Rolando Astarita [Blog]

Marxismo & Economía

Brexit y más argumentos del nacional marxismo

with 35 comments

Tal vez el punto central sobre el que se articula mi posición acerca del Brexit pasa por la afirmación de que el nacionalismo burgués de gran potencia es reaccionario en relación a la internacionalización de las fuerzas productivas capitalistas y a la circulación transfronteras de los trabajadores, y ciudadanos en general. Frente a este argumento, se han presentado dos contra-argumentos para ayudar a la exaltación “progre-nacionalista” del Brexit. El primero afirma que reclamar en contra de las restricciones y prohibiciones a la inmigración equivale a reforzar la explotación internacional del capital. Con lo que habría que concluir que si Trump construyera el muro en la frontera sur de EEUU estaría debilitando la explotación internacional del capital, y esto sería progresista. Lo aberrante de la conclusión me exime de comentarios.

El segundo contra-argumento, y con mayores pretensiones de ciencia, sostiene que considerar a la internacionalización del capital como históricamente progresiva es sinónimo de la defensa del gran capital y de sus organismos internacionales, el FMI, el Banco Mundial, la OCDE, la UE y similares. Esto se afirma desde un supuesto enfoque marxista. Sin embargo, uno de los ejes de la crítica marxista al capitalismo es que el desarrollo de las fuerzas productivas bajo el capitalismo es contradictorio, y por esto mismo ese desarrollo genera las condiciones para su superación. Más precisamente, el marxismo busca hacer consciente a las masas trabajadoras de que la sociedad burguesa se basa en la explotación del trabajo, y que su mismo desarrollo genera las fuerzas que habrán de acabar con el dominio del capital. Lo cual encierra el rechazo a las propuestas reaccionarias de vuelta al pasado (pasado que se glorifica indebidamente, dicho sea de paso).

Por ejemplo, el desarrollo capitalista tiende a llevar a la ruina a los pequeños productores, que se transforman en obreros asalariados, o van a la desocupación. Por lo cual se acrecientan las filas de la clase obrera, y se agudiza la contradicción entre el capital y el trabajo. Ante este proceso se levantan dos programas y orientaciones políticas opuestas. Por un  lado, el socialismo pequeño burgués quiere detener la concentración del capital para volver a la pequeña propiedad privada. Por otro lado, el marxismo plantea la necesidad de avanzar a la socialización de la gran propiedad capitalista. Esta propuesta se basa en que el desarrollo de las fuerzas productivas bajo el capitalismo genera una contradicción cada vez mayor entre la naturaleza crecientemente social de la producción y la concentración de la propiedad del capital. Entonces el socialista pequeño burgués, que no entiende de qué va el asunto (aunque parlotee sobre “contradicciones” y “dialéctica”) dirá que el marxista es partidario de la explotación capitalista, o que oculta los males del capitalismo.

Algo similar ocurre con la cuestión del mercado mundial. Sobre este punto  es muy clara la explicación de Lenin. Escribió: “… la empresa capitalista rebasa inevitablemente los límites de la comunidad, del mercado local, de la región y después del Estado” (énfasis mío). Esto es, el impulso a la ampliación de los mercados es inherente al capital. Dejemos asentado que por eso no tiene sentido querer abolir los organismos internacionales del capital sin acabar con la relación capitalista en la que se basan.

Luego de afirmar que el capitalismo necesita buscar el mercado exterior, sigue Lenin: “Esa necesidad muestra palpablemente la labor histórica progresista del capitalismo, que destruye el viejo aislamiento y el carácter cerrado de los sistemas económicos (y por consiguiente, la estrechez de la vida espiritual y política) que liga a todos los países del mundo en un todo económico” (“El desarrollo del capitalismo en Rusia, p. 61, t. 3 Obras Completas, Cartago).

En este pasaje Lenin está explicando la razón de la progresividad histórica del mercado mundial. Esto no quiere decir que olvidara las penalidades y sufrimientos que ocasionaba la expansión internacional del capitalismo. Tampoco negaba la progresividad histórica de las luchas anticoloniales o contra la opresión nacional. Pero no es eso lo que estaba en discusión, sino la comprensión de la naturaleza de la internacionalización del capital  y la alternativa del socialismo frente a ella. La idea medular del socialismo “a lo Marx” es que la base material y social para la superación de las divisiones nacionales, para el internacionalismo y la hermandad de los pueblos, es la expansión transfronteras de las fuerzas productivas. De lo contrario, el internacionalismo sería quijotescto. Por esta razón, a la expansión del mercado mundial no le oponemos el programa reaccionario del gran nacionalismo burgués (“primero Gran Bretaña”), sino el socialismo internacionalista. Es la piedra de toque del marxismo.

Descargar el documento: [varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como]:
Brexit y más argumentos del nacional marxismo

Written by rolandoastarita

01/07/2016 a 11:54

35 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Queda cada vez más claro que en su desarrollo histórico el capitalismo genera contradicciones pero no las condiciones para su superación.

    Me gusta

    Darrigrand, Gonzalo

    01/07/2016 at 14:13

    • Hola Gonzalo. Para mi la clave es pensar que la contradicción encierra en potencia un momento de superación. La contradicción no es sólo el aspecto negativo de algo, sino que es los aspectos positivo y negativo en tensión. Por ejemplo, que la producción en el capitalismo sea cada vez más social pero más concentrada, y que cada vez haya más riqueza pero con mayor desigualdad, son condiciones objetivas que encierran en potencia la superación de esa contradicción: socializar la producción y la riqueza. Si hubiera en cambio sólo aspectos negativos, por ejemplo pobreza y desigualdad, no habría contradicción ni tampoco posibilidad de superación.

      Me gusta

      juantollo

      01/07/2016 at 18:45

    • porque dicen que es mas social? porque hay mas gente involucrada en el proceso de produccion?

      Me gusta

      Sergio

      03/07/2016 at 17:02

    • La producción se hace cada vez más social porque se interrelaciona cada vez más, se conecta cada vez más, los productores “independientes” se hacen cada vez más dependientes uno de los otros en tanto los procesos productivos están entrelazados.
      Como dice la cita de Lenin, se rompen los aislamientos y los sistemas económicos cerrados. Pero, a su vez, esa interdependencia social de la producción se ve acrecentada por estar mediada por cada vez menos productores privados, en tanto con la acumulación de capital avanza también la tendencia a la concentración y centralización del mismo. La producción siempre es social, pero en el capitalismo se lleva a cabo por medio de productores independientes. Esa mediación es cada vez menor, en tanto una masa cada vez mayor de la producción social es llevada a cabo por cada vez menos, pero más grandes, empresas capitalistas.

      Me gusta

      Gus

      04/07/2016 at 12:40

  2. Los productores privados e independientes (las empresas) validan el trabajo objetivado en la mercancía como social en el momento de la venta. Entiendo que si el destino de la producción en general es cada vez más una demanda a escala continental o mundial significa que esa producción es también cada vez más social.

    Me gusta

    juantollo

    03/07/2016 at 18:28

  3. Compañero profesor Astarita
    Después de leer sus variados artículo sobre el tema BREXIT concuerdo con usted, pero en realidad lo que ha encantado por la salida de Gran Bretaña es que favorece el caos y lo que le puede ir mal al capitalismo puede siempre favorecer, y no es que favorezca el caos, es que es parte del caos y las imprevisibles formas y actos que puede tomar el caos en el sistema son muy variadas.
    Momentos duros viviremos pero bellos si los sabemos aprovechar, que no es lo que veo por parte alguna.
    Un abrazo y siempre feliz con sus argumentaciones.

    Me gusta

    Rodolfo Crespo

    04/07/2016 at 05:15

  4. Muy acertadas sus reflexiones sobre el Brexit. Aquí (España) la reflexión que se ha hecho desde el ala izquierda (aunque cada vez menos) de Podemos ha sido, como siempre, enrevesada y contradictoria, y creo que les ha perjudicado en las elecciones. Su discurso es que la salida de Reino Unido es mala, pero abre la puerta a una Europa mas justa, esgrimiendo el argumento de “ataque contra la burocracia europea”, lo cual esta claro que no es asi, por lo menos en su mayor parte. Dicen que Reino Unido ha huido de una Unión Europea insolidaria, cuando la realidad es que Reino Unido ha huido de una Unión Europea demasiado “solidaria” para ellos. No en vano, uno de los argumentos a favor del Brexit era que salir de Europa iba a ahorrar mucho dinero a Gran Bretaña en lo que aporta a los fondos de cohesion, y que ese dinero se podría utilizar en reforzar la sanidad y la educación publica. Por supuesto, al dia siguiente de conocerse el resultado, Farage ya salio desdiciéndose, argumentando que eso había sido un simple ejemplo de lo que le cuesta a Reino Unido la permanencia en la UE, pero que aumentar el gasto publico no entra precisamente en sus planes. Es evidente que la extrema derecha usa un discurso “populista” o “izquierdista” para camuflar su verdadero discurso, y es una pena que los trabajadores voten este tipo de opciones. Como cuando, en EEUU, Trump se alza como el defensor de los trabajadores, y en un tono paternalista, les dice que su problema no es el (Trump) y su clase, no, que su problema es el pobre mexicano que cruza la frontera en busca de una vida digna. Y los trabajadores le aplauden como su salvador. El problema que yo veo es que el discurso marxista, no se si por su mayor complejidad, o simplemente por el clima antimarxista en el que vivimos, no llega a la clase trabajadora.
    Por cierto, siento no poner tildes, pero este ordenador no me deja. Las que aparecen en el texto salen automáticamente, pero hay muchas palabras sin acentuar.
    Un saludo.

    Me gusta

    poesiaylibertad

    04/07/2016 at 13:46

  5. Sr. Astarita: en el debate sobre el Brexit que se mantiene en el blog, cobra consistencia la cuestión de la internacionalización del capital. En relación con la UE, en estos momentos existe un Acuerdo de Libre Comercio con Canadá, pendiente de ratificación por los distintos parlamentos de los Estados miembros (http://internacional.elpais.com/internacional/2016/07/05/actualidad/1467726943_273366.html) y se está negociaciando un tratado de libre comercio con EE.UU (https://www.diagonalperiodico.net/panorama/22235-tratado-libre-comercio-ee-uu-ue.html). Me gustaría conocer su opinión sobre cuál debiera ser la posición de la izquierda ante estos tratados. Muchas gracias.

    Me gusta

    JOSÉ

    06/07/2016 at 06:22

    • En principio trato de discutir el criterio general con el que, pienso, se deberían estas cuestiones. En este punto hay que evitar caer en la lógica nacionalista. Esto es, una lógica en que los trabajadores de cada país se alían con “sus” burguesías “nacionales” (se supone, pro mercado interno) para combatir contra los bloques de los otros países. Vinculado a esto, no hay que caer en el error de plantear que “el” problema de la clase obrera es el libre comercio (alternativamente, que “la” solución pasa por el proteccionismo). En este respecto, mucho de lo que plantea Marx sobre libre comercio o proteccionismo sigue teniendo vigencia. Las discusiones sobre libre comercio o proteccionismo responden, en lo esencial, a problemáticas capitalistas, donde cada sector busca sacar la mejor parte. Asimismo, y relacionado con lo anterior, hay que plantear que la firma de un tratado de libre comercio no convierte a un país en “colonia” o algo por el estilo. México hoy no es más “colonia” que Brasil; Colombia no es más “colonia” que Argentina. Por supuesto, al nacional marxismo y a todas las variantes del nacionalismo izquierdista (burgués o pequeño burgués) les conviene decir que libre comercio es sinónimo de “neocolonialismo” para embellecer políticas del estilo Kirchner (el gobierno K se negó a entrar al ALCA y esto se presentó como poco menos que revolucionario).

      Hay que decir que el retiro de un país de un TLC no es sinónimo de “liberación nacional alguna”. Para ponerlo de manera más clara: Trump está prometiendo retirar a EEUU del TLC con México y Canadá; pero si Trump realiza este programa, no por ello habrá “liberado” a México del “yugo colonial”. Aunque si se es consecuente con el planteo (TLC sinónimo de colonialismo para México), los nacional marxistas deberían terminar apoyando la candidatura de Trump. Naturalmente, además, todo este alboroto nacionalista en torno al libre comercio es funcional a la ideología de colaboración de clases. Como siempre, se desplaza la contradicción capital – trabajo por otras, del tipo “imperio -naciones oprimidas”, “libre comercio – proteccionismo”, etcétera (en otro plano, ese desplazamiento también se expresa a través de otras “contradicciones”, del tipo “monopolio – pueblo”, “capital financiero – nación”, etcétera).

      Planteado este enfoque, la clase obrera de todas maneras debería luchar contra los avances del capital que muchas veces vienen atados a los tratados de libre comercio. Por ejemplo, el Tratado del Pacífico incluye (según tengo entendido) la prohibición de comerciar medicamentos genéricos. Hay que oponerse a semejantes medidas. Pero habría que hacerlo con plataformas reivindicativas transfronteras de la clase obrera y los pueblos. Esto es, frente a la internacionalización del capital hay que oponer acciones internacionales unificadas de la clase obrera. Hoy las condiciones para ejercer un internacionalismo “práctico” están más desarrolladas que cuando Marx y Engels escribían el Manifiesto Comunista y lanzaban su conocido llamado a los trabajadores del mundo a unirse. La interconexión de las economías, el desarrollo de las comunicaciones, hacen imposible que haya soluciones progresistas a nivel nacional. Pero la respuesta que se busca frente a la ofensiva del capital es nacional centrada. Además de que esta respuesta no es salida frente a la internacionalización del capital, lleva a fraccionar políticamente a la clase obrera, a dividirla según líneas nacionales, exacerbadas al extremo (es el contenido objetivo que tiene el mensaje “el conflicto central es apertura o proteccionismo”).

      Pero todo esto exige un cambio de enfoque en la izquierda. Sé que en este punto los que defendemos el enfoque alternativo al del nacional marxismo nadamos contra una corriente muy establecida. Doy un último ejemplo: un amigo me manifestaba hace poco su preocupación por la cláusula de los remedios genéricos que viene atada al TLC del Pacífico. Me decía que no habría medicamentos para la gente pobre. Por supuesto, acuerdo con su diagnóstico. Sin embargo, los resultados de la solución “nacionalista revolucionaria”, cuya máxima expresión es Venezuela chavista, están a la vista: la gente está muriendo por falta de medicamentos. ¿Qué salida es esta frente a la internacionalización del capital? ¿Qué progresividad hay en que la gente no acceda a medicamentos? ¿En qué fortalece a la clase obrera?

      Me gusta

      rolandoastarita

      06/07/2016 at 11:56

  6. Leo su respuesta José profesor Astarita y es una maravilla, hay que reconocerlo que dentro del debate es usted tan bueno y locuaz que es casi un post sus subsiguientes entradas.
    Gracias.

    Me gusta

    Alden Hernández

    07/07/2016 at 07:16

    • Con tiempo, tengo pensado escribir sobre dos episodios de voluntarismo izquierdista burocrático, el Gran Salto Adelante en China, de finales de los 1950, y la campaña en Cuba por la zafra de 10 millones de toneladas. Ambos episodios -pero en especial el GSA- terminaron en desastres. En ambos también subyace la lógica que vemos en la colectivización y la industrialización a marchas forzadas en Rusia. Pero necesito tiempo y también más bibliografía. Mi intención es que estas experiencias nos ayuden a pensar los problemas que plantea la construcción socialista (o la “acumulación primitiva socialista”).

      Me gusta

      rolandoastarita

      07/07/2016 at 09:07

  7. Compañero profesor Rolando Astarita.
    Ya que nos anuncia lo que va a tratar próximamente, tengo que pedirle y preguntarle, porque en la materia soy analfabeto y usted un erudito:
    ¿es lo mismo el Gran Salto Adelante que la Revolución Cultural, o son cosas distintas?
    Sobre Cuba, pudiera tratar si conoce, desde luego, acerca del tema sobre el llamado Quinquenio Gris que otros llaman Decenio Negro en relación a la cultura en ese país ya en revolución.
    Gracias por anunciarnos los dos temas, ya lo esperamos como niños pequeños esperan un regalo.
    A propósito no se si conoce el libro de Rafael Poch-de-Feliú sobre China, es una pena que no esta en formato abierto en la web, hasta que pude leerlo no sabía de China nada, de la que hay poca producción escrita en castellano, así que más razones para esperar su análisis.
    De su extenso y bello tema Trotsky, el giro de 1928-9 y la naturaleza social de la URSS que ya constituye un libro por su profundidad y extensión, no le comento porque lo que hago es aprender de un tema que no conozco casi nada.
    Y por favor, si no lo ha leído, le recomendaría y cuando pueda nos de su opinión sobre la posición de Roberto Regalado en relación a la izquierda latinoamericana ahora reciente en el Foro de sao paulo celebrado en El salvador, ya que en cuanto a la izquierda latinoamericana hay mucha confusión, unos defienden a Dilma y al corrupto Partido de los Trabajadores y antisistemas como nosotros no tranzamos con la corrupción, venga de donde venga y caiga quien caiga. El texto se titula América Latina: Correlación de fuerzas, poder, gobierno y democracia.
    Perdone todos los pedidos, es para cuando pueda.
    Un abrazo afectuoso y que tenga un feliz día.
    Rodolfo Crespo

    Me gusta

    Rodolfo Crespo

    07/07/2016 at 17:27

    • El GSA es anterior a la Revolución Cultural. Tengo intención de tratar el tema, junto con la cuestión de la zafra cubana de 1970 con el objetivo de los 10 millones de toneladas. El GSA fue una tragedia. Transcribo un pasaje del borrador que tengo:

      “Los cálculos realizados por demógrafos que extrapolaron las tendencias de mortalidad en China estiman el total de muertes prematuras debidas al Gran Salto entre 16,5 millones y 30 millones de personas. Solo en 1960 murieron 9 millones de personas por encima de los que murieron en 1957. Algunos estudiosos elevan la cifra de muertos hasta 40 millones de personas. Hay testimonios que hablan de un período de caos y convulsiones. Cuando la crisis del hambre se generalizó, se organizaron milicias rurales que tomaban el grano y cometían asesinatos y violaciones en masa. Hubo ejecuciones masivas, y en muchos lugares se usó el hambre para castigar a los campesinos. Se sabe también que en las zonas afectadas por la hambruna aproximadamente un tercio de los campesinos abandonó las comunas para volver al cultivo individual”.

      Estoy con muchas cosas y no sé cuándo podré publicar la nota. Pero el GSA es un asunto que debería ponerse también en la agenda de discusiones y balances de la izquierda.

      Me gusta

      rolandoastarita

      07/07/2016 at 23:20

  8. En la obra la enfermedad infantil del “izquierdismo” en el comunismo, especialmente en el capítulo 7, ¿Debe participarse en los parlamentos burgueses?, Lenin desarrolla un extraordinario razonamiento sobre la forma correcta de relacionar lo histórico con lo político concreto. Criticando a los comunistas “de izquierda” alemanes quienes sostenían que los métodos de lucha parlamentarios habían caducado histórica y políticamente, Lenin refutaba señalando que el hecho de que hayan caducado históricamente no significaba que hayan caducado políticamente; y que, el hecho de que hayan caducado políticamente para los sectores más avanzados del proletariado, no significaba que hayan caducado políticamente para las masas.

    Lenin dejo bien sentado que es un craso error tomar decisiones de política concreta basándose en argumentos históricos. Lo histórico no puede servir como CRITERIO DE DECISIÓN para tomar una decisión de política concreta. Consideraciones históricas que se concretizan (u objetivizan) en décadas o siglos no pueden utilizarse para tomar decisiones de política concreta que se van a concretizar en días o meses. En conclusión: una decisión político concreta debe basarse en consideraciones político concretas.
    Esta teoría de Lenin sobre la relación entre lo histórico y lo político concreto sintoniza perfectamente con la cuestión del Brexit. De esta manera, la decisión correcta que debió tomar el proletariado británico con respecto al refrenden del 23 de junio sobre la permanencia o no del RU en la UE no puede tener como CRITERIO DE DECISIÓN el hecho de que la internacionalización del capital (de la cual formaría parte la UE) es históricamente progresivo. Esta decisión sobre votar por la salida, la permanencia, votar en blanco o nulo o abstenerse de votar, como medida concreta que es, debe tener como criterio de decisión consideraciones de política concreta.

    ¿Y cuáles son estas?

    Para optar correctamente por tal o cual medida, en función de los intereses proletarios, no se puede tener como punto de referencia el carácter históricamente progresivo de la UE sino el AVANCE Y DESARROLLO del movimiento proletario y revolucionario en el RU. De esta manera, debe optarse por aquella medida que brinde mayores ventajas para elevar los niveles de conciencia, organización y movilización de las masas proletarias; para el desenmascaramiento de las posiciones reformistas y oportunistas con fraseología socialista y de las posiciones abiertamente derechistas en el seno del movimiento proletario; para elevar la capacidad y disposición de lucha de las masas y arrancarle nuevas y mayores victorias al capital, en la perspectiva de afianzar un movimiento proletario clasista y combativo.

    ¿Y cuál debió ser la medida correcta en función de los intereses proletarios? ¿Fue el voto Brexit la medida correcta?

    Corresponde a las organizaciones revolucionarias británicas señalar el camino de la lucha. Son ellas las que mejor conocen las condiciones en que se encuentran las masas proletarias y lo que es más conveniente para el fortalecimiento de la lucha proletaria. Casi en su totalidad las organizaciones marxistas estuvieron a favor del voto Brexit, aun sabiendo que la derecha xenófoba también lo estaba. En todo caso, lo correcto es optar por la medida más conveniente para el mencionado fortalecimiento siendo de poca importancia que la ultraderecha xenófoba este de acuerdo o no con dicha medida.

    Me gusta

    Amauta

    08/07/2016 at 03:11

    • El argumento de Lenin de la caducidad histórica vs la caducidad política es una treta que, como tiene una apariencia “dialéctica” y además Lenin escribe muy bien, a varios marxistas nos convenció alguna vez. Pero nunca hay que olvidar que todo lo que escribió el viejo zorro Lenin tenía un propósito político concreto.

      Todo el panfleto de “El izquierdismo” tuvo el objetivo de justificar el giro a la derecha de la política bolchevique en el ámbito internacional. Ante el fracaso de la revolución en Alemania y otros países y la necesidad de proteger a la URSS, el régimen bolchevique quería llegar a un pacto con las potencias europeas y para eso calculó, con realismo político, que le convenía más apoyarse en partidos y sindicatos de masas de la izquierda que dar apoyo a las fuerzas revolucionarias minoritarias. Para eso había que fustigar a los “comunistas de izquierda” (léase comunistas consecuentes) básicamente diciéndoles que con su “infantilismo” eran funcionales a la derecha. Muy similar a lo que el kirchnerismo dice del troskismo, ¿no?

      Pasa que todavía hay demasiada admiración a Lenin en los círculos de izquierda y se le dejan pasar cosas que seguramente a otro le señalarían. Además, se conocen muy poco los argumentos de los “comunistas de izquierda”. Conformarse con conocer al comunismo de izquierda a través de la crítica de Lenin es igual de mediocre que conformarse con conocer al troskismo a través de la crítica kirchnerista. Hoy podemos conocerlos directamente. No tenemos excusa.

      “Carta abierta al camarada Lenin” (respuesta a “El izquierdismo”)
      https://www.marxists.org/espanol/gorter/1920/carta-abierta.htm

      Le gusta a 1 persona

      Danilo Castelli

      09/07/2016 at 11:48

  9. Muchas gracias, Sr. Astarita, por su amplia y argumentada respuesta a mi comentario en relación con los tratados de libre comercio. Saludos.

    Me gusta

    JOSÉ

    08/07/2016 at 07:57

  10. Ciertamente, el triunfo del voto Brexit favoreció los intereses políticos de la dicha ultraderecha y se encuentra mejor posicionada para las próximas elecciones generales. ¿Qué tanta es su fuerza y que tanto peligro representa para el movimiento proletario y revolucionario británico? Eso lo saben quiénes están inmersos en las profundidades de la lucha de clases en el RU. No es mi caso.

    Una cosa si es cierta, si esta ultraderecha, que viene creciendo preocupantemente en el RU y en Europa, representa un grave peligro para la integridad de la lucha proletaria británica en una medida muchísimo mayor que lo que representa la derecha tradicional de laboristas y conservadores, entonces, en ese caso, cerrarle el paso a esta derecha xenófoba debería haber sido la prioridad y el voto Brexit habría sido un error.

    También es cierto que el descontento contra la UE crece al galope entre el proletariado europeo en la medida en que esta institucionalidad burguesa se ha convertido en el centro de las políticas de ajuste antiobreras que han deteriorado las condiciones de vida de la mayoría de trabajadores. En este caso, el triunfo del voto Brexit, como voto de rechazo a la UE, puede servir para que las organizaciones revolucionarias amplíen su influencia sobre las masas proletarias.

    En fin, los meses venideros mostraran quien tuvo la razón.

    Finalmente, el que un determinado aspecto del capitalismo sea históricamente progresivo no implica que se le deba considerar como un monumento sagrado e intocable para las luchas de las masas trabajadoras. A este respecto es muy aleccionador la actitud de Lenin frente al desarrollo del capitalismo en Rusia, al que él mismo considero históricamente progresivo; pero que, años más tarda, en la primera oportunidad no tuvo el menor reparo ni la menor duda (como si lo tuvieron muchos líderes que se autoproclamaban marxistas) en liderar un movimiento revolucionaria que en cuestión de meses hizo volar en mil pedazos ese capitalismo históricamente progresista.
    Saludos

    Me gusta

    Amauta

    09/07/2016 at 02:05

    • ¿Hay organizaciones revolucionarias en GB con influencia real en la lucha de clases? ¿La actitud de las masas proletarias es de movilización por sus intereses de clase o movilización a remolque de intereses burgueses?

      Si la respuesta a la primera pregunta es no y la respuesta a la segunda pregunta es la segunda opción, entonces dejémonos de macanas y admitamos la realidad. Por más que nos duela, es que el voto Brexit fue un triunfo de la extrema derecha xenófoba y no un triunfo “obrero” de rechazo a la UE desde una perspectiva socialista.

      Basta de introducir confusión.

      Le gusta a 1 persona

      Danilo Castelli

      09/07/2016 at 13:30

  11. Danilo su última intervención le veo mucha lógica, pero el sentido común me dice, ¿están mejor los que aspiran a un mundo mejor y que vivimos en Europa mejor sí Gran Bretaña sigue en la Unión Europea? Creo que no. ¿están mejor los que aspiran a un mundo mejor y que vivimos en Europa mejor sí Gran Bretaña se marcha en la Unión Europea? Creo que tampoco. Cuando me refiero a mejor lo hago pensando en mayor salario, más trabajo, mejor atención médica, relaciones más distendidas capital-trabajo, etc, todas las cuales dependen de la coyuntura capitalista mundial, que usted debe saber que no es buena, ni va a mejor. Pero (soy un simple trabajador, no soy ni directivo ni funcionario público con todas su prebendas, etc, ni nada por el estilo) cuando previo al referendo en Gran Bretaña la burguesía era la que clamaba al cielo para que los ingleses no se fueran a través de la radio, la TV, y todos los canales posibles a su alcance, lo menos que mi instinto de persona llana del pueblo sentía era, que si la permanencia de Gran Bretaña en la Unión europea era algo bueno para esa burguesía, para mi tenía que ser al menos lo contrario. Por eso y solo por eso, pudiera decirse que sentimentalmente, la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, pese a que la misma ha estado hegemonizada por la “extrema derecha xenófoba” como usted acertadamente dice, SI ha sido un triunfo para los que no tenemos nada que perder, para los que solo disponemos de los brazos para trabajar. Por esa misma razón (y soy español, no catalán, vivo en la zona “española”, no catalana, no tengo vínculo alguno con Cataluña ni con nadie de esa región) creo además que la independencia de Cataluña sería una gran victoria del pueblo que vive en la península Ibérica e Islas adyacentes, porque hoy por hoy, la fuerza a derrotar en España es la burguesía nacionalista española, cuando Cataluña sea independiente no dude que será más débil, no solo la burguesía española, sino también la catalana, independientemente que sea ella hoy la que hegemoniza el proceso independentista.
    Los catalanes (de derecha y de izquierda y anticapitalistas como los de la CUP) asocian todos la independencia de Cataluña a una Cataluña republicana que, con independencia que esa república sea burguesa, ¿favorece o no favorece a los españoles de izquierda la existencia de una república catalana en su propósito de hacer su república española? Creo que sin dudas. Cuando no se puede ganar (porque la correlación de fuerzas no te favorece, caso de la “perspectiva socialista” inglesa como usted la llama o española en el caso éste que le trato) al menos debes propiciar y sí no puedes concientemente propiciar, por lo menos sí te puede objetivamente beneficiar que tu enemigo (la burguesa inglesa, europea o española) se debilite.
    Disculpe la extensión, no se si leerá el texto porque ya esta desfasado (los Blog van rápido, es lo que tienen) pero queríamos expresarle nuestra opinión también al compañero profesor Rolando Astarita, porque siempre leer sus opiniones son de mucha utilidad.
    Gracias a todos y al profesor Rolando Astarita nuestro saludo afectuoso.

    Me gusta

    Rodolfo Crespo

    11/07/2016 at 15:28

    • En lo que yo entiendo, lo importante del referendo en GB no es tanto si GB se queda o no en la UE, sino cómo queda el escenario político en GB con uno u otro resultado.

      El Brexit fue impulsado desde la derecha xenófoba y su victoria es un fortalecimiento de esa tendencia. Un triunfo de la xenofobia es una derrota del internacionalismo proletario. Es una derrota para el proletariado. Por eso los marxistas tenían que evitar el éxito del Brexit EN ESTAS CIRCUNSTANCIAS en vez de ser indiferentes o -peor aun- contribuir a él. Las dos opciones eran burguesas, pero una era una continuidad y otra es un empeoramiento. El socialismo no está más cerca en GB ni en la UE con el Brexit, sino más lejos porque es un triunfo de la xenofobia y por lo tanto una derrota del internacionalismo.

      Sobre Cataluña. Si la victoria del movimiento independentista resultará en un debilitamiento de la burguesía catalana y de la española y/o un fortalecimiento de la clase obrera, estaré a su favor. Si resultará en una mayor opresión de la clase obrera, estaré en contra.

      Mi criterio para decidir es pensar de una manera totalmente egoísta en términos de clase. Lo que beneficie a NUESTRA clase, el proletariado, en su lucha contra el capital, es bueno. Si lo perjudica, es malo.

      Me gusta

      Danilo Castelli

      11/07/2016 at 20:32

    • Pienso que es un error razonar “si a la burguesía no le conviene, significa que le conviene a la clase obrera”. Alguna vez Trotsky criticó esta idea de que la política socialista debiera hacerse poniendo un signo menos donde la burguesía pone un signo más, y viceversa. A veces un hecho político puede perjudicar a la burguesía (en general, puede haber alguna fracción más beneficiada), pero más todavía a los trabajadores.

      Me gusta

      rolandoastarita

      11/07/2016 at 23:27

    • Estoy de acuerdo, Rolando, por eso propongo hacer centro en lo que perjudica/beneficia al proletariado.

      El error de hacer foco en si perjudica/beneficia a la burguesía es, como decís vos, terminar apoyando algo que perjudica a la burguesía y también (y quizás más) al proletariado, o rehusar apoyar algo que beneficia a la burguesía pero que también beneficiaría (y quizás más) al proletariado.

      Creo que hay una falta de dialéctica en buscar solamente escenarios (o forzar el análisis para hallarlos) donde nosotros ganemos y pierdan ellos. Y por lo tanto deducir que si ellos ganan nosotros siempre perdemos.

      Me gusta

      Danilo Castelli

      12/07/2016 at 20:32

  12. Estimado camarada Danilo, en mis comentarios sobre este tema e manifestado que no se pueden utilizar argumentos o consideraciones históricas como determinantes para tomar decisiones políticas concretas. El que la UE sean históricamente progresiva o no, no puede determinar el voto por la salida o permanencia en un referéndum. El voto, cualquiera sea este, o la abstención, debe basarse en consideraciones o argumentos concretos. ¿Esta Ud. de acuerdo con este razonamiento?

    En caso que la derecha xenófoba representara un peligro letal para las organizaciones revolucionarias y el movimiento obrero independiente del RU, vale decir, en caso que esta derecha representara una amenaza concreta de corte pinochetista que este en condiciones de ahogar en sangre a las fuerzas clasistas y revolucionarias británicas, entonces si seria conveniente votar a favor de la permanencia, PARA CERRARLE EL PASO a esta derecha cavernaria, MAS NO porque la UE sea históricamente progresista. De esta manera, implícitamente se estaría favoreciendo a la otra derecha, adversaria de la xenófoba, que es más moderada y menos peligrosa para los intereses proletarios. ¿Está Ud. de acuerdo con este razonamiento?

    El que UN ASPECTO del capitalismo en un determinado país o región, sea históricamente progresista no puede hacer las veces de salvoconducto que lo libre de ser blanco de la protesta obrera y popular. Por muy progresista que fuere, bajo determinadas condiciones y circunstancias puede ser perfectamente válido y correcto la táctica de ponerlo como blanco de la lucha obrera y popular. De no ser así, Lenin jamás se hubiera atrevido a liderar la revolución de octubre que de un solo tajo suprimió el emergente y progresista capitalismo ruso. ¿Está Ud. de acuerdo con este razonamiento?

    Me imagino lo incomodo que debe ser para un dirigente de izquierda abogar por la continuidad de la UE sustentando su carácter históricamente progresista, sobre todo cuando la mayoría del proletariado europeo, en términos de política concreta, no quiere saber nada con ella, cada vez más desprestigiada por sus políticas de ajuste antiobreras y antipopulares.

    Saludos.

    Me gusta

    Amauta

    12/07/2016 at 04:32

    • Empiezo pidiendo disculpas por la brusquedad de mi comentario anterior.

      Sobre lo que decís en el primer párrafo, ya en tu comentario anterior donde te servías de “El izquierdismo” para utilizar la contraposición entre lo histórico y lo concreto manifesté mi desacuerdo con ese enfoque, y lo relacioné con el propósito concreto que tenía Lenin al escribir “El izquierdismo”. Te refiero a ese comentario (está más arriba, el 9/7) para no repetirme.

      Mis consideraciones históricas y concretas ya las expresé en otro comentario. No tienen nada que ver con que si la UE es históricamente progresista o no. Las repito:

      En lo que yo entiendo, lo importante del referendo en GB no es tanto si GB se queda o no en la UE, sino cómo queda el escenario político en GB con uno u otro resultado.

      El Brexit fue impulsado desde la derecha xenófoba y su victoria es un fortalecimiento de esa tendencia. Un triunfo de la xenofobia es una derrota del internacionalismo proletario. Es una derrota para el proletariado. Por eso los marxistas tenían que evitar el éxito del Brexit EN ESTAS CIRCUNSTANCIAS en vez de ser indiferentes o -peor aun- contribuir a él. Las dos opciones eran burguesas, pero una era una continuidad y otra es un empeoramiento. El socialismo no está más cerca en GB ni quedándose en la UE ni con el Brexit, sino más lejos porque es un triunfo de la xenofobia y por lo tanto una derrota del internacionalismo.

      Me gusta

      Danilo Castelli

      12/07/2016 at 20:37

  13. Perdonad mi intervención nuevamente.
    Yo estoy de acuerdo con la tesis de partida del profesor Rolando Astarita: “si a la burguesía no le conviene, significa que le conviene a la clase obrera”, es un error; esto está claro, no es una fórmula matemática, es política, estrategia de lucha (que cambia al cambiar las circunstancias), es condiciones histórico concretas que determinan una táctica u otra:
    Pongo algunos ejemplos:
    1. A la burguesía no le gustan los referéndums, a ella no le interesa que el pueblo llano vote e intente imponer su voluntad; la burguesía no cree en la democracia, si la acepta es porque no le ha quedado más remedio; la democracia para la burguesía es cuando ella gana; cuando ganamos los de abajo es que nos hemos equivocado, cuando ganan los pobres “golpe de sEstado”, de eso saben mucho más que yo argentinos y latinoamericanos en general.
    2. En el caso de España la burguesía le teme a los referendos; la inglesa no, y no le teme (¡hasta ahora!) porque bien lo han ganado sus “enemigos”, como fue el caso de Escocia, o bien ahora que lo ha ganado la propia burguesía más nacionalista inglesa como dice Danilo Castelli; aunque ahora haya ganado el Brexit o no, la burguesía inglesa siempre habría sido vencedora, de eso tenemos que estar claro todos.
    3. Vuelvo a España, que es lo que más conozco porque soy español y vivo aquí en España: imaginad si hay un referendo en Cataluña (gane quien gane, ahora eso no es lo importante), pero si se abre ese precedente, mañana puede llevarse a referendo muchas cuestiones: el fracking, las prospecciones petroleras de Repsol en las costas de Canarias (que quisieron hacerlo y el gobierno español se negó, hasta la burguesía canaria estaba a favor del referendo y el gobierno central español no los dejó, ahí si estábamos a favor y al lado de la burguesía canaria), una ley contra los desalojos de las personas de sus viviendas, prohibir que los patronos expulsen a los trabajadores de las fábricas, talleres etc. Imaginad compañeros, camaradas todos y querido profesor Astarita que el pueblo se pueda expresar. Recuerden que el voto empezó por los hombres y con propiedades aquí precisamente en Europa en el siglo XIX, se fue extendiendo y ya vota todo el mundo, hasta las ex colonias, aunque de acuerdo en que la mayoría de las veces para nada; pues hay que seguir profundizando eso.
    ¿Saben compañeros argentinos y latinoamericanos cuál fue la reacción de los primeros republicanos españoles de 1873 ante la Revolución Cubana de 1868 que ellos en la Isla caribeña llaman la “Guerra de los Diez Años”, que combatía al colonialismo español desde 1868 en los campos de Cuba, cuando ya los revolucionarios cubanos llevaban combatiendo 5 años? No reconocer el derecho a la independencia de los cubanos en armas en la Isla de Cuba; Martí un adolescente cubano desterrado y que pasó por el presidio en Cuba, al llegar a Madrid lo denunció ante la opinión pública en un folleto que se llama La República española ante la Revolución cubana (http://www.damisela.com/literatura/pais/cuba/autores/marti/espanola/index.htm), lo dejó claro allí diciendo “Y si Cuba proclama su independencia por el mismo derecho que se proclama la República, ¿cómo ha de negar la República a Cuba su derecho de ser libre, que es el mismo que ella usó para serlo? ¿Cómo ha de negarse a sí misma la República?”. Esto es lo que hay abanderar, no podemos ser internacionalistas proletarios para una cosa y para otra no, hay que denunciar esas actitudes, hasta la historia compañeros esta de nuestra parte, tenemos muchos argumentos.
    ¿Saben por qué ahora (elecciones del 26 junio 2016) la unión de PODEMOS e Izquierda Unida han cosechado 1 millón de votos menos en relación a las elecciones del 20 diciembre de 2015 en España, es decir, en sólo 6 meses? Porque los herederos de los republicanos españoles de 1873, los mismos que le negaron el derecho a la beligerancia e independencia al pueblo cubano en armas (muchos negros esclavos liberados), y que ahora ¡143 años después! son NO republicanos sino nacionalistas de izquierda españoles, dejaron de ir a votar (insisto no le votaron a la derecha de Rajoy ni del otro partido ultraconservador burgués (Ciudadanos) ni al mal llamado Partido Socialista Obrero Español) sino que se quedaron en casa, porque temían que UNIDOS PODEMOS (coalición que unió en estas elecciones a PODEMOS e Izquierda Unida) si cosechaba un buen éxito, presionados por sus representantes en Cataluña, abriera las puertas a un referéndum que separara a Cataluña del resto de España. Vean mis reflexiones si quieren en http://www.alainet.org/es/articulo/178502 y sobre la cuestión independentista en Cataluña, la primera parte de este otro texto que conserva toda su vigencia http://www.rebelion.org/noticia.php?id=194400
    ¿No saben los nacionalistas españoles de izquierda que un referéndum sobre Cataluña sienta un precedente democrático de incalculables consecuencias positivas?
    ¿Saben por qué el capitalismo ha navegado con notable éxito durante más de 200 años hasta aquí? porque no le ha dado la voz al pueblo, porque lo ha engañado, porque ha manipulado la opinión pública, porque ha creado pueblos de primera y de segunda, porque ha cooptado… en fin porque no ha sido un verdadero demócrata, el día que funcione la democracia plenamente (que aun no lo ha hecho en parte alguna, y no soy bobo de no admitir que en algún grado a funcionado en determinados lugares, con notables diferencias desde luego), ese día seguramente ya no estaremos viviendo en el capitalismo, o a partir de esa fecha el capitalismo las tendrá cada vez más difíciles para legitimarse.
    Un saludo a todos, y en especial mi afecto por el querido profesor Rolando Astarita.

    Me gusta

    Rodolfo Crespo

    13/07/2016 at 13:56

  14. Estimado Danilo, el que Ud. le dé mayor importancia a “cómo queda el escenario político en GB con uno u otro resultado”, me parece una conclusión muy concreta y muy acertada. El que la GB permanezca o se salga de la UE tiene una importancia subalterna. Hasta ahí estamos de acuerdo. La clave está en la correlación de fuerzas post referendo en el escenario de la lucha de clases de la GB. De hecho, nuevos elementos se agregan a este escenario que pueden favorecer o desfavorecer a la lucha proletaria británica. Repito que esta es una excelente manera de hacer análisis concreto.

    Tengo la impresión que Astarita tiene otro punto de vista. Para él si sería importante la mantención de la UE, ya que forma parte de la creciente internacionalización de las fuerzas productivas, proceso históricamente progresivo ya que genera mayor desarrollo de la producción material, más clase obrera y más riqueza social, que son condiciones indispensables para la transformación socialista.

    Aquí hay un punto que es clave para comprender los diferentes puntos de vista entre los marxistas: ¿Cómo se entiende la transformación socialista? ¿Cómo se va a lograr la transformación socialista? Creo que para todo marxista el punto de partida tiene que ser una revolución. Respecto de ella, entre los marxistas hay dos tendencias posibles: los que están por la vía insurgente y los que están por la vía electoral. Soy partidario de la primera opción. De esta forma, cuando hablo de revolución hablo de una guerra revolucionaria y de los preparativos para lograrla. Sin embargo, no descarto la utilización de las elecciones burguesas que bajo determinadas condiciones pueden ser de utilidad para los preparativos.

    El tema es que, desde una visión insurgente, el socialismo en Europa tiene como premisa necesaria el alzamiento revolucionario de las masas proletarias en torno a un programa socialista autentico que levante las banderas del gobierno de las organizaciones de masas, el pueblo armado y el rechazo a toda forma de dictadura partidaria. El caso es que un mayor desarrollo de la producción material y más riqueza social no van a generar de por sí, ni en Europa ni en ninguna parte del mundo, el alzamiento revolucionario de las masas. Para que este alzamiento de produzca tiene que haber una vanguardia revolucionaria abnegada y seria con fuerte influencia en las masas y una situación revolucionaria (extremo descontento abajo y crisis arriba). Creo que esta fuera de toda discusión que las situaciones revolucionarias no son discrecionales. Las vanguardias pueden influir sobre ellas, pero no las pueden determinar.

    Me inclino a pensar que en las próximas décadas lo más probable es que surjan situaciones revolucionarias en los países atrasados, políticamente más inestables, sometidas a dependencias en extremo abusivas y con poblaciones en condiciones extremas de pobreza.

    Desde una óptica electoral de izquierda las cosas se ven totalmente diferentes. El socialismo se conquistaría en las urnas, en tanto que todo el esfuerzo de los socialistas debe centrarse en forjar líderes carismáticos con propuestas progresistas y populares, atractivas y viables dentro del sistema capitalista (propuestas revolucionarias inviables dentro del capitalismo alejan el voto) y un trabajo tesonero y astuto por vincular las luchas sindicales con las campañas electorales.

    saludos

    Me gusta

    Amauta

    20/07/2016 at 06:09

  15. Desde una visión electoral de izquierda, el triunfo del Brexit en la GB constituye un acontecimiento sorpresivo y preocupante para esta izquierda y sobre todo para los socialdemócratas, en tanto que los nacionalistas a ultranza han elevado considerablemente sus votos con miras a las elecciones generales del 2020. Sin embargo, serían muy discutibles las ventajas reales que habría obtenido esta derecha xenófoba, toda vez que amplias masas laboristas han votado por el Brexit, contrariando las directivas de su partido, y, no por ello, han fracturado su compromiso con él.

    Desde una visión de insurgencia revolucionaria, el trabajo principal de agitación y propaganda, por muy pequeño que sea en la GB (y en el resto de Europa) no tiene por qué verse afectado por el hecho que los nacionalistas cavernarios hayan tenido un fiestón mediático. Por el contrario, el hecho que importantes sectores obreros laboristas hayan desobedecido las directivas de su partido votando a favor del Brexit, abre la posibilidad de que estos sectores se tornen más permeables a la propaganda revolucionaria.

    Lamentablemente, los hechos históricos demuestran que la posibilidad de entendimiento político entre ambas formas de mirar las cosas es casi imposible.

    ¿El triunfo del voto Brexit es un triunfo de la xenofobia?

    Sostener esto es bastante discutible y, lastimosamente, nadie tiene una bola de cristal. El desarrollo de los acontecimientos dirá quien tuvo la razón. Si fuera cierto estaríamos frente al derrumbe político del partido laborista y del partido conservador; lo cual carece de argumentos consistentes. Es innegable que perdió la socialdemocracia laborista. Pero, ¿esa derrota significa que estaríamos ante una inminente extinción del laborismo en GB y su sustitución por una derecha xenófoba? Repito que no hay argumentos contundentes que lo corroboren. El que importantes contingentes laboristas hayan votado por el Brexit no significa que hayan abandonado al partido. No tengo la menor duda que para las próximas elecciones generales el laborismo podrá recomponer sus filas y los xenófobos volverán a su lugar minoritario en el escenario electoral burgués.

    Desde mi punto de vista, después de diversas lecturas sobre el tema, llego a la conclusión que en el voto Brexit, el voto contra la UE fue mayoritario por su odiosa política de ajuste antiobrero y antipopular, en tanto que el voto xenófobo fue minoritario. Otra cosa muy distinta es que la prensa burguesa haya resaltado interesadamente el componente xenófobo de dicha votación. Me parece que se generan condiciones para que esta clarinada de repudio a la UE expresada en el voto Brexit por parte de un sector importante del proletariado británico pueda aprovecharse para ganar a las filas del clasismo combativo a muchos de ellos.

    Por otra parte, cada vez está más claro para muchos trabajadores europeos que, contrariamente a la propaganda oficial, la UE no es tampoco ninguna garantía contra la xenofobia, sino recordemos como la UE aplaudió el golpe del nacionalismo racista y fascista en Ucrania en 2014, patrocinó la destrucción de Libia, se muestra indiferente ante la desesperanza de miles de refugiados que terminan ahogándose en el mediterráneo, etc.

    Me gusta

    Amauta

    28/07/2016 at 02:50

    • “Me parece que se generan condiciones para que esta clarinada de repudio a la UE expresada en el voto Brexit por parte de un sector importante del proletariado británico pueda aprovecharse para ganar a las filas del clasismo combativo a muchos de ellos”.
      Un razonamiento similar hubo en algunas fracciones del PC alemán frente al ascenso de la popularidad de Hitler y la aceptación por parte de amplias franjas de la población de la propaganda ultra-nacionalista.

      Me gusta

      rolandoastarita

      28/07/2016 at 08:32

    • ¿que posicionamiento tiene usted con el Brexit, Ucrania y lo que esta pasando en libia? Apoya a Poroshenko? Y a Assad o Gadaffi frente al sumidero islamista?

      Me gusta

      Cat

      28/07/2016 at 15:50

  16. Estimado profesor Astarita, en este caso el voto a favor del Brexit de las masas laboristas y de otros sectores de trabajadores no ha sido a favor del programa político de la derecha xenófoba, sino en contra de la UE y sus políticas de ajuste antiobreras y antipopulares. Si bien las votaciones coincidieron, las motivaciones fueron diferentes. La propaganda xenófoba fue esencialmente mediática. No tengo evidencias de que hayan movilizado grandes masas de trabajadores. Así mismo, el ausentismo, sobre todo en la juventud, fue grande.

    ¿El “triunfo” de la xenofobia es una derrota del proletariado y del internacionalismo proletario?

    El asunto es definir con precisión qué tan significativo es ese internacionalismo proletario en GB y en Europa en términos concretos, en términos de organizaciones, partidos, lideres, manifestaciones, luchas desarrolladas, etc. Asimismo, es necesario precisar que tanto arraigo tiene en las masas dicho internacionalismo como ideario y como programa político. Ya sabemos que como fuerza electoral en GB sus posibilidades se reducen a décimas.

    Empecemos aclarando que si hubiera triunfado el “permanecer” de ninguna manera lo podríamos considerar como un triunfo del proletariado y del internacionalismo proletario. Este sólo razonamiento deja sin piso a la supuesta “derrota”. Si ninguna de las dos opciones era un triunfo del proletariado, no tienen ningún sentido hablar de derrota. El hecho concreto es que los intereses del proletariado y del internacionalismo proletario no estaban representados por ninguna de las dos opciones; ambas fueron opciones reaccionarias. En todo caso, corresponde a los sectores que componen la vanguardia proletaria precisar si una de las dos opciones ofrece alguna ventaja táctica utilizable para el desarrollo de la lucha proletaria o si el mencionado referendo no es más que un circo electoral burgués distractivo, en cuyo caso lo que correspondía era llamar a las masas a responder con el voto nulo o la abstención.

    Para todos debe estar claro que las fuerzas internacionalistas proletarias en GB y en Europa son bastante pequeñas y reducidas, lo mismo que su influencia sobre las masas proletarias.

    ¿Cómo podría interpretarse que un supuesto triunfo de la xenofobia equivale a una derrota del internacionalismo proletario?

    Acaso como que sus posibilidades electorales futuras se han hecho más débiles de lo que son. Un razonamiento de este tipo adolece de muy poco realismo: ¿qué más pequeñas podrían ser estas fuerzas?

    Acaso hay el temor de que sus posibilidades de agitación y propaganda (la tarea central en los preparativos para el alzamiento revolucionario) podrían quedar reducidas a la mínima expresión ante la posibilidad de un mayor recrudecimiento de la represión y la persecución arbitraria de líderes y organizaciones comunistas y revolucionarias, que podrían venir como resultado de un mayor posicionamiento de la derecha xenófoba y fascistoide a nivel de gobierno y Estado. Sin embargo, el peligro de una revolución proletaria en GB está tan alejado que sería absurdo pensar que la burguesía británica este en la imperiosa necesidad de suprimir, o cuando menos relajar, su Estado de Derecho.

    Me gusta

    Amauta

    04/08/2016 at 14:52

    • Estoy de vacaciones y me prometí no trabajar estos días. De todas maneras, hago de nuevo la observación de que con ese mismo argumento se puede dar carácter “progresista” y hasta “anticapitalista” a cualquier votación. Las masas trabajadoras votan un programa y candidatos reaccionarios, pero siempre está a mano el argumento “quieren otra cosa de lo que votan”. Hace años que polemizo contra este desgraciado argumento que prevalece en la izquierda. Habría que recordar, como lo explicaba ya El Manifiesto Comunista, que puede haber expresiones políticas e ideológicas anticapitalistas completamente reaccionarias. Los que apoyan hoy al Estado Islámico pueden tener un ánimo anti-capitalista (si se entiende por esto estar en contra de la mundialización del capital), y sin embargo su apoyo al EI no tiene un gramo de progresividad.
      Recuerdo cuando discutía esta misma cuestión con los trotskistas, que decían que no importaba que los trabajadores en los países del Este votaran a expresiones capitalistas como Solidaridad polaca, porque “en el fondo” su intención era “socialista inconsciente”, o cosa por el estilo.
      Hay que llamar a las cosas por su nombre. Si millones de trabajadores votan por Le Pen o por Trump, ese voto no tiene nada de progresista ni anticapitalista. Es un voto reaccionario, de pies a cabeza. Aunque los que voten a esas candidaturas sean obreros desocupados.

      Me gusta

      rolandoastarita

      05/08/2016 at 11:07

  17. “Hay que llamar a las cosas por su nombre. Si millones de trabajadores votan por Le Pen o por Trump, ese voto no tiene nada de progresista ni anticapitalista. Es un voto reaccionario, de pies a cabeza. Aunque los que voten a esas candidaturas sean obreros desocupados.”

    Este asunto del Brexit me sigue teniendo perplejo, pero presiento que de todo este lío va ha terminar “saltando la liebre”

    Estimado profesor Astarita, le voy a agradecer que me responda la siguiente pregunta:

    ¿Considera Ud. que el voto por la “permanencia” en la UE en un voto anticapitalista o progresista o, cuando menos, NO reaccionario?

    Gracias anticipadas.

    Me gusta

    Amauta

    23/08/2016 at 04:35

    • “Estimado profesor Astarita, le voy a agradecer que me responda la siguiente pregunta: ¿Considera Ud. que el voto por la “permanencia” en la UE en un voto anticapitalista o progresista o, cuando menos, NO reaccionario?”

      En el blog, después del triunfo del Brexit, escribí: “… ha triunfado la opción más reaccionaria. Por supuesto, quedarse o salir de la UE son dos alternativas del capitalismo. Hoy, con un gobierno y un Estado capitalista, no existe ninguna posibilidad de que haya un “Remain” o un “Leave” por izquierda. Sin embargo, de las dos alternativas, la permanencia era la menos reaccionaria (o el mal menor, para utilizar una expresión tradicional en el reformismo). Era la menos reaccionaria porque tomaba distancia del nacionalismo extremo” (aquí).

      Teniendo en cuenta que usted tiene a la vista mis notas sobre el Brexit, no entiendo su pregunta. Si digo que la permanencia (capitalista, por supuesto) en la UE es menos reaccionaria que la salida (capitalista, por supuesto), ¿cómo voy a insinuar siquiera que la permanencia pueda ser un voto anti-capitalista, o cosa por el estilo? Se lo pongo de otra manera: cuando Marx dijo que el librecambio era “menos malo” que el proteccionismo (ante el debate abierto en Inglaterra), no estaba diciendo con ello que el librecambio era anticapitalista. ¿Por qué les cuesta entender algo tan sencillo?

      Además, la nota está dirigida principalmente en crítica al discurso de la izquierda que caracteriza lo del Brexit como un triunfo anticapitalista, y un avance de la clase obrera. Si la izquierda hubiera caracterizado la permanencia como un triunfo anticapitalista y un avance de la clase obrera, hubiera puesto el peso de la crítica en ese argumento. Pero no fue eso lo que predominó en el discurso de la izquierda (que incluso en sus vertientes más radicales parece tener, en su inmensa mayoría, una espontánea preferencia por el nacionalismo).

      Por último, ¿para qué me hace perder el tiempo aclarando lo que está negro sobre blanco en la nota? En ella se dice que TANTO la permanencia como la salida de la UE eran opciones CAPITALISTAS. ¿Por qué pregunta entonces si pienso que la permanencia en la UE es una salida anticapitalista? ¿Por qué esta manera de debatir en la izquierda? ¿No pueden argumentar de una forma limpia, partiendo de lo que escribió el adversario? Lo que sí sostengo es que la permanencia dejaba las cosas más o menos como estaban, y el Brexit dio aliento a las opciones más reaccionarias y retrógradas.

      Me gusta

      rolandoastarita

      23/08/2016 at 09:16

  18. 4.220 desaparecidos en el Mediterráneo
    Al menos 239 inmigrantes y refugiados están desaparecidos tras dos nuevos naufragios en el Mediterráneo, según ACNUR.

    http://elpais.com/elpais/2016/11/03/album/1478174591_359742.html#1478174591_359742_1478174721

    Me gusta

    JOSÉ

    04/11/2016 at 07:14


Dejá tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: