Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

¿Por qué solo al FIT?

with 29 comments

Desde que se constituyó el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, en 2011, llamé a votarlo. Mi argumento es que el FIT representa un espacio de la izquierda que se reclama anticapitalista; y que además pone en el centro del debate una serie de reivindicaciones fundamentales de la clase obrera y los sectores populares más castigados. Por eso, y a pesar de mis diferencias con su programa y discurso  –actitud ante el Estado, nacionalismo, táctica de agitación transicional son algunos de los temas en los que discrepo-, considero progresivo que haya una voz de la izquierda en el Parlamento; o en las legislaturas provinciales, y similares.

En lo básico, pienso que al día de hoy se mantienen esas razones. Sin embargo, existe una pregunta que no pude responder en 2011, y sigo sin poder hacerlo ahora. En 2011 no la formulé, pero ahora lo hago. La pregunta es: ¿por qué no votar al Movimiento al Socialismo? O, ¿por qué no votar a Autodeterminación y Libertad, de Luis Zamora? Desde el punto de vista del discurso y del programa, ¿hay diferencias esenciales entre los partidos y dirigentes que integran el FIT, y el MAS? La realidad es que no las hay. En última instancia, es posible encontrar más semejanza entre el discurso de Manuela Castañeira (MAS), y el de Bregman (PTS-FIT) o Altamira (PO-FIT), que entre el de Bregman y Altamira, por un lado, y el del “Perro” Santillán, que también integra el FIT, por el otro. De la misma manera, no veo grandes diferencias entre Zamora y Santillán. Agrego que el discurso electoral de Zamora hoy es casi el mismo, en lo que hace a propuesta programática, que el de los 1980, cuando era candidato del MAS; que por entonces integraban muchos dirigentes y militantes que ahora están en el FIT, o siguen en el MAS.

Por lo tanto, y si se trata de un “bloque electoral de izquierda¨ (para usar un término de Lenin), ¿por qué no fueron juntos los partidos del FIT, el MAS y AyL? Si van separados, deberíamos poder advertir diferencias claras. Esto es, diferencias que pueda entender cualquier persona con un interés mediano por las alternativas de izquierda; no que sea necesario un experto en troskología para comprender el asunto. Para decirlo con un ejemplo sencillo: las diferencias entre una propuesta al estilo Podemos (España) o Syriza (Grecia), y lo que plantea el FIT, se pueden explicar fácilmente (incluso en un programa de TV), y cualquiera las puede comprender. Pero no es lo que ocurre con los discursos y propuestas del MAS y el FIT, por ejemplo.

En resumen, si algún militante del MAS, por caso, me pregunta por qué llamo a votar solo al FIT, debo decir que no tengo otra razón que el número: el FIT agrupa a varios partidos y dirigentes de izquierda, y tiene más visibilidad. Hay que admitir que el argumento es bastante pobre. De nuevo, ¿por qué no fueron juntos?

Written by rolandoastarita

02/08/2015 a 11:17

29 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola Rolando. Sencilla tu postura, entiendo que refleja la opinión de muchxs de nosotrxs.
    Me interesaría saber qué opinión tenés sobre el hecho de que el FIT dirima en las PASO la candidatura presidencial, y qué posición tenés respecto de esta interna. Es decir, entiendo que es estratégicamente sesacertada la desición de los partidos que hoy conforman el FIT de decidir su interna en las PASO, ya que detrás de argumentos supuestamente “democráticos” están colaborando a la fragmentación de la clase trabajadora y retrocediendo en la unificación de una alternativa para nuestra clase -más allá de las diferencias que podamos tener con su programa y sus tácticas-. Por otro lado, entiendo que abona a la tesis de que estos partidos tienen un alto grado de sectarismo. Sin embargo, la situación está planteada y las PASO enfrentarán finalmente al PTS y al PO. ¿Entendes que debemos intervenir en esa interna?
    Gracias y saludos !

    Me gusta

    Agustina

    02/08/2015 at 11:35

    • No soy militante del FIT, y por lo tanto no creo que deba meterme en quiénes son sus candidatos. Quienes están de acuerdo con el programa y la orientación política del FIT estarán en condiciones de evaluar quiénes expresan de la manera más adecuada esas posturas. En cualquier caso, pienso que las PASO no debiera ser el mecanismo por el cual se decida este tema.

      Me gusta

      rolandoastarita

      02/08/2015 at 13:33

  2. No van juntos porque a pesar de que tienen posiciones programáticas más o menos semejantes cada una cree que tiene “la precisa”. dicho de otra manera hay una especie de mesianismo. Y otro problema es que los viejos (por ejemplo Altamira) deberían dar un paso al costado y dejar el lugar a los más jóvenes que han demostrado tener más posibilidades de inserción. Porque hay que tener en cuenta que la gente en general está harta de los políticos profesionales de todas las tendencias y prefiere ver caras nuevas.

    Me gusta

    Alejandro Teitelbaum

    02/08/2015 at 11:49

  3. Tengo entendido que el MAS no entró al FIT porque reclamaron “muchos lugares” según me cuentan colegas internos de un partido del frente.
    En todo caso, yo creo que tiene mucho que ver con esto de que todos los partidos se definen como “el partido” que llevará a los trabajadores a la victoria. Por ello ninguno de los integrantes ve al Frente más allá de un vertedero de votos cada dos años, que le da más visibilidad a su agrupación en particular. De hecho, Altamira mencionó en algún momento que el frente de izquierda no se desintegra precisamente porque a ningún partido le conviene.

    Me gusta

    Lean

    02/08/2015 at 12:30

  4. Un frente de tres partidos que obtienen sólo el 3% de los votos en el distrito más progresista de la nación, la Cap. Fed., no tiene la altura teórica ni práctica para editorializar constantemente sobre otros procesos que se han gestado o se están gestando en el mundo actualmente. No hay más que leer los artículos que “La Verdad Obrera” y “Prensa Obrera”, órganos del PTS y el PO respectivamente, otorgan sobre la situación española y/o griega, más allá de la suerte que estos procesos corran.

    Me gusta

    Alejandro

    02/08/2015 at 13:06

    • Nunca había escuchado ni leído que la “altura teórica” se mide por la cantidad de votos. Pero el criterio parece excelente. Ya mismo se lo estoy aplicando a Scioli, Del Sel, Macri, Insfrán, y unos cuantos más. Y también es un hallazgo científico esto de la “altura práctica”. Por ejemplo, ¿cuál es la “altura práctica” de Donald Trump, que hoy está de moda entre mucha gente “práctica”? La potencialidad cognitiva del concepto parece insospechada.

      Me gusta

      rolandoastarita

      02/08/2015 at 13:39

  5. El mst si se diferencia del mas o de los partidos del fit? y Frente Popular de victor de genaro con el pcr?
    en la interna a quien votara a altamira o a del caño?

    Me gusta

    Ignacio

    02/08/2015 at 17:16

    • El MST ha dicho en repetidas oportunidades que su proyecto es algo del estilo de Podemos o Syriza.

      Me gusta

      rolandoastarita

      02/08/2015 at 18:05

  6. No existen diferencias programáticas de relevancia entre el FIT y el Nuevo MAS. No obstante, sí existen entre los partidos trotskistas y AyL o el “Perro” Santillán (asumo que la postura del “Perro” Santillán coincide con la de la organización a la que pertenece, la Confluencia Movimiento Tupaj Katari – Movimiento Popular La Dignididad). AyL suele criticar con dureza las formas organizativas de la izquierda partidaria, así como la intervención de la misma en instancias de base o de masas. Asimismo, la Confluencia MTK-MPLD apoya explícitamente a Evo Morales y a la política bolivariana en Venezuela. Ambos, AyL y la Confluencia MTK-MPLD, están por lo demás cercanos a cierta práctica “autonomista”, que enfatiza el “trabajo de base”, el “poder popular”, la democracia asamblearia, etcétera. Dada esta situación, la pregunta que deberíamos hacernos es si es deseable y/o posible una alianza que incluya este tipo de divergencias. Todo lo demás, como las internas dentro del mismo FIT, las exigencias de puestos por parte del Nuevo MAS, los conflictos suscitados a raíz del personalismo de Zamora, las peleas en Jujuy entre el “Perro” Santillán y el PTS, etcétera, etcétera, son todos problemas secundarios respecto de la pregunta esencial: ¿en qué debería consistir una alianza de la izquierda revolucionaria hoy por hoy? Saludos.

    Me gusta

    Juan

    02/08/2015 at 18:25

  7. Discrepo con lo que plantea, Rolando. Me parece que la “actitud ante el Estado, nacionalismo, táctica de agitación transicional”, entre otros, son problemas demasiado importantes como para ignorarlos en el caso del FIT, bajo argumentos de “unidad” o “que haya una voz de la izquierda”.

    Que las organizaciones que constituyen el FIT celebren cada tanto los aniversarios de la revolución rusa y se proclamen “anti-capitalistas” es casi irrelevante, formal, si es que en sustancia eso implica defender ante el resto de la clase obrera, públicamente, nada más que un capitalismo de mayor presencia estatal en la economía, basado en la “soberanía nacional” (social-chovinismo sin indemnización), y con trotskistas haciendo de estadistas (encaramados sobre los hombros de la “movilización obrera” y su “control/supervisión”).

    Si el costo de poner en debate las “reivindicaciones fundamentales de la clase obrera” es el de no cuestionar, sino más bien legitimar el capitalismo -pero en unos cuantos grados “a la izquierda”-, entonces me parece extremadamente perjudicial. Particularmente grave viniendo de quienes se reivindican “revolucionarios”.

    Muy distinto sería que interviniesen electoralmente con una política revolucionaria, promoviendo tanto la lucha inmediata, como la revolución social, pero todo indica que para el FIT el movimiento (nacional-estatista con mejoras salariales y de contrato) es todo.

    Saludos

    Me gusta

    J

    02/08/2015 at 20:49

    • No entiendo el razonamiento. Si menciono las diferencias significa que no las ignoro; pero además, no solo las menciono, las he tratado en extenso en varios escritos, muchos publicados en este blog.

      Me gusta

      rolandoastarita

      02/08/2015 at 23:29

    • No desconozco que usted haya tratado esos problemas -estatismo, seudo “liberación nacional”, miseria transicional, crítica a caracterización de la URSS, etc. Es más, personalmente he aprendido muchísimo de sus aportes. Los valoro. Pero por lo mismo, sobre la base de esas críticas, me parece incoherente apoyar electoralmente una política de carácter básicamente pro-capitalista como la del FIT. No veo ningún cuestionamiento radical a este orden social, sólo su confirmación bajo un “gobierno obrero”: altos burócratas estatales de color “rojo-trotskista” bajo cuya jefatura se expandiría la soberanía del Estado sobre la economía. Incluso, si en algún momento su programa sobrepasa el capitalismo (de Estado), sólo sería para conducirnos a una sociedad burocrática igualmente indeseable (que ellos calificarían de “Estado obrero”; sin “deformaciones” ni moretones, pues esta vez estaría a manos de trotskistas).

      ¿El FIT se reduce a eso? Creo que no, pero sí creo que es la orientación general de su programa y seguramente si algún día llegaran a ser gobierno, como pretenden, parte de las bases proletarias de estas organizaciones/partidos tenderían a divergir (más o menos antagónicamente) respecto a sus líderes ya integrados al aparato estatal.

      En suma, compañero, me parece que no saca las consecuencias prácticas de sus propios aportes. Lo digo sin soberbia ni en tono de denuncia. Si somos partidarios del comunismo, creo un error apoyar electoralmente la política del FIT.

      Me gusta

      J

      03/08/2015 at 01:08

    • Usted escribe que es un error apoyar electoralmente la política del FIT. Estoy de acuerdo. Las diferencias sobre estatismo, liberación nacional, caracterización de la situación económica y política, táctica del programa de transición, hacen que me sea imposible apoyar la política del FIT. Si estuviera de acuerdo con su orientación política (durante las elecciones, o fuera del tiempo electoral) militaría en el FIT, o en alguno de sus partidos. Para explicarlo con un ejemplo sencillo: hace poco escuchaba a un candidato del FIT decir que una de las medidas que propone es una ley para prohibir los despidos. Jamás puedo estar de acuerdo con semejante tontería. ¿A quién se le ocurre ilusionar a la gente con que la desocupación, en el capitalismo, depende de las leyes que se votan en el Parlamento? Pero entonces, ¿cómo se puede decir que apoyo la política del FIT?

      Me gusta

      rolandoastarita

      03/08/2015 at 08:47

  8. Escucho a diario que la izquierda està divida, acaso la derecha ,no?, Scioli,Macri, Massa son lo mismo. Y no està mal que existan alternativas de izquierda, si el Mas, el FIT y Zamora logran legisladores no hay duda que en el congreso formaran un bloque. Si creo que hay un problema de egos entre Altamira y Zamora, que estimo dada ya la edad de ambos, tendrían que empezar ocupar espacios de referentes pero no de candidatos.

    Me gusta

    Hugo Castellò

    03/08/2015 at 10:27

  9. Como de costumbre Rolo, tu pregunta al FIT es muy sencilla, y también tu propuesta a los electores.
    Me has convencido.

    Me gusta

    Inés Izaguirre

    03/08/2015 at 15:10

  10. Estoy en una posición similar. En mi caso (Córdoba) no existe Autodeterminación y Libertad, pero provincialmente existen FIT, Nuevo MAS y MST. El MST se inclina a alianzas-sapos como con Pino Solanas o Luis Juez entonces está un poco más alejado de lo que quiero que el FIT y el Nuevo MAS. Pero la razón por la que voto al FIT es que por proyección, visibilidad, etc. está mucho más cercano de conseguir diputados y legisladores de izquierda que el Nuevo MAS.

    Critico al FIT por no incluir al Nuevo MAS y critico al Nuevo MAS por presentar candidatos propios en vez de llamar a votar al FIT críticamente, cosa que podría hacer.

    Me gusta

    Danilo Castelli

    03/08/2015 at 18:19

  11. Me sorprende que el compañero llame a votar a un frente formado por un partido centrista tal como lo es el PO,

    Me gusta

    ale

    03/08/2015 at 21:30

  12. Rolando. Cuando planteaste por vez primera tu intención de voto y argumentos para sustentarla, aún sin compartir la orientación, te cuestioné precisamente el dilema que plantea la nota.
    Te mencioné el problema del NMas, que, por supuesto, tienen el mismo discurso que el FIT y como lo has señalado, otras fuerzas también.
    Un compañero objetó que el NMas no tenía personería nacional y que eso lo dificultaba.
    Contestaste que no estabas al tanto de lo del NMas y por consiguiente, por fuera de como votaras tu (lo que no sería trascendente) deberías recomendar votar por cualquiera de estos partidos o frentes.
    Esto se potencia por el hecho de que el partido en cuestión ya ha conseguido la representación nacional. En efecto, creo que deberías volver a esa posición inicial.
    Incluso el otro día lo escuché a Zamora en esos debates profundos que se dan en un payasesco programa que se llama ‘Intratables’, decir que en los lugares donde AYL no presenta candidatos propios se corte boleta y se vote por el NMas.
    Respecto de tu pregunta acerca de por que no van juntos, es cuando menos, ingenua o revela desconocimiento de las relaciones entre estos partidos (que no tenés por que conocer y además inmiscuirse en ello es bastante tóxico)
    El FIT y el Nmas no se aliaron por una disputa de cargos, del mismo modo que hoy el tandem PO-IS van a internas con el PTS por una cuestión de cargos y visibilidad mediática (redundante en más cargos y prebendas) cuestión venal que revela muchos aspectos de su naturaleza profunda y de su orientación concreta más allá de las palabras sonoras sobre la unidad de la izquierda los trabajadores y la juventud.

    Me gusta

    AP

    04/08/2015 at 09:53

    • No tenía presente la respuesta que ahora mencionás, pero por lo que resumís, y el hecho de que haya quedado en “Comentarios” demuestra que no planteé la cuestión de manera explícita. Por eso quedó, en la nota publicada, el llamado a votar al FIT. Por eso también esta nota es, en cierto modo, una autocrítica de mi parte.

      Sobre las razones de por qué no hubo unidad, por estos días he recibido dos correos de militantes de organizaciones del FIT, que confirman que la razón de fondo fueron los cargos. Les respondí que si era así, había que explicarlo de forma abierta y clara. Una de las preguntas que más hacen los periodistas a los representantes de la izquierda (en la mayoría de los casos la pregunta no es inocente, y tiene “cola”) es por qué van separados. Cuando se trata del MAS y FIT, para seguir con el caso, la respuesta nunca queda clara.

      Me gusta

      rolandoastarita

      04/08/2015 at 10:24

  13. La cuestión de los cargos a mi me parece mezquina pero entiendo que tiene su fundamento en lo que cada organización piensa que representa. Detrás de los cargos se discute también lo que cada orga cree tener de representatividad. El PTS creyó tener mayor representación y tiró la candidatura de Del Caño presidente, luego retrocedió porque se dio cuenta que en las PASO es altamente probable que pierda y ofreció la candidatura Altamira – Del Caño, lo que fue rechazado por PO-IS que piensan que le van a ganar al PTS y que así podrán demostrar que son más representativos. Con el NMas pasó algo parecido sólo que el NMas tiene menor representación que el PTS y por eso se quedó afuera.

    En lo personal creo que se están contando las costillas y pelean por migajas, lo que demuestra su condición todavía marginal. Han ido perdiendo marginalidad a condición de adaptar el discurso a la ideología progresista de parte de los sectores medios. Es decir, a costa de una política democratizante. No hay propaganda de ideas revolucionarias. A mi criterio, el referente de cada partido no tiene por qué ser candidato. Me hubiera gustado una candidatura de López – Del Caño (PO-PTS) pero esto es secundario.

    Por mi parte adhiero a la política de Izquierda Revolucionaria de votar críticamente al FIT y de luchar por extender el frente único a los demás frentes de lucha en vez de limitarlo a lo electoral.

    Me gusta

    Lucas

    04/08/2015 at 11:18

  14. Rolando, el dilema que estas planteando es oportuno y entiendo que requiere de una respuesta a la altura.
    Lo primero que me parece justo aclarar son las confusiones que los integrantes del FIT han montado para justificar la exclusión del Nuevo MAS del FRENTE DE IZQUIERDA. Es una tergiversación decir que el Nuevo MAS no ingreso al FIT en 2011 por “pretender demasiados cargos”. El Nuevo MAS solo pretendía 1 (uno) cargo para poder hacer la campaña también con figuras propias y luego ingresar al frente en las mismas condiciones que el resto de los integrantes. Con la excusa de que momentáneamente se nos había caído la legalidad electoral nacional, las fuerzas del FIT nos dijeron que no podíamos tener ningún cargo, ni siquiera figurar nuestro nombre en la boleta electoral. Esa es la verdad de las discusiones de 2011.
    La orientación política de esas fuerzas fue la de aprovecharse del impedimento que nos imponía la ley electoral proscriptora para tratar de dirimir las diferencias en la izquierda con la ayuda del código electoral. Tanto fue así que el PTS llegó a pronosticar en los diversos ámbitos de los trabajadores y los estudiantes que el Nuevo MAS seguramente habría de desaparecer.
    No obstante en 2013, dos veces en 2014 y nuevamente en 2015 el Nuevo MAS ha enviado a las fuerzas que integran el FIT y a lanzado públicamente varios llamados a concretar reuniones para lograr una lista unificada. Inclusive llamamos a Zamora a ser parte de esas conversaciones. Mientras que Zamora tuvo la voluntad política de responder negativamente a cualquier intento de discusión por una lista unificada, el FIT y todos sus integrantes han optado por hacer silencio.
    Las razones que dan respuesta al por qué no hay una lista unificada son las que responden al por qué el FIT se decidió por dar un triste espectáculo en medio de una interna vergonzosa , cargada de epítetos y acusaciones morales y sin plantear la menor discusión política ni programática que la justificase: el PO y el PTS ven al Frente de la izquierda exclusivamente como una herramienta para el beneficio propio.
    Su oportunismo electoral los ha llevado, nuevamente, ha apostar a que el Nuevo MAS no supere las PASO y de esta manera, sin debate alguno y de la forma más despolitizada y despolitizaste, hacerse en octubre con los votantes que hayan acompañado al Nuevo MAS. Es decir pretenden utilizar, otra vez, el régimen proscriptivo que implementó el gobierno en acuerdo con todo el arco de la burguesía, para dirimir sus disputas con los otros partidos de los trabajadores.

    Por todo esto es que creo que a tu pregunta de por qué al FIT, yo le contesto “porque en las PASO voto al Nuevo MAS”

    Me gusta

    Martín Primo

    06/08/2015 at 04:25

  15. Ciertamente hay una disputa de cargos. Pero no debemos quedarnos ahí. ¿Qué hay detrás de esas disputas? Pues hay ventajas económicas. Hasta un niño lo sabe. Muchas veces, ser un político de izquierda es una carrera económicamente muy exitosa, y Altamira es un ejemplo de ello. ¿Dónde y como vive este señor? ¿tal vez en una villa miseria? Hacer política de izquierda (agitación de masas y persecuciones y encarcelamientos incluidos) es a la postre un negocio muy rentable cuando, a través de las elecciones burguesas, puedes acceder a puestos públicos altamente remunerados y a los privilegios del poder.

    He conocido activistas políticos de izquierda muy pobres que lograron hacer fortuna por este medio. También aquellos que frustraron todas sus potencialidades de desarrollo profesional o emprendedor por asumir con firmeza un activismo que consideran revolucionario y consecuente. Es mi caso. Y no tengo nada de que arrepentirme. Sólo apenarme de haber descuidado a mi familia. Pena que llevaré a mi tumba.

    El éxito económico del Sr. Altamina debe ser un paradigma para mucha juventud del PO. Estos partidos (PO, PST, NMAS, etc) son en realidad negocios donde cualquiera puede inscribirse comprometiéndose a aportar una cotización mensual, a cambio de la cual recibirás una capacitación para disputar un cargo como burócrata dorado del Estado. Los lideres representativos de estos partidos seguramente fueron radicales revolucionarios socialistas en sus tiempos mozos. Ahora ya no los son.

    Todas sus promesas en favor de la clase explotada son solamente promesas. Ni ellos mismos creen en la viabilidad de su programa político dentro de los marcos del actual sistema. Solamente es un anzuelo para atraer votos. Pedir la unidad de estos grupos es una utopía. Son grupos rivales que se disputan un mercado de votos pequeño, para lo cual se ven obligados a utilizas las técnicas más depuradas del marketing burgués. El afán de lucro los domina, Han caído presos de sus propias ambiciones. A medida que aumenten sus caudales electorales será más claro que el síndrome Syriza no es algo extraño a ellos.

    Los comunistas están en la obligación de denunciar ante el pueblo todo esto y en voz alta. No creo que llamar a votar por estos grupos sea la mejor forma de hacerlo. No me queda la menor duda que la lucha proletaria en Argentina dará lugar a organizaciones revolucionarias que se planteen la participación electoral con el objetivo claro y preciso de abonar el terreno para un Argentinazo 2 (en la medida que esto sea permisible), esta vez con una mayor profundidad revolucionaria. Algo para lo cual Altamira, sus semejantes y sus discípulos no están ni preparados ni interesados.
    Saludos.

    Me gusta

    amauta

    06/08/2015 at 05:39

    • Debo decir que tuve muchas dudas en aprobar este comentario. Acusaciones de esta naturaleza deben tener alguna base material. De lo contrario, son difamaciones. Hablar del “éxito económico de Altamira” por el hecho de que no vive en una villa miseria, es una barbaridad (al pasar, ¿qué dirían de Engels?). Decir que “(PO, PST, NMAS, etc) son en realidad negocios donde cualquiera puede inscribirse comprometiéndose a aportar una cotización mensual” es insultar a miles de militantes que se sacrifican por sus ideales. Ni siquiera tiene sentido afirmar que alguien, para hacer carrera como burócrata en el Estado, pueda elegir militar en organizaciones que obtienen porciones ínfimas de votos.

      Las discrepancias políticas no se pueden dirimir mediante este tipo de acusaciones. A veces pienso que algunos métodos en la izquierda se han metido tan a fondo, que no hay manera de desterrarlos (ver aquí, por ejemplo). Lo único que hacen es envenenar el clima, impedir que las cuestiones centrales se discutan en base a la argumentación razonada. Repito, además: esta forma de discusión no tiene NADA que ver con lo que defiendo en este blog. Incluso desde el punto de vista de mi diferencia central con el trotskismo, comentarios como este solo embarran la cancha. Preciso: mi diferencia metodológica fundamental con la mayor parte de la militancia trotskista es que su punto de partida es, invariablemente, la defensa de la “verdad de partido” (ver aquí). Meter esta cizaña, basada en acusaciones que no se pueden probar y no tienen fundamento, solo lleva agua al molino de la cerrazón mental. Me parece lamentable.

      Me gusta

      rolandoastarita

      06/08/2015 at 09:41

  16. pero si hasta le ganó Zamora en las PASO de CABA

    Me gusta

    luis

    06/08/2015 at 10:08

  17. Alguien prestó atención al nuevo spot de campaña del FIT (lista 2) en la Provincia de Buenos Aires? Imperdible. http://www.politicargentina.com/notas/201508/7306-nuevo-spot-del-frente-de-izquierda-y-de-los-trabajadores.html

    Me gusta

    AP

    06/08/2015 at 14:25

  18. Se vienen los justicieros?

    Me gusta

    AP

    06/08/2015 at 14:28

  19. Este domingo desenfundemos¡ …….. La papeleta electoral.

    Me gusta

    AP

    06/08/2015 at 14:30

  20. Me dieron ganas de fumarme un Marlboro.

    Me gusta

    AP

    06/08/2015 at 14:35

  21. Aunque con retraso hago llegar mi necesaria respuesta.

    Dice AP:

    “Respecto de tu pregunta acerca de porque no van juntos, es cuando menos, ingenua o revela desconocimiento de las relaciones entre estos partidos (que no tenés por que conocer y además inmiscuirse en ello es bastante tóxico)
    El FIT y el Nmas no se aliaron por una disputa de cargos, del mismo modo que hoy el tandem PO-IS van a internas con el PTS por una cuestión de cargos y visibilidad mediática (redundante en más cargos y prebendas) cuestión venal que revela muchos aspectos de su naturaleza profunda y de su orientación concreta más allá de las palabras sonoras sobre la unidad de la izquierda los trabajadores y la juventud.”

    AP pone el dedo en la llaga. Habla de lucha de cargos y prebendas. ¿Esto es de marxistas? ¿Acaso no hay elementos suficientes para señalar valientemente una cuestión de oportunismo? Imaginémonos a los bolcheviques disputándose cargos y prebendas con los mencheviques y eseristas en las elecciones a las dumas. Y ¿cuáles son las PRUEBAS en las que se basa el compañero AP para levantar tan graves cargos? ¿O es que él también cae en DIFAMACIÓN?

    Dice Martín Primo:

    “Las razones que dan respuesta al por qué no hay una lista unificada son las que responden al por qué el FIT se decidió por dar un triste espectáculo en medio de una interna vergonzosa , cargada de epítetos y acusaciones morales y sin plantear la menor discusión política ni programática que la justificase: el PO y el PTS ven al Frente de la izquierda exclusivamente como una herramienta para el beneficio propio.”

    Martín es más audaz: utilización del frente para beneficio propio. Eso ya huele a cúpulas burocratizadas con fuertes intereses creados en una dinámica de disputa que los ata cada vez con más fuerza al sistema político burgués. ¿Martín también es un difamador? Por los datos que aporta parece que conoce las interioridades de estas disputas. ¿También hay que exigirle pruebas de los cargos que levanta?

    Por lo que a mí respecta y sobre este tema no necesito que AP y Martin me presenten pruebas. Las pruebas están en la conducta política de estas organizaciones en los últimos años. A saber:
    – Han hecho de las elecciones burguesas la razón de ser de su actividad política, convirtiendo a sus cuadros más importantes en eternos candidatos cuando deberían estar en primera fila del frente revolucionario.
    – Son organizaciones completamente legalizadas que han abandonado las estructuras clandestinas básicas (sin estructuras clandestinas no se le puede decir toda la verdad a las masas, remarcaba Lenin en polémica con marxistas ingleses)
    – Han abandonado las estructuras, formas y métodos conspirativos de la política revolucionaria (que no tienen el mismo grado de importancia en todo momento pero que un partido revolucionario no puede dejarlas de lado)
    – Han abandonado los fundamentos del marxismo insurreccional del lado del cual estuvieron Lenin, Trotsky, Rosa Luxemburgo, etc. Más Bien han terminado en el marxismo al estilo kautskiano, al considerar a las elecciones burguesas como una vía al poder y no como un elemento auxiliar para preparar el alzamiento revolucionario del pueblo. Vale decir, en los hechos y en la práctica optan por la vía electoral al socialismo o la vía pacífica a la revolución.

    Saludos comunistas.

    Me gusta

    Amauta

    30/09/2015 at 05:16


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: