Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Oro, teoría cuantitativa y Marx

with 13 comments

Esta nota complementa y amplía otra que escribí acerca del rol del oro. The Wall Street Journal Americas (La Nación 29/9/10) publica un artículo que lleva por título “El oro bate un nuevo récord; más de US$ 1300 la onza”. Refiriéndose al nuevo alza del 4,7% en lo que va de septiembre, dice:

“El alza fue impulsada por la demanda de inversionistas preocupados por el valor de las monedas en medio de la agitación económica global”.

“La reciente racha compradora se inició la semana pasada, después de que la Reserva Federal anunciara que estudia la compra de más bonos del Tesoro para estimular la alicaída economía estadounidense, una medida que podría debilitar el dólar al aumentar la circulación de la divisa verde”. (…)

“Por ahora el oro brilla en medio de la incertidumbre que impera sobre la capacidad de los bancos centrales para reanimar la economía mundial. En Estados Unidos, el temor es que si la Fed inyecta más dinero al sistema, seguramente reducirá el valor del dólar, lo que a su vez, podría generar presiones inflacionarias. La caída del dólar y un alza de la inflación podrían impulsar la demanda de oro”.

Hacia el final advierte que podría producirse, de todas maneras, un cambio de la actitud de los inversionistas, que llevaría a una corrección significativa de los precios.

Este artículo vuelve a confirmar que el oro sigue siendo un activo monetario, y que el valor del billete se establece en su relación con el oro (y no con la “masa” de mercancías, como pretende la teoría cuantitativa). Esto sucede aun cuando existe el billete del curso forzoso, como advertía Marx al referirse al caso de Prusia:

“… la convertibilidad del billetes, es decir, la posibilidad de cambiarlo por oro o plata sigue siendo la ley económica, diga lo que dijere la ley jurídica” (Marx, 1980, p. 69).

>” />

Es que el oro sigue siendo encarnación pura del valor, de la riqueza y del poder social, y el activo último que respalda al billete. Por esta razón Marx sostiene también que “el oro se retiene como dinero” (Marx, 1999, t. 1 p. 91). Significa que se lo demanda en cuanto equivalente general, por su existencia económica como dinero mercancía.

Representa pura encarnación de trabajo humano abstracto, y como tal es equivalente general mundial. Su valor de uso consiste en conservar valor, y por esta razón, cuando hay desconfianza en el valor del billete de curso forzoso, aparece la corrida al oro. Ésta se produce, a pesar de lo que pueda decir la ley jurídica. Por ejemplo, cuando se produce la crisis bancaria y financiera de 1931, y se decreta la inconvertibilidad de la libra y otras monedas, se produce la corrida al oro, incluso por parte de los bancos centrales; en 1932 el porcentaje de monedas extranjeras tenidas como reservas por los países centrales había caído al 11%, contra el 37% antes de la crisis (Bordo y Eichengreen, 1998). A fines de los sesenta, y comienzos de los setenta, cuando hay desconfianza en la convertibilidad del dólar, también asistimos a la corrida al oro; a pesar de lo que decía la ley jurídica, el valor del dólar tendió a imponerse en la realidad de su paridad con el oro. En las décadas siguientes, cada vez que hubo temores importantes, la caída del dólar tuvo como contrapartida la realidad de que el oro volvió a actuar como refugio dinerario.

Es lo que sucede hoy. Si el billete no es oficialmente convertible al oro (y el dólar no lo es desde 1971, o más precisamente desde 1968), en la práctica sí lo es.

Teoría cuantitativa y emisión

El artículo del Wall Street Journal Americas destaca también que en la medida en que la Fed está inyectando dinero, crece el temor de que el billete se desvalorice, y sube en consecuencia el precio del oro. Parece así verificarse la teoría cuantitativa, esto es, que los precios aumentan porque aumenta la cantidad de dinero. Por eso Marx dice que la intervención del Estado que emite papel moneda con curso obligatorio “parece abolir la ley económica”, y “todas las leyes de la circulación real del dinero aparecen invertidas y puestas cabeza abajo” (Marx, 1980, p. 110).

Pero en la realidad, no se cumple la teoría cuantitativa. Esta sostiene que los precios se establecen porque la masa de dinero se compara con la masa de mercancías, y al aumentar la primera, manteniéndose constante la segunda, los precios suben. Marx muestra que tal cosa es un sinsentido. No hay manera de comparar. ¿Qué sucede entonces cuando aumenta la emisión de billetes?

Sucede que debido a que el billete es un signo de valor, si aumenta la suma global de los signos, se reduce la cantidad de oro que representa cada uno de ellos. De manera que el alza de precios es una consecuencia de la equiparación forzosa de los signos de valor con la cantidad de oro en cuyo lugar circulan (véase Marx, 1980, pp. 109). Por este motivo Marx sostiene que la proporción en la cual el signo, en nuestro caso el billete, representa oro, depende no se su propio material, sino de la cantidad del mismo que se halla en circulación (ídem). Más adelante agrega:

“En la circulación de los signos de valor, todas las leyes de la circulación real de dinero aparecen invertidas y puestas cabeza abajo. Mientras el oro circula porque tiene valor el papel tiene valor porque circula. Mientras que, con un valor de cambio determinado de las mercancías, la cantidad de oro circulante depende de su propio valor, el valor del papel depende de su cantidad circulante. Mientras que la cantidad del oro circulante aumenta o disminuye con el aumento o disminución del precio de las mercancías, estos parecen aumentar o disminuir con el cambio en la cantidad de papel circulante. Mientras que la circulación de mercancías solo puede absorber determinada cantidad de moneda de oro, por lo cual la contracción y expansión alternadas del dinero circulante se presenta como una ley necesaria, el papel parece entrar en la circulación en cualquier extensión que se desee” (ídem, 110).

Los inversores que están comprando oro porque temen que al aumentar la cantidad de circulante, el billete se desvalorice, pueden no entender la ley económica explicada por Marx, pero su proceder no verifica a la teoría cuantitativa. Y puede ser explicado satisfactoriamente por la teoría monetaria de Marx.

Textos citados:

  • Bordo, M. D. y B. Eichengreen (1998): “The Rise and Fall of a Barbarous Relic: The Role of Gold in the International Monetary System”, NBER, Working Paper Nº 6436, marzo.
  • Marx, K. (1999): El Capital, Madrid, Siglo XXI.
  • Marx, K. (1980): Contribución a la crítica de la economía política, México, Siglo XXI.


Descargar en formato Word
Oro teoría cuantitativa y Marx

Written by rolandoastarita

29/09/2010 a 15:17

Publicado en Economía

Tagged with , ,

13 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. No se si habras leido este articulo Requiem por el dollar
    por James Grant, editor de Grant’s Interest Rate Observer
    en un articulo del 5 y 6 de diciembre de 2009 en Wall Street Journal, pag W1 y W2.
    Que opinas respecto al futuro del Dollar.
    saludos

    Me gusta

    hola

    01/10/2010 at 06:06

    • No lo había leído, voy a hacerlo en cuanto baje un poco el trabajo. A mediano plazo veo el dólar debilitándose.
      Un paper, Blanchard, O.; F. Giavazzi y F. Sa (2005): “International Investors, the U.S. Current Account and the Dollar”, Brookings Papers on Economic Activity, vol. 2005, pp. 1-49, plantea que el stock de deuda de EEUU es tan alto que inevitablemente va a tener que caer. Coincido en lo esencial (al pasar, es interesante que los autores suponen en su paper que no se cumple la paridad de intereses; aunque en el manual de macro de Blanchard la paridad de intereses es “palabra santa”).
      De todas maneras la caída del dólar va a licuar la deuda de EEUU y mejorar su posición inversora neta, porque revaloriza las tenencias de activos en el exterior (que siguen siendo muy grandes).

      Me gusta

      rolandoastarita

      01/10/2010 at 10:33

  2. profesor me podría explicar a que se refiere con paridad de intereses? gracias.

    Me gusta

    Alfonso

    13/02/2013 at 20:09

    • Brevemente, lo que dice la tesis de la paridad de intereses es que el rendimiento de una colocación, a x plazo, en un país A debe ser igual al rendimiento de otra colocación en el país B, midiéndose el rendimiento en la misma moneda (suponemos que no hay riesgo de default, etc.). En fórmula, sería tasa de interés en país A = Tasa de interés en B + variación esperada del tipo de cambio $A/$B.
      La paridad de intereses no se verifica en la práctica; pero es largo de explicar. Debería escribir sobre esto, pero estoy muy atrasado con muchas otras notas que tengo pendiente.

      Me gusta

      rolandoastarita

      13/02/2013 at 20:57

  3. Profesor, leyendo el libro de Marx, Salario, Precio y Ganancia, el autor afirma que al aumento del salario le sigue un aumento de demanda que provoca a su vez un aumento en los precios (o lo que es igual, una depreciación de la moneda) al menos en los precios de los productos de consumo de la clase obrera. Esto no explica un poco el efecto inflacionario provocado por emisión monetaria que en ultimas incrementa la demanda de bienes y por ende los precios?
    o como esto se relaciona con la teoria monetaria de Marx, profesor?

    Me gusta

    ALFONSO

    31/03/2013 at 13:28

  4. El dinero no tuvo nunca “valor intrínseco”, ya que en los hechos el valor facial de una moneda de oro fue siempre mayor que el valor del metal. Y esto sucedió así hasta que el precio “de mercado” del oro superaba al de la moneda. Fácilmente se fundía el oro y se abandonaba la moneda. Y a otra cosa. Marx no conoció el dinero tal cual es, aunque lo expuesto ya sucedía en sus épocas.
    El valor del dinero -es fácil probarlo y comprobarlo- proviene del precio de lo que compra, del inverso del precio. Siempre fue así, incluso en la Antigüedad y la Edad Media. Con preguntarle a un asalariado o a un jubilado alcanza para probar de dónde viene el valor (poder adquisitivo) de su ingreso.
    Saludos.

    Me gusta

    13acsp

    18/09/2014 at 12:05

    • “El valor del dinero -es fácil probarlo y comprobarlo- proviene del precio de lo que compra, del inverso del precio”. Es pura tautología: el valor del dinero proviene del precio de lo que compra y lo que compra proviene del precio del dinero. El absurdo de la teoría cuantitativa llevado a su máxima expresión. Por otra parte, es un hecho que Marx conoció el billete de curso forzoso.

      Me gusta

      rolandoastarita

      18/09/2014 at 12:43

    • El valor del dinero lo otorga el precio de lo que ese dinero compra. Y punto. El resto no lo asevero yo sino que es una falsedad o una deficiente interpretación de lo dicho. Es más, hemos definido matemáticamente esa relación, que transcurre en un único sentido: el precio del bien adquirido es el que da valor al dinero que lo compra. Nunca sucede a la inversa.
      No hemos citado a Marx, pero por ello no es que lo desxpreciemos. Por lo contrario.
      En fin amigo Rolando, no embocaste ni una. Saludos.
      Alberto Sigales

      Me gusta

      13acsp

      10/12/2015 at 20:42

    • ¡¡¡Un año y tres meses para responder eso!!!
      Bueno…

      Me gusta

      Gerardo Daniel

      10/12/2015 at 22:03

    • “El valor del dinero lo otorga el precio de lo que ese dinero compra”. O sea, si $100 pesos compran 1A, $1 “vale” 1/100A.
      Naturalmennte, para tan sesudo razonamiento, el hombre no necesita a Marx. A todo esto, ¿sabrá qué es una tautología?

      Le gusta a 1 persona

      rolandoastarita

      10/12/2015 at 23:26

  5. No sabes sobre la época de hoy, ni de la de Marx, puesto que él no conoció una tarjeta de débito electrónico a pesar de conocer el “billete de curso forzoso”, como no conoció el celular a pesar de haber vivido la época del telégrafo.
    El poder adquisitivo del dinero que conforma un salario (el “valor” le dicen los metafísicos), es inverso al valor de los precios de lo que compra. No es tautología y es muy fácil comprobarlo: alcanza con ver el salario propio o de cualquier asalariado que se tenga cerca.
    Por otra parte, “tautología” es sinónimo de funcionamiento del “cerebro de rolando”
    Es este un tema fundamental para ridicudizarlo con ridículas obsesiones como las vuestras. Chau.
    Alberto Sigales

    Me gusta

    13acsp

    13/12/2015 at 20:21

    • Primero, la noción de créditos monetizados que encontramos en Marx (y antes que él) es la base para entender la tarjeta de débito.
      Segundo, anunciar al mundo, como si fuera un gran logro, que se ha descubierto que el poder de compra del dinero es la recíproca del nivel de precios (o que el nivel de precios es la recíproca del poder de compra del dinero) es no tener siquiera sentido del ridículo. Una tautologia vacía que repiten todos los que no tienen concepto de dinero.

      Me gusta

      rolandoastarita

      13/12/2015 at 23:57

    • “Por otra parte, “tautología” es sinónimo de funcionamiento del “cerebro de rolando””

      Esta es una de las más impresionantes muestras de impotencia teórica que he visto en mi vida.
      No puede ni intentar un mal argumento, solo le queda balbucear al nivel de un niño de 8 años.

      Saludos.

      Me gusta

      Gerardo Daniel

      14/12/2015 at 06:13


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: