Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Papel moneda, oro y la teoría monetaria de Marx (3)

with one comment

Este artículo fue publicado en En defensa del marxismo, Nº 43, febrero de 2015. La segunda parte de la nota, aquí.

Volviendo a Kautsky y Hilferding

A partir de lo visto, volvamos ahora a la polémica entre Hilferding y Kautsky. Como hemos adelantado (me baso en El capital financiero, capítulo 2), Hilferding considera que “en una moneda papel pura con circulación forzosa el valor del dinero de papel está determinado, con velocidad invariable de circulación, por la suma de los precios de las mercancías que deben entrar en la circulación. El dinero papel se independiza aquí completamente del valor del oro y refleja directamente el valor de las mercancías según la ley que su suma total representa el mismo valor que la relación: suma de precios de las mercancías/ cantidad en circulación de unidades monetarias” (p. 30; énfasis añadido). De manera que el dinero ya no entra en la circulación con valor, como sucede en la teoría de Marx, sino simplemente refleja el valor de las mercancías, de la misma manera que la luna refleja la luz solar (p. 31). Por lo tanto, la verdadera medida del valor ya no es el dinero, ya que su valor está determinado por “el valor de circulación socialmente necesario”. Por lo tanto, “en régimen de moneda sin libre acuñación es válida la teoría cuantitativa” (p. 47).

En cuanto a Kautsky, su crítica a Hilferding parte de la teoría de Marx que hemos esbozado: las mercancías llegan al mercado provistas de un precio, y por lo tanto han medido su valor en oro antes de entrar en la circulación. Kautsky aquí tiene un punto muy fuerte: si el valor del dinero está determinado por la suma de los precios de las mercancías, entonces “¿cómo será determinada la suma de los precios de las mercancías? Aparentemente por el valor del dinero”. Con lo que demuestra que Hilferding está cayendo en un círculo vicioso, ya que es imposible decir que una mercancía vale 10 marcos antes de saber qué valor representan esos 10 marcos (véase p. 45).

Sin embargo, y a pesar de este argumento, en el escenario de la emisión de papel dinero estatal sin convertibilidad, Kautsky parece retroceder a la posición de Hilferding. Escribe: “Marx no puso en debate que el valor del papel moneda en circulación está determinado por la suma de los precios de las mercancías” (p. 42). Y luego: “Las notas de papel no tienen en sí mismas valor; estas adquieren su valor a través del monopolio que el Estado les reconoce para la circulación de las mercancías. El valor de cada nota está determinado por el valor de las mercancías que tienen que circular” (p. 43).

Estas afirmaciones son desconcertantes. ¿No era esta la posición de Hilferding? La única diferencia es que, según Kautsky, las mercancías previamente dieron un rodeo por el oro, con el que fijaron su valor. Pero…  ¿cómo es esto, si en los hechos las mercancías no se comparan con el oro, sino con una masa de papeles que, según el mismo Kautsky, cambian de valor en relación a su proporción con los precios de las mercancías? Kautsky es consciente de que no puede haber validación de los trabajos privados si la mercancía no se enfrenta con un equivalente, y en este sentido, su crítica apunta en el sentido correcto. Sin embargo, ante la aparición del papel moneda inconvertible, parece perder el rumbo, y cae en el razonamiento tautológico que critica a Hilferding. Establece una relación directa entre el valor de las mercancías y el valor del oro, pero sin explicar la mediación del dinero papel. Este último queda entonces desvinculado del oro, y pasa a reflejar directamente el valor de las mercancías. De hecho, estamos ante la teoría cuantitativa: una masa de mercancías que se compara con una masa de dinero, y si crece esta última, permaneciendo igual la primera, suben los precios. En este contexto, además, es imposible distinguir los tipos de dinero en circulación, que distinguía muy bien Hilferding en El capital financiero; distinción que es vital en la crítica marxista de la teoría cuantitativa.

La actualidad de la discusión

La cuestión planteada por Hilferding está lejos de ser una discusión del pasado. Marxistas y autores influenciados por Marx han sostenido que a partir de la introducción del dinero papel inconvertible la tesis de Marx, sobre que el dinero tiene que tener una referencia última en una mercancía dinero, deja de tener vigencia. En la sociedad moderna, se afirma, el billete dinero no es legalmente convertible al oro; por lo tanto, es una creación ex nihilo del Estado, y su valor ha cortado así todo vínculo con el metal; el dinero se ha desmaterializado, y el oro, considerado como activo monetario, es solo una “bárbara reliquia”, para utilizar la conocida expresión de Keynes. Esta posición la encontramos en Aglietta (1979) y Lipietz (1979), ambos de la escuela de la regulación. Por ejemplo, Lipietz: “Si ahora en un país el banco central declara que la moneda simbólica que emite (bajo la forma de billetes impresos o de cuentas abiertas a la banca privada), dando garantías de que es tan buena como el oro [étant garantie bonne comme l’or] no es cambiable por la banca central contra éste, es el curso forzoso de la moneda de la banca central. Cuando hay curso forzoso, la emisión de moneda banca central crea tanta realidad, al menos sobre el mercado interno, como la extracción de oro de una mina” (Lipietz, 1979, p. 109).

Pero si sólo dijera esto, estaríamos ante una simple repetición de la tradicional explicación neoclásica o keynesiana sobre la naturaleza del dinero, por “confianza”. Por eso los regulacionistas (en su época más “marxista”) relacionaron esa creación ex nihilo con las relaciones sociales de producción y de cambio, más precisamente, con el valor y el trabajo humano que lo genera. Plantearon que el valor del dinero es el reflejo directo del trabajo abstracto global. La idea es que cuando todas las mercancías han realizado sus valores en la venta, “el trabajo abstracto se ha convertido en dinero” (Aglietta, 1979, p. 27). Por lo tanto, el volumen en dinero definido de esta manera es la renta global de la sociedad, y el valor del dinero se determina dividiendo la renta global por el tiempo de trabajo empleado. De esta manera, el dinero queda definido como la unidad monetaria de la hora de trabajo (ibid.). El mismo planteo encontramos en los marxistas del llamado nuevo enfoque; por ejemplo, en Foley (1982). La división entre valor monetario añadido y tiempo de trabajo total daría la expresión monetaria del tiempo de trabajo. Y en un escrito reciente, Moseley también deduce el valor del dinero emitido por el gobierno directamente de la relación MV/L donde M es la cantidad de dinero, V su velocidad de circulación y L el total del trabajo. Aquí el valor del dinero no depende en absoluto del tiempo de trabajo contenido en el oro. Su valor surge “por reflejo”. Si se duplica M, manteniéndose constante V, la expresión monetaria del valor se duplica (véase Moseley, 2011).

Realización del valor y regulación del mercado

Con algunas variantes, estamos ante el planteo de Hilferding: el dinero adquiere su valor como reflejo del valor de las mercancías. Así, en Aglietta el valor del dinero deriva directamente del trabajo global, y los billetes son así “átomos ideales de valor”. Lo cual supone que el trabajo humano debe estar validado antes de que la mercancía llegue al mercado, a los efectos de que el dinero tome el valor de la mercancía. Por eso aquí se opera una inversión teórica clave con respecto a las tesis de Marx. En Marx, al ser el dinero (el polo equivalente) la encarnación material del valor en que se validan los trabajos privados, es la mercancía (la forma relativa) la que debe encontrar validado el trabajo privado que contiene a través de la venta contra el equivalente.  Esto significa que los trabajos privados son “sancionados” como trabajos socialmente necesarios en la venta de la mercancía, no antes. Precisamente por eso Marx identifica la venta con “el salto mortal de la mercancía”, digamos, el momento de la verdad. Y por eso el dinero, encarnación del valor, no necesita validarse como trabajo social, porque lo encarna directamente antes de que se produzca la venta. Por eso también, sea dinero mercancía o signo de valor, en la concepción de Marx el equivalente corporiza valor.

Pero si decimos ahora que el valor del equivalente deriva del trabajo social general, hay que razonar exactamente al revés de lo que lo hace Marx, esto es, hay que suponer que el trabajo invertido en la producción de las mercancías está validado antes de que la mercancía llegue al mercado. Kautsky apunta su crítica a Hilferding en esta dirección cuando este último reemplaza la fórmula mercancía – dinero – mercancía por la fórmula 5 millones de marcos en mercancías – 5 millones de marcos en dinero.- 5 millones de marcos en mercancías (Kautsky, p. 42). En ese punto Hilferding parece olvidar que los 5 millones de marcos son precios, no valores; y en realidad, son precios que deben realizarse en la venta. Y se validan precisamente a través de la metamorfosis mercancía – dinero, donde este último es la encarnación del valor. Pero si se considera a los 5 millones de marcos en mercancías como expresión de valores realizados, la venta deja de ser el momento de la validación del valor.

Aunque formulado de manera más moderna y sofisticada, Aglietta sostiene el mismo enfoque, de forma incluso más explícita:  “Cada comerciante dispone de un valor materializado en el producto del trabajo, y ha de encontrar en la circulación general de mercancías, por medio de la operación del intercambio, una mercancía (o varias) que le produzca utilidad” (Aglietta, 1979 p. 26). Pero si el comerciante dispone de un “valor materializado” con anterioridad al intercambio, este último se transforma en un acto meramente formal. Véase el siguiente pasaje: “La ley del valor, o ley general de las equivalencias, es la representación formal del proceso de homogeinización de los objetos económicos; se manifiesta en la circulación general de las mercancías, que es el espacio social homogéneo del trabajo abstracto” (ibid., p. 24; énfasis añadido). Se trata de un acto inesencial en lo que respecta a la homogeinización de los trabajos, ya que no es el intercambio el que homogeneiza los trabajos humanos, sino el trabajo abstracto el que transforma los productos del trabajo en un espacio homogeneizado.

La idea de la validación ex ante de los trabajos privados también es registrada por Saad-Filho en un trabajo sobre el nuevo enfoque: “Otra limitación de este concepto es que el valor del dinero es meramente un reflejo ex post de la relación entre el trabajo ejecutado y el valor monetario agregado en el período… En este respecto, tiene un alcance diferente que el concepto marxiano del valor de la mercancía dinero, que es determinado en forma previa a la circulación y a la venta de las mercancías producidas (1996, p. 127). Pero si esto es así, se disuelve la anarquía de la sociedad productora de mercancías. Hilferding lo expresa: “la eliminación del régimen de la producción anárquica proviene de la posibilidad de sustituir el oro por signos de valor” (1963, p. 29). Las especulaciones de los regulacionistas sobre la posibilidad de “pseudo validación” de los valores por parte del Estado emitiendo dinero, tienen la misma raíz. Por ejemplo, Lipietz (1983) sostiene que en el capitalismo contemporáneo existe un proceso de reproducción regular en el cual los trabajos privados son validados “casi con seguridad” en forma previa a la venta; “ahora hay casi certeza de conservar los valores en proceso o aumentarlos” (p. 141).

Textos citados:
Aglietta. M. (1979): Regulación y crisis del capitalismo Madrid, Siglo XXI.
Foley, D. (1982): “The Value of Money, the Value of Labor Power and the Marxian Transformation Problem, Review of Radical Political Economics, vol. 14, 37-47.
Hilferding, R. (1963): El capital financiero, Madrid, Tecnos.
Kautsky, K. (2014): “Oro, papel moneda y mercancía”, En defensa del marxismo, Nº 42, setiembre, pp. 35-61 (con presentación de Daniel Gaido, pp. 31-35).
Lipietz, A. (1979): Crise, inflation, pourquoi? París, Maspero.
Lipietz, A. (1983): Le monde enchanté, Paris, La Découverte/Maspero.
Moseley, F. (2011): “The Determination of the “Monetary Expression of  Labor Time” (MELT) in the Case of Non-Commodity Money, Review of Radical Political Economics vol. 43, pp. 95-105.
Saad-Filho (1996): “The value of money, the value of labour power and the net product: an appraisal of the ‘New Approach’ to the transformation problem” en A. Freeman y G. Carchedi (eds.) Marx and non-equilibrium economics, Cheltenham, Gran Bretaña y Vermont, EE.UU.

Descargar el documento: [varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como]:
Papel moneda, oro y la teoría monetaria de Marx (3)

 

Written by rolandoastarita

22/08/2016 at 09:23

Publicado en Economía

Tagged with , , ,

Papel moneda, oro y la teoría monetaria de Marx (2)

with 3 comments

Este artículo fue publicado en En defensa del marxismo, Nº 43, febrero de 2015. La primera parte de la nota, aquí.

La emisión de dinero de curso forzoso

Vayamos ahora al dinero de curso forzoso, emitido por el Estado. El cuestionamiento de Hilferding, y de muchos marxistas en la actualidad, a la vigencia de la teoría monetaria de Marx tiene por base la presencia del dinero de curso forzoso que no es convertible en oro. Empecemos de todas maneras con el billete emitido por el Estado, pero convertible en oro, el caso más analizado por Marx (el banco de Inglaterra emitía billetes con respaldo oro). Aquí el signo circula como representante del oro. Por eso, en  principio, el asunto no ofrece dificultades: el planteo central de Marx es que la cantidad de papel moneda que ha de circular representando simbólicamente al oro habría de limitarse a la cantidad de oro o plata que circularía si no estuviera el billete. Pero si la cantidad de papel supera esa medida, esto es, a la cantidad de monedas de oro o plata que dice representar, inevitablemente terminará por representar simbólicamente una menor cantidad de oro o plata. La cuestión es de lógica elemental. Supongamos que el respaldo está compuesto por 1 kilogramo de oro, y hay 100 billetes de un peso. Cada billete por lo tanto representa 0,01 kilogramo de oro. Supongamos ahora que el Estado duplica la cantidad de billetes (por ejemplo, para pagar sus deudas) y ahora son 200 los billetes en circulación. Cada billete pasa a representar 0,005 kilogramos de oro. De manera que si antes el precio de una mercancía era, supongamos, $10 (=0,1 kilogramo de oro), ahora será de $20 (=0,1 kilogramo de oro). Esto se debe a que ahora hay que representar la misma cantidad de oro con más billetes. Leer el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

15/08/2016 at 09:29

Publicado en Economía

Tagged with , , ,

Papel moneda, oro y la teoría monetaria de Marx (1)

with 31 comments

Este  artículo fue publicado en  En defensa del marxismo, Nº 43, febrero de 2015. Aquí va la primera parte.

Introducción

En el número 42 de En defensa del marxismo se reproducen dos trabajos, uno de Kautsky, de 1913, y otro de Hilferding, de 1912 (publicados originariamente en Die Neue Zeit), dedicados a discutir el papel dinero y su relación con los precios.  El artículo de Hilferding es una reafirmación de su tesis presentada en El capital financiero. En ese trabajo Hilferding afirmó que cuando no existe libertad de acuñación es válida la teoría cuantitativa del dinero (criticada por Marx en El Capital). Según Hilferding, el valor del papel moneda está determinado por el valor de las mercancías en circulación, y no tiene relación con el oro. Kautsky, por su parte, critica esta concepción de Hilferding. En lo esencial, afirma que el oro es la base de medición del valor de las mercancías, y no puede ser desplazado de ese rol. Aunque, como veremos más abajo, también parece acordar con Hilferding en que el papel moneda deriva su valor de su relación cuantitativa con las mercancías.

A pesar de que los artículos tienen más de un siglo de publicados, el tema sigue estando en el centro de los debates sobre la naturaleza del dinero y la vigencia de la teoría monetaria de Marx. El objetivo de este escrito es examinar las posiciones en disputa,  su relación con la teoría de Marx y, lo que es más importante, su relevancia para la comprensión de los fenómenos monetarios actuales. Leer el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

09/08/2016 at 09:08

Publicado en Economía

Tagged with , , , , ,

Solidaridad con los ferroviarios del Sarmiento

with 46 comments

La empresa Trenes Argentinos, operadora estatal del ferrocarril Sarmiento, inició un proceso de desafuero sindical del Pollo Sobrero y otros dirigentes de la seccional Oeste, por haber impulsado un paro de 24 horas el pasado 28 de julio. La medida de fuerza se realizó en defensa de 64 trabajadores del sector limpieza, que habían sido sancionados por negarse a trabajar, dadas las malas condiciones laborales. Asimismo, fue en protesta por graves fallas en los sistemas de barreras, señalización y frenado automático, que ponen en riesgo la vida de usuarios y trabajadores ferroviarios. El paro del 28 de julio fue decidido en asamblea, pero rechazado por la dirección nacional de la Unión Ferroviaria.

Los trabajadores del Sarmiento están impulsando un petitorio en defensa de sus dirigentes. Transcribo el texto:

Nuevamente los ferroviarios combativos del Sarmiento somos criminalizados por luchar y perseguidos judicialmente. Tras el exitoso paro de 24 horas del jueves 28 de julio, en reclamo contra las suspensiones arbitrarias y por urgente medidas de seguridad en el ferrocarril, la empresa estatal Trenes Argentinos intenta declarar ilegal dicha medida de fuerza e iniciar el proceso de desafuero del Secretario General de la Seccional Oeste de la Unión Ferroviaria, Rubén “Pollo” Sobrero, junto a otros dirigentes del cuerpo de delegados del Sarmiento.

Para adherir:

http://www.soyferroviario.com.ar/index.php/es/prensa/comunicados-de-prensa/1622-firma-el-petitorio-en-solidaridad-con-los-ferroviarios-del-sarmiento-y-el-pollo-sobrero

Agregamos que la empresa, el ministerio de Trabajo y la burocracia ferroviaria se amparan en el reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia, que establece que sólo los sindicatos están legitimados a activar una huelga. Las medidas de fuerza promovidas por grupos informales, delegados o comisiones internas, según la Corte, no son legítimas.

Indudablemente, con esta resolución se busca fortalecer el control del aparato burocrático, y debilitar a las corrientes de izquierda, así como toda manifestación de organización democrática y autónoma de los obreros. No es de extrañar que la resolución haya sido recibida con beneplácito por el Gobierno y los grandes partidos de la clase dominante. La defensa de los dirigentes del Sarmiento, en este marco, adquiere una importancia difícil de disimular.

 

Written by rolandoastarita

01/08/2016 at 10:23

Publicado en General

Tagged with , , ,

Crisis, Cambiemos y programas capitalistas

with 21 comments

Los números de la crisis

De acuerdo al INDEC, la actividad industrial cayó en junio un 6,4% con relación a junio de 2015; en el semestre retrocedió el 3,3% con respecto a igual período del año pasado. Las mayores caídas en el interanual de junio son automotriz, 13,7%, e industrias metálicas básicas, 12,4%. También en junio, la construcción bajó 19,6% con relación a junio de 2015, y la caída del primer semestre fue del 12,4%, con relación a igual período del año pasado (INDEC). Estas cifras negativas no son compensadas por el crecimiento de la actividad agropecuaria (aumento de un millón de hectáreas sembradas de trigo, otro millón en maíz, repunte de la venta de maquinaria agrícola, las exportaciones primarias crecieron 65% en el primer trimestre de 2016). El consumo en junio fue 9,8% menor que en junio del año pasado; la caída en el semestre fue del 6,4% (CAME). Según la CEPAL y el FMI, en 2016 el PBI argentino caerá 1,5%. Analistas privados pronostican una caída todavía mayor. El déficit de cuenta corriente en el primer trimestre de 2016 fue de 4.013 millones de dólares, con un déficit comercial de 1403 millones. En 2015 el déficit de cuenta corriente fue de 15.934 millones. El déficit fiscal se mantiene a niveles elevados; la meta que se propuso el gobierno, 4,8% del PBI, parece difícil de alcanzar. Por otra parte, en el primer trimestre la deuda externa del sector público aumentó en 11.590 millones de dólares, y la del sector privado no financiero en 4306 millones. Leer el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

28/07/2016 at 12:15

Publicado en Economía

Tagged with , ,

Marxismo básico: distinguir entre valor y riqueza

with 24 comments

En más de una oportunidad, dando clase en la UBA, me encontré con alumnos que están convencidos de que, de acuerdo a la teoría de Marx, la riqueza depende del valor producido. También muchos marxistas parecen participar de esta idea. Sin embargo, Marx (también Ricardo) es muy claro al distinguir entre valor y riqueza. De hecho, no encuentro que ninguna de las personas que confunden valor y riqueza, pueda citar algún pasaje de El Capital (o de los Principios de Economía Política y tributación) que diga que la riqueza depende del valor. ¿En dónde se origina entonces esta tesis, que se ha expandido en Argentina? Hasta donde alcanza mi conocimiento, el lío lo ha metido el profesor Juan Iñigo Carrera. Por ejemplo, escribe:

“.… el PBI a precios constantes se limita a reflejar de manera gruesa la evolución seguida por la producción material realizada en el país. Es, en el mejor de los casos, un indicador de la escala que tiene la producción de valores de uso en una economía. Pero, como sabemos, en las sociedades donde impera el modo de producción capitalista, la riqueza presenta una forma social general muy distinta a la de ser un mero cúmulo de valores de uso. Aquí, la riqueza tiene la forma social general de ser una masa de valor. O dicho más groseramente, nadie es más rico simplemente porque produzca más; su riqueza depende también del valor unitario relativo de lo que produzca.” (“¿Qué crisis?”, Razón y Revolución, Nº 9, 2002, pp. 3 y 4, énfasis añadido)”. Leer el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

26/07/2016 at 10:13

El “Imperialismo” de Lenin: visiones alternativas

with 12 comments

Este año se cumplen 100 años de la publicación del El imperialismo, fase superior del capitalismo de Lenin. Por este motivo Hic Rhodus publicación electrónica semestral del Instituto de Investigaciones Gino Germani, fundada por Pablo Rieznik, preparó un Dossier que lleva por título “A cien años del Imperialismo de Lenin. Vigencia y controversias en torno a un clásico del marxismo”, en el que participo junto a Claudio Katz, Daniel Duarte y Pablo Rabey.

Asimismo hay artículos de Esteban Maito, sobre acumulación en Argentina; Paulo Wermus, acerca de la resistencia obrera en la crisis del 30 en EEUU; Bárbara Guadaitis, sobre autobiografías de esclavos fugitivos y Diego Bruno, sobre Marx y la contradicción dialéctica.

El enlace es http://publicaciones.sociales.uba.ar/index.php/hicrhodus/index.

Written by rolandoastarita

20/07/2016 at 11:27

Publicado en General

Trotsky, el giro de 1928-9 y la naturaleza social de la URSS (conclusión)

with 31 comments

La parte anterior, aquí.

La consolidación del dominio burocrático

Desde principios de los treinta el gobierno soviético fue escalando en medidas represivas. En 1930 se creó el GULAG (Administración Principal de Campos de Trabajo del ministerio Soviético del Interior, NKVD). Se trataba de un sistema penitenciario complejo, conformado por campos, colonias, prisiones y asentamientos forzados. En los primeros años los campos se poblaron principalmente de campesinos deportados (unas dos millones de personas), acusados de “robo de la propiedad estatal” o “sabotaje” (especialistas “burgueses”, obreros que díscolos), curas, elementos sospechosos. A partir de 1933 también hubo un creciente flujo de cientos de miles de deportados por razones étnicas. Por otra parte, y marcando el inicio del giro a la derecha, en 1932 Stalin puso un abrupto freno a la Revolución Cultural y a los movimientos de las comunas fabriles. Leer el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

16/07/2016 at 17:23

Reseña de “Money and Totality” de Fred Moseley

with 23 comments

Fred Moseley acaba de publicar un importante libro, Money and Totality. A Macro-Monetary Interpretation of Marx’s Logic in Capital and the End of the “Transformation Problem”, (Leiden, Brill, Historical Materialism Book Series). Ha sido editado en tapa dura por Brill (http://www.brill.com/products/book/money-and-totality) y en octubre próximo será publicado en tapa blanda por Haymarket.

Moseley es un destacado marxista estadounidense, que dicta, entre otros cursos, Historia del pensamiento económico y Teoría económica marxista, en el Mount Holyoke College. Ha escrito The falling rate of profit in the post-war United States economy (1992), y ha sido editor, o co-editor de The Imperiled Economy (1988); International Perspectives on Profitability and Accumulation (1991); Marx’s Method in ‘Capital:  A Reexamination (1993); Heterodox Economic Theories:  True or False? (1995); New Investigations of Marx’s Method (1997); Marx’s Theory of Money: Modern Appraisals (2005); Hegel’s Logic and Marx’s Capital (2013). Pueden consultarse sus trabajos en http://www.mtholyoke.edu/~fmoseley/. Leer el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

12/07/2016 at 09:44

¿Por qué “segunda independencia”?

with 17 comments

El próximo sábado, 9 de julio, se cumplen 200 años de la declaración de la independencia argentina. A raíz de la conmemoración, se multiplican desde el nacionalismo progre-izquierdista hasta la izquierda radical, los llamados a luchar por una “segunda independencia”. La idea central es que Argentina hoy está sometida a un dominio de tipo colonial (algunos hablan de semicolonia, otros de neocolonia). En este amplio “frente de hecho” existen, por supuesto, matices y diferencias. Los militantes y organizaciones de izquierda (trotskistas, guevaristas, maoístas, entre otras) afirman que hay una doble explotación: la del país de conjunto y la explotación de la clase obrera por el capital. Y que la explotación nacional se mantuvo desde que Argentina se constituyó como nación formalmente independiente, hasta el día de hoy. El nacionalismo burgués o pequeño burgués, en cambio, no habla de la explotación de la clase obrera, y por otra parte, y mayoritariamente, afirma que el dominio colonial fue interrumpido entre 1946 y 1955, con los gobiernos de Perón; y entre 2003 y 2015, con los gobiernos de los Kirchner.

En cualquier caso, y por sobre las diferencias, el punto de acuerdo es que en Argentina hoy está planteada la tarea histórica de lograr la segunda independencia. En definitiva, estaríamos más o menos como antes del 9 de julio de 1816.

En otras notas del blog he argumentado -recogiendo una tesis que viene de Lenin, y fue desarrollada en Argentina por diversos grupos, al menos desde los años 1960- por qué considero que la demanda de una segunda independencia no tiene sentido (aquí, aquí, aquí). Reproduzco algunos pasajes que sintetizan la posición. En primer lugar, sobre la noción de liberación nacional. Leer el resto de esta entrada »

Written by rolandoastarita

07/07/2016 at 10:51

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.579 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: