importante, sería que abriríamos otro camino, pero de dificultades iguales o peores que las que enfrenta Syriza.

      Todo eso no se puede ocultar. ¿O le vamos a decir a la población que haríamos magia con una economía mercantil destruída?

      Saludos.

      Me gusta

      Hernan

      17/05/2016 at 12:28

    • Rolo si podés anexar mi comentario a las respuestas de Antonio o al final de todo, gracias. Puse el “Responder” en el hilo equivocado, saludos.

      Me gusta

      Hernan

      17/05/2016 at 12:31

  16. El debate esta interesante, sin duda, pero creo que no se perciben a fondo las propuestas y tesis ofrecidas. Se lee mucho, pero no se percibe casi nada. Y no descarto que yo mismo sea uno de los ‘sólo lectores’.
    Alguna idea al respecto,
    Dice , ”lo suyo no es “reforma + revolución” sino “reforma + apoyo al socialismo burgués” (que es la válvula de seguridad del capitalismo)”
    P. ej., esta respuesta es una prueba contundente de que no se ha entendido en absoluto mi tesis. Mi tesis, Sr. Astarita, es, dicha con esa misma formulación teórica de Luxemburg , sigue siendo esta, y espero ahora, más detallada: Reforma (y aquí incluya también apoyo al socialismo burgués o a cualquier otra opción política siempre que su programa suponga una mínima y cuantificable mejora a día de hoy en la rentas de los trabajadores) + (más) Revolución.
    La clave de esa formulación no esta en su 1º sumando. Ese es un error por su parte. El primer sumando es irrelevante, inane e intrascendente políticamente. No se tratá de acertar, de atinar y de buscar la reforma que más nos acerque al socialismo. Y de ese modo decir que Syrza no es válido y si lo es ese otro partido, o esa otra reforma. ¿Se deber repetir que ninguna reforma ha llevado al socialismo? ¿Se debe explicar porque ha sido así? ¿ Y porqué seguirá siendo así? Ninguna reforma llevará al socialismo. Ninguna.¿Cómo no se entiende esto? La clave está en el 2º factor de la ecuación. Está en la revolución. Como ejemplo práctico que espero si se entienda, cuando uno dice que un socialista revolucionario si podría apoyar a Podemos, Syriza, etc…, es por que, AL MISMO TIEMPO, EN EL MISMO LUGAR Y EN ESE MISMO ACTO POLITICO , ese socialista debe publicitar y manifestar expresamente que esas formaciones políticas y sus programas son insuficientes e incapaces de mejorar las condiciones materiales de vida de los trabajadores. Y manifestar que el modelo que si satisface esas necesidades de los trabajadores es el socialismo. Socialismo democrático, auto-gestionando, etc..Y debe terminar añadiendo, no se olvide por que este, insisto, es lo que diferencia este tipo de apoyo de los denominados peyorativamente ‘apoyos críticos’, que la vía para conseguirlo no es la vía parlamentaria o ninguna otra de carácter legal, y sólo es valida la vía revolucionaria: acciones población civil, manifestaciones, huelga general indefinida y… la insurgencia.
    Por eso esta formulación y praxis política no tiene NADA QUE VER cualquier opción política que usted pretenda asimilar…simplemente porque nadie la hace.
    Insisto: es indiferente que tipo de reforma se apoye. El régimen, el modo de producción capitalista, se cae, se derrumba por su propio peso, por sus contradicciones internas y por su tendencia infinita a la desigualdad económica individual y de clase. Le pongo un ejemplo para evidenciarlo. Europa lleva 30 años en periodo reaccionario.3 décadas. Desde la caída del socialismo real. Es un vendaval de privatizaciones de empresas públicas (600 empresas en el continente), de los servicios de sanidad, educación, etc… , de reducción de salarios y precarización de condiciones laborales, y, ahora, de desempleo. ¿Es que alguno de los muchos, y mayoritarios electoralmente, partidos y sindicatos socialistas y comunistas ha podido parar, detener lo más mínimo, tal proceso de extracción de riqueza? Han sido irrelevantes todas las reformas que estos partidos han realizado. No han servido para nada. Cero. No han podido evitarlo (o no han querido), ni lo van hacer. Desde luego tampoco Syriza ni Podemos. El modo de producción se cae, de nuevo, porque los medios de producción-empresas están en poder de un minoría social, de una élite. Elite que si posee la propiedad del 80 % de la riqueza productiva. Cuando tienes como clase el 80 % del capital, no pactas, no negocias, no admites reformas ( y si las admites inicialmente, luego las diluyes y fulminas), simplemente te limitar a EXTRAER Y CAPTURAR RENTA de los demás. De los más débiles. De los trabajadores. Y si sólo tienes el 20 % (asalariados) sólo tienes la opción de asumirlo, tragarte el orgullo y la frente alta, apoyar cualquier organización que se mueva, por mínimo que sea, hacia la izquierda, y finalmente, preparar-promocionar el evento político disruptivo.
    Europa camina, y no está lejos, hacia su próxima revolución, inevitable. Se apoye a quien se apoye.

    Saludos,

    Me gusta

    antonio

    16/05/2016 at 18:37

    • Trate de argumentar algo. Dice que su fórmula es “reforma + revolución” y apoya a Syriza que aplica un programa capitalista de salida a la crisis. ¿Qué entiende usted por revolución? Para colmo cita a Rosa Luxemburgo. ¿Cuándo RL apoyó, o llamó a votar, a un partido que aplicara un programa de “ajuste” contra el trabajo para una crisis? ¿No tiene límites para el disparate?

      Segundo, ¿dónde dio algún resultado el “apoyo crítico” del que habla? Pero además, el programa de Syriza no es “insuficiente”. Es un programa CAPITALISTA. Pero además, en otro comentario dijo que Syriza daba solución a los problemas de hoy. Esto es, usted afirmó que un programa de ajuste era una solución. Ahora dice que es “insuficiente”. ¿Es insuficiente el ajuste?

      Tercero, para preparar una lucha contra el capital hay que cacarear menos sobre revoluciones en abstracto y criticar en concreto el carácter capitalista de los programas y direcciones que venden espejitos de colores a la gente y los llevan al desánimo y la desmoralización. Apoyando a Syriza no se prepara ningún “evento político disruptivo”. Simplemente se pavimentan el camino de derrotas. Usted razona como todos los socialistas burgueses. Parece que siempre quieren empezar la historia de nuevo, y nunca sacan balance de lo que hacen. Ahí está la experiencia reciente del chavismo; con “apoyos críticos” los socialistas reformistas ayudaron a llevar a la gente al desastre actual. Ahí está la experiencia de los PC dando “apoyos críticos” a cuanto nacional reformista burgués (pero con lenguaje de izquierda, faltaba más) se les pusiera en el camino. Y la experiencia de la socialdemocracia, y de todos los que anduvieron haciendo “entrismos críticos” en estos partidos. ¿Qué se ha ganado? NADA, absolutamente nada. Pero a ustedes todo esto los tiene sin cuidado.

      Por último, decir que el modo de producción capitalista hoy se cae solo es otro disparate mayúsculo. No hay caída automática, por motivos puramente económicos, del capitalismo. Esa idea era de Smith y Ricardo, por supuesto, pero no tiene nada que ver con la teoría marxista del capital. Sin acción consciente y revolucionaria de los trabajadores no habrá caída del capitalismo. Por eso los Syriza son funcionales al capitalismo. Y en tanto la gente siga votando y apoyando a oportunistas como los dirigente de Syriza Europa no caminará hacia ninguna revolución. Por favor, paren con los disparates.

      Me gusta

      rolandoastarita

      16/05/2016 at 20:41

  17. La exposición básica y fundamental de mi opinión sobre el apoyo a partidos como Syriza o Podemos esta ya hecha y no puedo añadir nada más. Me parece absolutamente legitimo que no la acepte, desde luego, no veo que la refute, y dejare el debate aquí. Simplemente como veo que sigue atribuyéndome conceptos, apoyos y efectos alejados de mi posición política sólo le hará algunas puntualizaciones.
    1.- Yo no hago ‘apoyo crítico’. Usted insiste en este concepto cajón de sastre, muy habitual en su blog pero nada riguroso y muy arbitrario, para incluir en él mi posición. Le haré esta pregunta: en su relación histórica de partidarios del ‘apoyo critico’ , a los que asimila mi tesis, tales como los que aplaudieron al Chavismo, los partidos socialistas y comunistas de los últimos 30 años, o la misma socialdemocracia europea, ¿en cuales de eses casos usted ha visto que eses partidos diesen su apoyo y AL MISMO TIEMPO manifestasen que su meta política era el socialismo, y AL MISMO TIEMPO, manifestasen que la única vía para conseguirlo era la vía revolucionaria?. Respuesta: Ninguno. Mi posición política de Reforma + Revolución, es absolutamente nítida, racional y hasta, si me permite, matemática. Así expresada precisamente para evitar confusiones, arbitrariedades y caprichos personales en la elección de los apoyos políticos. Pues usted insiste, una y otra vez, en asimilarla a de los apoyos críticos ¿Que es lo que no entiende de esto?
    2.- Sobre la inutilidad del apoyo a Syriza, los espejitos de colores, las derrotas y su efecto en el desánimo de los trabajadores, etc…
    Usted no esta captando en absoluto la tendencia, el movimiento de fondo en la economía política en Europa. Y también yerra al dar el valor adecuado a cada uno de sus elementos políticos en juego. Por un lado, no capta la tendencia económica regresiva (hablo sólo de Europa, del resto no conozco datos) y por otro, le da un valor inapropiado y excesivo a factores tal como el apoyo o no a determinadas opciones políticas. Ni el escenario político de fondo es estable y permanente, y, entonces, las sociedades oscilan pendularmente de derecha a izquierda, ni el factor determinante político es el apoyo a un partido político. De facto, la tendencia de fondo, a largo plazo , es que el modo de producción capitalista tiende, a profundizar en la desigualdad de clases y, por tanto, tiende a su ruptura, y, el factor relevante político es la relación de fuerzas en vigor, y no los apoyos a partidos.
    La tendencia de fondo en Europa, la de los últimos 30 años, es reaccionaria, regresiva, de incremento de la explotación de los trabajadores. Le he expuesto datos económicos que lo evidencian. Y también es otra evidencia que esa transferencia de rentas-acumulación por desposesión (D. Harvey), empieza a tener respuesta por parte de la población. La extracción de rentas ha llegado ya a capas de la población más amplías y preparadas intelectualmente que las de décadas pasada. Segmentos de población ,que si se defienden, responden e inician la acumulación de fuezas hacia la izquierda . Diversas investigaciones académicas sobre el bagaje cultural formativo de los manifestantes del 15M, y de los afiliados y votantes de Podemos, en España, lo demuestran. Asi, hace 10 años era impensable en Europa que un partido que se llamase Extrema Izquierda (Syriza) llegase un gobierno, o que un partido con un fuerte componte marxista (Podemos) esté a 2 meses de sobrepasar al PSOE en resultados electorales. Lo mismo se puede decir del Bloco de Ezquerdas en Portugal, de los laboristas ingleses de Corbyn, etc… Si el escenario económico estuviese estable, paralizado, tendríamos partidos conservadores y, como mucho, socialdemócratas, intercambiando gobiernos de modo permanente ‘ad eternum’. P.ej. el bipartidismo PP-PSOE en España desde la dictadura franquista. No es así, y no lo es precisamente por esa tendencia de fondo.
    Esa tendencia de fondo viene dada, de modo determinante, por la relación de fuerzas existentes entre empresarios y asalariados a una fecha. Exactamente hoy esta en 80:20 en los países de la OCDE. Y en los ochenta esa ratio estaba en 65:35. Ese es el factor principal, relevante e inicial de la tendencia y el resto es secundario. En ese resto, esas demás variables son: la propia explotación-extracción de rentas, la hegemonía de izquierdas y su organizaciones, y el acto revolucionario. Todas ellas sólo siguen al factor principal: la relación de fuerzas. Syriza, o Podemos, o cualquier partido, son sólo actores secundarios, de reparto. No se entiende esto,por lo visto.
    Por lo anterior, apoyar SYIRZA en Grecia, no es lo mismo en absoluto que apoyar al PASOK. Ni siquiera es lo mismo que apoyar a los partidos comunistas griegos que, por un lado nunca promovieron el socialismo y la revolución durante 30 años, y por otro, no consiguieron apoyo electoral alguno. El escenario político se ha movido, se ha corrido hacia la izquierda, por causa de la tendencia de fondo.
    3.- El capitalismo se cae sólo. Que yo haya dicho que el capitalismo se cae sólo, fue un recurso simplista para hacer entender hacia donde yo estimo que va la corriente de fondo. El capitalismo no se cae sólo. Lo recalco: lo hace por la desigualdad de fuerzas entre las clases (hoy esa ratio 80:20, mencionada), la correspondiente extracción de rentas asociada, la hegemonía y acumulación de fuerzas en la izquierda, y por la existencia de organizaciones socialistas y revolucionarias que movilicen a las clases asalariadas a la ruptura. Pero ese no era el tema.
    Por otra parte , es un mal habito y flojo intelectualmente, que se suele hacer cuando nos quedamos sin argumentos, el uso de adjetivos mal sonantes y desagradables (disparates, etc..), que todos podríamos hacer, y sólo trivializan y rebajan el debate. Evítelos.
    Saludos,

    Me gusta

    Antonio

    17/05/2016 at 07:37

    • Aclaremos algunas cositas, porque no quiero que queden las cosas sueltas.

      Primero, en el último comentario dice que apoya a Syriza (que es lo que dijo en otras intervenciones). Y usted dijo que Syriza está resolviendo los problemas de hoy. Uniendo las dos afirmaciones se concluye que usted sostiene que un buen plan de austeridad es la solución a los problemas de la gente. Y a esto le llama “luchar por el socialismo en el largo plazo”. Pues bien, sostengo que esto es un disparate.

      Segundo, el “apoyo crítico” de los PC, trotskistas (entristas en primer lugar) y similares siempre opera de la manera en que usted dice que hay que actuar cuando se apoya a un Syriza. Lo formula en forma de pregunta: “a los que asimila mi tesis, tales como los que aplaudieron al Chavismo, los partidos socialistas y comunistas de los últimos 30 años, o la misma socialdemocracia europea, ¿en cuales de eses casos usted ha visto que eses partidos diesen su apoyo y AL MISMO TIEMPO manifestasen que su meta política era el socialismo, y AL MISMO TIEMPO, manifestasen que la única vía para conseguirlo era la vía revolucionaria?”.

      Respuesta: en TODOS los casos. Para dar algunos ejemplos de América Latina: Cuando el PC argentino llamó a votar a Perón (1973) decía AL MISMO TIEMPO que su meta era el socialismo y la única manera de conseguirlo era por vía revolucionaria. Lo mismo sucedió cuando el stalinismo apoyó a la UP de Chile “por izquierda”. O al FA en Uruguay, también “por izquierda”. Lo mismo decían cantidad de oportunistas “nacional-popular-izquierdistas” cuando apoyaban a Perón. Y la lista puede seguir. Hoy la militancia del PC argentino que apoya a Cristina Kirchner dice lo mismo que hace 40 años atrás. Pero también es el argumento de los que hicieron entrismo durante décadas en el Laborismo británico, o en los PS europeos o latinoamericanos. También es lo que dijeron los trotskistas que apoyaron al chavismo. TODOS dicen lo mismo: “la solución final es el socialismo y la revolución, pero mientras tanto apoyamos a esta variante burguesa ‘progresista'”. Por eso le hice la pregunta de dónde había dado resultado la táctica. Por supuesto, usted no responde porque no puede responder. Como hacen todos los que adoptan esa política, jamás hacen balance de los desastres a que llevan con la táctica del “apoyamos al partido que da soluciones para hoy… aplicando un plan de ajuste de la burguesía, aunque creemos en la revolución socialista del mañana”.

      Usted se ofende porque califico su afirmaciones de disparates. Pero es esta misma formulación la que encierra la incoherencia lógica. NO se puede estar apoyando a un partido burgués que aplica un plan de ajuste contra los trabajadores, que engaña y desmoraliza al movimiento obrero, y al mismo tiempo decir que se está luchando por el socialismo. Con el agregado de que esa incoherencia no es inocente, no es un descuido de las neuronas. Es POLÍTICA, porque es el punto nodal de todo oportunista. No decir la verdad a la gente. Y para ocultar y falsificar, tienen que hablar de socialismo. Hablan de socialismo, como decía Rosa Luxemburgo, “para los días de fiesta”, porque en lo cotidiano apoyan a las variantes pro-capitalistas. Por supuesto, hablar de socialismo “en el largo plazo” les viene muy bien porque saben que están mintiendo cuando dicen que Syriza le arregla los problemas a la gente “de hoy”. El mensaje es “hoy Syriza arregla las cosas y por eso lo apoyo, en el largo plazo lucho por el socialismo.

      Bien, sucede que no tengo otra manera de calificar lo que escribe que diciendo que son dislates lógicos. Aunque, como acabo de decir, tienen un sentido político definido; como lo tuvo siempre la propaganda stalinista, tan afín a su “táctica”. Repasemos: en un comentario escribe que Europa se dirige hacia la revolución. En otro dice que la tendencia de fondo es reaccionaria. Al mismo tiempo escribe que Syriza es un paliativo, pero no puede responder cuando se le dice que Syriza aplica el plan capitalista de ajuste; pero al mismo tiempo afirma que hay una tendencia reaccionaria y de ataque a la clase obrera; aunque no dice que Syriza es parte de esa tendencia; todo lo cual no le impide volver a decir que Europa marcha hacia la revolución. A lo que agrega que el capitalismo se cae solo (y entonces, ¿para qué hacen falta tácticas y revoluciones?).

      Sinceramente, parece el discurso de un troll. Por supuesto, usted no es troll. Es simplemente la forma en que discuten todos los que apoyan “por izquierda” a los socialismos burgueses, pequeño burgueses o nacionalistas estatistas. No hay novedad. Están obligados a plagar el discurso de dislates y “non sequitur” porque no pueden remontar la contradicción de base: quieren posar de socialistas y apoyan a partidos capitalistas. Esta contradicción (que no es dialéctica, dicho sea de paso) subyace en todo su discurso. Por eso está obligado a disimularla. ¿Cómo? Metiendo sin ton ni son a Rosa Luxemburgo (al pasar, ¿por qué no contesta la pregunta que le hice, a saber, cuándo RL apoyó a un partido como Syriza aplicando ajuste capitalista?); hablando de Yugoslavia; mezclando mi discurso con el del trotskismo; mintiendo sobre qué es el apoyo crítico; haciendo silencio cuando se le pregunta sobre dónde dio resultado la táctica del apoyo a fuerzas burguesas “hablando del socialismo como solución definitiva”; afirmando que Syriza arregla los problemas de la gente, cuando aplica el plan de ajuste dictado por Bruselas; diciendo (pero sin la menor demostración científica) que el capitalismo se cae solo; y por supuesto, ofendiéndose cuando se le desnudan estos dislates, idas y vueltas, e incoherencias.

      Sin tener su nivel, lo suyo me hace acordar a un tal señor Dühring. Finalmente, lo único que no entiendo es qué le puede interesar de este blog. Hay mucha literatura del socialismo burgués y pequeño burgués, y stalinista, que están acordes con su nivel de argumentación y con los que se va a sentir muy a gusto. En particular, le recomiendo los viejos manuales del PCUS. Es lo suyo, indudablemente. Por mi parte, no gasto más el tiempo en usted.

      Me gusta

      rolandoastarita

      17/05/2016 at 10:43

  18. Existe un error, una omisión, en mi exposición, que debo corregir. Error que esta ayudando a que mi tesis del apoyo a Syriza se entienda como más radical y teórica de lo que en realidad es. El error esta en no aclarar que tal apoyo no es permanente. Ese apoyo no es, en absoluto, un apoyo en todo momento, y, en realidad, sólo lo es en el momento en que esta fuerza política opta y consigue su acceso al gobierno de Grecia. No es el mismo caso de Podemos (candidato en España) , y de ahí viene mi confusión. No es la misma situación porque Syriza ya ha realizado el necesario ”pase de pantalla”, ya ha dejado atrás en la acción de gobierno, y en la valoración de los electores griegos, a partidos a su derecha y socialdemocratas, como el mismo Pasok, y ya dispone en sus espaldas de un mochila de 1 año y medio con políticas nefastas. Políticas que, tal como se me ha criticado, han sido de mero cumplimiento de los ajustes solicitados por Bruselas. Ajustes que si implican la continuidad en el expolio a las clases trabajadoras. Sin duda. En mi descargo diré que, en comentario anterior, yo reclamaba el apoyo a Siryza para que la población griega visualizase y confirmase de facto, en sus bolsillos y carnes, los perjuicios de una propuesta no socialista como la de Syriza. Con el objetivo de que esa misma población griega siga dando pasos hacia la izquierda. Hacia la obligada y forzosa hegemonía socialista pre-revolucionaria. En la izquierda griega existen hoy partidos (la escisión de Syriza, el KKE, etc…) a los que un socialista, yo mismo, debería apoyar dejando atrás el paso Syriza. Apoyo también temporal, etc..
    Podemos esta en el mismo caso: hoy es apoyable y, en dos años, sujeto político a combatir.
    Saludos,

    Me gusta

    antonio

    17/05/2016 at 09:07

    • Lo que toda sus parrafadas no logran tapar es que cuando escribe:

      “(…) yo reclamaba el apoyo a Siryza para que la población griega visualizase y confirmase de facto, en sus bolsillos y carnes, los perjuicios de una propuesta no socialista como la de Syriza. Con el objetivo de que esa misma población griega siga dando pasos hacia la izquierda.”

      Simplemente se limita a ignorar absolutamente toda la evidencia historia y todos los argumentos teóricos que muestran que lo que termina haciendo la población es tornándose apática a toda política o girando decididamente a la derecha.
      Pero aparentemente todo lo que se le diga es gastar pólvora en chimangos. Siga así…

      Saludos.

      Me gusta

      Gerardo Daniel

      17/05/2016 at 10:28

  19. El argumento de Antonio no se sostiene. Supongamos que soy un trabajador que quiero luchar contra el ajuste y tengo escasa formación política e histórica. Viene alguien que se presenta como que sí tiene esa formación (como Antonio), y me dice que apoye a Siryza. Me da una serie de explicaciones pero obviamente no me puede decir que Siryza va ajustar o que va claudicar ya que de lo contrario no lo apoyaría ni en broma.

    No me miente pero me oculta el programa ajustador que va a llevar adelante. Me oculta la historia de claudicaciones de la socialdemocracia en todo el mundo, en el pasado y en el presente.

    Yo trabajador, con escasa formación política e histórica, que tengo apenas la educación promedio, cuando tenga que comprobar “con mi bolsillo y con mis carnes” el mal consejo de Antonio, no lo voy a escuchar nunca más y menos voy a seguir probando con virajes más a la izquierda. Si los “izquieristas” experimentan con mi bolsillo y con mis carnes, si su anticapitalismo es el ajuste de Bruselas, me voy a probar suerte con Amanecer Dorado. Y a Antonio no lo escucho nunca más en mi vida (aunque correspondería exigirle que rinda cuentas cuanto menos “con sus carnes”).

    Estar informado de lo que son capaces las formaciones socialdemócratas clásicas o populistas y ocultarlo al pueblo y llamar al pueblo trabajador a apoyar esas experiencias es traicionarlo. Aunque seamos 1 entre 110, como decía Lenin, hay que mantener la independencia, hay que denunciar a esos populistas neosocialdemócratas. Hay que construir la alternativa independiente propia y hay que dejar de regalarles el apoyo a cambio de sufrimiento para el pueblo trabajador.

    Un médico que intencionalmente, a sabiendas, experimentara tratamientos ineficaces con sus pacientes puede ir preso. Personajes como Antonio justifican alegremente experimentos con las carnes del pueblo trabajador y lo quieren hacer pasar por táctica y estrategia. Es criminal.

    Me gusta

    Lucas

    17/05/2016 at 15:54

    • Supongamos Lucas que estamos a las puertas del triunfo de Syriza, con su programa originario, no con lo que llevó adelante Tsipras. La posición, es la misma?

      Me gusta

      Hernan

      17/05/2016 at 16:39

  20. Exacto Hernán, para un partido revolucionario la posición debe ser la de esclarecer a los trabajadores la naturaleza social de Siryza, su carácter de clase y lo que puede esperarse de esa agrupación. Y la construcción independiente, no siempre ir atrás del más o menos progresista, como suele ocurrir actualmente.

    Cualquiera que conozca más o menos a la socialdemocracia del tipo Siryza podía saber que se iba a bajar los pantalones en Bruselas y que iba a ajustar.

    Me gusta

    Lucas

    17/05/2016 at 18:20

  21. Coincido con la afirmación de Lucas de que “hay que construir la alternativa independiente propia y hay que dejar de regalarles el apoyo a cambio de sufrimiento para el pueblo trabajador”. El drama es que, al menos en el Estado español, la autodenominada izquierda revolucionaria no lleva a cabo ese trabajo (su activismo se suele centrar en el mantenimiento de páginas de internet) y el vacío que se produce lo llenan organizaciones oportunistas como Podemos -le recuerdo a Antonio que Podemos no acepta la terminología izquierda/derecha y postula la “transversalidad” o interclasismo, nada de marxismo) cuyo objetivo es gobernar a toda costa, aunque sea pactando con el PSOE (Podemos ha llegado a expresar su disposición de concurrir conjuntamente con el PSOE en las candidaturas al Senado en las elecciones del mes de junio).
    En lo que para nada coincido con Lucas es con tildar como de criminal la posición de Antonio. Descalificaciones de este tipo para nada ayudan en la construcción del socialismo, en otro tiempo fueron usadas para iniciar una dinámica de eliminación de quien no pensaba como quien las utilizaba. De ahí que, a pesar de la discrepancia y el desacuerdo, anime a Antonio a expresar su pensamiento en los espacios que considere oportuno, incluido este blog (con el permiso de su autor).

    Me gusta

    JOSÉ

    18/05/2016 at 07:00

  22. JOSÉ, tildo de criminal a la postura de los que creen que hay derecho a experimentar con los bolsillos y las carnes del pueblo trabajador, a sabiendas de que se trata de un experimento que va al fracaso, para que así despierten su conciencia. Como trato de criminal al médico que experimenta con sus pacientes tratamientos que sabe que son ineficaces. Como trato de criminal a los adultos son violentos física y/o psicológicamente con los niños para que estos se disciplinen y “aprendan”. Hay crímenes de diferente magnitud. También hay crímenes intencionales y crímenes sin intención.

    La exposición de Antonio, en tanto y en cuanto se exprese en una política práctica, propone una táctica errónea “a sabiendas de que lo es”, para que el pueblo experimente en el sufrimiento. A Usted puede parecerle que eso no es criminal pero para mí sí lo es. Distinto sería el caso si Antonio confiara de buena fe en su consejo de apoyar a Siryza porque cree realmente que Siryza va a intentar hacer algo diferente de lo que finalmente hizo. En este último caso los daños podrían ser los mismos pero la falta de intencionalidad cambia la cuestión, porque si Antonio (en este caso, pero vale para cualquiera de nosotros) actúa de buena fe y se desengaña puede aprender del error. Pero un error también puede tener consecuencias criminales, no tengo dudas de ello.

    Sobre este tema creo que hay que dejar de jugar con algunas palabras. El apoyo crítico no puede significar apoyar a cualquiera. El apoyo es para las expresiones políticas con las que acordamos, la crítica tiene que ser un elemento constitutivo de cualquier militante revolucionario.Es decir, el apoyo siempre tiene que ser crítico. Un militante revolucionario que no critique no es un militante revolucionario. En este marco, apoyo crítico debería ser una redundancia para cualquier revolucionario.

    Por ejemplo: reivindico, porque me parece correcta, la estrategia de poder bolchevique en Rusia y, en la Argentina, reivindico la estrategia de poder del PRT porque creo que fue el partido marxista argentino, que luchaba por el socialismo, que tuvo vocación de masas en los 60/70. Pero se cometieron errores y estoy de acuerdo con algunos errores que le señalaron al PRT en su oportunidad otras agrupaciones (GOR, PRT-FR, por ejemplo) además de haberme hecho una idea propia. Es decir, mi apoyo es crítico.

    Pero si la crítica que le tenemos que hacer a una organización política es “fundamental”, o “radical”, no podemos apoyarla. En todo caso podremos combatir a un enemigo común, pero no apoyarla. Si, como hace la socialdemocracia, se oculta el carácter irrevocablemente antagónico entre capital y trabajo y se postula la posibilidad de salidas capitalistas a la crisis (como Siryza), no podemos apoyarla porque sabemos que es un engaño. En este caso, la crítica es de raíz, fundamental. Volviendo al ejemplo del PRT, creo que el planteo de la lucha armada fue acertado pero que se equivocaron, entre otras cosas, al caracterizar (V Congreso) que en 1970 Argentina vivía un período de guerra revolucionaria, lo que los llevó a encarar tareas que no eran actuales en ese momento. Esa crítica es importante pero no es fundamental porque se desarrolla sobre la base de un común acuerdo: no puede haber lucha por el poder y por el socialismo si se renuncia a la lucha armada.

    A la socialdemocracia no se la puede apoyar, hay que combatirla. Lo que sí se puede hacer, me parece, es que en algún momento haya que poner todas las fichas al combate de un enemigo mayor (por ejemplo, sin defender a la socialdemocracia combatir a un golpe reaccionario y mostrar de paso que la socialdemocracia es inconsecuente en ese combate).

    Pero eso no es apoyo crítico.

    Me gusta

    Lucas

    18/05/2016 at 10:56

    • Lucas, ignoro qué tipo de conocimiento tiene sobre la realidad política española, y, por consiguiente, sobre el fenómeno Podemos. Como he señalado en una entrada anterior, resido en España, no me identifico con los planteamientos teóricos, organizativos y de acción de Podemos (es más, considero que su emergencia y consolidación es un freno en el desarrollo de dinámicas rupturistas con el capitalismo), pero tengo que expresarle que siento un gran respeto hacia los trabajadores y las trabajadoras que se adhieren a este proyecto (una de las razones de la adhesión se encuentra en que en España la autodenominada izquierda revolucionaria no tiene presencia real alguna). Conozco a muchas personas que lucharon contra la dictadura franquista, que sufrieron su represión, que siguen combatiendo en distintos ámbitos (laboral, vecinal, ecologista, feminista, de los derechos humanos…) y que ahora ven en Podemos una oportunidad para desplazar al Partido Popular (derecha extrema y neo-franquista) del Gobierno del Estado. De verdad, Lucas, ni sobre estas personas, que en muchos casos son verdaderos referentes morales y políticos para quienes son más jóvenes, ni sobre nadie creo que sea justo expresar que su actitud de apoyo a Podemos sea traidora y, mucho menos, criminal. Como usted sigue reafirmándose en su actitud de criminalizar la opinión de un interviniente en el blog (de Antonio) por apoyar críticamente a Podemos, yo redoblo mi posición de rechazo de su descalificación, y lo hago muy afectado por las lecturas que en estos momentos estoy efectuando sobre los sucesos de mayo de 1937 en la ciudad de Barcelona, cuando, en plena guerra civil contra el fascismo, la izquierda barcelonesa se mataba entre sí, ello desde la acusación mutua de traición (si no conoce este lamentable hecho histórico, le invito a que se interese por él). Salud, fraternidad y más pedagogía, a ser posible de la que nos legó Paulo Freire.

      Me gusta

      José

      18/05/2016 at 15:30

  23. Camarada Hernán, horas después de la victoria electoral de Syriza ¿tenía Ud. alguna ilusión o algún convencimiento de que esta organización podría superar la crisis griega mediante una alternativa DISTINTA del ajuste antiobrero y antipopular? ¿Sentía Ud. alguna confianza en la calidad y compromiso revolucionario de los cuadros y militantes de esta organización?

    Desde mi modesto punto de vista, si Syriza hubiera descubierto el método para superar una crisis capitalista dentro del capitalismo, distinto del ajuste antiobrero y antipolular, ello hubiera sido como descubrir la formula para convertir la piedra en oro. ¡¡Se hubieran ganado el premio nobel!!.

    Creo que la misión de un comunista, convencido de su teoría científica, debía ser decirle la verdad al pueblo, lo que implicaba denunciar las promesas de Syriza en favor del pueblo y los trabajadores, durante su campaña, como puras mentiras.
    Saludos.

    Me gusta

    Amauta

    18/05/2016 at 13:54

  24. JOSÉ, pero Usted me da ejemplos diferentes. Por un lado me cita eventuales personas luchadoras que “creen” en Podemos y luego lo compara con el planteo de Antonio que no cree en Siryza sino que llama a apoyarlo para que el pueblo aprenda de la traición de Siryza por su experiencia, bolsillos y carnes, sabiendo que Siryza va a traicionar. A esto es a lo que llamo un planteo criminal. No a aquél que cree de buena fe. Allí hay que discutir y ser pedagógicos, como Usted propone. Sin embargo, no hay que hacer seguidismo. Pero al que sabe que eso es un engaño y, sin embargo, llama a apoyar a un engaño ¿cómo se lo llama?. Mínimo es un estafador y la estafa es un crimen.

    Me gusta

    Lucas

    18/05/2016 at 16:31

  25. Camarada José, el gran respecto que Ud. siente por los trabajadores y trabajadoras que se adhieren al proyecto de Podemos debe llevarlo a decirles la verdad: “que su emergencia y consolidación es un freno en el desarrollo de dinámicas rupturistas con el capitalismo”.

    No sólo por respeto a las masas trabajadoras sino por obligación comunista (si es que Ud. es comunista) debería denunciar ante esas masas (sin temor a las rechiflas) “que ahora ven en Podemos una oportunidad para desplazar al Partido Popular (derecha extrema y neo-franquista) del Gobierno del Estado” que dejen de soñar, que si Podemos llegará al gobierno sería de la misma calaña que el Partido Popular. Acaso, ¿cree Ud. posible que Podemos puede lograr la superación de la crisis española (¡el desempleo juvenil es dramático!) por un método distinto del ajuste antiobrero y antipopular? La misma pregunta se la hice al camarada Hernán y como Ud. podrá comprobar hasta ahora no encuentra una respuesta coherente.

    En estos últimos años he denunciado ardorosamente a los “Podemos” de mi lugar en las reuniones y asambleas populares donde participo. Le confieso que me he ganado feas y molestosas rechiflas (el electorerismo vulgar es una epidemia). Como quiera que el desenlace de los acontecimientos siempre me han dado la razón, ahora las rechiflas han bajado considerablemente.

    Finalmente, hablemos claro: ¿no considera Ud. a los ajustes antiobreros y antipopualres como crímenes contra la clase trabajadora? o es que ¿deberían considerarse como costos sociales necesarios por el bien de la “patria y la democracia”?
    Saludos.

    Me gusta

    Amauta

    19/05/2016 at 02:53

    • Lo que me preocupa Amauta, más allá de que Podemos no hable de socialismo, es si en el contexto de tomar un gobierno en la situación Española o Griega, es posible evitar un ajuste; mire el KKE es partidario de salir del Euro, sin embargo varios marxistas advierten que esto causaría una devaluación gigantesca, sumado al hecho de que daría independencia económica pero aislaría al país, con lo que, oh sorpresa, estariamos repitiendo, ya como farsa, el curso de la economía soviética de los años 20. Seguido a eso qué ocurriría? Un proceso de re-armado del aparato productivo pagado por toda la población, con grandes sufrimientos, pero seguramente con otro futuro sólido.

      Mi preocupación es si hay posibilidad de evitar sea con plan, mercado, socialismo o capitalismo, la brutal caída de las condiciones de vida para relanzar la acumulación interna en el país. No tengo respuesta a eso, capaz Rolando puede ayudarnos de acuerdo al estado de las economías europeas “chicas”.

      De todos modos, España tiene más margen de maniobra, por potencia económica, que los griegos.

      En todo caso, si es necesario una constricción económica temporal en algunos sectores, me parece que el ajuste sería más democrático, ya que se lo haríamos pagar a los explotadores, *además* de al conjunto de los productores.

      Me gusta

      hernan

      19/05/2016 at 10:31

  26. Gracias Amauta, por sus consideradas palabras. En varios comentarios de esta entrada he pretendido dejar clara mi posición crítica con Podemos (de hecho empecé cuestionando el planteamiento de Antonio) (1). No le quepa la menor duda de que en los espacios donde participo (y son más de uno) mantengo una actitud de denuncia sobre Podemos (hecho que, como a usted, me ha granjeado más de una situación no agradable). Sinceramente, me encontraba bien siguiendo el debate que había generado la entrada de Astarita, pero cuando un interviniente (Lucas) acusó a otro (Antonio) de mantener una postura traidora y criminal, me sentí incomodo. Entendí que se estaba produciendo una injusticia, y le diré, cuando soy testigo de que se está dando una conducta que considero injusta muestro mi desacuerdo. ¡Ah!, una cuestión de lenguaje: prefiero hablar de clase trabajadora más que de masas trabajadoras. ¡¡Salud, fraternidad y comunismo!!

    (1) Si me lo permite, le informo de que cuando Podemos inició su andadura, hace ya varios años, me propuse conocer las venas ideológicas en las que sustentaba. El primer documento que leí fue la tesis doctoral de su Secretario de Política y Área de Estrategia y Campaña, Íñigo Errejón (puede consultarse en: http://eprints.ucm.es/14574/1/T33089.pdf). La lectura de esta tesis para mí ya fue suficiente para poner en cuestión el fenómeno Podemos. En mi deseo de conocer el substrato ideológico de quienes se iban configurando como aparato de Podemos (Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, Carolina Bescansa, Luis Alegre…), rastreé en las bibliotecas e internet escritos de estas personas (es innecesario el listado de ellos), la conclusión que alcancé fue que este grupo de profesores de la Complutense se ubicaba en un planteamiento de carácter postmarxista y populista (algo que, con posterioridad ellos mismos han expresado de manera nítida) y que no aboga por la lucha de clases (aunque haya un grupo, proveniente de la antigua Liga Comunista Revolucionaria -de orientación trotskista- reconvertida posteriormente en Izquierda Anticapitalsta, y disuelta para poder entrar en Podemos).

    Me gusta

    JOSÉ

    19/05/2016 at 10:16

  27. Ustedes estan anclados en viejos conceptos como la lucha de clases. Sólo así tiene lógica lo que dicen. Está claro que la clase obrera está en desventaja contra el capital porque éste dispone de mayores recursos. La única manera, por tanto, de luchar contra el capital, es abolir el sistema que le da ventaja, el capitalismo. Hasta ahí parece estar todo claro.

    Pero para esto hace falta poco menos que una revolución, y si algo tengo claro es que la gente no quiere revoluciones a menos que no tenga más remedio. Sí, puede parecer muy crudo en un espacio dedicado al idealismo, pero éste no es un mundo ideal, es más prosaico, más real, y en el mundo real, al común de la gente sigue conforme en tanto no le falte pan y circo.

    ¿A ese mundo quieren venderles utopías? Tanto más cuando en el pasado muchos intentos de utopías acabaron trágicamente. ¿Qué les hace pensar que las suyas son mejores? El señor Rolando parece pensar que con sólo que los medios de producción cambien de manos, se arreglará todo. Pero no deja de ser un simple cambio de manos, que se antoja como querer solucionar un problema por el procedimiento de cambiarle el nombre.

    Yo no creo en la lucha de clases ni en luchas de ninguna clase. En las luchas siempre una de las partes sale perjudicada, cuando no las dos. Somos animales sociales, ya no podemos sobrevivir sin organización social. Hasta aquí hemos llegado en manadas, ya fueran estados, ideologías, género, que competían contra otras manadas. Pero pronto llegaremos a un punto en que será necesario algo más, cambiar el modelo competitivo por un modelo cooperativo, cambiar la manada por el hormiguero.

    La lucha de clases es obsoleta e invendible. Sólo podemos triunfar con modelos cooperativos sencillos, prácticos y eficientes. Las nuevas tecnologías están apuntando oportunidades únicas para ello. Dejemos atrás el rencor, la conciencia de los abusos. Es hora de mirar al futuro. Se trata de mostrar la sonrisa, no los dientes. No debemos tener ni provocar miedo. La fuerza ya no sirve, es la hora de la inteligencia. Si no vendemos inteligencia sólo venderemos humo; el humo de los incendios.

    Me gusta

    luciano

    25/05/2016 at 06:03

    • Estimado Luciano,

      Queda claro, por varias cosas de las que escribe que no ha leído casi nada de lo escrito en el blog. Debería tomarse el tiempo para hacerlo, antes de emitir opinión.
      Sobre lo que escribe:

      “para esto hace falta poco menos que una revolución”

      No, hace falta una revolución, hecha y derecha y a nivel internacional.
      Todo lo demás que escribe son simplemente opiniones suyas sin ningún tipo de justificación, empezando por “La lucha de clases es obsoleta e invendible”. Tenga en cuenta que en el día de hoy cuando Macron propone en Francia “contener los salarios” a parte de todo lo ya presentado, esta mostrando a las claras la lucha de clases en su cara más descarnada. Y solo es un ejemplo de tantos en estos días.
      Lo que no entiendo es porque un socialista pequeñoburgués se toma la molestia de escribir acá si estamos todos tan equivocados. Aunque si uno lo piensa desde su punto de vista de “vendernos” ideas queda claro. No gracias, de esa mercadería ya la conocemos y es una porquería.

      Saludos

      Me gusta

      Gerardo Daniel

      25/05/2016 at 10:33

    • Perdone, igual el que no ha leido es usted. Aquí se critica a nuevos partidos porque no persiguen sus utopías y se conforman con pequeños logros. Si su idea de lucha de clases es arañar un poquito más de la tarta, estaría usted pecando de lo mismo que critica. El problema de hacer una revolución es el momento en que le preguntan: ¿para qué?
      Pues bien, esa es la pregunta que yo les he hecho. ¿Qué les hace pensar que su utopía esta vez saldrá bien? Si ni siquiera son capaces de contestar eso, ¿qué revolución esperan?, ¿para qué critican partidos que intentan conseguir algo mientras ustedes siguen predicando en los desiertos?

      Las revoluciones se producen con ideas revolucionarias. ¿Qué idea revolucionaria están vendiendo? Dejen de mirar al pasado y apúntense al futuro. No se puede hacer un mundo nuevo con viejas ideas. Yo busco esas nuevas ideas, que acaben con el viejo mundo. Busco en todos los ámbitos y estudio la mercancía que ofrecen. Trato de aprender y encontrar referéncias útiles entre la vieja quincalla. Ahora visito su mercado, ¿y qué me ofrecen? Viejos sueños que con frecuencia acabaron en pesadillas.

      Para estas cosas soy muy científico, todo tiene sus causas y porqués, y todo debe ser analizado minuciosamente. Por eso estoy aquí, trato de ver si hay algo aprovechable en las ideas que defienden, cúales fueron los obstaculos donde tropezaron, y qué les hace pensar que no sucedería lo mismo la próxima vez.

      Ah, y no me ponga etiquetas; yo estoy más allá de las manadas. ¿Serán capaces de abandonarlas ustedes si encuentro y les propongo algo mejor?

      Me gusta

      luciano

      26/05/2016 at 06:13

    • “Aquí [se refiere a este blog] se critica a nuevos partidos porque no persiguen sus utopías”.
      Por favor, ¿me puede indicar en qué nota publicada en este blog se critica a partidos o políticos porque “no persiguen sus utopías”? Usted, que es tan “científico”, ¿por qué no presenta alguna cita o pasaje en el que se afirme lo que dice que se sostiene en este blog?

      Me gusta

      rolandoastarita

      26/05/2016 at 08:43

    • Estimado Luciano,

      Sigue dejando claro que no leyó el blog, o casi nada, ni la nota, ni mi respuesta. Pero bueno, en eso es libre de hacer como guste.
      Pregunta:

      “¿Qué idea revolucionaria están vendiendo?”

      No vendemos nada, eso es lo que usted no logra entender, no se trata de vender nada. Tal vez si se tomase el tiempo de leer realmente a los que opinan diferente de usted en lugar de andar diciéndonos como tenemos que vivir;

      “Dejen de mirar al pasado y apúntense al futuro.” (Que nivel de arrogancia, por otro lado.)

      Repito, tal vez si se tomase el tiempo de leer a los que piensan distinto, note que digo leer no acordar, tal vez encuentre que si hay algo aprovechable. O tal vez prefiera seguir “vendiendo sus ideas”, tal vez en algún espacio se las compren, acá lo dudo.

      Saludos.

      Me gusta

      Gerardo Daniel

      26/05/2016 at 09:54

    • Señor Astarita: usted critica a partidos como Ziryza y Podemos porque son partidos capitalistas. En el blog se le ha argumentado que si no hay una alternativa (real) o nada mejor por lo que optar, pequeños pasos en el camino correcto es mejor que no dar ninguno. A lo que usted se opone porque “sabe” que nos defraudarán y eso desanimará a las masas para futuras movilizaciones. Yo les he leido. Lo que ya dudo es si se leen ustedes.

      La prueba es que ya les he hecho con esta tres veces la misma pregunta y no saben, no leen o no contestan: ¿Qué alternativa ofrecen a adquirir como usted los llama: “cristalitos de colores”? Criticar sin tener algo mejor que ofrecer se antoja muy mezquino.

      Cuando yo hablo de “científico” me refiero a que tengo el pensamiento aseptico a nada que no sean las pruebas o los resultados. Que no tengo color ni etiqueta, podría decirse. Pero para analizar un hecho, una exposición, unos indicios, o un razonamiento, primero este tiene que producirse. Por lo que si su receta para hacer la revolución es no hacer nada y ni siquiera decir nada, que luego todo se sabe, me parece que con tales ingredientes solo se puede obtener… pues eso, nada.

      Ah, si quiere le puedo repetir la pregunta.

      Me gusta

      luciano

      26/05/2016 at 18:49

    • Repito: usted escribió: “Aquí [se refiere a este blog] se critica a nuevos partidos porque no persiguen sus utopías”. Repito: ¿en qué nota del blog escribí lo que usted dice que afirma el blog?

      Segundo, muy bueno lo de “pequeños pasos en el camino correcto” apoyando a Syriza: esto es, apoyando al partido que aplica el ajuste capitalista y se alía con la extrema derecha para formar gobierno. ¿Qué entiende usted por “camino correcto”? ¿Será un producto de su método científico “aséptico”? ¿O sea, libre de gérmenes patógenos? ¿Es la falta de gérmenes patógenos en su razonamiento la que lo lleva a decir que el ajuste capitalista en Grecia representa “pequeños pasos en el camino correcto”?

      Tercero, ¿quién le dijo que los marxistas no tenemos alternativa al capitalismo? La organización de la economía en base al trabajo cooperativo y del poder político de los productores en base a los consejos es el eje del programa socialista de transformación.

      Me gusta

      rolandoastarita

      26/05/2016 at 20:19

    • Señor Astarita: El camino correcto es el mejor camino entre las opciones a elegir. Tambien puede, como usted, no tomar ningún camino, porque sólo usted sabe el mejor camino (aunque no lo quiere decir, o al menos la parte incómoda, el por qué cuando se tomó ese camino muchas veces sólo llevó al desastre), pero aunque fuera así, el hecho de no tomar ningún camino no lo convierte en el mejor camino, porque no ir a ninguna parte no conduce a ninguna parte.

      Actúa usted como un telepredicador, porque sólo usted ha visto a Dios, sólo usted tiene el bien y la verdad absoluta, y por tanto todo el que se desvíe de esa verdad sólo puede ser un hereje y por tanto sólo puede ser criticado. Deje en paz otros movimientos, otros proyectos, otras creéncias, y céntrese en el suyo, que por lo que le cuesta responder al respecto, no lo tiene que tener muy claro.

      Viene aquí a debatir, a encontrar puntos en común, o mejor aún, puntos de controversia y debate. Pero para eso hace falta un rival, una idea, un proyecto. Y me encuentro gente que falta al respeto a todos los demás, que me etiquetan y me dicen que mis ideas son una basura, aunque no tengan ni idea de cuales son esas ideas, y por encima de todo, que no deben dar para mucho cuando son incapaces de responder a una simple pregunta.

      ¿Quiere que se la repita?

      Por cierto, sepa que aquí en España se califica a Podemos como “izquierda radical” y “comunista”, con lo que muchas veces me tengo que enfrentar a quienes dicen que el comunismo sólo lleva al desastre. Y mira que tuve la feliz idea de que tal vez aquí pudiera encontrar nuevos y más poderosos argumentos que poner en batería. Pero igual es al revés y aquí conseguirán que les de la razón a aquellos.

      Me gusta

      luciano

      27/05/2016 at 05:06

    • Jamás dije que sus ideas sean “basura”. Simplemente digo que son ideas burguesas, más precisamente, las típicas del socialismo burgués. Por favor, no disimule. Usted dijo que apoyar a Syriza, que aplica el programa de ajuste capitalista e incorpora a la ultraderecha el gobierno, es “dar pasos en la dirección correcta”. Esa idea, que usted defiende, la califico de burguesa y funcional al sostenimiento de la explotación del capital. Agrego: lo mismo sostengo con respecto a los que defienden políticas como la del chavismo.

      Segundo, el socialismo basado en las ideas de Marx presenta una alternativa frente al stalinismo y al capitalismo de Estado. Que a usted no le guste no lo habilita a decir que el marxismo no tiene alternativa frente al capitalismo.

      Por supuesto, la idea “no hay alternativa” (al programa del capital) fue clave en el mensaje del neoliberalismo, en especial a partir de 1989. Fue uno de los sloganes preferidos de Tatcher, y aquí de Menem, a comienzos de los 1990. Hoy es también el argumento central en Argentina del ajuste a lo Macri. Por eso lo suyo no es novedoso ni siquiera en esto. Repite la vulgata de la clase dominante.

      Por otra parte, jamás dije ni diré que esa idea (que fue machacada insistentemente por los medios de comunicación) es “basura”. Es propaganda ideológica y política a favor de la dominación del capital, y como tal hay no hay que minusvalorarla. Una idea que ustedes actualizan a cada paso: cuando Syriza aceptó el plan de Bruselas Tsipras también dijo “no hay alternativa”.

      Naturalmente, a todos los que dicen, como usted, que “no hay alternativas” les conviene descalificar cualquier crítica radical. Usted le agrega un repugnante matiz: los que no aceptamos el “no hay alternativa” (al capitalismo) tenemos el pensamiento infectado por gérmenes patógenos. Argumento que ya fue adelantado por muchos regímenes represivos: todo el que se opone y critica, todo el que no acepta lo establecido, debe estar loco, o poco menos.

      Por último, su afirmación “usted como un telepredicador, porque sólo usted ha visto a Dios” termina de calificarlo. Lo lamento por usted.

      Me gusta

      rolandoastarita

      27/05/2016 at 09:16

    • Usted no entiende o no quiere entender. La alternativa a no apoyar movimientos como Podemos o Ziryza es apoyar a los contrarios, todos a la derecha, o hacerlo a grupos minoritarios que, al menos en España, no tienen la menor oportunidad. Lo cual equivale a desperdiciar el voto y hacerle el juego al sistema establecido, que es lo que usted dice combatir.
      Igual me equivoco, pero si ambas alternativas son peores, optar por la que queda debe de ser “avanzar en la dirección correcta”.

      Yo no he dicho que no me guste el marxismo. Lo que le he preguntado ya unas cuantas veces (y siempre se resiste a responder) es por qué piensa que ha de ser efectivo donde otras veces ha fracasado. Yo no he dicho que no haya alternativa al capitalismo, sino que ahora mismo no la hay, y como traten de venderla como me la están vendiendo a mí, me parece que no la habrá por mucho tiempo.

      Le contaré algunas cosas, a ver si por fin entiende un poco. Durante la guerra civil, siempre hubo mucha tensión entre las distintas facciones de izquierda, tanto que en plena guerra, en sitios como Barcelona se liaron a lios entre ellas. ¿Eso ayudó en algo a los obreros o al anticapitalismo? No. Provocó un desánimo y una desilusión total, además de un caos y una desconfianza monumental.

      La izquierda, desde que pudo volver a España, siempre ha estado fragmentada, atomizada, cada uno a lo suyo, mientras la derecha ha estado unida como un bloque, tanto es así que aquí apenas hay algún partido que represente a la ultraderecha. ¿Esa división ha beneficiado en algo a los obreros o al anticapitalismo?

      Ahora por fin, la izquierda que todavía merece ese nombre, se está agrupando en un bloque sólido para las elecciones. ¿Y despues de esto se permite usted decirnos que el camino correcto es seguir yendo cada uno a lo suyo, que el camino correcto es desanimar a los que luchan por el fin de los recortes, por combatir la corrupción, por reactivar la enseñanza y la cultura. Que el camino correcto no es cambiar la ley electoral que da mucho más peso a los partidos mayoritarios y a la “España profunda” inculta, pobre y reaccionaria. Que impide que las corrientes minoritarias, como la que usted defiende, pueda alguna vez estar representada en el parlamento y pueda tener voz?. ¿Eso tampoco es avanzar en la dirección correcta?

      Le contaré tambien otra cosa: mi madre ha sido muy afectada por los recortes en sanidad efectuados por el presente gobierno. Si no hubieran sido hechos, si otro hubiese estado en el poder, las cosas para ella puede que hubieran sido muy distintas. Para ella ya es tarde, el daño está hecho, pero en los siguientes cuatro años mucha gente podrá ser afectada como lo fue ella. ¿Defender a tu gente o a quienes defienden a tu gente tampoco es caminar en la dirección correcta?

      La incultura aquí, sobre todo entre la gente mayor es pavorosa. La “educación” franquista todavía sigue rindiendo sus frutos. Y el presente gobierno hace lo que puede por abonarlos. Revertir eso, mejorar la calidad de la enseñanza para que en vez prejuicios y cerrazón se cosechen cultura y abertura a ideas como las que usted defiende, ¿tampoco es caminar en dirección correcta?

      No pretenda dar lecciones si ni siquiera es capaz de dar respuestas.

      Me gusta

      luciano

      27/05/2016 at 14:46

    • No tema, lo entiendo y muy bien. No es difícil lo suyo. Es lo que repite el reformismo burgués desde que es reformismo burgués. “La alternativa a no apoyar movimientos como Podemos o Ziryza es apoyar a los contrarios, todos a la derecha, o hacerlo a grupos minoritarios que, al menos en España, no tienen la menor oportunidad”. O sea, apoyar a Syriza para que aplique el plan de austeridad de Bruselas en compañía de la ultraderecha griega; o apoyar a cualquier partido burgués que aplique el mismo plan. “No hay otra alternativa porque lo demás es minoritario, o no puede ganar”. Con una diferencia: convocando a apoyar, por izquierda, a los Syriza de turno, llevan a la gente a la desmoralización, desacreditan las ideas del marxismo y contribuyen a sostener al capitalismo.

      Por eso gente como usted está tan empeñada en que no existan voces críticas, gente que diga en voz alta que ustedes son funcionales a que todo siga como está. Lo más lamentable es que nunca asumen las responsabilidades de lo que hacen. Podemos, al que usted defiende, apoyó plenamente al chavismo. Ahora Podemos mira para otro lado, como hacen todos los oportunistas que elogiaron a ese “socialismo” del lumpen burgués, los milicos y la alta burocracia del capitalismo de Estado. Que, por otra parte, es lo que hicieron toda la vida los PC, aquí en Argentina y a nivel mundial. Con esta historia a la vista, ¿cómo no lo voy a entender a usted, que no tiene siquiera un gramo de originalidad al presentar el eterno argumento del oportunismo?

      Me gusta

      rolandoastarita

      27/05/2016 at 16:01

    • Señor Astarita: Llevamos casi cuarenta años de democracia en los que no ha estado Podemos. Cuarenta años en que no ha sido “oportunista”, ni ha “desmoralizado” ni “desprestigiado” a nadie, ni ha “contribuido a sostener” al capitalismo. ¿Y qué se ha conseguido? ¿Han temblado en algún momento los cimientos del capitalismo? ¿Qué sugiere, que sigamos con la misma receta y esperemos otros cuarenta años más a ver si esta vez tenemos más “suerte”?

      Cuando le hablé de los disparos en Barcelona durante la guerra civil, no fue sin una razón. Cuando usted empezó a disparar contra Podemos, pensé: -ya estamos otra vez, perdiendo la razón, la fuerza y la vida bajo el “fuego amigo”-. ¿Aquello sirvio para combatir el fascismo y el capitalismo o para todo lo contrario? ¿Qué piensa, que los fascistas y capitalistas temblaron al enterarse o que se rieron a más no poder?
      Aquello sin duda adelantó el final de la guerra, puede que lo suficiente para no enlazar con la que vendría y en la que hubiéramos combatido como aliados.

      Bah, pensará usted, si eran capitalistas igual o más. Ya, seguro que se las habrían arreglado como en Italia para que no hubieramos sido comunistas. Pero hubiéramos sido libres. Cientos de miles de huesos no seguirían en las cunetas para nuestra verguenza. Ya sé que a usted todo eso le da lo mismo. Pero a nosotros no. Aquellas balas todavía nos duelen.

      Por otra parte, dice uno de nuestros más destacados intelectuales que quien discute apoyandose demasiado en las etiquetas es porque cojea de conocimientos o razones. Me gustaría que viniera aquí a llamar “reformistas burgueses” a quienes hacen cola en el paro o para recibir comida. Avíseme, no quiero perdérmelo.

      No creo que tenga usted más necesidades, más urgencia, más desesperación que esa gente. Desde esa perspectiva sus ideas son como brillantes juguetitos que exhibir con orgullo, sin el agobio de la incertidumbre y la precariedad, sin tener que desenvolverse ni chapotear en el barro de la realidad. Un entretenido pasatiempo, nada más. Nada se juega con ellas. Así es muy facil hablar, darles consejos y reprimendas a la gente. Y etiquetar como quiera a gente que seguramente viva mucho peor que usted.

      Me habla de responsabilidad. Como si usted estuviera exento de ella. Como si alguien que se abstiene no fuera responsable de su abstención y los resultados que conlleven. Como si un testigo de un accidente no fuera responsable de abstenerse de actuar. Como si alguien no fuera responsable de buscar siempre la mejor opción para sí y los suyos. Como si abstenerse no fuera una opción, que sólo podría ser la mejor cuando dejar que otros decidan por tí sea lo mejor. Como si según está dispuesta la ley electoral en Éspaña, votar donde yo lo hago a partidos como el suyo, en caso de que los haya, no sea igual que abstenerse.

      Me gusta

      luciano

      29/05/2016 at 05:10

    • Más de lo mismo: como hoy no se puede acabar con el capitalismo, hay que apoyar a partidos que son funcionales al capitalismo (en especial a aquellos que engañan a la gente y llevan a la desmoralización).
      Es el “sentido común” de todos los socialismos burgueses y pequeño burgueses. Con ese “sentido común” llevaron al desastre en Venezuela, a Syriza aplicando planes de austeridad en Grecia, y antes a todas las gestiones socialdemócratas y stalinistas en apoyo del capitalismo.

      Sobre mi actuación como defensor del socialismo no tengo por qué discutirla con usted, ni darle explicaciones. Por otra parte, ni siquiera entiendo qué le puede interesar de la teoría marxista. No encaja para defender cosas como Podemos, Syriza o el chavismo. Para eso basta con lumbreras como Pablo Iglesias, Tsipras o Chávez. Hasta ahí llegan ustedes. Como decía Hegel, la magnitud de pérdida de un espíritu se mide por aquello en que se satisface. Lo suyo lo confirma con creces.

      Me gusta

      rolandoastarita

      29/05/2016 at 10:53

    • Pues si, más de lo mismo: “Sólo yo tengo razón, porque yo lo valgo, porque no pienso dar explicaciones, no sea que puedan rebatírmelas y me apeen de mi olimpo donde yo solito me he autoencumbrado, cubierto de laureles por todos los logros y triunfos que he conseguido para la humanidad” “Como solo yo he visto la luz y todos los demás sois unos burgueses ignorantes, aquí sigo en mi altar dedicado a mí mismo cuidando la velita con la que sueño que un día habrá de iluminar al mundo”

      ¿Y usted se dice Marxista? ¿Acaso no ha leido donde dice: -“…Y allí donde no podamos conseguir nuestros objetivos por nuestros propios medios, nos uniremos a aquellos movimientos que más combatan a nuestros enemigos y más nos acerquen a nuestros objetivos.”- Pero claro, ese ignorante burgues no le tenía a usted para que le iluminara y no anduviera por ahí desmoralizando, desprestigiando y contribuyendo a sostener al capitalismo.
      No, no ha debido leerlo mucho, puesto que también dice: “proletarios del mundo, unios”. No dice: “proletarios del mundo combatiros y meteros los unos contra los otros” Pero ¿qué sabrá ese pobre de espíritu?, ese conformista que sólo hizo que afianzar el capitalismo. Nada parecido a lumbreras como usted que tiene a todos los magnates capitalistas sin poder dormir, temblando de terror ante la acongojante amenaza de sus diátribas contra Podemos, con las que su imperio está a punto de irse al traste.

      Me gusta

      luciano

      29/05/2016 at 12:14

    • ¿Por qué no hace el esfuerzo de responder los argumentos y explicar los HECHOS? Syriza subió al gobierno prometiendo acabar con los ajustes y reactivar la economía. Terminó aliado con la ultraderecha, aplicando el ajuste dictado por Bruselas y desmoralizando a la gente.

      Podemos aplaudió al chavismo, que llevó al pueblo venezolano al desastre.En lugar de responder con argumentos, sigue con imbecilidades que nada tienen que ver (“ese ignorante burgués no le tenía a usted para que le iluminara y no anduviera por ahí desmoralizando, desprestigiando y contribuyendo a sostener al capitalismo”). ¿Es todo lo que le sale? Se lo repito: Podemos, con Pablo Iglesias a la cabeza, dio pleno apoyo al chavismo, esto es, a un régimen asentado en la lumpen burguesía, los milicos y la burocracia estatal que llevó el país al desastre y a la desmoralización. ¿Qué tiene que ver en todo esto mi posición personal? Nada. ¿Por qué se mete con esto? Solo para embarrar y confundir, porque no puede responder.

      Más todavía, he dicho que las socialdemocracias y los stalinistas han llevado a los trabajadores a la frustración, y se han convertido en apoyos efectivos del capitalismo. ¿Qué responde a esto? Pues nada. ¿Qué tiene que ver con este argumento el que yo sea o no sea “lumbrera”, y pavadas por el estilo? Respuesta: nada que ver. ¿Por qué se mete con esto? Respuesta: porque no tiene nada que decir.

      El hecho es: todos estos socialismos burgueses y pequeño burgueses, que usted apoya, han sido funcionales al sostenimiento del sistema capitalista. Es la función que objetivamente ha cumplido el oportunismo burgués.

      Me gusta

      rolandoastarita

      29/05/2016 at 12:47

    • Señor Astarita: yo si quiere le respondo, lo que usted no ha sido capaz de hacer ni hará. Dice que Siryza se alió con la derecha. Pues bien, ¿y qué? ¿Cree usted que si Podemos se hubiera aliado con el gobierno del Partido Popular habría conseguido un perceptible giro a la izquierda de sus políticas? ¿Qué medidas de las adoptadas por Ziryza podrían calificarse como de “extrema derecha”. A usted le gustan mucho las etiquetas. La Unión Europea supuestamente no es de ultraderecha y ahí tiene su política respecto a los refugiados. Porras, alambradas y gases (por ahora todavía lacrimógenos).
      Dice que aprobó las medidas de austeridad. Que yo sepa era el único que estaba contra ellas. Por lo que no había muchas mejores opciones, ¿no cree? Aquí si entiendo y podemos aplicar su argumento que desmoraliza, porque la próxima vez nadie tendrá demasiada confianza no ya en sus promesas, sino en la de otros. Pero da la casualidad de que yo no tengo bola de cristal, y debo juzgar por los programas e intenciones que manifiestan. Si desconfio de ellos, ¿por qué tendría que creerle a usted si presenta un programa marxista? Usted no nos fallaría y desarrollaría lo prometido punto por punto, ¿verdad? Pues resulta que usted es ni más ni menos que como los demás, y si le creo a usted, tendré que creer a los demás, y si no creo a los demás, no tengo por qué creerle a usted.

      Por eso, cuando critica a Podemos antes de empezar a hacer nada, con los mismos argumentos podría criticarse cualquier propuesta que haga usted. El conocimiento supranatural, la iluminación y el saber el futuro es lo que tiene. De hecho a usted se le podría criticar con más motivo, porque su modelo no se ha lucido precisamente en el pasado y se niega a responder por qué cree que habria de triunfar en el futuro. Siento decirle que no es Podemos ni la socialdemocracia los que han desprestigiado su movimiento, lo han hecho ustedes mismos y ganándoselo a pulso. Conque menos lobos.

      Dice que Podemos apoyó al chavismo. Efectivamente eso no tiene vuelta de hoja, es lamentable por donde quiera que lo mires. Salvo por un punto: yo no señalaría al partido, que entonces no existía, ya que luego más que apoyar, tratan que les dejen escurrir el bulto, sino a sus dirigentes. ¿Que es lo mismo o como si lo fuera? Pues no lo creo. Para todo mi entorno esa relación es un marrón en toda regla que nos perjudica enormemente. Entre las bases ni siquiera se plantea un sólo punto de políticas chavistas. De hecho ni siquiera se quiere oir hablar de ello.
      Por otra parte, el desastre de Venezuela no se debe por si solo a las políticas chavistas, sino a la mala aplicación de las mismas, a la incompetencia y a la corrupción, y a que fueron más dañinas y onerosas las politicas clientelares y rentistas asociadas al régimen que al programa social en sí, demasiado ambicioso y catastróficamente ejecutado. ¿Se podía haber previsto todo esto? A toro pasado todos toreamos muy bien. Y tampoco hay que olvidar de dónde venía Venezuela. Que parece que petróleo y riqueza sólo tenía ahora. Y en tantas décadas con petróleo y sin chavismo tampoco parece que le haya ido muy bien. Y si tengo que elegir entre alguien que quiere y no sabe, y otro que sabe y no quiere. Pues yo personalmente, a falta de bola de cristal, casi preferiría al primero.

      También dice que estos partidos le hacen el juego al capitalismo. Pues dejeme decirle una cosa: yo practicamente he nacido con la democracia, y en toda mi vida no he visto nada parecido a lo que está ocurriendo ahora, un hostigamiento tan brutal, tan constante, una belicosidad tan feroz, sin reparar en medios ni maneras, hacia un movimiento político. Me da a mí que el capital y quienes lo representan no están tan convencidos como usted de que tal movimiento sólo “contribuye a sostener el capitalismo”. Con la pasta que se están gastando en periodistas, redes sociales y hasta algún que otro juez, no apunta precisamente a eso, no.

      Me gusta

      luciano

      30/05/2016 at 04:45

    • No es capaz de responder un solo argumento. La cuestión clave es: ¿por qué desde la teoría marxista se pudo afirmar que el programa chavista, o el de Syriza, iban al desastre? Pregunta que se puede ampliar a todo el resto de los programas, partidos y movimientos del socialismo burgués o pequeño burgués (y en América Latina abundan).

      Como no puede responder el HECHO de que Syriza está aplicando un programa burgués de salida a la crisis. Su impotencia para presentar argumentos llega al extremo cuando dice: “Siryza se alió con la derecha. Pues bien, ¿y qué?”. Para su información, la extrema derecha agrega a la defensa del capital, la xenofobia y el racismo. ¿Está enterado de eso?

      Además, un partido, candidato o movimiento puede ser atacado por el establishment burgués, sin por eso tener un átomo de progresividad. Algún ejemplo: el gobierno de Isabel Perón fue muy criticado por la burguesía, y era un gobierno ferozmente enemigo de los trabajadores, semi-fascista. Otro caso: hoy Trump no es apoyado por el establishment burgués, y esto no quita que Trump sea un elemento de derecha.

      Por último, repito que TODA la experiencia histórica ha demostrado que los socialismos burgueses (la socialdemocracia en primer lugar) fueron reaseguros del sostenimiento del capitalismo. Es lo que avala usted. Repito: el rol objetivo que cumplen es desmoralizar con mentiras y espejitos de colores. Repito: Syriza sabía perfectamente que no tenía receta para salir de la crisis manteniéndose en el euro y sin aplicar medidas de austeridad. Repito: llevaron al pueblo griego a la frustración y el callejón sin salida. Repito: con el aplauso de gente como usted.

      Me gusta

      rolandoastarita

      30/05/2016 at 11:28

    • Jajajajaja, que no respondo a ningún argumento, dijo el que todavía no ha respondido ni a la pregunta que le he repetido en todos los comentarios.

      Dice que usted ya podía preveer lo que iba a hacer Zyriza. Bueno, ¿y qué? Alguna duda tendría, ¿no? Lo que no había ninguna duda es lo que iba a suceder si optaba por el resto de alternativas. Que si lo recuerda es lo que trato de decirle; no es tanto lo bueno o malo que sea Zyriza, sino que sea la mejor opción o no lo sea. Aunque ya empiezo a comprenderle… Usted lo que quiere es que no apoyemos a Zyriza ni a ningún partido de izquierda para que los capitalistas puedan hacer lo que les de la gana, opriman al pueblo todo cuanto quieran y más, para que al fin las masas proletarias, hambrientas y desesperadas asalten los palacios de inviernos.

      Para que pueda llegar su “paraiso” primero tiene que haber un infierno opresión, injusticia, hambre y humillación. Eso es lo que usted ofrece. Eso sí que se merece no ya un aplauso, sino una ovación. ¿Y luego? Esa es la pregunta que se resiste a responder, porque ya sabemos lo que sigue. Si ahí se le avería la bola de cristal o no sintoniza bien la señal, ya se lo explico yo: Después de muchas muertes y mucho horror, se logra arrebatar el poder por la violencia, pero para ello los líderes políticos tienen que convertirse tambien en líderes militares, o cederle protagonismo a quienes lideren la lucha militar. Y el que pierde a sus compañeros y deja su sangre por conseguir el poder, tiende a considerarlo como algo ganado, es decir, algo suyo, algo que le pertenece por derecho.
      De todas formas el poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolutamente. Y ahí tiene el ejemplo de la revolución francesa. No eran un puñado de obreros y campesinos, incultos y embrutecidos. Eran una élite cultural, sabían todo lo que tenían que saber para reconstruir las estructuras del estado con las modificaciones que quisieran. Y a pesar de todo, ya sabe cómo acabó.

      Eso es lo que nos ha enseñado TODA la experiencia histórica. Y ahora a ver si se aplica el cuento y en vez de pedir respuestas a los demás, da alguna usted para variar.

      Me gusta

      luciano

      30/05/2016 at 13:02

    • “Usted lo que quiere es que no apoyemos a Zyriza ni a ningún partido de izquierda para que los capitalistas puedan hacer lo que les de la gana, opriman al pueblo todo cuanto quieran y más, para que al fin las masas proletarias, hambrientas y desesperadas asalten los palacios de inviernos”.

      Seguramente por esta razón también Marx criticó a los socialismos burgueses y recomendó a la clase obrera que no los apoyara. Realmente, cuando se llega a este nivel de imbecilidad en la argumentación, no respondo. Lo suyo son los Pablo Iglesias, Chávez y Tsipras.

      Me gusta

      rolandoastarita

      30/05/2016 at 13:09

    • Estimado Luciano, ¿busca un programa económico viable de la izquierda marxista? No lo tenemos. Es así de sencillo. Por eso ganan los Podemos y Syriza. La izquierda tiene un programa político, pero no tiene un programa económico superador de la planificación soviética. No lo tiene en la experiencia práctica (dado que no ha habido revoluciones socialistas post 1991) y no lo tiene en forma científica (es decir, tengo estos datos, tengo esta organización social, si hago tal cosa, las posibilidades económicas son X, Y, Z), sino que se repiten consignas bíblicas.

      Es lamentable, y siempre digo que tal vez mi problema es que soy programador y trato de pensar todo algorítimicamennte, pero creo que no hay forma hoy de reorganizar una sociedad más o menos racionalmente sin encarar el asunto técnicamente, muy concienzudamente, superando sólo el asunto meramente político.

      La política, desde este punto de vista, es relativamente fácil. Con poder, coerción y un poco de legitimidad, retener el poder no es difícil. Lo demás, las relaciones económicas de millones de personas, es lo realmente difícil de coordinar y reorganizar hacia una sociedad distinta, y es el aspecto en el que NO HAY IDEAS NUEVAS.

      Me gusta

      Hernan

      30/05/2016 at 16:13

    • Señor Astarita: No trate de hacerse el digno, usted no responde porque no tiene respuestas. Usted no responde porque no puede rebatir los argumentos, no porque estos sean estúpidos. Se lo he dicho muchas veces: yo no es que apoye a Tsipras, Chavez e Iglesias, alguno de estos ya he manifestado que ni en broma. Pero usted no lee. No argumenta. No tiene propuestas, sólo critica, sin proponer alternativas. Que le vuelvo a repetir que es la clave. Deme una alternativa mejor a Tsipras e a Iglesias que no sea tirar mi voto a una papelera. Deme una alternativa que no vaya contra la democracia.

      Para usted que es tan listo y no dice nunca estupideces no debe ser tan dificil. Iluminenos con su suprema sabiduria.

      Me gusta

      luciano

      31/05/2016 at 04:21

    • Según gente como usted, Marx habría escrito El Capital y criticado la explotación capitalista para que los oportunistas voten a partidos que defienden la explotación capitalista llamándose a sí mismos socialistas. ¿Sabe que hace un marxista cuando no hay alternativas a las alternativas capitalistas? Respuesta: no apoya a ninguna. Si es una votación, no vota o vota en blanco. Esto es mejor que dar el apoyo a un Syriza, o similares. Esto es, un marxista hace lo que no sabe hacer el oportunista.

      Por último, reitero que el argumento “Usted lo que quiere es que no apoyemos a Zyriza ni a ningún partido de izquierda para que los capitalistas puedan hacer lo que les de la gana, opriman al pueblo todo cuanto quieran y más, para que al fin las masas proletarias, hambrientas y desesperadas asalten los palacios de inviernos” es de un nivel de imbecilidad difícil de igualar.

      Me gusta

      rolandoastarita

      31/05/2016 at 08:49

    • Agregado: En otro comentario escribí:
      “Como hoy no se puede acabar con el capitalismo, hay que apoyar a partidos que son funcionales al capitalismo (en especial a aquellos que engañan a la gente y llevan a la desmoralización).
      Es el “sentido común” de todos los socialismos burgueses y pequeño burgueses. Con ese “sentido común” llevaron al desastre en Venezuela, a Syriza aplicando planes de austeridad en Grecia, y antes a todas las gestiones socialdemócratas y stalinistas en apoyo del capitalismo”.

      Es el argumento central de la nota, que sigue sin respuesta de su parte.

      Me gusta

      rolandoastarita

      31/05/2016 at 09:08

    • Nuevo agregado: En otro comentario volví a escribir:
      “TODA la experiencia histórica ha demostrado que los socialismos burgueses (la socialdemocracia en primer lugar) fueron reaseguros del sostenimiento del capitalismo. Es lo que avala usted. Repito: el rol objetivo que cumplen es desmoralizar con mentiras y espejitos de colores. Repito: Syriza sabía perfectamente que no tenía receta para salir de la crisis manteniéndose en el euro y sin aplicar medidas de austeridad. Repito: llevaron al pueblo griego a la frustración y el callejón sin salida. Repito: con el aplauso de gente como usted”.
      De nuevo, es el argumento central de la nota, que sigue sin respuesta de su parte.

      Me gusta

      rolandoastarita

      31/05/2016 at 09:10

    • Agregado: En otro comentario escribí:
      “he dicho que las socialdemocracias y los stalinistas han llevado a los trabajadores a la frustración, y se han convertido en apoyos efectivos del capitalismo. ¿Qué responde a esto? Pues nada. ¿Qué tiene que ver con este argumento el que yo sea o no sea “lumbrera”, y pavadas por el estilo? Respuesta: nada que ver. ¿Por qué se mete con esto? Respuesta: porque no tiene nada que decir.

      El hecho es: todos estos socialismos burgueses y pequeño burgueses, que usted apoya, han sido funcionales al sostenimiento del sistema capitalista. Es la función que objetivamente ha cumplido el oportunismo burgués”.

      Es el argumento central de la nota, que sigue sin respuesta de su parte.
      En definitiva, a esta altura empiezo a pensar seriamente que usted, o es un diletante que habla por hablar sin responder y tratando de ensuciar y desviar los argumentos, o es un trol. En cualquier caso, hasta aquí llegamos.

      Me gusta

      rolandoastarita

      31/05/2016 at 09:14

    • Señor Hernán: La teoría marxista está basada en un error, que no afecta demasiado a su concepción económica pero que tiene graves efectos en su dimensión política.

      Cuando define la plusvalía como el tiempo de trabajo que el capitalista no le paga, o le roba al trabajador, incurre en un grave error. El capitalista acuerda con el trabajador un pago por su trabajo, que suele ser más estable que el resto de condiciones. Es decir: es más facil que cambie el precio de la tela, el mineral, o la materia prima con que trabaje, que este sueldo. Y todas esas condiciones tienen incidencia en la plusvalía. Por lo que la cantidad de tiempo que el capitalista le “roba” al trabajador, fluctuaría junto a estas condiciones.
      También ocurriría que a un trabajador más productivo el capitalista le “robaría” más tiempo que a un trabajador que produce menos. Es ilógico en cuanto que ambos están el mismo tiempo, que en teoría es lo que el capitalista les paga.

      En realidad todo es mucho más simple: Plusvalía es la diferencia entre precio de venta y precio de coste, entre los que esta incluido el de los trabajadores. La plusvalía se “roba” al “mercado”, no a aquellos. Si así fuera, daría igual lo que se fabricara en tanto se pudiera explotar lo suficiente a los trabajadores. Pero no es así, si el mercado no valora el producto por encima de su valor de coste, no habrá plusvalías ni aunque no les pague a estos trabajadores. Es tan absurdo que en una empresa donde los trabajadores fueran los propietarios, se encontrarían que se estarían robando tiempo… ¡a sí mismos!

      Y en el plano, digamos político, muchos más. Pasan por alto que apenas llevamos entre 20 y 30.000 años de homo-sapiens. Es decir, apenas hemos dejado de ser animales (si hemos dejado de serlo), todavía estamos profundamente dominados por instintos. ¿Y eso qué supone? Pues que al igual que los animales estamos más influenciados por los estímulos a corto plazo que por los beneficios que puedan venirnos de planificar a largo. “Panem et circenses” en definitiva. “Pequeño burgues conformista” o pongales la etiqueta que quieran, pero el común de la gente en tanto no le falte las comodidades que expresan ese “pan y circo” no se lanzarán en busca de sueños por muy beneficiosos que sean.

      Luego está otra característica: el concepto grupal y el individualismo. Nos comportamos exactamente igual que cuando estábamos en tribus y manadas. Mientras nuestra supervivencia o condiciones de vida dependen de esa conciencia de grupo, pensamos y actuamos como un grupo. Pero en todo lo demás somos enormemente individualistas. Así ocurre que mientras nuestros derechos como trabajadores o como grupo dependen de la cohesión de éste, actuaremos y pensaremos como tal. Pero si prosperamos y ya no necesitamos al grupo para sobrevivir ni afecta a nuestras condiciones de vida, tenderemos a pensar y actuar de un modo más individualista.
      Es decir: los capitalistas, los privilegiados, no son una raza aparte, no son más malvados que el resto, no tienen nada más especial que la posición que ocupan. Por tanto cuando alguien llegue a esa posición, sentirá todas las circunstancias e influencias que afectan a estos, de modo que tenderá a comportarse como aquellos en mayor o menor medida. Yo lo llamo “efecto Napoleón”; cuando Napoleón escapó de Elba y volvió a Francia, mandaron fuerzas y ejércitos a pararle, y lo unico que consiguieron es que se unieran a él. Por eso nunca dominarán el capitalismo escalando por él, tendran que talarlo desde abajo.

      Por todo ello no conseguirán que las gente les apoye en tanto no haya un cataclismo, una conmoción o un acontecimiento determinante. Vamos, que el capitalismo colapse. Y puede que lo haga muy pronto, más pronto de lo que creen. Pero eso no nos solucionará mucho, porque aparte del dolor y los dramas que ocasionará, aunque lograran imponerse lo más probable es que ello no nos llevara al sueño, sino a la pesadilla.
      Otra característica humana es el ansia de poder. Y nada produce más sensación de poder que el disponer de la vida y la muerte de la gente a tu capricho. Por eso yo siempre digo que no sabemos nada del comunismo económico porque nunca se ha dado. Conocemos el comunismo autoritarista porque siempre se tuvo que imponer mediante la violencia y nunca supo renunciar a esta y a la autoridad que otorga. Por eso les pregunto qué les hace pensar que si tienen una nueva oportunidad esta vez resultará bien. La experiencia demuestra que los instintos muchas veces son más fuertes que las ideas. No infravaloren esto o cometerán los errores de antaño.

      ¿Entonces qué hacer? Usted mismo ha dado la clave. Nuevas ideas que puedan venderse. Ustedes no logran vender sus maravillosas ideas a la gente y culpan a la gente de ello. Pero es más facil adaptar las ideas a lo que la gente demanda, que adaptar a la gente a lo que demandan sus ideas.

      Me gusta

      luciano

      31/05/2016 at 05:52

    • Agregado: Además de no argumentar, habla del marxismo como si supiera. Escribe: “Cuando [Marx] define la plusvalía como el tiempo de trabajo que el capitalista no le paga, o le roba al trabajador, incurre en un grave error. El capitalista acuerda con el trabajador un pago por su trabajo, que suele ser más estable que el resto de condiciones”.
      Ignorancia exhibida con desfachatez y agresiones de todo tipo para que se olvide lo principal: la defensa del voto a un partido como Syriza que pidió el voto con la promesa de no aplicar el ajuste y reactivar la economía, y terminó aplicando el ajuste recetado por Bruselas y llevando a la gente a la desmoralización. Que es el eje de la nota. Como sucede con todos los oportunistas partidarios del socialismo burgués, jamás van a hacer un balance honesto y de frente de lo que hicieron y recomendaron.

      Me gusta

      rolandoastarita

      31/05/2016 at 08:56

  28. “En última instancia los ciudadanos españoles no tendremos la libertad de elegir la política económica que nos gobernará a partir del 26 de junio. Previsiblemente tendremos cambio de Gobierno, pero se tratará de un Ejecutivo -cualquiera que sea su composición futura- que no podrá aplicar el programa electoral con el que fue elegido. Para frustración ciudadana, otro Gobierno no desembocará en otra política económica, so pena de abrir una fuerte tensión con Bruselas y con los líderes del club al que pertenecemos voluntariamente, el euro, de consecuencias difíciles de pronosticar. Estrechamiento de la democracia en la era de la globalización”. Palabras de Joaquín Estefanía, ex Director del periódico El País (España), publicadas en la edición del 24 de mayo de 2016 ante las próximas elecciones generales en España.

    Me gusta

    José

    25/05/2016 at 15:49

  29. Si en Grecia u otro país europeo se diera una revolución en la cual las empresas pasaran a estar gestionadas o controladas por los trabajadores, sería posible salir del euro y que los obreros dueños de las empresas subieran sus sueldos acorde a la previsible inflación? Podrían evitarse así los efectos negativos de la inflación monetaria sobre las masas? Es una idea que se me ocurrio hace unos días pero intuyo que es un tanto simplista. Si no andas muy atareado me gustaría conocer tu opinión a esta “solución” Rolando.
    Un saludo!

    Me gusta

    David

    27/05/2016 at 10:31

  30. Amigo luciano:

    “Deje en paz otros movimientos, otros proyectos, otras creéncias, y céntrese en el suyo”

    Su petición es improcedente. Los comunistas no podemos callarnos ante el colosal engaño que ha cometido Syriza en contra de los trabajadores que confiaron y votaron por dicha organización. No podemos callarnos ante las falsas ilusiones y promesas y ante las mentiras que fomentan los “Podemos” de todo el mundo. Parte de mi activismo político es desenmascarar y desmentir a estos grupos en los espacios populares donde actúo, muchas veces como una voz solitaria. Lamento decirle que es casi imposible que encuentre un militante sensato que tome en serio su recomendación.

    “Lo que le he preguntado ya unas cuantas veces (y siempre se resiste a responder) es por qué piensa que ha de ser efectivo donde otras veces ha fracasado.”

    ciertamente, toda una oleada de revoluciones pro socialistas terminaron en el fracaso en el siglo XX. ¿Acaso no es atinado pensar que los revolucionarios pueden sacar lecciones de esas derrotas y estar mejor preparados programaticamente para una segunda oleada que inevitablemente vendrá? Por mi parte reivindico las alternativas (que no son nuevas) de todo el poder a los concejos obreros y las asambleas populares y el pueblo armado, alternativas que no se pusieron en practica en ninguna de las revoluciones del siglo pasado. De manera que no se puede decir que estas fracasaron.

    “Yo no he dicho que no haya alternativa al capitalismo, sino que ahora mismo no la hay”

    Ud. se equivoca (con respeto se lo digo). Si hay hay alternativa al capitalismo. El que no sea posible “ahora mismo” convocar a un levantamiento revolucionario del pueblo contra la burguesía en Europa, no significa que esta forma de lucha sea inviable. La llamada Primavera Árabe, las luchas revolucionarias en Nepal, el Kurdistan, La India, etc. son manifestaciones claras que demuestran que los explotados del mundo no tienen alma de esclavos. Una revolución se prepara en varios años, para ello es imprescindible desenmascara a los “socialismos” burgueses y pequeño burgueses.

    ¿Está Ud. de acuerdo con una sociedad sin explotados no explotadores?
    Si lo esta: ¿Cual es su alternativa?
    saludos

    Me gusta

    Amauta

    28/05/2016 at 03:12

    • Muchas gracias por su comentario. Con razones se puede entender la gente. Que tomen nota otros, que no era tan dificil. Yo no creo que Podemos vaya a arreglar el pais, pero a la velocidad que otros lo están destrozando, no podemos quedarnos parados, ni esperar que una revolución llegue.

      Por otra parte, mi concepto de la mejor economía es el de la eficiencia. Y sin duda que su concepto es infinitamente más justo, pero nunca fue el más eficiente y no comparto su fe, porque hacerlo aún más justo no tiene por qué cambiar demasiado lo de la eficiencia. ¿Cómo crear nuevas empresas, sobre todo las más innovadoras? ¿Por qué consejos de obreros habrían de ser más eficientes que gestores profesionales? Y sobre todo… ¿Cómo competir con empresas multinacionales que ajustan sus precios mediante la explotación de sus trabajadores?

      En mi opinión, una de las razones por las que el socialismo fracasó es porque no tomó en consideración los deseos y las ambiciones de la gente. Como yo digo, aprovecha bastante mejor los cuerpos, pero desperdicia por completo el alma de la gente. El sistema capitalista consigue incluso que trabajadores como los autónomos se exploten a sí mismos. Los incentivos no deben infravalorarse. No sé hasta qué punto se han actualizado, hasta qué punto tienen en consideración todas esas cosas.

      Celebro por fin encontrar alguien con sentido común con el que se pueda debatir.

      Me gusta

      luciano

      29/05/2016 at 03:59

  31. La tesis que he expuesto es polémica sólo por una sola razón: se lee pero no se percibe. Lo he dicho ya otra vez, y lo vuelvo a comentar: no se percibe en absoluto. Y así, al ver que en ella se habla de un posible apoyo a Sryza o a Podemos (la parte de Reforma de la tesis), se obnubilan las mentes y se olvida todo el resto de la propuesta (la Revolución).
    1º .Un resumen.
    – Debo recordar que la tesis es: Reforma + (MAS) Revolución. Insisto en ello porque se olvida sistemáticamente (¿por qué?), que se debe añadir a nuestro apoyo al partido reformista, la acción de apoyo a la Revolución. Y se debe realizar el mismo momento político y lugar, y frente a los mismos sujetos políticos (ciudadanos y organizaciones) . Es decir, se puede y se debe apoyar al partido reformista (Syriza, Podemos) y AL MISMO TIEMPO explicar en profundidad a todos los sujetos políticos afectados nuestro apoyo al socialismo y a la vía revolucionaria (movilizaciones, huelga general indefinida… e insurgencia) ¿Dónde está el engaño, la estafa? Diré donde esta. La estafa está en plantear que, por la vía parlamentaria, Syriza, o Podemos no llevarán al socialismo, o perjudicarán a los trabajadores, pero que MI PARTIDO SOCIAL REVOLUCIONARIO ( FIT, PTS, o el que sea) si lo hará. Insisto: por vía parlamentaria, ningún partido ha llegado al socialismo. Por vía parlamentaria todos los partidos provocan retrocesos en las condiciones materiales de vida de los trabajadores. Todos los partidos. ¿Porque ? Porque la vía parlamentaria esta hoy dominada, controlada y diseñada por las oligarquias económicas y financieras.
    – Además no se tiene claro, no se entiende, que de los 4 factores determinantes en la acción política socialista: Relación de fuerzas entre clases, explotación y extracción de rentas, movilización y concienciación obrera, y partidos políticos, el elemento partido es un factor secundario, es el último factor en peso, y el ultimo en aparecer en escena.
    .
    2º.- Me voy a permitir dos argumentos de autoridad a favor de la tesis. De Lenin y de Marx . Con la idea, también, de rebatir la acusación a la tesis de ser abstracta y teórica. En realidad la propuesta entronca con la más antigua y pura praxis del comunismo,
    A) Un texto de Lenin, sobre el apoyo del Partido Comunista Inglés al Partido Laborista. Está en el capitulo IX. El comunismo ‘de izquierda’ en Inglaterra’, de su obra ‘’La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo’’.
    En mi opinión, si no se aprecian las claras semejanzas con los casos actuales de Syriza o Podemos, es mejor dejar el debate.
    Especial interés tiene en este caso la insistencia de Lenin en que los obreros ingleses deber conocer por experiencia política real, es decir, en sus bolsillos y carnes (y no sólo por concienciación y propaganda) tal como se defiende en la tesis, de la inutilidad y perjuicios de la acción de gobierno del Partido Laborista, para poder avanzar hacia el comunismo.
    A este planteamiento de Lenin, y de mi tesis, algún crítico la ha denominado planteo criminal.Sin comentarios. Sólo dos preguntas¿Si el capitalismo no produjese explotación y miseria porque habría que derribarlo? ¿Como puede conocer un obrero la maldad del capitalismo y apoyar el comunismo, si su cartera sigue intacta?
    El texto es el que sigue.
    ‘’Es cierto que los Henderson, los Clynes, los MacDonald y los Snowden son reaccionarios incurables. Es cierto también que quieren tomar el poder –aunque prefieren la coalición con la burguesía–, que quieren «gobernar» de acuerdo con las rancias normas burguesas y que, una vez en el poder, se comportarán inevitablemente como los Scheidemann y los Noske. Todo eso es así. Pero de ahí no se deduce, ni mucho menos, que apoyarles signifique traicionar la revolución: lo que se deduce es que, en interés de ésta, los revolucionarios de la clase obrera deben prestar a dichos señores cierto apoyo parlamentario’’
    (…)
    ‘’Una parte de los liberales, como ratas de un navío que se hunde, corren al Partido Laborista. Los comunistas de izquierda consideran inevitable el paso del poder a manos del Partido Laborista y reconocen que la mayoría de los obreros apoya hoy a dicho partido. De todo esto sacan la extraña conclusión que la camarada Silvia Pankhurst formula del siguiente modo’’:
    Si somos el partido de la clase revolucionaria, y no un grupo revolucionario; si queremos arrastrar a las masas –sin lo cual corremos el riesgo de no pasar de simples charlatanes–, debemos: primero, ayudar a Henderson o a Snowden a vencer a Lloyd George y a Churchill –más exactamente: debemos obligar a los primeros a vencer a los segundos, ¡pues los primeros temen su propia victoria!–; segundo, ayudar a la mayoría de la clase obrera a convencerse por propia experiencia de la razón que nos asiste, es decir, de la inutilidad completa de los Henderson y los Snowden, de su naturaleza pequeñoburguesa, de su perfidia y de la ineluctabilidad de su bancarrota; tercero, acercar el momento en que, sobre la base de la desilusión producida por los Henderson en la mayoría de los obreros, se pueda derribar de un golpe, con serias probabilidades de éxito, el gobierno de los Henderson;’’
    ‘’Hablaré de un modo más concreto. Los comunistas ingleses deben, a mi juicio, unificar sus cuatro partidos y grupos –todos muy débiles y algunos extraordinariamente débiles– en un partido comunista único, sobre la base de los principios de la Komintern y de la participación obligatoria en el parlamento. El partido comunista propone a los Henderson y a los Snowden un «compromiso», un acuerdo electoral: marchemos juntos contra la coalición de Lloyd George y los conservadores, repartámonos los escaños en el parlamento según el número de votos dados por los obreros al Partido Laborista o a los comunistas –no en las elecciones, sino en una votación especial–, conservemos la libertad más completa de agitación, de propaganda y de acción política. Sin esta última condición es imposible, naturalmente, aceptar el bloque, pues eso sería una traición. Los comunistas ingleses deben defender y salvaguardar su más completa libertad de desenmascarar a los Henderson y los Snowden, de la misma manera que la defendieron y salvaguardaron –durante quince años, de 1903 a 1917– los bolcheviques rusos con respecto a los Henderson y los Snowden de Rusia, esto es, los mencheviques’’.
    (….)
    Al contrario: del hecho de que la mayoría de los obreros de Inglaterra siga todavía a los Kerenski o a los Scheidemann ingleses, de que no haya conocido aún la experiencia de un gobierno formado por esos hombres –experiencia que ha sido necesaria tanto en Rusia como en Alemania para que los obreros pasaran en masa al comunismo–, se deduce de modo indudable que los comunistas ingleses deben participar en el parlamentarismo: deben ayudar a las masas obreras, desde dentro del parlamento, a ver en la práctica los resultados del gobierno de los Henderson y los Snowden; deben ayudar a los Henderson y los Snowden a vencer a la coalición de Lloyd George y Churchill. Proceder de otro modo significa dificultar la obra de la revolución, pues si no se produce un cambio en el modo de pensar de la mayoría de la clase obrera, la revolución será imposible. Y ese cambio se consigue con la experiencia política de las masas, nunca con la propaganda sola. La consigna de «¡Adelante, sin compromisos, sin desviarse del camino!» es errónea a todas luces, si quien habla así es una minoría de obreros, impotente a ciencia cierta, que sabe –o, por lo menos, debe saber– que dentro de poco tiempo, si Henderson y Snowden triunfan sobre Lloyd George y Churchill, la mayoría perderá la fe en sus jefes y apoyará al comunismo
    .
    B) En el manfiesto Comunista. En idioma gallego

    ‘’Os comunistas, aínda que en loita sempre por alcanzar os obxectivos inmediatos e defender os intereses cotiáns da clase obreira, representan asemade dentro do movemento actual o seu porvir. En Francia alíanse ao partido democrático-socialista contra a burguesía conservadora e radical, mais sen renunciar por iso ao seu dereito de crítica fronte aos tópicos e as ilusións procedentes da tradición revolucionaria.
    En Suíza apoian aos radicais, sen ignorar que este partido é unha mestura de elementos contraditorios: de demócratas socialistas, á maneira francesa, e de burgueses radicais.
    En Polonia, os comunistas apoian o partido que sostén a revolución agraria, como condición previa para a emancipación nacional do país, o partido que provocou a insurrección de Cracovia en 1846.
    En Alemaña, o partido comunista loitará a carón da burguesía, mentres esta actúe revolucionariamente, e dará canda ela a batalla contra a monarquía absoluta, a gran propiedade feudal e a pequena burguesía.
    Pero todo isto sen deixar un momento de traballar entre os obreiros, ata afirmar neles coa maior claridade posible a conciencia do antagonismo hostil que separa a burguesía do proletariado, para que, chegado o momento, os obreiros alemáns se encontren preparados para revirar contra a burguesía, coma outras tantas armas, esas mesmas condicións políticas e sociais que a burguesía en canto triúnfe non terá máis remedio que implantar; para que no intre mesmo en que sexan derrocadas as clases reaccionarias comece automaticamente a loita contra a burguesía.
    (…)
    Finalmente, os comunistas traballan por chegar á unión e a intelixencia dos partidos democráticos de todos os países.

    Saludos

    Me gusta

    antonio

    28/05/2016 at 06:20

  32. El pasado sábado participé en la Marcha por la dignidad que se celebró en muchas ciudades españolas. Durante el recorrido entré en contacto con varios militantes de distintos grupos trotskistas (que ofrecían su prensa). Todas ellas expresaban la necesidad de apoyar a Podemos, ello desde el argumento de que hay que estar donde se encuentra la gente… ¿Alguien me puede ayudar a entender por qué dichas organizaciones trotskistas apoyan a una fuerza que tiene un programa de carácter socialdemócrata, que no cuestiona la Monarquía y que está a favor de la continuidad del Estado español en la OTAN?.

    Me gusta

    JOSÉ

    01/06/2016 at 14:58

    • Pues nada, tendré que volver a discutir. Con Rolando terminé cediendo porque no quiero discutir con él por el gran respeto que le tengo, y porque verdaderamente me estaba excediendo en los términos (soy muy apasionado al discutir y pido disculpas).
      Cortita y al pie: pienso que hay que apoyar a Podemos porque representa un avance significativo. Y este punto de vista es el que sostiene Marx en innumerables ocasiones, cuando dice que el partido comunista se une con el resto de partidos que buscan mejorar la vida de la clase obrera (sin renunciar a sus propias reivindicaciones, claro). También lo dice Lenin, en un texto de 1905 (está en internet), cuando habla de apoyar a los populistas rusos de aquella época.
      Pero yo no soy de justificar mis argumentos con “lo dijo Marx o Lenin”. Yo creo que hay que apoyar a Podemos porque lo contrario es situarse fuera de la realidad española. Pero usted ha visto que a las propuestas de Podemos, que son propias de la más tibia socialdemocracia como dice, las califican de stalinistas? España es un país envejecido que salió antes de ayer de una dictadura marcadamente anticomunista, es más, casi se diría que su única finalidad fue matar comunistas. Es que no tenía otro fin. Y es que mi abuela, cuyo voto vale lo mismo que el mío, dice que Podemos va a poner cartillas de racionamiento. Pero no se dan cuenta de a qué nos enfrentamos? Y el problema, como digo, es que la población envejecida que piensa esos disparates, representa una amplia mayoría respecto a la juventud. Y es que tenemos un 50% de paro juvenil. Es que hay que solucionar eso, no se puede esperar a que caiga una revolución socialista del cielo. Y a mí me parece que enrocarse en “esto no es socialismo, así que no sirve” no es una postura razonable.
      Eso por no mencionar que Podemos propone (y lo va a conseguir) introducir mecanismos de democracia directa en nuestra sociedad, que ahora mismo brillan por su ausencia. Es que yo sólo por eso les apoyaría, fíjese lo que le digo. Sobre todo porque la alternativa es quedarse de brazos cruzados, que es lo que llevan haciendo los socialistas en España durante 40 años.
      Ah, y a los Borbones los vamos a echar. Hombre que si los vamos a echar.

      Me gusta

      Luis

      01/06/2016 at 17:24

    • Obvie mi comentario. Acabo de mandar a tomar por saco a Podemos definitivamente.

      Me gusta

      Luis

      01/06/2016 at 20:17

    • Creo que mezclás las cosas, Luis. Por un lado, piensas que Podemos va a ser una verdadera solución a los problemas económicos en España (solucionar el paro juvenil). No lo creo. La desocupación no está determinada por las políticas de un partido u otro, sino por la fuerza de la acumulación capitalista. Si la acumulación es débil no hay forma de bajar la desocupación. Entonces la pregunta es: ¿Cómo piensa Podemos reimpulsar la acumulación? No creo que encuentres otra respuesta que no sea aumentando la explotación sobre los trabajadores. Las medidas de ajuste fiscal llevadas adelante por Syriza o por el actual gobierno de España (gobiernos que se suponen a la izquierda y a la derecha en el mapa político europeo) son parecidas porque son las típicas políticas que aplican los gobiernos burgueses ante una crisis, cuando no pueden devaluar la moneda (Y cuando pueden, también aplican ajustes fiscales… mirá el gobierno argentino actual). Es decir, el sistema de producción les impone un límite a las posibilidades.
      Por otro lado, mencionás lo ideológicamente conservador del “español medio”. Y ahí es donde hay q tener cuidado con lo que Rolando menciona sobre “desprestigio de las ideas del marxismo”. Si Podemos llega al gobierno y no aplica los ajustes necesarios, sino políticas para intentar “forzar” al capital a invertir, el capital reaccionará frenando aún más las inversiones… El fracaso económico que se deriva de eso es presentado como un fracaso de las “ideas marxistas”, cuando en realidad las ideas marxistas indican que los marxistas no deben participar de gobiernos burgueses.
      La alternativa a apoyar a Podemos no es quedarse cruzados de brazos. Es criticar el programa de Podemos (tanto como el programa del actual gobierno) desde la perspectiva marxista y trabajar en el convencimiento de los trabajadores y en la coordinación de los grupos marxistas. Porque como se dijo más arriba, si no hay posibilidad de acabar con el capitalismo ahora mismo, hay que ponerse a trabajar para construir esa posibilidad.

      Me gusta

      Gustavo Díaz Froio

      01/06/2016 at 21:55


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: